MUCHAS GRACIAS POR SUS COMENTARIOS… Y QUISIERA AGRADECER A Lunaykirin, flower of night y Veddartha POR APOYARME… POR SUERTE MIS PROBLEMAS SE RESOLVIERON Y AHORA ESTOY MUCHO MEJOR AUNQUE ENFERMA… JAJAJA SI UNA TRAS OTRA…

AHORA SIN MÁS LES DEJO CON EL GRAN FINAL DE ESTE FANFIC…

DISFRUTENLO…

EL FINAL?

Susan se sentía que volaba pero algo le decía que no estaba sola junto con su amor…

Lentamente abrió los ojos y se alejo un poco de Caspian, aunque ambos lo habían hecho pues el joven también se veía un poco incomodo. Se vieron en a los ojos y se sonrieron mutuamente sonrojados; luego lentamente vieron a su alrededor y vieron a todos los presentes sonriendo, con miradas enternecidas, otros suspirando e incluso las parejas estaban abrazadas. Aslan se acerco a ellos.

-El amor es aquel que puede derrumbar hasta los muros más impenetrables y unir a aquellos que son tan diferentes.- Aslan estaba hablando para todos.- Estos jóvenes, como en la representación, nos demuestran que incluso que sus pueblos se odien ellos no lo ven, si no todo lo contrario ven lo que el otro poseen, admiran y lo comparten mutuamente logrando con ello que su futuro sea para mejor. Ahora me gustaría que vieran lo que estos jóvenes lograron y decidan si ustedes pueden aceptar lo que ellos nos proponer, amarnos entre todos.

Susan y Caspian se tomaron de las manos y se miraron a los ojos después cada uno volteo a ver a sus pueblos.

Susan vio que los narnianos los veían y después se veían mutuamente; después de un rato comenzaron a sonreír, a lo que Susan sonrió pues sabía lo que su pueblo había elegido. Luego miro a sus hermanos que también estaban sonrientes.

Caspian miro a su pueblo, sabía que no iba a ser fácil convencerlos pues los telmarinos son conocidos como orgullos y aceptar a un extraño era difícil; pero mantuvo la fe en ellos. Los telmarinos se vieron mutuamente pero ninguno dio asomo de orgullo para lo que Caspian aumentaron sus esperanzas uno de los consejeros telmarinos dio un paso al frente y hablo.

-Lo cierto su majestad, es que los telmarinos somos muy orgullos.- Caspian vio alarmado al consejero. Susan también lo estaba viendo nerviosamente pues las palabras de aquel señor podían alterar a todos y esto podía terminar muy mal.- Pero al menos mi gente y yo estamos cansados de que nos tengan como eso y que no podemos aceptar los cambios cuando lo que realmente querremos es un cambio y vivir en paz.- se volteo a ver a los narnianos y se dirigió a ellos.- Con todos…

El señor telmarino hizo una inclinación en dirección a los narnianos, después todos los telmarinos lo imitaron y con ello el pueblo telmarino daba su aprobación. Susan no pudo contener un salto de felicidad, aunque no fue la única; todos los narnianos comenzaron a reír como si nada malo hubiera pasado y un fauno abrazo al señor que se había acercado mientras que los demás narnianos se mezclaron entre los telmarinos y les ofrecieron su mano u otros muchos abrazos.

Después de eso todo fue risas y alegría entre todos, Susan fue y abrazo a sus hermanos.

-Muchas gracias…- les dijo con lagrimas en los ojos.

-Lo hicimos porque te amamos Susan.- dijo Peter

-Y te queremos ver feliz.- dijo Edmund

-Tu siempre estas ahí para nosotros y como nosotros estamos para ti.- termino Lucy

Los cuatro hermanos se abrazaron y rieron al igual que todos los que estaban a su alrededor, Aslan fue a ellos sonriendo.

-Hijos de Adán, hijas de Eva; tenemos que hablar- dijo Aslan y encabezo la salida hacía unos pasillos alejados de los demás. Edmund y Peter fueron detrás mientras Lucy se quedaba un poco resagada pues Susan no se había movido en lo más minimo.

-Vamos Su…- la jalo cariñosamente de la mano, en eso vio como Susan estaba viendo a Caspian quien estaba hablando animadamente con algunos telmarinos.- No nos estamos yendo- le susurro

Susan sonrío levemente aunque en sus ojos reflejaban tristeza, lo cierto es que todavía tenía miedo de que todo lo maravilloso fuese a esfumarse en un santiamén. Susan observo por última vez al joven telmarino y le dio a su hermanita la mano y juntas siguieron a sus hermanos y a Aslan.

Caspian alzo la vista en busca de Susan y solamente vio como se perdía junto con sus hermanos y Aslan en unos pasillos, cuando vio esto su temor creció al imaginar que podrían regresar a su mundo; se disculpo con los que estaba hablando y se dirigió por donde se habían ido los Pevensie y el gran león pero a la mitad del camino fue interceptado por otro grupo de personas y criaturas que lo enfrascaron en una nueva conversación.


Se detuvieron en un balcón que se encontraba cerca iluminado solamente por la luz de la luna. Aslan se sentó y enfrente de él se quedaron los cuatro hermanos atentos a lo que el león le estaba por decir.

-Queridos míos han visto lo que los pueblos eligieron, la unión de ambos y al mismo tiempo aceptaron la unión de Susan y Caspian.- Susan sonrió levemente al mismo tiempo que estaba ruborizada.- Ahora hay algo que debo decirles y esta será su decisión, Edmund, Lucy y Peter. También tienen la opción de quedarse en Narnia y vivir todo lo que resta de su vida aquí.

-Enserio!- dijo emocionada Lucy, todos estaban contentos, el león sonrió también ante la alegría de la pequeña.

-Si pero habrá condiciones, seguirán siendo reyes y podrán gobernar a lado de Caspian pero él será el supremo rey.- Todas las miradas se posaron en Peter el cual solamente sonrió.

-Si no aceptan podrán regresar a su mundo, pero lo cierto es que Peter si decides regresar no podrás volver. Es la decisión de ustedes tres.- miro a Edmund, Peter y Lucy- Susan tu elegiste quedarte con tu amor, pero eso significa que no podrás tener todo.

-Porque Peter no podrá volver?- pregunto Susan

-Ya ha aprendido lo necesario, querida.

-Tranquila, Su- Peter le dijo a su hermana y le puso una mano en el hombro.- Aslan tiene razón, Narnia me a dado todo y ahora estoy conciente de ello. Eso no quiere decir que ya tome mi decisión.

Los tres hermanos menor se quedaron observando a su hermano mayor sin comprender. Lo cierto es que sabían que la primera opción que Aslan les dio no les molestaba pero sabían que Peter era muy orgulloso y que siempre había sido el que estaba al mando de todo.

-Yo se que me he comportado como él que debe de ser el rey supremo de todos, pero como dije Aslan tiene razón. Ya no es nuestra época, es la de Caspian, bueno y claro a su lado tu Su.- Volteo a ver a sus dos hermanos pequeños.- Realmente es su decisión, por mi no hay ningún problema por quedarme.

-Claro que no hay ningún problema por mi.- dijo Lucy

-Por mi tampoco.- dijo Edmund.

Los tres hermanos se sonrieron aunque Susan estaba feliz de que podría quedarse con sus hermanos pensaba en mucho. Peter vio dudar a su hermana y rió.

-Siempre analizando las cosas, Su- se acerco a ella.

-Peter se que para ti será muy difícil, y ustedes…

-Shhh.- Peter la tomo de la cara y le beso la frente- Susan, prefiero vivir en Narnia como un simple campesino que irme de donde es mi verdadero hogar. Además, quien te entregara en el altar en el nombre de papá.

Susan sonrió y se le inundaron los ojos de lagrimas ante las palabras de su hermano mayor. Se abrazaron fuertemente y rieron.

-Entonces esta decidido- dijo Aslan que había visto tiernamente la escena- Todos se quedaran.

-Y que pasara en nuestro mundo?- dijo Edmund

-Ya no existirán.- dijo serio el león

-Y nuestros padres?- dijo Lucy entristecida

-No se preocupen, los volverán a ver.- Aslan les transmitió tranquilidad-Ahora vamos antes de que alguien se de cuenta que desaparecimos del baile sin terminar la canción.

Todos rieron y regresaron al patio donde se hacía la celebración.

Para Caspian parecía que jamás se podría deshacer de los que se le ponían enfrente. Ya habían pasado unos minutos y había tratado de poderse escabullir de todos pero cada vez que intentaba ir en busca de Susan más personas o criaturas se acercaban a hablarle.

-Me disculpan.- dijo al grupo con el que estaba. Mientras caminaba comenzaban a abordarlo con preguntas y saludos a lo que solo decía- Ahora no… regreso en seguida… disculpe

Ya no podía la ansiedad de pensar en no volver a Susan sin siquiera despedirse o mejor dicho luchar por ella. Comenzó a correr y se detuvo cuando vio las figuras de Aslan, Lucy, Edmund y Peter aparecer. Lo observaron y le sonrieron y se hicieron a un lado pues sabían a quien realmente estaba buscando.

Susan lo miro y corrió a los brazos de Caspian, él cual ya la estaba esperando. Cuando la tuvo entre sus brazos suspiro aliviado.

-Pensé que te perdía por un momento…-le susurro a su reina.

-No me perderás jamás.- le contesto con un sonrisa Susan

-Que?

-Ven vamos a caminar.- le dijo Susan tomándolo de la mano y jalándolo gentilmente. Caspian se dejo guiar sin importar el destino al cual era llevado

Lucy rió al ver que Peter cruzaba los brazos.

-Creo que no solamente te quedaste a entregarla en el altar, o me equivoco?

-No, si la lastima estaré aquí para golpearlo

-Hey!- dijo Edmund que se puso a lado de su hermano mayor- Y yo te acompañare- a lo que ambos jóvenes sonrieron.

-Hombres.- dijo Lucy.- Nada más les pido que no sean conmigo así- se fue caminando y dejo a sus hermanos, los dos se miraron pues la forma en que la había dicho daba a entender que ya conocía a alguien.

-Oye, Lucy. Más te vale que no haya nadie, ya tengo más que suficiente con una por el momento…- le dijo Peter mientras los dos hermanos alcanzaban a su hermanita quien se había echado a correr.

Aslan solamente los vio y rió con muchas ganas pues sabía que eran todavía unos niños.


Susan y Caspian caminaban en los jardines del palacio tomados de la mano.

-Lo último que dijiste significa que ya no regresaras a tu mundo…- dijo con esperanzas el joven.

-A si es.- Y le contó todo desde la petición de Lucy, las dos platicas que tuvo con Aslan.

Cuando hubo terminado Caspian se le planto enfrente y la cargo dándole vueltas en el aire, ambos rieron sin parar. Después de unos minutos les faltaba el aire y Caspian bajo a Susan.

-Es la mejor noticia de toda mi vida.

-Todavía no sabes eso.- le dijo Susan a lo que el telmarino analizo y asintió

-Tienes razón, es la primera que compartiremos en nuestras vidas.

La tomo de la cara y la beso tiernamente, Susan se acomodo con sus brazos por detrás de su cuello y sabía que su vida apenas comenzaba tal y como lo había dicho su amor, una vida que llevaría a lado de sus hermanos y el dueño de su corazón. La falta de aire los separó pero solamente de sus labios pues no lo hicieron de su abrazo.

-Sabes, me dijo Peter que tu te sabías muy bien la historia de Romeo y Julieta. Me la quisieras contar?

-Claro que si, amor- Caspian sonrió por como lo había llamado

-Te amo

-Yo también te amo.- se dieron otro beso, luego se recostaron en el pasto.

-Bueno la historia comienza en una ciudad llamada Verona…

Y así la historia de un amor que pudo vencer el odio que sus pueblos se tenían, venció pero esto solamente era el inicio de una nueva era de paz gobernada por el amor de dos jóvenes enamorados…

FIN

ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO COMO A MI ESTA HISTORIA… PERO NO SE PREOCUPEN TENGO MUCHAS MÁS IDEAS QUE PIENSO ESCRIBIR…

ENTRE ELLAS ESTA UN LEMON DE ESTA PAREJA, UNA NUEVA HISTORIA Y CLARO LA CONTINUACIÓN DE EL AMOR SUPERA TODO…

ESPERO ACTUALIZAR PRONTO, DISCULPEN LA TARDANZA PERO COMO HE DICHO AUNQUE SE HAYAN SOLUCIONADO MS PROBLEMAS ESTOY ENFERMA Y ADEMAS ESTA SEMANA DEBO HACER MI HORARIO… SI ES UN VERDADERO FASTIDIO…

BUENO MUCHISISISISIMAS GRACIAS POR HABER LEIDO ESTA HISTORIA, LE AGRADECERE SI DEJAN UN COMENTARIO…

SALUDOS Y BESOS

NOS VEMOS PRONTO…