Bueno esta es una nueva historia que se me ha ocurrido,seguire con la otra no la dejare botada=)

Comenten si les gusta y si no tambien ;)

-Estoy harta, esto se acabó!-le dijo enfurecida

-Bien, se acabó!-le respondió él en el mismo tono

Ella tomo su abrigo, su cartera y se dispuso a partir, abrió la puerta y se detuvo justo antes de salir.

-Pensé que esto realmente funcionaria-pero el no dijo nada, solo la vio marcharse

Su noviazgo había sido muy intenso, sus discusiones eran constante pero no había nada que no lo arreglaran uno besos apasionados. Compartían la mayoría de las cosas, siempre se divertían juntos y se amaban como nunca creyeron amar a nadie.

Ella era una chica segura, inteligente, bella, independiente, con un carácter fuerte y nadie le decía que hacer. No era popular pero no le importaba ya que nunca le intereso lo que los demás pensaban de ella. En cambio el era diferente, él era un chico apuesto, deportista, cariñoso, romántico, protector, caballero y seguro de si mismo. Todo lo que las chicas querían, pero el ya tenia dueña al menos hasta hace unos segundos.

Miró por la ventana, era una noche lluviosa y ella estaba ahí esperando por un taxi en aquella solitaria noche. Por un momento pensó en ir tras ella pedirle disculpas y decirle que la amaba y que no iba a perderla...no podía porque aún estaba dolido, su relación ya no era la misma, había cambiado desde el momento en que le dijo que se mudaría con su familia a Miami,¿como podía hacerle eso? , llevaban 9 meses juntos, nueve meses de puro amor, de un amor intenso, lleno de pasión, alegría, llantos y felicidad absoluta. Porque no convencía a su padre de esperar solo 3 meses mas hasta que ella cumpliera los 18 años y así no tener que alejarse, pero no, ella cuando tomaba una decisión no había nadie que se la sacara de la cabeza, era muy terca.

La lluvia la cubría, le caía por el rostro camuflando las inmensas lagrimas que le recorrían. Lo amaba pero no podía seguir así, lo amaba tanto que le dolía dejar todo aquello que habían compartido y creado juntos, todos esos recuerdos que tenia guardado en su mente. Miró hacia la ventana del apartamento y lo vio mirándola, bajó la vista y alzó la mano en busca de otro taxi, para su suerte el taxi paró y ella pudo marcharse.

Habían pasado dos días y ni siquiera se hablaban en los almuerzos. Ella esta en su mundo con sus amigos y con la ciencia. El también vivía su mundo, el deporte que le gustaba y las porristas que se morían por estar con el ya que estaba soltero, pero claro al el no le importaba.

Comenzó a guardar sus cosas en la maleta, iba sacando una por una sus camisetas y pantalones. Luego empezó a sacar las cosas de su escritorio...se quedo unos minutos mirando aquella foto que tenia enmarcada y que miraba todas las noches antes de dormir, eran ellos abrazados ,ella sonriendo y el besándole la mejilla. Se veían tan felices en ese momento, como si esa felicidad nunca se tuviera que acabar.

-Tempe...Tempe!-

-¿Que, que pasa?-dijo saliendo de aquella hipnosis en la que había quedado.

-El taxi ya llegó, debemos bajar las maletas.

-Claro papá, enseguida bajo

-Te espero.

Guardo la foto de ellos juntos y la de ella y su mamá antes de que subieron todos al taxi y partieron al aeropuerto.

Corría como si el tiempo fuera a terminar y claro el tiempo iba a terminar si no se apresuraba mas.

Llegó comenzó a tocar el timbre, pero nadie le abría la puerta, luego golpeo pero no había señales de que hubiera alguien ahí.

-Se fueron hace 30 minutos-le dijo una señora que lo había visto llegar

-¿Disculpe?

-Los Brennan, se fueron hace treinta minutos al aeropuerto-el la seguía mirando y tratando de regular su respiración por lo que había corrido-si quieres alcanzarlos debes irte ahora

-Gracias-le dijo y se fue nuevamente corriendo, pero ahora para alcanzar un taxi.

.

.

-''pasajeros por favor abordar la vuelo 815 con destino a Miami''

-Es el nuestro querida-le dijo su padre

Tomaron los bolsos que tenían y se subieron al avión. Ella miro por la mirada era triste y su padre lo notaba.

-Se que querías quedarte,...por Booth, pero teníamos que irnos.

-Lo se papá

-''Buenas tardes, señores pasajeros bienvenidos al vuelo 815 con destino a Miami, por favor les solicito que se abrochen bien los cinturones ya que el avión va a despegar, muchas gracias''

Comenzaron a abrocharse los cinturones y el avión comenzó a despegar.

.

.

Corría por toda las cajas preguntando por un vuelo de Miami, pero todas decían que debía ir a otra parte a preguntar

-disculpe-decía con la respiración entrecortada-necesito saber que vuelo sale a Miami ahora.

-Por supuesto-Ella comenzó a mirar su computadora.-El vuelo 815 esta despegando y el otro vuelo sale en 4 horas mas.-le dijo con una gran sonrisa

-Gracias-le respondió con una triste mirada.

Ella estaba ya en el cielo, mirando las nubes y recordando la primera vez en que se quedo en el apartamento de Seeley.

Flash back

-Russ voy a la casa de Seeley, le dices a papá cuando llegue-le dijo tomando una manzana para el camino.

-Si, si yo le digo-le decía mirando la televisión

.

.

Tocaban la puerta de su apartamento

-Ya voy, enseguida-abrió la puerta y ella se le abalanzó a los brazos dándole un enorme beso.-wow ¿Que hice para merecer esto?

-Haz sido el mejor novio que alguien puede tener.

-Eso fue muy tierno, no lo pensé de ti-dijo riendo

-Eso no fue gracioso

-Para mi si

-No tendrás el beso que iba a darte-se soltó de sus brazos , se dirigió a la pieza, se tiro a la cama y él se tiro sobre ella.

-Te amo-le dijo y comenzó a besarla. Los besos empezaron calidos y tiernos, que luego se fueron haciendo más apasionados y ardientes. El se sacó la polera que estaba trayendo y siguieron besándose, luego la polera de ella se subía poco a poco a medida que aumentaban los besos y deseos, pero algo interrumpió ese momento. El celular de Brennan.

-Me están llamando-dijo levantándose de la cama

-No contestes-le dijo tomándola de la cintura para que no se fuera

-Debo hacerlo-le dijo con la respiración acelerada. Miró la pantalla del celular-Es mi papá.

-Debes regular tu respiración

-Lo se-respiro tranquila y contestó-Papá

-¿Tempe donde estas?

-En la casa de Seel, le dije a Russ que te dijera cuando llegaras

-No me dijo, bueno solo quería saber donde estabas

-Claro

-Dale mis saludos a Booth

-Mi padre te manda saludos

-Dile que yo también

-Seel dice que también te manda saludos-ella pone el altavoz

-Cuida a mi hija Booth

-Por supuesto Máx.-ella colgó. Ambos se miraron.

-¿En que estábamos?-le pregunto el

-Es esto-comenzó a besarlo otra vez, pero ahora el fue mas astuto y le saco rápidamente la camiseta a Brennan. Sus respiraciones fue aumentado y la pasión recorría todo el cuarto. Pero otra vez, fueron interrumpidos, ahora por la puerta que empezaron a tocar.

-ogggggggh ¿Es una broma?-dijo Temperance un poco cabreada

-jajjajaj voy a abrir

-No, ahora soy yo la que no quiere que salgas de la cama-se puso encima de el, Seel comenzó a reirse. Ella se paro rápidamente y corrió hacia la puerta

-Yo abriré

-Hey no-le dijo corriendo tras ella. Tempe miro por el agujero de la puerta

-¿Quieres adivinar quien es?

-¿Tessa?

-Casi, pero no, es Catherine-se miraron un momento-ve ábrele estaré en tu pieza

Seeley hizo caso y le abrió a Catherine

-Hola Seel, ¿Estas ocupado?

-he...No

-Permiso-ella entró y se sentó en el sillón de la sala

Catherine se puso a conversar con Seeley y en una ocasión ella se acercó demasiado pero el la detuvo y le dijo ''yo amo a Temeprance'',Brennan se fue a recostar a la cama de el.

Cerro la puerta del apartamento y se dirigió a la pieza, ella estaba durmiendo con sus audífonos puestos y la música a todo volumen. Se acercó a ella y le comenzó a quitar suavemente y sin despertarla los audífonos. Ella abrió los ojos.

-Lo siento no quería despertarte

-Tu música apesta, me hizo dormir-le sonrió y el le correspondió la sonrisa

-Llame a tu padre y le pregunte si podías quedarte esta noche conmigo

-¿que te dijo?

-mmm... ¿tu que crees?

-No

-pues es exactamente lo que...no dijo

-Enserio!-ella lo abrazó

Fin flash back

-Cariño llegamos-su padre la saco de su pensamiento

-¿Que?-le dijo recién reaccionando

-Llegamos, abróchate el cinturón porque vamos a aterrizar-ella solo asintió con la cabeza

Pasaron 2 meses sin contactos telefónicos, Internet, o mensajes de textos, nada. Ninguno sabía nada del otro. ¿Como una relación tan intensa podría acabarse tan rápidamente? quizás lo que lo hizo ser intenso hizo que se cortara todo tipo de contacto intensamente. Ambos tenían un gran carácter y ninguno quería ceder al otro. O también sabían que no podían estar juntos y no querían escuchar la voz del otro sabiendo que no se tendrían nunca mas.

Continuará...=)