Disclaimer: Ninguno de estos personajes me pertenece, sólo escribo sin sentido para entretenerme un poco J

.:: No estaba aquí ::.

.

.

Misa quería convencerse de que lo estaba besando a él, que lo tenía frente a ella, que estaba allí de nuevo con ella, pero no era así. No podía hacerlo. Él no era el verdadero L. Él no era aquel pelinegro que le traía completamente loca y que ahora le había abandonado a sí sin más. Mientras sentía sus heladas manos acariciarla y sus labios moverse contra los suyos pensaba una y otra vez que él era L. Que estaba aquí de nuevo, con ella. Que después de todo no se había marchado y no estaría sola nunca más, pero no era así. Podía sentirlo. No eran sus besos ni sus caricias. Él ya no estaba aquí. Podía paracerse tanto, podía tener aquellos ojos perdidos, aquel puntiagudo y rebelde cabello negro intenso, aquella postura tan extraña y ese cuerpo desgarbado, pero jamás podría ser él.

L ya no estaba aquí. Ya no estaría jamas y Misa tendría que afrontaro. Beyond no podría compararse jamás con él. Después de todo no podría compararse con él, pero ella seguiría besándolo para saciar esa soledad que sentía recorrerle cada vez que notaba que L no estaba más en sus brazos. Que Beyond no era realmente L.

N/A:

+¡Ahh! Sigo haciendo mis historias sin gran sentido, pese a quien le pese este es mi estilo. Podrán ser muy vacías, podrán no tener sentido para ustedes, pero para mí sí tienen mucho sentido y con eso me conformo. Dicen que nadie lee estas sin sentido, pero, créanme, eso es lo último que estoy buscando al publicar historias.

Arigato!

Leon.