Titulo: Su pequeña niña

Summary: Para mi ColoursForYouHeart por ser m gemela, y mi Tracy en este caso. Teamo tonta.

Rating: K

Disclaimer: Bueno Thirteen es de Catherine Hardwicke y Nicole Houston Reed. Yo solo recreo mi imaginación con esta maravillosa película

Personajes: Evie/Tracy

(N/A: esto es para mi gemmela gemelistica CandyCandy a la cual, con tan solo un día, ya amo con locura. Y hasta le dedico un Fic. Te amo tonta:D)


Evie miro al horizonte mientras Tracy acariciaba su cabello, supongo que esta vez cambiaban de puestos. Aunque su parecido, locuras, desenfrenos era algo que no cambiaba. ¡Tenían trece! ¡Tenían que vivir la vida! Aun eran muy jóvenes para amargase. Evie no dejaría que eso pasara, Tracy no permitiría que su amistad se acabara

Porque ella de vez en cuando susurraba «Tranquila, Tracy, todo estará bien» confiando en sus propias palabras. La juventud no duraba toda la vida, después de todo, no eran vampiras. Morirían algún día y cada quien tomaría su vida a partir de los 15. Porque ambas madurarían, ambas olvidarían los trece desenfrenados que vivieron juntas. Solo, de vez en cuando, lo recordarían.

Tracy sabía que dentro de poco cumpliría los catorce, eso arruinaría su vida. Envejecería un año más y estaría más cerca de poder perder a Evie para tomar su vida en serio. Porque ellas se amaban, como tal vez nadie se amaba. Tracy solo quería popularidad al principio y había conseguido, definitivamente, mundo más que eso. Había conseguido el amor y la amistad. Y, por fin, había aprendido a vivir sus trece años. Y, si, se besaba con Evie de vez en cuando ¿Había, acaso, un castigo por eso? ¡Solo eran adolescentes experimentando los sabores de la vida! Y eso no estaba prohibido en ninguna religión ni ningún país

¡Era la adolescencia! No era nada, ni menos, que eso. ¡Eran los trece! ¡Era la rebeldía! ¡Era el amor y el experimentar cosas nuevas! Evie había conseguido una amiga mejor que las desorientadas de sus amigas, una que la apoyaba en todo y le daba el ánimo, el refugio, el calor, el amor, las sonrisas y las lagrimas que nadie lograba darle. Era una amistad. ¡Una de verdad! Ninguna de las dos cambiaria eso pero el destino si tenía preparado cambiarlo. Un cambio radical que dañaría sus vidas

Y, por eso, esa última noche; Evie le susurro algo a Tracy, como solía hacerlo, mientras dormía: «Descansa hermosa y recuerda que siempre estaré contigo en la historia de tu vida» y con un beso escondido Evie había jurado algo que estaba dispuesta a conseguir: Jamás olvidar a Tracy durante su vida. Ella se levanto de la cama viendo a Tracy por última vez antes del día de mañana, una lágrima traicionera rodo por su mejilla y sonrió cuando, en sueños, Tracy susurro: «Te amo, Evie»; y con eso sonrió, solo eso le faltaba por escuchar para saber que Tracy era su niña. Ella era su pequeña niña


Dejen un review o muere un delfin 8-)