MI DOBLE VIDA: EL SECRETO DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Capitulo 1. El inicio de un sueño.

BELLA POV

Llevar una doble vida no es nada sencillo, todas las personas creen que con ser alguien importante lograran ser exitosas, pero yo no pienso así, yo quiero que las personas me traten como una persona común y corriente, no me gusta llamar la atención, por eso me oculto, sé que si yo revelara mi secreto todos me tratarían diferente, sería reconocida, tendría montones de "amigas" pero no serían amigas de verdad, serían solo amigas por conveniencia y yo jamás lo aceptaría, ya que odio la hipocresía, por eso prefiero seguir en el anonimato, aunque signifique ser humillada, en la escuela soy considerada una nerd, una don nadie, una chica sin gracia, sin sentido de la moda, las populares de la escuela me tratan como una basura, cada vez que me ven no pierden oportunidad de molestarme, pero si supieran la verdad se irían de espaldas y se arrepentirían de tratarme así. Todos se preguntaran quienes son las populares, pues son el sequito que domina la escuela, las que se creen que mandan solo por su apariencia, es decir, todas unas chicas plástico.

Sus nombres son Lauren, Tanya y Jessica, es el trío de chicas rubias, de buen cuerpo, que se creen unas diosas, además son porristas, Tanya es la capitana, y las otras dos son las segundas al mando, ellas se creen porque andan con los más guapos de toda la escuela, la verdad son unos bombones, ellos son jugadores de futbol soccer. Según ellas son las más flexibles, eso me da mucha risa, ya que no tienen mucha flexibilidad que digamos, pero bueno, como me encantaría darles lecciones de flexibilidad pero eso significaría revelar mi secreto y no estoy dispuesta a sacrificar mi vida privada.

Empezaremos por Emmet McCarthy, es la defensa estrella del equipo, es hijo del dueño de los gimnasios más importantes de Seattle, el es un chico buena onda, pero se deja influenciar fácilmente, aunque él nunca me ha insultado, él prefiere quedarse callado cuando me ofenden, es un chico musculoso que te amedrenta con su apariencia pero es muy risueño, tiene ojos café oscuro, cabello negro, tiene 17 años y es novio de la tonta y descerebrada #3 de Jessica.

Luego sigue Jasper Withlock, es el portero estrella, es hijo de uno de los generales del ejército de Seattle más reconocidos del país, es un chico muy serio, pero tierno, él también prefiere quedarse al margen en cuanto los insultos hacen su aparición, su cuerpo es delgado pero musculoso, tiene los ojos azules, su cabello es rizado y rubio cenizo, tiene 17 años, es novio de la tonta y descerebrada #2 de Lauren.

Por último es Edward Cullen, es hijo de uno de los doctores más reconocidos de todo Seattle, su madre era la decoradora de interiores más reconocida de la ciudad, es el capitán del equipo de futbol, es el chico más guapo de toda la escuela, es todo un ángel, su cabello es de un tono extraño, es color bronce, tiene unos ojos verdes hermosos, parecen unas esmeraldas, es delgado pero musculoso, es tierno y detallista, he platicado con él en dos ocasiones y es muy inteligente, todas babean por él, incluyéndome, pero es una lástima que es solo tenga ojos para la tonta y descerebrada #1 de Tanya, el único inconveniente de él, es que aparenta algo que no es, cuando esta con sus amigos se ríe disimuladamente de las personas cuando son insultadas, por fortuna no he sido blanco de ninguna de sus burlas, pero si algún día ocurriera sería muy doloroso, porque en realidad lo quiero.

Después de todo lo anterior, ustedes se preguntaran quien soy, pues mi nombre es Isabella Swan, pero me gusta que me digan Bella, soy hija del comisario de policía de Forks, mis padres son divorciados y mi madre radica en Phoenix junto a su nuevo marido. Soy una chica de 1.63 de estatura, piel blanca, ojos verdes, bueno más bien pupilentes verdes, pero eso nadie lo sabe, solo mis padres y yo, pero hay una razón por la cual los uso, pero en realidad son cafés chocolate, cabello castaño con tonalidades rojizas, siempre lo llevo suelto, uso lentes para ocultar mis ojos y no se den cuenta de los pupilentes, por cierto tengo 17 años.

Bueno se preguntaran cual es mi doble vida, pues además de ser una chica torpe, más bien simulo ser torpe, soy una famosa deportista, soy patinadora profesional sobre hielo individual y futuramente en pareja, soy la famosa Ibell Volturi, desde pequeña me dedico a esto, pero la vida privada de Ibell es todo un misterio, nadie sabe nada de ella, aunque han intentado sabotearme no han podido, tengo dos amigos, ellos se llaman Ángela y Ben son muy importantes para mí, son los únicos chicos fuera del medio que saben de mi doble vida, pero por accidente, ya que…

FLASHBACK

Me encontraba en mi camerino esperando a que pasaran por mí para llevarme a casa, estaba en los camerinos del programa stars on ice, pues yo me encontraba peinándome y pensando en mis amigos, ya que ellos admiran a Ibell, me sentía mal porque no podía decirles la verdad, siempre han querido un autógrafo mío pero nunca habían tenido éxito, tenía ganas de decirles que era yo, pero tengo miedo de que me dejen de hablar, incluso un día trate de obsequiarles uno pero me iban a preguntar de donde los saque y como no soy buena mentirosa, me iban a descubrir.

Bueno estaba poniendo uno de mis pupilentes, cuando termine, de la nada se abrió mi puerta, y escuche unas voces pero nunca me imagine que conociera a las dueñas de aquellas voces. Las voces sonaban muy nerviosas voltee y me quede en shock, ya que frente a mi estaban mis amigos tan sorprendidos como yo. Me acuerdo perfectamente que mis amigos me dijeron…

Hola, disculpa que entremos así de la nada pero es que te queríamos conocer me dijo un muy nervioso Ben.

Así es, por eso entramos sin que se dieran cuenta, espero nos puedas perdonar, ya que te admiramos mucho y… ¿Bella?

Yo solo me quede muda, no podía negarles que yo no era Bella, ya que tenía un ojo verde y el otro castaño.

Yo, no soy Bella, soy Ibell y la verdad no conozco a la tal Bella, este yo no… Yo les conteste muy nerviosa y como soy pésima para las mentiras, obvio no me creyeron.

Ángela me dijo muy decepcionada Por dios Bella, como te atreves a seguir engañándonos, somos tus amigos, porque no confías en nosotros.

Aquellas palabras me partieron el corazón, se derrumbo la barrera que había creado y decidí ser sincera con mis amigos, ya que ellos no se merecían todas las mentiras que les había dicho, ellos eran parte de mi vida y no iba a perderlos, tenía que ser sincera con ellos, así que decidí contarles la verdad.

Hay amigos perdónenme por no decirles la verdad, pero es que tenía mucho miedo.

¿Miedo de que? Ben me contesto muy tranquilo.

Miedo a que su comportamiento cambiara conmigo, es que siento que si revelo mi otra identidad, mi vida privada se acabaría, además las demás personas me tratarían diferente, me tendrían en un pedestal, se acercarían a mi por interés y no quiero eso, yo quiero tener amigos de verdad y no gente que solo le interese mi fama, créanme estuve a punto de decirles la verdad, pero siempre me acobardaba. Les dije muy arrepentida.

Ángela me contesto muy tranquila, para después abrazarme. Ay amiga, no entiendo porque nunca nos contaste, sabes cómo somos y que te queremos tal cual eres, pero te entiendo, ha de ser muy difícil guardar este secreto, pero no te preocupes nosotros lo guardaremos muy bien, de nuestra boca nadie se enterara que tu eres la famosa Ibell Volturi.

Así es Bella, nosotros te queremos, eres como una hermana para nosotros y apoyaremos tus decisiones. Me dijo Ben después de abrazarme.

Muchas gracias amigos, los quiero mucho y perdónenme por ser una tonta y no confiar en ustedes. Les conteste muy aliviada.

No te preocupes amiga, pero esto no te será gratis. Me dijo una muy juguetona Ángela.

¿Y cuál es el precio de su silencio? Les conteste sarcásticamente.

Ben continúo con lo que había dicho Ángela. Nos debes unos autógrafos y unas fotos contigo Ibell.

Yo me empecé a reír. Claro que si amigos, que les parece si empezamos hoy con unas fotos y los autógrafos.

Mis amigos sonrieron muy felices y yo estaba muy complacida de poder cumplir uno de los sueños de mis amigos, pero como siempre Ben tenía que salir con una ocurrencia.

¿Oye Bella? Hablo un muy nervioso Ben.

¿Sí? Conteste algo insegura, ya que con el no me esperaba nada bueno.

Seria mucha molestia que pudieras conseguirme los autógrafos de tus amigas Alice y Rosalie, es que a ellas también las admiro. Me lo dijo muy avergonzado que no pude evitarme reír.

No es molestia, claro que podría hacerlo pero que les parece si mañana me acompañan a mi entrenamiento y se los piden ustedes mismos, ellas son chicas muy sencillas que les gusta convivir con sus fans, además son muy buena onda. Le conteste sin poder evitar una sonrisa.

Ben, no es para tanto, no debemos abusar de nuestra amiga, además no se que quieres verles a esas, sin ofender Bella. Nos lo dijo una muy celosa Ángela.

Por dios Ángela, tu sabes que eres la única para mí, yo te quiero, a Rose y Alice las admiro como lo hago con Ibell, además ya conocemos a la Reina del hielo, solo nos falta conocer a la duende y a la rosa del hielo, son las mejores, además tu también las admiras. Declaro Ben muy seguro de sí mismo.

Está bien, solo por eso te lo paso, pero hay de ti si coqueteas con ellas, Ehhh… contesto algo celosita.

Todos comenzamos a reírnos, ya que se podía notar el amor que ambos se tenían, aunque sabíamos que ella confiaba plenamente en el amor que él le profesaba, además a mi amiga le gustaba hacer una que otra broma.

Después de tanto platicar y aclarar las cosas, me tome todas las fotos que ellos quisieron, me coloque uno de sus trajes favoritos junto con mis patines, incluso mi amiga se probo el vestido que más le gustaba afortunadamente éramos de la misma talla, ver su sonrisa al portar mi traje fue magnífico.

Al poco rato pasaron por mi y les eche un ray a mis amigos, ya que era muy tarde y no permitiría que se fueran solos, además era muy difícil encontrar un taxi a estas horas. Lo único malo es que mañana voy a estar muy desvelada, pero valía la pena, el patinaje es una parte de mí, es mi sueño hecho realidad y si algún día me cortaran mi sueño sería como si me arrancaran un brazo.

FIN DEL FLASHBACK

A la mañana siguiente me levante con unas ojeras del tamaño del mundo, pero me aliste, ya que quería llegar temprano, trate de ocultar mis ojeras sin mucho éxito, pero por lo menos habían disminuido bastante, tengo que pedirle a Alice y Rosalie que me recomienden algún producto más efectivo para ocultarlas, aunque no estoy muy interesada en esas cosas, pero realmente tengo que cuidar mi imagen de niña torpe e introvertida y eso implica no desveladas.

Al salir de mi casa, como siempre sucede en Forks, estaba lloviendo a cantaros, pero no se puede hacer nada, así es el clima en esta ciudad. Al llegar a la preparatoria en mi vieja pick up que tanto quiero, que por cierto Rose y Ali me han dicho que la cambie, pero no puedo, en primera tengo una imagen que cuidar, aunque si tengo un carro padrísimo que me encanta y es un bellísimo volvo deportivo C70 color plateado, pero ese es el que usa Ibell y no puedo aparecer con un carro igual y con las mismas placas, eso sería echarme de cabeza y por ahora no planeo hacerlo, créanme amo mi vida privada.

Bueno después de todo se preguntaran quienes son Rosalie o Rose y Alice o Ali, bueno ellas son dos de mis mejores amigas, ellas pertenecen a mi doble vida, ellas son patinadoras profesionales sobre hielo, bueno ellas se dedican al individual, ya que optaron por no tener tanta carga al querer tener ambos estilos como yo, pero a mí no me importa porque esta profesión es una de las cosas que más amo en la vida.

Empezare con Alice o Ali, ella es una chica de baja estatura, de complexión delgada, de piel blanca, tiene el cabello corto y negro, suele peinarlo para todas las direcciones, tiene ojos color miel, es una chica alegre y buena onda, aunque es adicta a las compras y a la moda, que realmente asusta, pero aun así la quiero, aunque odie cuando me convierte en barbie bella, pero ni modo, tengo que tratar de lucir diferente a Bella Swan y se aprovecha de la situación, pero me aguanto, ya que quiero mantener mi secreto, tiene 17 años, es una de las mejores patinadoras que conozco y es conocida como la duende del hielo.

Y Rosalie o Rose, ella es una chica muy alta, es la más alta de las tres, parece una modelo, es rubia de piel blanca, tiene unos ojos azules preciosos, es el sueño de todo hombre, realmente mi autoestima llega a cero cuando estoy a su lado, pero no se lo demuestro sino me regaña, ella también es adicta a las compras y a la moda, aunque no en extremo como Alice, es de carácter muy dulce pero es reservada ante la prensa, todos piensan que es chocante pero no lo es, también tiene 17 años y es muy buena en el patinaje, ella es considerada como la Rosa del hielo.

Ellas son buenas amigas y me apoyan en que yo no quiera revelar mi secreto, porque ellas viven el acoso diario de la prensa y la hipocresía de las personas que quieren ser sus amigas pero solo quieren estar cerca para tener un poco de fama y eso nos desagrada, por eso apoyan mi decisión.

Aun puedo recordar cómo empezó todo esto del patinaje, fue magnífico…

FLASHBACK

Todo esto comenzó a la edad de 6 años, me encontraba con mi mamá en una plaza reconocida en Arizona, la famosa Paradise Valley Mall, estábamos saliendo del cine y empezamos a caminar por los pasillos y una chica muy linda que traía puesto todo lo necesario para ser una patinadora sobre hielo, se veía hermosa y me imagine como me vería cuando tuviera su edad, aquella chica nos entrego una propaganda, ya que estaban por iniciar las vacaciones y estaban dando cursos de patinaje artístico sobre hielo, recuerdo que le dije a mi mamá…

FLASHBACK

Oye mamá ¿Qué opinarías si te dijera que quiero tomar los cursos de patinaje?

Ay hija pues estaría bien que te decidieras por algún curso pero recuerda que en las vacaciones tienes que ir con tu papá a Forks.

Si lo sé mamá, pero en verdad me gustaría tomar estos cursos, es un deporte tan bonito.

Si mi amor, pero casi no ves a tu padre y no se me hace justo para él, sabes que espera con ansias la llegada de las vacaciones para estar contigo.

Si mamá, pero y si hablo con él seguro entiende y me deja quedarme en Phoenix.

Está bien, pero habla con él haber si quiere.

Si mami te prometo que hablo con él.

Al llegar a la casa corrí a tomar el teléfono para llamarle a mi padre, cuando él contestó sentí unos nervios terribles, no sabía cómo decirle que no quería ir este año a Forks.

¿Bueno?

Hola papá soy Bella.

Hola hija ¿Cómo estas? ¿Estas bien?

Si papá no te preocupes, estoy bien.

Que bueno hija ¿En que puedo ayudarte?

Papá este… yo… No sé cómo decirte…

¿Qué pasa hija? No me preocupes.

Ay está bien, es que hace rato fui con mamá al cine y cuando salimos una muchacha se acerco a nosotros y nos dio un papel, y en ese papel decía que iban a haber cursos de verano de patinaje artístico sobre hielo y a mi…

¿Y a ti?

Y a mí me gustaría tomarlos.

¿Y por que no lo haces hija? Eso sería muy bueno para ti, si es algo que te gusta yo te apoyo, bueno entre tu madre y yo podemos pagar esos cursos y todo lo que necesites.

Si papá, lo sé, pero no es eso, lo que pasa es que estos cursos son en las vacaciones y eso significaría no ir a Forks en un buen tiempo.

Ah ya veo.

Ay papá ya te pusiste triste ¿Verdad?

No cariño mira yo…

No papá déjalo mira puede ser en otra ocasión.

No nena, no te preocupes, sabes me dieron unas ganas de conocer Phoenix y pues no se, yo podría llevarte a tus cursos y pasar tiempo juntos ¿No crees?

¿En serio papá?

Claro que si mi niña, pásame a tu madre para ponernos de acuerdo.

Si papá, muchas gracias, te amo.

Y yo a ti mi nena.

Déjame le hablo a mamá.

Después de que hablaron, se pusieron de acuerdo, mi papá se quedo en un hotel cerca de la casa, ya que él no quería incomodar a mamá, además sería difícil para ellos vivir juntos después de casi 5 años de separación, mis vacaciones fueron magnificas, mi madre me llevo a inscribirme a la pista de hielo llamada Arcadia Ice Arena.

Dos días después mi padre llego a Phoenix y fuimos a comer a un restaurante para celebrar su llegada, de ahí partimos a una tienda de deportes para comprar las botas y las cuchillas que iba a utilizar para aprender a patinar, de ahí fuimos a la casa de mi mamá para dejar las cosas e irnos a un parque a tomar un helado para platicar y jugar, es divertido tener a mis padres juntos después de tanto tiempo separados, pero sé que jamás serán una pareja de nuevo así que ya me resigne a que ambos sean solo amigos y algún día cada quien tendrá su propia pareja.

Poco a poco comencé con los entrenamientos, comencé en el nivel juvenil, era fantástico, por fin había encontrado algo que me gustaba, la entrenadora nos recomendó realizar diversas actividades como lo son practicar otros deportes, pero tomando en cuenta que el patinaje artístico sobre hielo es nuestra prioridad, es necesario tener buena condición física, ya que el rendimiento en la pista es muy importante, además debemos tener una buena elasticidad, es necesario tener mucha fuerza en las piernas para poder realizar los saltos y hacer mucho ejercicio, es decir, realizar trabajo de pesas para fortalecer la parte superior del cuerpo para poder tener la habilidad necesaria para soportar la fuerza centrífuga de la rotación. Ejecutar rutinas de elongación, ya que con esto lograremos hacer a nuestro cuerpo más flexible y manejable, ayudándonos a evitar lesionesy arelajar músculos tensionados. Se puede practicar gimnasia artística para dar mayor flexibilidad al cuerpo. A su vez debemos tomar clases de danza, principalmente clásica, también puede complementarse con otros tipos de baile como lo es el jazz, hip hop, árabe, etc.

Después de todas las recomendaciones que seguí al pie de la letra, mis papás me llevaban a todas las clases que tenía, aunque terminaba muy cansada, pero empecé poco a poco dándole tiempo a mi cuerpo a que empezara a acostumbrarse a las diferentes rutinas de ejercicios. Así acabaron las vacaciones y mi papá tuvo que regresar a Forks y yo regrese a la escuela.

Así paso el tiempo y yo cada vez me fui convirtiendo en una mejor patinadora, me gustaba perfeccionar mis técnicas, a los 8 años regrese a Forks, ya que ese año en Phoenix no dieron un curso avanzado de patinaje, el cual yo ya necesitaba, así que mi papá consiguió un curso más avanzado en Seattle y opte por pasar mis vacaciones con papá, ahí conocí a Alice y Rosalie que luego se convirtieron en mis mejores amigas, nunca nos imaginamos que con el paso de los años nos íbamos a convertir en patinadoras profesionales.

Al iniciar el curso la entrenadora nos dijo que iba a haber al final del curso un recital donde el comité internacional de patinadores iban a otorgar el nivel que le corresponde a cada patinadora de acuerdo a sus aptitudes en hielo y a su edad, mi amigas y yo nos preparamos mucho y al final de las vacaciones se llevo a cabo ese recital donde Alice, Rosalie y yo nos fue muy bien, ya que nos dieron el nivel de principiantes, estábamos muy contentas, ya que nos saltamos un nivel, solo teníamos que esperar a cumplir 12 años para poder presentar el examen para el nivel junior que era nuestro primer objetivo y poder competir en los diferentes campeonatos regionales, nacionales e internacionales de Patinaje Artístico sobre hielo y luego asistir a los juegos olímpicos en dicha categoría.

Luego tuve que regresar a Phoenix para poder continuar con mi educación primaria y seguir con mis entrenamientos, al llegar metí una solicitud en el gobierno de Arizona para poder obtener una beca deportiva con ellos y así poder pagar junto con mis padres una entrenadora privada, ya que los cursos que impartían ya no me funcionaban, con el paso de los años el gobierno vio aptitudes en mi que poco a poco me fueron otorgando todo lo necesario para una patinadora profesional, primero me dieron la entrenadora, luego un ayudante, después me consiguieron un coreógrafo y por ultimo logre que la pista de hielo Arcadia Ice Arena se convirtiera en mi pista privada, ahora cuento con la edad de 11 años y sigo en contacto con mis amigas patinadoras.

Cada día entrene muy duro para poder lograr mi sueño de convertirme en una patinadora profesional y ganar muchos premios y ser reconocida a nivel mundial.

Al cumplir mis 12 años hice mi examen para subir de nivel y lo logre, ahora soy toda una Junior y en 5 meses tengo mi primera competencia a nivel regional, estoy muy emocionada y nerviosa, además no es nada fácil, ya que no te conocen, debo concentrarme e impresionarlos y ganarme un lugar en las seccionales.

Los cinco meses pasaron muy rápido y ya me encontraba en el Campeonato Regional de Arizona, fue fantástico ver a tantas patinadoras reunidas, pero cuando anunciaron el inicio de la competencia me puse nerviosa, mis padres hablaron conmigo para tratar de eliminar dichos nervios.

Hola hija ¿Cómo estas?

Bien papá, solo es que estoy nerviosa.

Tranquila nena, eres buena en esto, así que échale ganas y nada de nervios ¿OK?

Si pero…

Pero nada Isabella…

Mamá no me digas Isabella, tu sabes que no me gusta que me digan así.

Ya lo sé Bella, pero debes confiar en ti y en todo lo que entrenaste para estar aquí ¿OK?

Está bien, muchas gracias por estar aquí conmigo.

Como no vamos a estar aquí, si esto es algo importante para ti y por lo tanto lo es para nosotros.

Ese día me puse un vestido color blanco, muy bonito, mi madre decía que parecía un ángel con este color, así que decidí ponérmelo. Estábamos abrazados cuando me anunciaron.

La siguiente competidora es Isabella Swan de Phoenix, Arizona.

Así realice mi rutina y al paso de los minutos se me fueron quitando los nervios, salió genial, en el programa corto quede en segundo lugar, estoy muy contenta, ahora solo falta el programa largo y ahí se decidirán quienes pasaran a las seccionales, para este decidí usar otro vestido que era muy bonito también, era de color negro con pedrería plateada, más tarde se fueron llevando a cabo las rutinas del programa largo, utilice la canción de Carmen y estaba a la espera de que me anuncien hasta que lo hicieron.

La siguiente competidora de categoría junior en estilo libre es Isabella Swan de Phoenix, Arizona.

También me fue muy bien, horas después dieron los resultados y yo quede en segundo lugar aunque no haya quedado en primer lugar, estaba contentísima, ya que iba a las seccionales como lo soñé.

Para finalizar el evento las ganadoras hicimos rutinas de exhibición, ya que las primeras cuatro ganadoras pasaban a las nacionales, la del primer lugar fue una chica llamada Alissa Czisny de Sylvania, Ohio, ella interpreto I Don Quixote de Linda Eder, luego continúe yo como segundo lugar con la canción to love you more de Celine Dion, el tercer lugar fue para Rachael Flatt de Colorado Springs, Colorado con la canción Porgy and Bess: Summertime interpretada por la orquesta de Philadephia y Eugene Ormandy y el cuarto lugar fue para Ashley Wagner de Alexandria Viginia con la canción de Fever de Madonna.

Un mes después fuimos a la Competencia seccional de Arizona en su programa corto, a mi me toco ser la última en pasar, horas después me encontraba esperando a que me anunciaran hasta que por fin lo hicieron, estaba ansiosa de hacer mi rutina.

La última competidora es Isabella Swan de Phoenix Arizona.

Después de la rutina, donde me fue más o menos, ya que por los nervios me caí, pero mis padres me dieron la fuerza para seguir adelante y me recupere realizando una perfecta actuación sin contar la caída.

Me fui con mi entrenadora para esperar mis calificaciones, estaba muy nerviosa, mi entrenadora me dio agua mientras esperábamos, ya que para las patinadoras es muy importante estar bien hidratadas, esperaba que la caída no afectara mis calificaciones y espero que la recuperación sea suficiente para que sean altas, ya que mi rutina fue de mayor dificultad técnica que las demás, luego de un rato de estrés nos anunciaron mis calificaciones que fueron: 5.1, 5.2, 4.9, 4.9, 5.0, 5.1, 5.1, 5.2 y mis calificaciones artísticas fueron: 5.0, 5.0, 4.9, 4.9, 4.9, 5.1, 4.9, 5.1, 5.2 y no fue suficiente para el primer lugar pero si para el segundo, por lo tanto gane la medalla de plata y lo más importante fue que iré a las nacionales, pero una de las comentaristas dijo algo que me gusto mucho y me subió el ánimo:

Si ira a las nacionales y no se tal vez a los juegos olímpicos, para ella todo es posible.

Dos meses después fuimos a los nacionales en Los Ángeles, California, ahí estuvimos compitiendo las mejores patinadoras, ahí participe y me fue muy bien en el programa corto y largo y quede en segundo lugar, pero como mi carrera en el patinaje empezó a despegar con éxito decidí hablar con mis padres antes de irme a los juego olímpicos de Salt Lake City.

Hola mami.

Hola Bella ¿Qué pasa?

Nada, solo necesito hablar contigo y con papá.

¿Estas bien, hija?

Si mamá, le podemos hablar a mi papá.

Claro que si hija ¿Pero no es nada grave?

No mamá, estate tranquila.

OK, vamos.

Le marque a mi papá a su trabajo, ya que era importante comunicarle lo que había decidido.

Comisaria de Forks, buenas tardes, le atiende Jane ¿Cómo le puedo ayudar?

Gracias Jane, buenas tardes ¿Me puede comunicar con el jefe Swan, por favor?

Claro que si, en un momento le comunico.

Después de un momento, mi padre me contesto.

Hola, buenas tardes, le atiende el Jefe Swan ¿Cómo le puedo ayudar?

Hola papá, buenas tardes.

Hola Bella ¿Cómo estas?

Bien ¿Y tu?

Muy bien papá. Te llamaba para pedirte a ti y a mamá un consejo, he estado dándole vueltas al asunto y no sé que piensen.

Tú dirás hija.

OK, estas en altavoz papá y mamá está aquí escuchando.

Hola Renne ¿Cómo estas?

Bien Charlie ¿Y tú?

Bien, gracias.

Bueno el motivo de la reunión es para decirles que me gustaría vivir mi carrera profesional en el patinaje de manera anónima.

¿Qué? No te entiendo hija. Le pregunto un muy consternado Charlie.

Si hija, nos puedes explicar mejor.

Ustedes me conocen muy bien y saben que no me gusta ser el centro de atención, por lo tanto, me gustaría tener un sobrenombre para separar mi carrera profesional de mi vida privada, además no quiero que después los periodistas nos sigan a todas partes, esperando que nos equivoquemos en algo para sacarlo a la luz pública, yo no me lo perdonaría jamás ¿Ustedes que piensan?

Bueno hija, nosotros te apoyamos en lo que decidas. Le dijo una muy tranquila Renne.

Así es hija pero algo me dice que no es solo eso ¿Verdad?

Como me conocen perfectamente, que no les puedo ocultar nada.

Todos se rien.

Otra de las razones y no menos importante que lo que les dije anteriormente, es que no quiero tener amigos por conveniencia, yo quiero que las personas se acerquen a mí por quien soy, es decir, por ser Bella la persona y no por ser la patinadora famosa.

A ya veo tu punto de vista hija y si eso es lo que quieres, te apoyamos.

Así es nena ¿Y ya pensaste que sobrenombre quieres?

Sí, me rompí la cabeza pensando y decidí el nombre de Ibell ¿Qué dicen?

Me gusta el nombre. Le dijo una muy contenta Renne.

Pues a mí también, pero ¿Y el apellido?

También pensé en eso y le hable a mis tíos Aro, Cayo y Marco Volturi y me dieron permiso de utilizar su apellido, además ellos viven en Italia y no creo que los busquen para saber sobre mí, además yo puedo negar parentesco con ellos para evitar acoso, no elegí el apellido de alguno de ustedes porque son más cercanos a mí y podrían intuir que Ibell es Bella Swan.

Por mi está bien hija, mis primos son buenas personas, además tu mamá los conoce, así que no veo ningún inconveniente, pero ¿Cómo le vas a hacer para pasar desapercibida físicamente hablando?

Pues no cambiare mucho, solo que a partir de que Ibell Volturi se dé a conocer, Bella Swan tendrá que usar pupilentes verdes y unos lentes para evitar que me vean directamente a los ojos y sospechen que el color de mis ojos no es natural, además dejare mi cabello suelto para tratar de pasar desapercibida mi cara, ya que cuando patine lo tengo que recoger para evitar que me estorbe en mis rutinas.

Si que pensaste en todo Bella.

Claro mamá, si tienes una hija muy inteligente, de que te extraña.

Tienes razón Bella.

Que bueno que me des la razón papá y entonces, a partir de los juegos olímpicos hasta que se descubra seré la patinadora profesional Ibell Volturi.

Si hija, pero hay que patentar tu nombre para evitar problemas en el futuro.

Tienes razón, no vaya a ser que aparezca una persona que quiera aprovecharse de la situación.

Bueno papá, gracias por tu apoyo y te dejamos trabajar.

No tienes nada que agradecer Ibell Volturi, para eso estoy.

Muchas gracias papá.

Hasta luego Renne.

Hasta luego Charlie.

Cuando los juegos olímpicos de Salt Lake City se llevaron a cabo me emocione mucho y me puse nerviosa, ya que de mi actuación dependerá el éxito de mi carrera, después de las competencias logre quedar en tercer lugar, nada mal para comenzar, fue maravilloso estar en el pódium, aunque me hubiera gustado estar en el primer lugar, pero no se pudo, di mi mayor esfuerzo y creo que por ahora es suficiente, ya vendrán otras oportunidades donde demostrare mi talento, pero me sirvió para poner mi carrera al ascenso, así que me llamaron para hacer unos comerciales y como quedaron muy contentos, logre que se convirtieran en mis patrocinadores.

Siguió pasando el tiempo y a mis 16 años de edad he decidió irme a vivir a Forks con mi padre, ya que mi mamá se caso hace 2 años con Phil y el es beisbolista y no puede viajar con el por mí, aunque no lo diga abiertamente sé que no es feliz y yo quiero darle esa felicidad, además no viajo tan seguido por la escuela, pero cuando tengo una competencia mis tíos me ayudan a conseguir un permiso para justificar mis faltas y así pueda aparecer en escena Ibell Volturi, le comunique mi decisión a mi mamá, aunque no estuvo muy contenta que digamos, pero acepto mi decisión y pues mi papá está más que feliz, además aproveche irme ya que mi entrenadora no va a poder seguir entrenándome, ya que se va a ir a otro país, debido a que a su esposo lo cambiaron de residencia por el trabajo y pues ella me contacto con una de sus amigas en Seattle y resulto ser la entrenadora de mis amigas Alice y Rose, que ahora ellas se han vuelto famosas al año posterior de mi lanzamiento como patinadora profesional.

FIN DEL FLASHBACK

Ahora me encuentro a mis 17 años de edad viviendo en Forks, estoy muy feliz y Ibell Volturi tuvo que decir que iba a vivir a Seattle, pero nunca dijo a que parte de Seattle, pero lo más chistoso es que nunca han podido adivinar la dirección de "su casa" ya que como Ibell estudia por correspondencia por la falta de tiempo para ir a una escuela normal, y como ella pide respeto a su vida privada no la molestan en lo más mínimo, ella se los quita diciendo que se preocupen por su carrera artística, Estaba tan metida en mis recuerdos que no me di cuenta en que momento llegue al salón que aun estaba vacío, así que decidí sentarme y leer mi libro favorito "Orgullo y prejuicio", aunque ya lo había leído con anterioridad, no podía dejar de leerlo, estaba tan concentrada que no me di cuenta que había llegado otro alumno al salón, hasta que me hablo, al escuchar su voz sentí muchas mariposas revolotear en mi estomago…

CONTINUARA…

Hola a tods! Espero les haya gustado este capitulo, los videos de patinaje artistico los encontraran en mi perfil, saludos.