Prefacio.

Bella Swan no necesita un hombre. Al menos, eso es lo que sigue diciéndose a sí misma. Entonces, su jefe la manda a un viaje a Las Vegas para asegurarse de que Edward Cullen —el hombre más sexy de toda la industria de la música— satisface su imagen de chico malo.

Pero antes de que se dé cuenta, el negocio se convierte en un placer extremo, cuando Edward saca a la luz su lado más travieso, y hace realidad cada una de sus fantasías más salvajes. Ahora solo tiene siete sensuales noches para cometer cada pecado que se le presente.

Porque puede que una vez que Edward descubra su sucio secretito, no esté dispuesto a volver a satisfacer su lujuria…