CAPITULO 1

¿Alguna vez te has sentido solo?, yo si… mi vida ha sido la soledad en su esplendor, mis padres querían una niña… aun recuerdo haber visto los juguetes y la ropa de niña que mi madre tenía guardados en un rincón de su armario y que a veces sacaba para contarme sus deseos de tener una hija y que siempre terminaban en reclamos por nacer varón.

Odiaba mas que esas charlas, las reuniones familiares, mis primos, los mellizos Allan y Anne, me molestaban con sus juegos, con sus palabras, todo en ellos era odioso, hasta esas pecas en sus caras afiladas los hacían ver como muñecos, acompañando con ese cabello rojizo que tanto adoraban mis padres, si en realidad los conocieran, tanto sus padres como los mios, no verían la diferencia entre el muñeco diabólico de overol azul que mi madre tanto detesta y esos mellizos.

Pocas eran las cosas que realmente amaba en mi infancia, amaba la lluvia… eso era lo único que me hacia felíz, ver la lluvia desde mi habitación era estupendo, sentir ese frio y reconfortarme con una manta, leer alguna novela de misterio o terror, mis favoritas siempre han sido las de Stephen King, preparar un poco de té, algunas galletas y listo, las noches de tormenta eran las mejores! Palomitas, soda y películas de terror y suspenso, pero tenia que tener cuidado, mi madre pegaba de gritos cuando me veía con esas películas, verla y escucharla era peor que ver "ESO, (IT)" a las 3 de la mañana, mientras soportas las ganas de ir al baño por miedo a que se apareciera ese payaso malvado Siiiiiiiiii, eso si que era terror puro!

Pero mi naturaleza de hombre me incita a buscar el peligro, sentir la adrenalina, competir… Jamás olvidare cuando en la secundaria por impresionar a una chica llamada Rei Hino, la cual por cierto estaba ardienteeee!, pedí prestada una moto a un amigo, justo en el momento en el que Rei pasaba frente a mi hice el truco del caballito, levante la moto y se quedo justo en una rueda, pero no medi ni la velocidad ni el espacio y fui a caer directo en el auto de Nicolás Kumada, el novio de Rei, 2 años mayor que ella y uno más que yo. Todo un chico de instituto que era la euforia de las chicas de primero y segundo cuando iba a recoger a su novia. No lo entendía… yo solo pensaba ¿Qué tiene él que no tengo yo? Ahora se que él era serio, atractivo, de buena familia y amaba a Rei por sobre todo en el mundo, no era un fanfarrón como yo , pero ¿Qué niño de secundaria con las hormonas hasta el cielo es sensato? Por supuesto que ninguno! Tenia sentimiento…. Entre mis piernas… pero eran sentimientos… ¡Que época aquella!, Pobre Ami! Un día en la biblioteca la moleste como nunca había molestado a nadie, estaba muy molesto!. Pasé la noche en vela haciendo el trabajo para la feria de ciencias más espectacular de todos los que había hecho, Típico, hice el volcán que tenia erupción y sacaba chorros de lava por doquier y podía hacer erupción hasta 10 veces seguidas! No quería que nadie perdiera detalle del mecanismo tan brillante que use.

Pero la sabionda Ami Mizuno de 2-B también hizo un volcán, solo que metió un sistema para que se notara desde el temblor, pasando por el terremoto y luego la fulminante erupción 20 veces mas violenta que la mía y con solo una repetición, lo que la hizo aun más impactante!

Sobra decir que quede aplastado por ese brillante proyecto. Así que al día siguiente cuando fui a regresar los libros que inútilmente use para la feria de ciencias, la vi… ahí estaba… Ami Mizuno, la sabionda de 2-B… tenía que ser malo… un chico de 3° derrotado por una niña de 2°… oh no… esto no se quedaba así!... me acerque a ella con aire de superioridad, sin miedo, mirándola de arriba- abajo, para ser honesto no estaba tan mal, de hecho con una talla mas de copa y no le pediría nada a Rei Hino de 2-D. Ella entendió bien mis intenciones, me miró amable, en ningún minuto se intimidó, su bella sonrisa fue lo que más me prendió ¡que desfachatez! Muchos insultos sobre nerds y mujeres pasaron de mis labios a sus oídos sin pasar por mi cerebro si quiera… lloro mucho, salió corriendo de la biblioteca, esa noche tampoco dormí, mi remordimiento era grande. A fin de cuentas ella también se había esforzado, sin darle mas vueltas a la mañana siguiente frete a todos me arrodille, le di flores y me disculpe como nunca. A pesar de todo lo que le dije ella acepto mis disculpas con esa dulce sonrisa suya. Nos hicimos amigos y al poco tiempo novios.

Esa chica era increíble, tenía la facilidad de volverme loco, con ella tenía esos impulsos locos de hombre, ella logro ingresar en la misma preparatoria que yo. Éramos la pareja mas explosiva que había, inteligentes, atractivos y de buenas familias, además de eso lo mas importante era que todos sabían sobre nuestros encuentros en salones vacios, en la biblioteca, incluso en los vestidores de damas en las horas de clase que nos saltábamos. Y aun así con todos esos chismes alrededor nuestro, ostentábamos el primer lugar nivel nacional varonil y femenil.

Pero lo nuestro terminó en el primer semestre de mi carrera, la presión de la ingeniería era mucha, no por las materias ya que me eran fáciles, pero el tiempo que invertía ahí era mucho, siempre teniendo que hacerla de tutor de alguien y representando la escuela, era mucho para mi solo, así que ella lo entendió y terminamos. En las vacaciones de invierno Ami me dijo que había ganado la beca para ir a Alemania a estudiar medicina. Nos dijimos adiós de la manera en la que sabíamos expresarnos mejor… fue el mejor sexo que he tenido hasta ahora… nuestra relación fue inolvidable sin duda… de nuevo solo…

La universidad no estaba tan fácil, tenia sus momentos tensos en los que estaba al borde de la histeria, ni mis padres me aguantaban y eso que eran los únicos biológicamente programados para soportarme… también me botaban… mi madre seguía con la misma cantaleta de siempre… "de ser mujer tendrías la carrera mas fácil o podrías tomar el curso para ser ama de casa!" mi madre si que tiene problemas serios…

A mi padre ni para que molestarlo, ya sabía que estaba harto de mi madre así que pasaba mucho tiempo con su amante 15 años mas joven.

La universidad esta por matarme de los nervios, era muy exigente, cada día mas pesado que el anterior, no tenia tiempo para pensar en mujeres. El último día del tercer semestre, los chicos y yo nos fuimos al bar, estaba tan feliz! Seguía ostentado el primer lugar nacional, nada me haría caer de mi trono! Deje que todo fluyera, el alcohol hizo su aparición en mi mente y aquellos años de fanfarron regresaron de súbito, me sentía el rey, quise ligar con una chica muy bella, su nombre era Mina Aino. Al parecer era una de esas diosas fugaces que solo sirven para un rato y ya. Prefiero a las chicas con cerebro como Ami. Aunque esta chica no estaba tan mal. Unos tragos, bailamos, besos ardientes y terminamos en la cama de su departamento. Al día siguiente con plena conciencia platicamos mejor. Ella era modelo, tenía un año menos que yo, muy divertida, metas fijas, distraída pero con gracia. Sin duda una chica única… lección aprendida! ¡NO JUZGAR UN LIBRO POR SU PORTADA! Nos hicimos muy amigos, salimos un par de veces, sin darnos cuenta como paso el tiempo ni nuestra amistad simplemente jamás volvimos a acostarnos, pero me animo a independizarme. Mi padre pago el departamento en el que he vivido hasta ahora, con la única condición de no decir una palabra sobre sus amoríos. Eso me tiene sin cuidado, así que fue hacer un excelente trato. Para 5° semestre Mina se fue, su carrera de modelo la obligo a irse a Estados Unidos, solo sabía de ella por mails y pocas veces por Messenger y por teléfono dado los horarios, cuando ella trabajaba yo dormía y si ella dormía yo estaba en la escuela, su belleza y carisma la hacían una estrella autentica, no dudé nunca de que sería una reconocida glamour-girl.

La última chica con la que jamás pensé cruzar palabra fue la otra que me flecho en grande, Lita Kino… oh vaya! Esa castaña si que era de peligro! Cuerpo atlético, sonrisa seductora, sexy, gran cocinera, toda una chef en proceso! Me mimaba mucho con sus platillos, si que era increíble! Me hacia sentir muy bien! Nos conocimos por casualidad en una cafetería, les proveía de galletas caseras, pasteles y alguna que otra tarta de fruta, yo iba en 7° semestre, a un año de salir de la carrera.

Finalmente no necesitamos mucho tiempo para darnos cuenta de que había más que química entre nosotros, igual que con Mina, terminamos en la cama pero esta vez de mi departamento. También era muy candente esta chica, teníamos una relación perfecta, salíamos, nos divertíamos, hicimos una y mil locuras, mi departamento fue testigo de todo, si cada rincón de mi casa hablara ¿Qué no diría?

Hace tres días me gradue… estoy listo… hoy, por fin lo he decidido… me voy a declarar para casarme con Lita… el anillo es perfecto para ella… una rosa hecha con puntos de diamantes…

Llegué decidido a su departamento, con actitud de Don Juan, todo esta perfecto! No habrá marcha atrás!... toco una vez… dos veces… cinco veces… ¿Qué esta pasando? Decidido miro por la ventana, la cortina esta cerrada excepto por un pliegue que se abría… ahí esta ella… mi pequeña zorra teniendo sexo salvaje con Andrew, el dueño de la cafetería a la que le provee de galletas y algo más. Destrozado y lleno de dolor azoto la mano contra la ventana, los vidrios se clavaron en mi, escucho un grito de sorpresa de Lita y la voz de Andrew, subo a mi auto, se que me vieron… escucho mi nombre a lo lejos en la voz de ella.

La ira me ha cegado, piso el acelerador a fondo, nada podrá detenerme, la sangre corre por mi mano y el volante, cae hasta mi pantalón, pero no siento dolor alguno, mas sangre golpea en mi cabeza, siento que las venas me revientan… nada podrá detenerme… necesito libertad… necesito correr… quiero huir… nadie me detendrá, nadie… no regresaré a la soledad!

Recuerdo… el grito de terror de una mujer… cabello dorado… traté de esquivarla pero… creo que la maté… no recuerdo mas… esta oscuro aquí… no puedo correr mas… ella me detuvo… a costa de su vida…