DISCLAMER: todos los personajes son propiedad de la maravillosa, talentosa y UNICA J.K Rowlin.

los demás personajes desconocidos son producto de mi loca cabecita.

hola a todos disculpen la radanza, pero aqui este otro capitulo.

espero que les guste

no se olviden de dejar comentarios

besos

CAPITULO 9

Debes alejarte de ella

-¿qué demonios estas planeando Draco?-pregunto con suma curiosidad Zabini.

-tengo que hacer algo, aún no puedo contarte. Pero tal vez te convenga mucho más de lo que crees.

-esta bien, te voy a ayudar en lo que quieras.

Zabini se quedo un poco mas de tiempo, pero antes de irse, Draco le pidió que estuviera al pendiente de Jess. El rubio salió dos días después de la enfermería, a la hora de la cena se dirigió al Gran Comedor; cuando llego le entrego una nota al moreno para que se la hiciera llegar a Jess, este se levanto y justo en ese momento un alumno de primer año iba pasando por ahí, le entrego la nota y le pidió que la entregara a cambio de 10 galeones. El niño se entusiasmo ante la recompensa que sin pensarlo dos veces se aproximo a la mesa de Ravenclaw a entregar la nota…

-¿disculpa, eres Jess?-dijo tímidamente el niño.

-claro, ¿y tu quién eres?-pregunto Jess mientras dejaba de reír sobre lo que Ron acababa de contar.

-ten, es para ti-dijo el niño mientras le daba la nota, en cuanto la tomo se fue corriendo hacia su mesa.

-vaya, tienes un admirador secreto-comento burlonamente Cath.

-cállate, veamos que dice-contesto Jess.

La nota estaba escrita con una tinta color gris, esta decía…

Tienes que alejarte de Cath mañana mismo, ordenes de Dumbledore. Te espero en la lechucería en media hora, para ponernos de acuerdo.

D.

-¿y qué dice?-preguntó Cath, mientras intentaba ver quien la había mandado.

-nada, solo son tonterías-dijo Jess mientras destruía la nota con un toque de su varita- bueno, será mejor que me vaya a dormir.

-¿cómo es eso?, aún es temprano- dijo Ron

-si lo se, estoy un poco cansada.

-¿quieres que te acompañe?-dijo Luna.

-no, gracias Luna. Quédate con los chicos, los veo mañana. Buenas noches.-Jess se levanto, salio del comedor y se dirigió a la lechucería.

-parece que Jess ya tiene novio-comento feliz Ginny.

-¿cómo crees? Nos lo habría dicho-dijo sorprendido Harry.

-claro que no, con lo celosos que son ustedes dos, jamás nos lo diría-dijo Hermione.

-no, pero opino igual que Ginny, tiene novio o esta planeando algo divertido. Si es lo primero me alegro por ella-sentencio Luna.

-si eso seria muy bueno. Al fin se olvido del idiota de Zabini-dijo con rotundidad Cath.

En la lechucería….

-¿qué es lo que quieres Malfoy?-dijo Jess mientras cerraba la puerta.

-pero que mal educada-contesto Draco.

-te recuerdo que a mi esta situación no me gusta en lo mas mínimo y…

-ya lo se. Pero al menos deberíamos empezar a fingir que nos llevamos bien. Así que empecemos de nuevo. Buenas noches Jessica.

-no me digas Jessica, es Jess- el rubio no contesto, solo se quedo observándola significativamente- buenas noches… Draco.

-¿ves? No fue tan difícil.

-si claro, lo que tu digas-contesto de manera sarcástica la pelirroja.

-bueno, he pensado como hacer para que Catherine se aleje de ti y lo mejor seria si…

-¿Qué es exactamente lo que has pensado?

-bueno veras, creo que sabes ciertas cosas de ella. Podrías utilizar algo de eso para alejarla de ti.

-sigo sin entender por que debemos hacer esto.

-fácil, Dumbledore quiere tenderle una trampa a un mortifago y cree que de esta manera aparecerá. Entonces ¿Qué dices? ¿Aceptas lastimar a tu amiga por salvarla?

-está bien. Dime qué quieres que haga.

Draco le explico de manera concreta, como alejarían a Cath, al final a Jess no le agradaba lo que tendría que hacer, pero acabo aceptando de mala gana el plan de Draco.

A la mañana siguiente Jess y Luna bajaron a desayunar. Jess no tenia muy buena cara, parecía como si no hubiera dormido en toda la noche y encima de todo había vuelto a tener la misma pesadilla de siempre.

-pero que cara tienes Jess-dijo a forma de saludo Ginny.

-no dormí…nada-contesto Jess mientras bostezaba.

-no nos vas a decir quien te envío esa nota anoche-dijo Ron bastante despreocupado.

-¡Ron! Pero que chismoso eres-lo regaño Hermione.

-bueno que les parece si desayunamos-propuso Jess mientras desviaba la conversación. Justo en ese momento Draco entro en le comedor.

A los pocos minutos las lechuzas comenzaron a llegar con el correo, de pronto una lechuza negra descendió entre la jarra de jugo y una bandeja de pan, llevaba una carta.

-¿para quién será?-pregunto Ginny mientras le quitaba el sobre del pico- es para ti Jess.

Ginny le extendió la carta y Jess la tomo mientras sus amigos esperaban que les dijera de quien era. Cuando acabo de leerla se levanto dispuesta a salir del comedor…

-bueno yo me voy-dijo al final de todo y mientras se dirigía a la puerta, Cath le grito…

-¿no me vas a decir de quien es la carta?-Jess solo se limito a despedirse con la mano-bueno, tú lo has pedido. ¡ACCIO CARTA!-dijo Cath mientras la carta que Jess tenia en la mano salio volando en dirección opuesta.

-Cath regrésame esa carta-dijo Jess desde la puerta.

-¿por qué? Además siempre me has contado todo. Y quiero saber quien es el chico que te manda tantas cartas- en ese momento Cath se puso a leer la carta que decía…

No te olvides que siempre pienso en ti, ojala que llegue el día en que me des una oportunidad para demostrarte cuanto me gustas.

Te espero junto al lago a medio dia, no faltes.

Draco Malfoy

-Jess, ¿qué significa esto?-pregunto molesta Cath.

-nada que te importe-contesto Jess mientras le arrancaba la carta.

-¿cómo que nada?, eso no es nada.

-Cath deja de meterte en mi vida.

-¿pero como crees que van a tomar tus padres esto? Cuando sepan que sales con…

-¡cállate, no sabes lo que dices!

-¿que no se? Ese tipo no te conviene.

-escúchame, es la ultima vez que te lo digo. No te metas.

-tu padre se va a enterar.

-¡basta! Estoy harta de que te metas en mi vida, que no sido suficiente el hecho de que me quitaras el amor de mi padre, sino que ahora también me quieres quitar esto.

-¿qué dijiste?

-lo que oyes. Estoy cansada de que todo el mundo crea que eres la victima. Que quieras quitarme a mi familia, tu…-Jess ya no era capaz de pronunciar las palabras que acabarían con su amistad.

-dilo, que esperas-dijo Cath con la voz contenida.

-tu siempre te estas haciendo pasar por la dulce huerfanita, pero no eres nada de eso, eres todo lo contrario. Si supieran la verdad de ti, si supieran realmente quien eres y que has hecho te odiarían, como yo te odio.

Jess salio del gran Comedor, mientras sus amigos estaban sorprendidos por lo que acababa de suceder, Draco observaba la escena igual que todo el colegio, le hizo una seña a Zabini, para que este fuera a buscar a Jess. Zabini sin pensarlo dos veces salio tras ella rumbo a los jardines.

Zabini la encontró cerca del lago, llorando y temblando. Ella lo escucho acercarse, al ver que no lo rechazaba se acerco más y la abrazo, el moreno solo alcanzaba a escuchar lo que decía Jess…

-¿qué hice?¿ Que hice?

-tranquila, ya pasara-decía Zabini mientras intentaba calmarla.

-lastime a mi mejor amiga. No puedo creer lo que hice. ¿Que hice?

Zabini no sabia que decirle, el estaba tan sorprendido por lo que Jess había hecho. Jamás se hubiera imaginado que podría hacer algo así. Siempre le había parecido una niña muy dulce o al menos así la recordaba.

Al poco tiempo Draco salio a los jardines en busca de su amigo, no tardo en encontrarlos cerca del algo, en cuanto Jess lo vio…

-te odio, mira lo que me has obligado a hacer-comenzó a gritar mientras lo golpeaba-te odio.

-basta-dijo firmemente Draco mientras la sujetaba por las muñecas-sabes que era necesario. No tenías más opción.

-¿que se traen ustedes dos?- pregunto de pronto Zabini-¿qué es lo que tenían que hacer?

-Nada que te importe-contesto Jess- me voy- diciendo esto se fue hacia el castillo, dejando solos a Draco y Zabini.

-¿explícame que es lo que esta pasando?-exigió Zabini-conozco a Jess y jamás haría algo tan horrible como lo que paso ahí dentro.

-es sencillo, todo lo que paso ahí fue planeado-contesto tranquilamente Draco.

-¿planeado? ¿Planeado por quien?

-por Dumbledore.

-Dumbledore, ¿por qué haría algo así?

-eso si no puedo decírtelo, son ordenes. Pero deberías de aprovechar la situación. Jess va a estar completamente desconsolada.

-¿cómo puedes decir eso? ¿Aprovecharme de Jess?

-no como tu piensas, sus amigos no creo que aguanten mucho sin intentar arreglar las cosas y así solo la van a alejar aún mas.

Mientras tanto…

Harry seguía a Cath a través de las escaleras del colegio, mientras se dirigían a la lechucería, la ojiazul iba casi corriendo y se podía anotar que estaba temblando de coraje.

-¿Cath, que es lo que planeas hacer?-pregunto Harry.

-escribirle a Jack, debe saber que es lo que esta haciendo Jess, antes de que sea demasiado tarde.

-¿de quién era esa carta?

-no te lo puedo decir, pero te aseguro que no voy a dejar que arruine su vida.

Cuando llegaron Cath saco un trozo de pergamino y comenzó a escribir, a los pocos minutos termino y ato la carta a la pata de una lechuza color café.