Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephenie Meyer, la canción a Caramelos de Cianuro.

Summary: "He aprendido que amar a dos es igual a no amar ninguna" se dice Jacob mientras las ve, discretamente, las mira a las dos a la vez.

Para el reto Palabras para el recuerdo - Triángulo

En caso de que no quede claro, esto es Leah/Jake/Lizzie *-*


«Claro que no funciona si somos tres mitades,

Cuando hay más de dos personas siempre hay más de dos verdades

Y hasta que todo caiga bajo su propio peso

Sigo cargando mi karma sigo mintiendo con besos»

Pelirroja y morena

I.

Ella se acuesta en la cama, y no percibe el olor de la pelirroja que acaba de partir, porque ni de eso él se preocupa, no cambia las sábanas ni trata de ocultar que está con dos. Ella le susurra que lo ama, y él se queda en silencio, reprimiendo una sonrisa de superioridad. La deja caer sobre la cama y se posiciona sobre ella y la penetra como si no hubiese tirado ese día. Como si necesitara del sexo como de respirar. Y ella gime mientras él disfruta en silencio.

Se quedan acostados uno junto al otro, y ella pasea su mano por el marcado pecho desnudo de él. Él rebusca en la mesa de noche la botella de ron y bebe sin ofrecerle, porque no le interesa hacerlo. Bebe hasta que ella le quita la botella para morderlo y besarlo con sus dientes de loba. Sus cuerpos cálidos hierven, los besos se vuelven mordidas y los labios se rompen en sangre, ella murmura cuanto lo ama y él se queda en silencio, porque amar a dos es igual a no amar a ninguna.

II.

Se levanta y se estira despreocupadamente. Se mira al espejo y se sacude las lagañas. Hacía tantas lunas que no contemplaba solo, hacía tantos soles que no miraba sin un abrazo a su alrededor que le parece mentira. Entonces se viste, listo para conquistar, para cazar. No le importaría incluso llevar una chica más, pero se conforma con sus dos: con su pelirroja en el día y su morena en la noche. Suspira pensando en sus cuerpos sudorosos y desearía tenerlas a las dos en la misma velada. Niega con la cabeza mientras chasquea la lengua. ¿Desde cuándo tiene pensamientos tan pervertidos? Piensa en su castaña y la culpa fríamente. Si ella no lo hubiese abandonado, él no se hubiese vuelto loco buscando llenar un vacío eterno en su corazón, pero qué más da, tener a dos no es solución, porque amar a dos es igual a no amar a ninguna.

III.

Lo logra. Sí que lo hace. Respira el dulce aroma a vainilla del cuerpo de Lizzie y el dulzor de las almendras del cuerpo de Leah. Ambas gimen, porque una está siendo penetrada y la otra disfruta de un paseo de los dedos de ese Apollo moreno. Ambas sonríen, sonríen como idiotas mientras él sonríe placenteramente. Las tiene a las dos, en su centro, a su lado, donde las desee. Es de noche y ya casi amanece, su pelirroja de día y su morena de noche. Sabe que no es amor ¿pero a quien le importa esa mierda a la que llaman amor si disfruta como nunca? No siente remordimiento, porque el dolor es su analgésico. Porque amar a dos es igual a no amar a ninguna, y eso es lo que siempre necesitó, porque amar por amar es el más idiota error.


No es de mis cosas favoritas y eso, pero lo escribí y bueno, ya está hecho :)

Historia 101 (como los dálmatas) así que quiero 101 reviews(?)

RobinW