Capítulo 1- El regreso

Dos sombras se desplazaban de una forma muy cuidadosa y ágil entre la oscuridad de la noche, había luna llena, la cual iluminaba con su transparente luz algunos de los rincones cercanos a la vieja fábrica.

Sombra1: Rápido, tenemos que encender el ordenador ya, es nuestra misión- dijo el hombre, aunque su rostro no era visible.

Sombra2: Tienes razón es por eso por lo que hemos hecho un viaje tan largo- respondió su compañera mientras bajaban por el ascensor.

Llegaron a una sala la cual era donde se encontraba el superordenador uno de ellos se acercó y subió la palanca para reiniciarlo y dando por finalizada su misión

Sombra2: Ahora X.A.N.A volverá, y logrará de una vez por todas su principal objetivo, controlar el mundo entero- acto seguido los dos reían descaradamente.

-¡No!- gritó de repente Aelita, había sido una pesadilla, y sobresaltada se levantó para ir al baño y refrescarse un poco la cara.

En el baño…

Sissi: ¿Otra vez soñando cosas raras?- preguntó enfadada.

Aelita: Yo, solo he tenido una pesadilla- respondió

Sissi: ¿Solo?- se alteró- pues espero que este año las controles un poco mas, si no tendré que decirle a mi padre que te cambie de habitación –le advirtió mientras se peinaba su larga melena de color negro.

Aelita: Lo que tu digas Sissi- marchándose de allí con rumbo a su habitación para prepararse y bajar a desayunar- esta Sissi sigue siendo tan insoportable como siempre- murmuró para sus adentros.

En la cafetería…

Jeremy: Así que anoche tuviste otra pesadilla ¿no, Aelita?- pensando en lo que le había contado, Aelita en cambio solo asentía con la cabeza- es muy extraño, desde que apagamos el superordenador el año pasado, no habías vuelto a tener mas pesadillas ¿no?

Aelita: No, pero ¿y si es verdad que el superordenador esta encendido?- preguntó intentando hacerles entrar en razón para que se aseguraran de que seguía en su antiguo estado.

Odd: Ezo ef impofziblef, prinzesaf- respondió a la vez que masticaba.

Ulrich: ¿Quieres dejar de masticar mientras hablas? Si no, no entenderemos nada- se quejó, a veces Odd podía ser muy maleducado.

Odd: Si- respondió metiéndose otro croissant en la boca.

Jeremy: Lo que creo que Odd quiere decir es que nos aseguramos de apagarlo bien, pero si estas preocupada, podríamos ir esta tarde a echar un vistazo- cogiendo de la mano a Aelita.

Aelita: Gracias por preocuparte tanto por mi- respondió y le dio un beso en la mejilla haciendo que se sonrojase delante de sus amigos.

Ulrich: Yo no puedo, hoy empiezo mis clases de pentak-silat- respondió mientras estaban acabando de comer.

Jeremy: Supongo que entonces Yumi tampoco podrá venir, por cierto ¿nadie la ha visto esta mañana?- preguntó, Yumi no era una alumna interna, pero solía llegar un poco antes de que empezaran las clases- de todas formas la veremos en el recreo, ahora es mejor que vallamos a clase o llegaremos tarde el primer día.

Odd: Lo que tu digas Einstein- y entraron a clase.

Las siguientes tres horas fueron muy aburridas para Odd, Ulrich y Aelita, parecían estar en las nubes aunque no solía ser muy frecuente en Aelita. A excepción de Jeremy quien como siempre prestaba mucha atención.

En el recreo…

Odd: ¿Así que te fuiste de vacaciones con Einstein a esquiar?- le preguntó a Aelita sorprendido- no me lo esperaba de ti, genio, siempre pensé que unas vacaciones contigo serían muy aburridas…- se decepcionó al mismo tiempo en el que se reían- Pues yo he tenido que pasarlas con mis padres y las pesadas de mis hermanas- se quejó.

Aelita: ¿Pero no decías que eran mayores que tu?- pregunto extrañada.

Odd: Si…eso es lo peor, al ser mayores que yo en años y en número, siempre se las arreglan para encerrarme en algún sitio- comentó triste, después de eso nadie se creería que el luchaba todos los días para salvar el mundo.- ¿Y tú Ulrich? ¿Dónde has pasado las vacaciones de verano?- pero el parecía no estar presente, solo miraba embobado hacia una dirección- ¿hola?- pasándole la mano una y otra vez por delante de la cara.

Yumi: ¡Hola chicos! Hace mucho tiempo que no nos veíamos ¿Qué tal vuestras vacaciones?- pregunto mientras sonreía Yumi seguía siendo la misma chica de siempre, todavía seguía teniendo preferencia por los colores oscuros, era madura, seria pero a la vez alegre y dulce.

Jeremy: Me parece que ya se cual es la razón- los demás solo asentían con la cabeza para decir que estaban de acuerdo con el.

Odd: Ya veo…estos dos no van a cambiar nunca, los dos son demasiado orgullosos- poniendo cara de resignación.

Yumi: ¿Qué? ¿De que estáis hablando?- preguntó confundida, no entendía nada.

Aelita: Ven con nosotros Yumi, Jeremy y yo te lo explicaremos en la cafetería- mientras la empujaban y le guiñaba un ojo a Odd- os esperamos allí- les dijo.

Odd: ¿A que esperas?- preguntó cuando ya estaban un poco mas lejos.

Ulrich: ¿Esperar a que?- intentando asimilar lo que su amigo le decía.

Odd: Pues a decírselo a Yumi, a este paso se le declarará otro, y has tenido suerte de que William se fuera a otro colegio, si no ya la habrías perdido.

Ulrich: ¡¿Pero qué dices? Ya sabes que ella y yo sólo somos amigos, además de no saber que es lo que siente ella por mi, no se si estoy totalmente enamorado de ella.

Odd: Quién lo diría…-suspirando- bueno, y porque no vamos a comer, nos estarán esperando, y además hay albóndigas con patatas fritas, mi plato preferido.

Ulrich: Ya era raro que todavía no hubieras comentado nada sobre la comida, con todo lo que sueles comer en un día podrían alimentar a cinco elefantes- se empezó a reír.

En una mesa de la cafetería…

Yumi: Así que vais a ir los tres a comprobar que el ordenador sigue apagado… pues si pasa algo avisadnos ¿vale?- Odd y Ulrich ya se estaban sentando y empezando a comer cuando Odd interrumpió.

Odd: Lo siento, chicos pero tendréis que ir los dos, yo tengo una cita esta tarde con una de las alumnas nuevas que se ha matriculado este año- dijo.

Jeremy: Ulrich me parece que alguien viene a darte la bienvenida- dijo señalando a Sissi.

Sissi: Hola querido Ulrich, ¿verdad que te alegras de verme? Por lo que he observado sigues yendo con esa flacucha y tu pandilla de raritos- comentó intentando quedar bien delante de todos.

Ulrich: Y yo veo que sigues tan pesada y malhumorada como siempre- todos los de la mesa empezaron a reírse de ella.

Sissi: Podrías ser mas amable conmigo ¿no?- enfadada.

Ulrich: Quizás lo sea cuando dejes de decir tonterías y de ser una descerebrada- comentó.

Odd: Que no creo que lo logres nunca- haciendo estallar risas por toda la zona, entre los dos habían vuelto a dejar fatal a la hija del director.

Yumi: Bueno yo me tengo que ir a llevar unas cosas a casa- levantándose de su sitio- nos vemos luego- saliendo de la cafetería.

Odd: Si me disculpáis ¡tengo una cita!- gritó mientras corría hacia el lugar donde había quedado.

Ulrich: Pues yo me voy hacia el gimnasio la clase empezará en seguida.

Aelita: Y nosotros ¿Qué hacemos?- preguntó.

Jeremy: Podríamos ir hacia la fábrica mientras damos un paseo, hoy por ser el primer día no nos han puesto deberes.

Aelita: Me parece estupendo, ¡Vámonos!- cogiéndole de la mano y haciendo que el se sonrojara.

Mas tarde…

Odd disfrutaba de su cita cerca del bosque con una de las nuevas alumnas.

Odd: ¿Te apetece ir a ver una película al cine?- le preguntaba mientras la cogía de la mano.

Melody: Claro.

Pero en ese momento el móvil empezó a sonar.

Odd: Tiene que ser una broma, ni que fuera un ataque de X.A.N.A.- dijo muy enfadado y cogió la llamada- Si, Jeremy, ¿Cómo? ¿Estas seguro de eso? Vale, ahora vamos yo aviso a los tortolitos- cuelga- lo siento mucho Melody pero vamos a tener que dejar lo de el cine para otro día- y salió corriendo.

Melody: Pero Odd…

En el gimnasio…

Tanto Ulrich como Yumi salían del vestuario con sus chándales.

Jim: ¿Este año solo estáis vosotros dos?- gruñendo mientras miraba hacia todos lados.

Ulrich: Al parecer si.

Jim: La gente no aprecia nada el deporte, esto me recuerda a aquella vez que estuve trabajando en un polideportivo.

Yumi: ¿Trabajabas en un polideportivo?- un poco extrañada.

Jim: Si, pero prefiero no hablar del tema, ahora empecemos, enseñadme que es lo que habéis aprendido en vacaciones, el primero en caer al suelo pierde.

Los dos se saludaron y empezaron el combate.

Yumi: ¿Hace tiempo que no tenemos una pelea amistosa eh?- dijo mientras atacaba a Ulrich con algunas patadas.

Ulrich: Si, pero te aseguro que he mejorado mucho este verano- esquivando todos sus golpes.

Era verdad, ahora parecía mas ágil y rápido esquivando todos los ataques que ella le lanzaba. De repente se abrió la puerta y entró Odd un poco alarmado, Ulrich al girarse para ver quien era, Yumi aprovechó el despiste y de una patada en los pies hizo que Ulrich perdiera el equilibrio, sin embargo le salió el tiro por la culata, pues en vez de caerse hacia atrás se calló encima de ella. En ese instante los dos se perdieron en los ojos del otro, para ellos no había nadie mas en esa sala, y un leve sonrojo afloraba en los dos al sentir la respiración del otro tan cerca. Pero un comentario tonto los sacó de su mundo.

Odd: ¿Interrumpo algo? Lo siento chicos pero tenemos que darnos prisa, Jeremy y Aelita nos esperan.

Ulrich: ¿Estas bien?- le preguntó a Yumi mientras se levantaba y le tendía una mano para ayudarla a ella.

Yumi: Si, pero supongo que me lo merecía por aprovechar que estabas distraído- aceptando la mano de su compañero.

Odd: Bueno dejaos de tonterías, Jeremy nos esta esperando en la fábrica y dice que es muy urgente- mientras los tres corrían rumbo a la alcantarilla.

Yumi: ¿Por qué estas de tan mal humor, te ha dejado tu cita?- preguntó intentando averiguar porque estaba tan enfadado.

Odd: No exactamente, pero no creo que Melody quiera volver a quedar conmigo- bajando la cabeza triste.

Ulrich: Cambiando de tema, ¿Qué es lo que te había dicho Jeremy?- bajando por las cuerdas hacia el ascensor.

Odd: Bueno… el no me dio muchas explicaciones pero mejor si se lo preguntáis a él cuando lleguemos.

Ulrich: ¿No será que te lo explicó y no entendiste nada? – dijo con malicia, pero había dado en el clavo.

Odd: Bueno… yo… es muy difícil entender lo que dice y además me lo dijo tan rápido que…- Yumi y Ulrich no pudieron aguantarse las ganas de reír, pero al bajar a la sala donde estaban Jeremy y Aelita, algo parecía estar mal y dejaron de reírse inmediatamente.

Jeremy: Menos mal que habéis venido enseguida- parecía muy alterado, lo que les hizo pensar que algo grave ocurría.

Aelita: Como vi en mi sueño, el superordenador estaba encendido- los tres se quedaron de piedra al observar que así era y que no estaba mintiendo.

Yumi: Entonces esto significa que…

Jeremy: Exacto, X.A.N.A. ha despertado.