Author Notes: Bueno quería dar tiempo antes de editar este capitulo de AVENTURAS DE VERANO, pero bueno decidi que es mejor seguir ahora que tengo las ideas frescas, y aunque quiero terminar cada uno de los que tengo, pues quisiera ir uno a uno para no dejarlos esperando mucho tiempo, no sé a cuantas personas les agrada esta pareja, que sin duda es muy inusual, espero sigan leyendo este fanfic nwn.


Capitulo 4:

Una llamada, una decepción, un consuelo

•·.·´¯`·.·•

=Llamada telefónica=

-¿Si quien habla? – Era la voz de mi amada Sara, mi hermana gemela.

-Soy yo, Setsuna – Me alegre mucho al escuchar su voz al otro lado del auricular.

-He…hermano hola – Se notaba nerviosa o ¿era mi imaginación?

-¿Todo bien Sara? - siempre me he preocupado por ella y el pensar que se encontraba en alguna mala situación no me lo podía ni siquiera imaginar.

-Sí, de maravilla hermano, me la estoy pasando genial ¿y tu como estás?

-Me alegro mucho hermana, pues…- por un instante quería decirle todo lo que había pasado desde que inicio mi excursión con Kira, pero me contuve no quería que se molestara – Ah todo ha sido genial, estamos en un lugar esplendido, me gustaría que estuvieses aquí – en esta ultima frase alce suficiente la voz para que me escuchara Kira que se encontraba al otro lado de la habitación.

-Hermano, tengo que decirte algo…y tal vez no te agrade saberlo – Sara al parecer no podía contener aquellas noticias que me causaban preocupación.

-¿Qué pasa? – Conteste alarmado.

-…Hermano, he conocido al hijo de una amiga de nuestra madre y bueno ambas nos presionaron para estar buenos ratos juntos, al parecer arreglaron todo, así que… - Se hizo un silencio abrumador antes de que Sara terminase de hablar – Así que hermano, me casaré – Su voz se escuchaba alegre y preocupada, y eso me hizo que mi corazón se rompiera en mil pedazos.

-¿Q...Qué? – Mi voz sonaba entrecortada y apenas audible, no podía creer lo que escuchaba.

-Si me caso, es un gran chico, y estoy segura de…

=Fin llamada telefónica=

La llamada se había cortado, yo me encontraba en un trauma contundente, la voz de mi hermana seguía resonando en mi mente, su voz diciéndome que se casaría. No podía seguir escuchando más aquella noticia que mi hermana me estaba dando, las lágrimas caían sin cesar por mis mejillas, apreté fuertemente mis puños y con tal de no emitir ningún ruido mordí mi labio del cual comenzó a sangrar, no aguantaba más, me derrumbe allí mismo, aún aguantándome las ganas de expresar mi dolor, a pesar de que las lagrimas corrieran por mis mejillas. Sentí unos cálidos brazos rodearme por la espalda no me había dado cuenta de que Kira se había acercado hasta mi y que había sido el quien decidió terminar con aquella dolorosa conversación, me volteo de manera que mi rostro quedo oculto en su pecho, yo correspondí su abrazo la verdad me deje llevar por el momento, quería sentir el cariño que pensé podría darme mi hermana y nadie más, deseaba sentir el afecto que se me había privado minutos antes, Kira me hacia sentir bien entre sus brazos, era reconfortante, él sabía por mi reacción que algo no estaba bien con Sara, por lo que se limito a decirme nada, me conocía tan bien como yo a él, era de los pocos que conocía mi amor secreto por Sara; me tomo en brazos y me llevo cargando hasta la habitación me recostó suavemente sobre la cama, ya nada valía la pena para seguir viviendo, ni ganas tenia de detener lo que estaba a punto de suceder.

Mis lágrimas seguían brotando de mis ojos, la habitación se encontraba a oscuras, apenas y podía ver la figura de mi mejor amigo sobre mí debido a que mi vista se encontraba nublada por las lágrimas incontenibles. Kira se coloco sobre mi, yo no tenia las fuerzas necesarias para impedirlo, no me importaba lo que pasara ahora; me comenzó a recorrer el cuerpo con lentas y sutiles caricias, sus besos no se quedaron atrás ya que con sus labios se dispuso a limpiar las lágrimas que me cubrieron la cara, yo lo único que deseaba era olvidar, si con todo esto lo podría lograr entonces que así sea, si Sara ya no estaría a mi lado, entregaré este amor a quien si lo pueda valorar, no importa si me ama o no, si solo me usa o no.

Lentamente Kira beso mis labios, haciendo sutiles jugueteos con su lengua, yo correspondía tranquila y dócilmente, lo abrace sin pensarlo dos veces, ya no me importaba reprimir estos deseos que comenzaron junto con estas extrañas vacaciones, la verdad es que inconscientemente me gustaba sentir tan cerca a Kira, no negaré que en realidad su forma de ser y de amarme me excitaba en muchas maneras, pero por mi amor a Sara decidí ocultarlo, reprimir este sentimiento que ahora podría surgir sin molestarle a nadie ni a mi, solo deseaba sentir el amor, aquel adriente amor desbordarse por todo mi cuerpo.

Abrace fuertemente a Kira apegándolo más a mi cuerpo, sus manos se deslizaban por debajo de mi camisa, no hice nada para impedirlo, hasta que sus manos comenzaron a hacer suaves y provocativas caricias sobre mis pezones todo esto me hacia sentir un placer inigualable, sus labios se separaron de los míos y mis gemidos fueron inundando la habitación, a decir verdad sentía gran placer con los besos que recorrían mi cuerpo al igual que aquellas caricias. Desabrocho con lentitud mi camisa, mientras besaba mi cuello, dejando delicadas marcas a su paso, no pude contenerme, ya mi cuerpo comenzaba a mostrarse excitado con todo aquello, mis manos se dirigieron a su pecho y también comencé a desvestirlo pero yo un poco más impaciente, lo que deseaba era fundir mi cuerpo con el suyo sin perder más tiempo, la imagen de Sara lentamente iba siendo opacada por el aroma y el pensamiento de estar tan cerca de Kira, el extasis que provocaba en mi cuerpo sin duda hacia que olvidara todo y que la pasión se desbordara de mi cuerpo sin pensar en que ambos éramos hombres.

Ambos nos deshicimos de nuestras prendas superiores dejando que la pasión nos dejase llevar, estaba consciente de que esto lo hacía solo para olvidar a Sara y que Kira lo sabía perfectamente, pero no me importo.

Kira siguió acariciándome lentamente y sus besos iban llenando todo mi cuerpo, el cual ya se encontraba desbordando deseo y pasión, prueba de ello eran los gemidos que emitía a cada momento lo que hacía que me sonrojará al máximo, mis manos acariciaban la espalda de Kira con delicadeza y sé que al igual que yo estaba extasiado por todo esto y disfrutaba poder tener mi cuerpo no importando lo que me estuviese pasando. Algunas lágrimas silenciosas recorrían mi rostro, hasta caer silenciosas sobre las cobijas; Kira siguió descendiendo por mi pecho donde se entretuvo besando mi pecho y haciendo movimientos circulares con su lengua alrededor de mis pezones, la verdad eso me estaba gustando, me excitó bastante aquello y me hizo gemir más fuerte y denotando el placer que sentía en aquellos momentos, sus caricias aun continuaban bajando más y más, hasta llegar al inicio de mi pantalón, donde comenzó a abrirlo con tranquilidad como si no hubiese ningún apuro, por despojarme de mis prendas, ya que sabía que en esos momentos nada ni nadie nos molestaría para nada, lentamente metió su mano bajo mi pantalón y mis bóxers, lo cual me hizo estremecer…y gemir aun más. Mi miembro después de tantas caricias ya se encontraba completamente erecto, no creí que todo eso me hiciera ponerme así, abrí poco a poco mis piernas, dándole a cada momento mayor acceso a mi parte privada, el se dio cuenta de que me gustaba todo ello, por lo que bajo sus labios por mi cuerpo hasta que llevo a mi entrepierna, bajándome los pantalones con todo y bóxers, dejando visiblemente mi miembro, el cual comenzó a acariciar placenteramente. Me encorve por el placer y estimulación que recibía mi miembro, con lentitud me levante un poco para poder acercar mis manos hasta sus pantalones, donde pude ver que el presentaba el mismo problemita que yo.

Acerque mis manos hasta sus pantalones y él me tomo por la cintura, sentándome sobre sus piernas, esto me facilitó despojarlo de sus prendas, mi mente no pensaba más en Sara, solo pensaba en Kira y en que sin darme cuenta me había enamorado de él. Ambos nos volvimos a encontrar en medio de un pasional beso, mientras que nuestras manos daban caricias sensuales a nuestros miembros; nuevamente Kira me volvió a recostar sobre la cama, bajo acariciando mis piernas y abriéndolas lo más que puedo, me sonrió cariñosamente antes de comenzar a lamer mi entrepierna, lo cual hizo que mis gemidos y mi respiración se aceleraran, sentía que mi corazón podría salirse de mi pecho, por lo rápido que latía. Entro con su lengua en mi haciendo algunos movimientos que me excitaban cada vez más, con mi mano derecha acariciaba el cabello de Kira y con la otra me aferraba a las cobijas, no temía a lo que pasará ahora, solo deseaba que Kira y yo fuéramos uno mismo. Dejo de lamer mi entrepierna para voltearme con delicadeza de manera que quedase boca abajo, me tomo por la cadera y me levanto ligeramente, mi rostro aun estaba sonrojado y respiración seguía incontrolable, sentía como su miembro rozaba en mi entrepierna y me hacia gemir cada vez más, cuando sentí él comenzaba a penetrarme delicadamente, me aferre con fuerza a las cobijas mientras un gemido que mezclaba placer y dolor brotaba de mis labios, comenzó con lentas estocadas, y cuando me fui acostumbrando al placer que recibía de su parte comencé a mover mis caderas al compás de dichas estocadas, cosa que parecía encantarle a Kira pues comenzó a penetrarme más rápido, ambos gimiendo por la excitación y el placer del momento. Lentamente tomo mi miembro con una de sus manos y comenzó a masajearlo, lo cual hizo que me aferrara a un más a las cobijas, el dolor quedo en el olvido pues el placer consumía en su totalidad cada parte de mi cuerpo…

-Kira…ya no…aguanto más - Le dije entre gemidos.

-Yo tampoco…Setsu – El también mostraba gran cansancio, haciendo una fuerte y profunda estocada, Kira se corrió dentro de mí, al mismo tiempo que yo. Kira se dejó caer encima de mí, su mano había quedado llena de mi semen por lo que la llevo a sus labios y comenzó a degustarlo; salió delicadamente de mí, y me abrazo fuertemente.

-Te amo Setsu

-Yo…yo…también – Titube unos instantes, pero estaba seguro de mi respuesta, en verdad sentía algo por Kira…y sé que poco a poco este sentimiento que tenia podría ser más fuerte que el que tenia por mi hermana…Por el cansancio, nos quedamos dormidos el uno abrazado del otro, sintiendo nuestra calmada respiración, nuestros latidos. Por fin éramos uno, no sentía ningún arrepentimiento de lo ocurrido, deseaba que esto se repitiese, deseaba estar al lado de Kira por toda mi vida, mi mente lentamente fue envolviendo en sombras los sentimientos por Sara y ahora todo se llenaba de Kira, su rostro, sus palabras; se que él me hará muy feliz, y quiero hacerlo feliz de igual manera, no pienso dejarlo…


End Notes: Bueno espero que les guste este pequeño capitulo lleno de lemon bueno ni tanto xD o quien sabe, en fin, espero les haya gustado ya iré metiéndole más drama a esta feliz pareja, tal vez comenzaron muy rápido pero les falta mucho que vivir, eso si aun quieren seguir juntos, me pregunto aún como será el final, ¿Setsuna se queda con Sara o con Kira?, ¿Qué ocurriría si jamás están juntos?, ¿Qué sentimientos podrán más? Muchas dudas, si tienen alguna duda o sugerencia haganmela saber nwn estaré gustosa de leer sus comentarios.