Oh Darling!

A South Park fanfiction

By : X-SweetNicotine-X

Disclaimer: Los personajes de South Park no me pertenecen, son propiedad de Trey Parker & Matt Stone. Esta historia está inspirada en un doujinshi llamado "Darling", propiedad de su respectivo autor Ougi Yuzuha.

Warning: Contenido yaoi o slash (boyxboy). Contenido sexual.

Bienvenidos al cuarto capítulo de Oh Darling! Como ven he decidido cambiar el nombre de este fic. Cambiará también un poco la forma de los diálogos. Además le he dado una revisada a todos lo caps, no solo de este fic, sino de todos los que tengo. Y me he dado cuenta de que algunos tienen errores de ortografía, errores de dedo y errores de continuidad… (En especial Bad Romance, no sé cómo pude dejarlos pasar) así que en estos días estaré editando y re-subiendo caps! Si ven algún error que se me escape, ¡háganmelo saber!

Mis disculpas por la tardanza. Sé que ha pasado bastante tiempo desde mi última actualización, mis problemas de salud no me dejan dar para más, pero quiero que sepan que pase lo que pase no voy a dejar ninguno de mis fics sin concluir, ¡haré mi mayor esfuerzo!

¡Agradezco a Chocobollo, Maestro Jedi, caasla, Kaylalp,Pilikita y Kororito, YUM, moka, Yagamichii, daniela15201, CrazyGirly a un Cuaack (patitolindo3), nathalia ramirez y CaocHatsune (Darling, casi me haces vomitar con tu review…) por sus reviews! ¡Gracias también a quienes han agregado a alertas o favoritos! En fin ojala y alguien siga leyendo esto y espero que este capítulo sea de su agrado…

Xoxox

"T-tu… ¡Realmente me molestas! ¡Solo mírate! Tan… tan erótico…" Me dijo directamente al oído y no pude evitar temblar.

Él, un supuesto homofóbico, me llevo a mí, un chico probablemente gay, a un hotel y bueno él, él… ¿m-me violó…?

No es que yo haya puesto mucha resistencia, pero no esperaba que mi primera vez fuera así y mucho menos que fuera con otro hombre; tampoco es que él me tratará tan mal. Yo…Yo realmente no recuerdo bien todo lo que paso, ¡Todo fue tan doloroso y duro! Solo puedo recordar a Kenny, sus gestos, el tono grave de su voz, su cuerpo tan cálido y… ¡Su perfume!

¡Oh hamburguesas! De solo recordarlo siento que se me eriza la piel, ¿Qué va a ser de mí ahora? Aun siento su aliento contra mis labios, sus manos sobre mi piel, ¡Aun lo siento a él dentro de mí…! Siento mi cara arder. ¿Qué sucede conmigo?

¡Al final ni siquiera recuperé mi agenda! Solo dijo "Eres gay, no te la devolveré…"

Pero aun así creo que lo hicimos estuvo mal, por suerte mis padres no estaban cuando llegamos, él simplemente me dejó en la entrada y se marchó antes de que pudiera decirle algo. El verdadero problema fue Pip, él y Damien vinieron a buscarme. ¡Me dio tanta vergüenza! Pip no dejaba de hacer preguntas embarazosas y Damien, bueno, solo se limitó a observarnos, y por la forma en que me miraba creo que sospecha algo… Aunque tal vez solo sea la paranoia que se me ha contagiado de Tweek…

En final tuve que inventarles que me había sentido mal y que Kenny se había ofrecido a acompañarme a mi casa… ¡Dios! Odio mentirles, pero no quiero que sepan lo que me pasó, realmente me siento muy mal al respecto… Los corrí rápido, y me acosté a dormir.

No sé qué debo hacer, seguramente Kenny ya les dijo a todos en la escuela lo que paso… Yo... ¡No sé cómo voy a volver!

¡Butters, cariño, mamá ya se va a trabajar! Si sigues sintiéndote mal no salgas de tu cama. ¿Ok?–Gritaba Linda Stotch desde las escaleras.

¡E-esta b-bien mamá!

Hoy llegaremos un poco tarde. ¿Okey cielo? ¡Bye-bye!

Se escucho la puerta principal cerrándose y el pequeño rubio dejo escapar un suspiro de alivio, había dicho que tenía fiebre para faltar a clases, simplemente no tenía ánimo para ir a la escuela y como sus papás siempre andaban muy ocupados, llegaban tarde a casa y se iban muy temprano, no había tenido problemas para hacerse pasar por enfermo. Miró el reloj de Hello Kitty que estaba sobre su mesita de noche y se cubrió aun mas con las mantas, para esa hora la primera clase ya estaba por terminar.

'¡Dios! ¿Qué debo hacer?' El pequeño rubio ahora daba vueltas en su cama, entrecerró sus ojos en un gesto de dolor. 'Todos deben estar hablado de mí y de seguro el profesor Cartman ya sabe acerca de mis sentimientos…'

El sonido del timbre lo sacó de sus pensamientos, se levantó lentamente y dudó, no tenía intenciones de recibir visitas, pero el insistente "ding-dong" terminó por convencerlo de que bajara las escaleras y abriera.

¡Ya voy!– Gritó y la persona que estaba afuera paró de llamar. '¿Quién podrá ser?'

Butters abrió cautelosamente la puerta y casi al instante deseó no haberla abierto, frente a él estaba la razón de sus problemas.

¡K-Kenny! ¿Q-que estas ha-haciendo aquí?–Por reflejo cerró un poco la puerta.

– ¿No me invitas a pasar?– Pregunto el más alto dedicándole una media sonrisa y sin dejar de mirarlo intensamente.

C-claro…– Dudó un poco y luego se hizo a un lado dejándole la entrada libre.

Kenny entró sigilosamente y le dedicó una mirada de curiosidad al recibidor de los Stotch, la casa en general tenía un aspecto cálido y ordenado, demasiado ordenado para el gusto de Kenny en realidad, Butters lo guió nerviosamente hasta los sillones de la sala, donde ambos se sentaron uno frente al otro sin decir nada.

¿Quieres algo de tomar?– Estaba tan nervioso que ni siquiera esperó la respuesta y corrió a la cocina por algo de jugo.

Kenny seguía sin decir nada, solo aceptó el vaso de buena gana. El menor solo lo observó beber, Kenny se veía tan fuera de lugar sentado ahí es su salita de estar, era tan apuesto y tan llamativo que descoordinada totalmente con el aspecto hogareño y clásico de su casa.

Escucha, sobre las clases…–Comenzó y el corazón de Butters se aceleró esperando lo peor. – ¡No faltes! Tus amigos llorones y el tipo gótico no dejan de quejarse y preguntarle a todo el mundo por ti… Toma, te la devuelvo… –Sacó su agenda de uno de sus bolsillos y se la ofreció– Ah y otra cosa, ese día en la biblioteca no hice nada… La zorra de Stephenson me citó ahí y bueno, sabía que estabas ahí, intenté seguirte para explicar el malentendido pero no supe hacia donde corriste, solo encontré esto…

Butters lo miró con ojos brillantes de agradecimiento, '¡Me devolverá mi libreta!' y Kenny tragó en seco.

¡Gracias a Dios! No sabes lo mucho que te agradezco… – Estiró la mano para recibir la preciada libretita.

¡TÚ!– Temblaba de arriba abajo.

¿Eh?

¡REALMENTE ME MOLETAS!– Rugió como león y se lanzó sobre su presa.

¡WHAA! ¡Eso duele! ¿Qué haces…?– Kenny apresó al menor contra el sillón y se colocó sobre él con todo su peso, le sujeto ambas manos sobre la cabeza, dejándolo totalmente a su merced.

¿Miras a todo mundo con esa expresión? Esos jodidos ojos soñadores… ¡Desde que llegue no has dejado de mirarme así! ¡En todas las malditas clases te me quedas viendo!

¿¡QUÉ!? No, yo no…

-¡CÁLLATE! Estas intentando seducirme, ¡Lo sé! ¡Quieres hacerme gay también!

Sin esperar ninguna clase de respuesta se lanzó a besar el cuello del menor que solo atinaba a gemir y arquearse contra él.

Kenn… ¡Mnhg! ¡Kenny!

¡Cállate! Hueles tan jodidamente bien… ¡Argh! ¡Maldito seas Butters!

Y entre besos y besos, se pasaron el resto de la mañana.

-x-

¿Alguien al visto al niño bonito?– Pregunta Craig.

La profesora de biología no ha llegado y todo mundo espera en el salón a que den los quince minutos reglamentarios para que se declare hora libre.

¿Te refieres a Tweek o a Kenny?– Pregunta Damien con sorna.

¡Cállate pendejo!– Su cara adquiere un sonrojo casi indetectable y no duda en enseñarle el dedo corazón al gótico.

Tweek aun tiene que guardar reposo del golpe que se dio ayer, digo, por si te interesa saber…

Damien, ¡No le digas nada! – Pip lo sujeta de la playera y le dice en tono bajito– ¿Qué tal si se aparece en casa de Tweek como la vez pasada?

Mejor así, que ya tenga los huevos de decirle a Tweek la verdad…

¡Damien!

Ya, ya, venga no te molestes…– Y diciendo esto lo abraza para acallar cualquier futuro reclamo, el rubio solo resopla y se deja hacer.

Yo vi a Kenny en la mañana– Comenta de pronto Kyle y toda la atención se centra en él– Esperó toda la mañana frente al salón antes de la primera hora, creí que esperaba a alguna de las chicas pero no, ahí se quedó…

¡Ah! Es verdad, ¿No les dijo nada chicas?–Pregunta Stan a Wendy y a Bebe.

No, solo saludo… Kenny es muy genial, me ha tratado muy bien, es muy respetuoso y gentil, ¡Para nada empalagoso! Nunca ha intentado propasarse conmigo… –Explica Wendy con ojos de ensueño.

¡Ni conmigo! A pesar de que lo invite a hacer lo que quisiera, me rechazo muy educadamente.

¿A ti también Bebe?

¡Es tan maduro! ¿Me pregunto cuál será su tipo?– Bebe también tiene ojos soñadores y cuando se les unen las demás chicas a la discusión de las "virtudes" de Kenny, los chicos dejan de poner atención.

Vaya…– Comenta Pip solo para el gótico– Yo hubiera apostado a que era un mujeriego de lo peor…

Yo juzgues un libro por su portada dicen…

xoxox