CHARLIE

Después de la pelea contra la luz negra intento buscarla pero sin suerte, asique finalmente decido ponerme manos a la obra con la misión que me encomendó el Tribunal. Me hablaron de una especia de profecía y que los elegidos se volverían a juntar y de que yo soy uno de ellos, por lo que sé Isabel, Ethan o Arkarian también son elegidos y ya pelearón en la gran batalla de la Ciudadela, eso me hace pensar en la lucha contra la Luz negra, ha sido exactamente como Arkarian me había explicado, ha sido verla y he notado un odio por dentro realmente importante, al mirarla a los ojos esperaba adivinar quién era pero solo veía unos ojos negros como la noche, llamo a Arkarian y al segundo estoy en una de sus salas.

-¡Charlie! Muy bien luchado antes, en el Tribunal están muy orgullosos de ti-dice Arkarian

-jeje, bueno, si te digo la verdad no sé que me ha pasado, ha sido verla y me he alterado-le digo intentando explicarme

-Con un poco mas de entrenamiento podrás acabar con ella-me dice con una sonrisa

-Bueno, ya veremos, en respecto a la misión que me mandó el Tribunal, sí, en 1492 por momentos se abrió un portal y parecía que alguien iba a llegar, sentí que llegaba alguien pero al final se cerró-le explico lo que he averiguado

-Interesante, muchas gracias por todo Charlie, nos vemos mañana-me dice despidiéndose

-Adios Arkarian-me despido y me despierto en mi cama.

Al día siguiente me despierto tarde como siempre, pero eso es algo habitual ya en mí, me pego una ducha, desayuno y me aparezco en la parte trasera del colegio, veo a Matt y Neriah juntos hablando, me ven y me saludan pero ni los miro, no después de que aceptaran no ser mis amigos, me sigue molestando la decisión que tomaron todos para no levantar sospechas, si de acuerdo, era necesario, pero ¡por una vez que me siento parte de un grupo!, y no puedo estar con ellos. Entro en la escuela y paso el control policial, voy a la taquilla y me doy cuenta que se me ha olvidado el libro de ciencias, miro a mi alrededor y veo que no me mira nadie asique gracias a mis poderes, pienso en el libro y mi mano se llena de luces blancas y al instante aparece el libro de ciencias, sonrio y me miro la mano asombrado cuando alguien me habla por detrás.

-Que interesante tu mano-me dice sonriendo una chica

Me da tal susto que se me cae el libro al suelo, al ir a recogerlo se me caen las gafas que a veces llevo para ver de lejos. Ella se agacha a ayudarme sonriendo como antes y no deja de mirarme.

-Toma…eh Charlie ¿verdad?-me da las gafas

-eh..sisi, mi nombre es…Ch-charlie-le digo tartamudeando, las únicas chicas con las que he hablado han sido mi madre, mi hermana, Neriah e Isabel en toda mi vida.

Ella sigue sonriendo y la reconozco, es la amiga de Ethan, no sé ni cómo se llama pero es bastante atractiva. Me pongo las gafas y sigo realmente nervioso, tanto que ni la miro a la cara.

-Emm si bueno Charlie, querría preguntarte sobre Ethan, quiero pedirle salir a tomar algo pero no sé lo que le gusta, no habla nunca mucho y quiero saber más de él-me dice con entusiasmo y como de costumbre sonriendo

-Pu-pues lo sí-siento mucho ehh…. No somos mu-muy amigos-le digo como puedo, madre mía, ¡estoy tan nervioso que no puedo decir una frase sin tartamudear!

-Ah ya, bueno gracias por todo-y se va la chica.

Al irse me doy cabezazos contra mi taquilla, ¡pero cómo puedo ser tan tonto!, no sé hablar con chicas, eso está claro, cuando levanto la cabeza veo a Isabel mirándome con pena, con compasión pero con una medio sonrisa en la cara, se da cuenta de que la he visto y me saluda con las mano derecha pero paso de ella, su rostro pasa a estar confundida y corre tras de mí, me agarra del brazo y me lleva a una esquina.

-¿Se puede saber qué te pasa Charlie?-me dice con cara de exigir una respuesta

-¿Ami? Nada-solo cumplo mi papel de friki y sin amigos-le digo a la cara con dureza

-Charlie, tú no eres un friki, eres especial-me dice tiernamente y con una sonrisa

-jajaj-no puedo evitar no reirme-especial, ¿por qué no le dices eso a las demás personas que me insultan? ¿A las que me vacilan?, por una vez en mi vida creía que era parte de un grupo…

-¡Y lo eres Charlie!-me dice ella con rostro de angustia

-…y en realidad no es así, me encuentro al lado de un grupo de personas que son un grupo unido, y yo soy el rarito hasta del grupo de los"raros".

Me suelto de su brazo y salgo de la esquina y vuelve a hablarme la chica de antes.

-Perdona, no he podido evitar verte hablando con la chica esa, Isabel. Es la mejor amiga de Ethan y me pregunta….

-Mira lo siento, no quiero hablar-Y me voy a paso firme a mi clase dejando a la chica morena con la palabra en la boca.

ETHAN

Cada vez voy perdiendo mas las esperanza de encontrar a Rochelle, por más que Matt busca no encuentra nada, ni una sola fisura en el espacio tiempo que indique su llegada. En el instituto me encuentro con Emma en la puerta de la sala de ciencias con la mirada dentro de la clase buscando a alguien.

-¿A quién buscas?-le digo divertido

-Nada, que el rarito me ha dejado con la palabra en la boca, y es la primera vez que un friki pasa de mi, ¿sabes?-me mira sonriendo, parece ser que eso la ha impresionado-bueno, ¿y que clase tienes ahora?

-Informática

-Puff ¡que envidia! yo tengo Matemáticas, un autentico coñazo-me dice sonriendo

-Bueno me voy que llego tarde

-Espera Ethan, me preguntaba si querrías ir a tomar un refresco o algo por la tarde-me dice sonriendo y segura de sí misma, al mirarla no puedo evitar pensar en Rochelle, ¿Seria engañarla si saliese con Emma? ¿Rochelle volverá a estar entre nosotros? Si es así, ¿Será pasa siempre?

-Pues mira Emma, no sé si es buena idea, ahora ando un poco…

-Tranquilo, lo podemos dejar para otro día, nos vemos luego-se despide sonriendo

EMMA

El día está siendo bastante raro en general, Ethan me ha dicho que hoy no puede quedar asique saldré yo a dar una vuelta por ahí, y encima el raro del colegio me ha dejado con la palabra en la boca, que raro, justo había hablado con él antes y el pobre no podía hacer una frase seguida y de repente podía hablarme sin problemas, la verdad me ha sorprendido bastante y a la vez no puedo negar que me ha gustado que me haya dejado así, normalmente hasta los chicos más populares caen rendidos a mi (ya sé que suena mal que lo piense pero es la pura verdad). Al terminar el día salgo del colegio, y voy al centro directamente, doy un pase por el centro comercial y hago algunas compras, asique decido ir a tomar algo, entro en el Starbucks y, ¡me encuentro al rarito!, no me ha visto entrar, está en una esquina mirándose las manos otra vez, no puedo evitar reírme al verle con sus gafas mirándose la mano como si tuviese algo especial en ellas.

-Señorita, ¿qué desea para tomar?-me dice un empleado

-Ah sí, un Frapuchino de Caramelo por favor-le pido sonriendo mi bebida al camarero

Me da la bebida y decido acercarme al chico, y me empiezo a fijarme en el, pelo negro, alto, ojos marrones-ahora que lo pienso nunca me había fijado en sus ojos- y ojeras. Sigue mirándose la mano asique decido hablarle.

-Esa mano debe tener algo interesante, es la segunda vez que te veo mirándotela-se sobresalta al verme y tira su bebida al suelo-¡Oh! Llamaré para que lo limpien…

-No hace falta…

-Perdone señor, a mi amigo se le ha caído el….-Al darme la vuelta veo que el suelo está seco y que la bebida vuelve a estar sobre la mesa- nada señor, me he debido confundir.

Charlie empieza a recoger sus cosas a toda prisa pero el pobre está temblando y mas que guardar sus cosas, las está moviendo de sitio

-Espera Charlie que te ayudo-al tocarle ciento algo y le miro a los ojos, y sé que es difícil de creer pero puede ver mas allá de esos marrones, pude ver como una especie de blanco tras sus ojos, sin darme cuenta empiezo a sonreír.

-Me tengo que ir-Y sale corriendo del local, increíble, segunda vez en un mismo día que Charlie Dent me deja con la palabra en la boca. Me siento en su mismo sitio y recuerdo ese momento cuando le he mirado a los ojos, ¿Qué será lo que esconde Charlie Dent?

ISABEL

Arkarian nos ha citado con urgencia en sus salas, cuando llego están todos allí, solo falta Charlie, al pensar en lo que me ha dicho me encuentro fatal, porque sé que tiene toda la razón y que no puedo hacer nada por ayudarle, de hecho ahora mismo el desprecia nuestra ayuda, al único con el que se lleva bien es con Ethan pero tampoco puede hacerse amigo porque Ethan ahora viene mas con nosotros, sobretodo porque se pasa el dia insistiendo a Matt sobre Rochelle. De repente entra Charlie y al instante aparece Arkarian.

-Hola a todos, os he reunido a todos aquí porque tenemos buenas y malas noticias. La primera es que Charlie-todos le miramos-ha descubierto un portal que puede hacer que Rochelle vuelve-a Ethan se le ilumina la cara-, lo malo es que no solo puede volver Rochelle, sino que también podrían volver gente del otro bando, tener en cuenta que es un mundo alternativo donde vagan las Almas de todos los muertos, por eso entrar en ese portal es sinónimo de peligro y fracaso asique tenemos que pensar bien las consecuencias de abrir el portal o no.

Al acabar de hablar solo tengo ojos para Ethan, el quiere que abramos el portal pero sabe que puede ser malo que lo abramos.

-Mira Arkarian, no me pidas elegir entre Rochelle o la humanidad porque ya sabes lo que elegiré, si me disculpais-Ethan sale llorando de la habitación, Shaun va tras él para calmarlo

-No es solo lo que ha dicho Ethan, no solo el peligro es lo que pueda salir, si no que entrar es peligroso de por sí, es un mundo donde cualquiera se puede convertir en loco, donde salir es casi imposible y donde la gente cambia, por lo tanto, hay que tener las ideas claras si alguien se ofrece voluntario-Concluye Arkarian.

Miro a Arkarian, estoy pensándome seriamente presentarme voluntaria pero Arkarian me niega con la cabeza, me pongo a pensar en Ethan, haría todo y mas por él pero no puedo hacer esto.

-Bueno, visto que nadie va a presentar….

-Yo iré

La sala entera se queda boquiabierta, Charlie se ha presentado voluntario para ir al "mundo de las almas".

-Está bien Charlie partirás esta noche

Intento mirar a Charlie a los ojos pero sale de la sala, me quedo esperando a que se vayan todos, en cuanto nos quedamos solos Arkarian y yo le espeto:

-¿Cómo puedes dejar que vaya el solo a ese infierno?-le digo con rabia

-El se ha ofrecido voluntario Isabel-me dice con calma

-Yo también me hubiese ofrecido voluntaria, ¿pero no me hubieses dejado!

-El tiene la capacidad y el poder necesarios para encontrar a Rochelle, además, no te dejo ir con el por otra razón, el Tribunal no está preocupado con lo que pueda salir de allí, si no con lo que pueda entrar...-me dice con una mirada de temor

-La luz negra…. ¡Le envías a una muerte segura, Arkarian!-le digo muy nerviosa

-Confío en Charlie Isabel, quizás tu también deberías confiar en él-y me da un beso en los labios que yo se lo devuelvo con mucho gusto.

CHARLIE

Ya es casi medianoche asique me preparo, como es ir a otro mundo no hace falta dormirse, a mis padres les he dicho que pasaré la semana en casa de un amigo porque es semana de exámenes y así me concentro mejor. Estoy algo nervioso, sé que puedo morir y que es muy peligroso, pero no lo hago por Ethan, ni por mí, lo hago por algo mucho más grande que nosotros y que conlleva una gran responsabilidad; La Guardia. Sé que necesitamos ser los 11 Elegidos para vencer y sin ella no lo lograremos. Me traslado a la montaña donde se entra en las salas de Arkarian, Arkarian me da permiso y entro en las salas, allí está Arkarian para darme las últimas instrucciones.

-Recuerda Charlie, busca a Rochelle y vuelve diciendo mi nombre, ¿de acuerdo?

-Si, pero una pregunta Arkarian, el mundo de las almas no lo controlaba Damaris, el padre de Matt?-le pregunto extrañado

-Verás con la llegada de la Luz Negra y de ti, se creó una especie de Mundo paralelo y al que fueron a parar una gran multitud de almas perdidas donde creemos que Rochelle está entre ellas-me explica con calma.

-Ok, pues ya nos veremos

-Mucha Suerte Charlie y...Cuidado-me dice con una media sonrisa.

Arkarian abre el portal y entro de un salto, caigo sobre una especia de terreno muerto, donde solo hay una tenue luz en el cielo, por suerte me he preparado una mochila con provisiones y alguna que otra linterna.

Decido empezar a buscar por el prado muerto donde no hay nada, pasan los dos siguientes días dando vueltas por pueblos, ciudades o campos donde no hay ni un solo alma, dormir es casi imposible por el miedo que tengo y se me están empezando a gastar las pilas de las linternas, no distingo lo que es día y noche, y empiezo a pensar en cuanto tiempo llevaré fuera en mi mundo.

ISABEL

Llevamos una semana sin saber ni una noticia de Charlie y de verdad estoy realmente preocupada, Ethan se siente responsable de que Charlie viajase, Matt cree que debería haber ido con él, Arkarian dice que el Tribunal se está planteando mandar un equipo de búsqueda, y mientras tanto le hemos tenido que decir a sus padres que se quedará en nuestra casa Charlie una semana más porque se ha cambiado la fecha de los exámenes. Y por si fuera poco, Emma ya me ha preguntado por él varias veces, y no se por que cuando según Ethan llamaba friki a Charlie. Espero que vuelva, y con Rochelle.

CHARLIE

Debo llevar varias semanas andando por este mundo y no he encontrado a Rochelle, tuve que huir de algunas almas que vinieron a por mí, curiosamente sufren contra la luz y de eso justamente me sobra. Llego a un descampado y la cosa empieza a ir mal, lo noto, a pesar de estar todo a oscuras empiezo a notar dentro de mí un odio descomunal, y eso solo significa una cosa, la Luz Negra. Me preparo para pelear pero no la encuentro por ningún lado, asique sigo caminando y me encuentro a un grupo de almas, me escondo como puedo prado abajo, mientras voy andando me aparecen unas cadenas negras alrededor del cuerpo y de repente delante de mi aparece una mujer con una túnica que me impide verla cara, por suerte está todo a oscuras y eso hace que tampoco pueda verme.

-Bueno, mira quien tenemos aquí, creo que te has pedido lucecilla

-Sí, esto está algo oscuro, he venido para iluminarlo un poco-intento ganar tiempo ya que veo que aparecen almas por todos lados, ¿Cómo es posible que no las hubiese visto?

-¿Para qué has venido aquí luz blanca? Aquí no hay nadie que te interese-me dice-meterlo en una celda.

Me llevan a una celda, compruebo que podría salir sin problemas pero prefiero esperar, no saben por qué estoy aquí, por lo tanto no deben de saber que Rochelle también está por aquí, por lo tanto tengo que encontrarla ya. Utilizo mis poderes para romper los barrotes y salgo de la celda, veo que viene un guardia, me escondo otra vez dentro de la celda y cuando pasa de largo el guardia lo ataco por detrás, cojo alguna de sus cosas para aparentar ser un guardia y me voy de las celdas, vuelvo a estar en el descampado y veo a la Luz negra hablando con varias almas, me dan impulsos de atacarla ahora mismo pero tengo que buscar a Rochelle e irnos, me alejo un poco del descampado y utilizo un truco que me enseño Arkarian para buscar a las personas, convoco la luz que tienen en su interior para decirme donde están, en cuanto lo hago noto a Rochelle de inmediato, asique voy a por ella, está en una celda del descampado asique vuelvo a entrar con cuidado en la zona de las celdas, y la veo, está totalmente demacrada, llena de golpes en la cara y manchada totalmente de suciedad, parece que está totalmente débil y que no puede ni mover ni un dedo. Rompo los barrotes y ella ni se inmuta, me agacho y la cojo las manos, ella levanta la vista y se intenta apartar de mí.

-No, espera, soy amigo, vengo por parte de la Guardia-y empiezo a curarla sus heridas que son muchas, la arreglo las costillas rotas, la curó el labio partido, la coloco el hombro dislocado, y así intento seguir hasta que este curada, ella me mira todavía con algo de desconfianza pero al ver que se siente mejor se anima a hablar.

-Et-Ethan….

-Shhh, te llevare a él-la intento tranquilizar con una sonrisa.

-Eso si no te lo impido yo-miro para atrás y veo a la luz negra.

Esta vez intento adelantarme a sus movimientos pero no sale bien, me transporto al lado suyo pero ella ya ha desaparecido, al segundo alguien me empuja contra la pared y vuelvo a estar atado a unas cadenas negras. Nos llevan al alma de Rochelle y a mi arriba donde están todas las almas, allí nos empiezan a abuchear, yo sigo atado y no puedo romper las cadenas de la luz negra, y veo como empiezan a pegar a Rochelle, mientras la Luz Negra sonríe despiadadamente, la rabia que fluye por mis venas aflora.

-¡Nooo! ¡Dejarla en paz!-empiezo a gritar

-jajajaja, mira como sufre la lucecilla

De repente siento un roto en el interior de mi estómago y noto como que voy a Explotar, al momento veo que hay un destello enorme de luz que se propaga por todo el campo, las demás almas huyen despavoridas, veo de lejos como la Luz Negra está en el suelo retorciéndose de dolor por el destello, las cadenas que me sujetaban se rompen y caigo al suelo sin ninguna fuerza, el destello se interrumpe, Rochelle viene corriendo hacia mí, en cuanto la cojo su mano digo con las únicas fuerzas que me quedan:

-Arkarian.

MATT

Todo el mundo está realmente nervioso estas semanas en las que Charlie no ha estado, seguimos buscándole cómo podemos y parece ser que definitivamente el Tribunal va a mandar a un equipo a buscarle, el problema es que nadie quiere bajar, si eso ha podido con Charlie, los demás tenemos pocas opciones.

-Matt, deja de estar empanado y ayúdanos con esto-me dice Neriah dándome un toque en el brazo

-Perdona, estaba pensando en….

-Charlie-completa Isabel-si yo también, no logro entender que se haya ofrecido a hacer algo por nosotros cuando está muy enfadado por lo que le hemos hecho-dice Isabel confundida

-Supongo que es lo que tiene ser Luz Blanca, que se es buena persona quieras o no.

De repente me empieza a doler la cabeza y oigo la voz de Arkarian decir, "Matt, ven rápido a mis salas, y lleva a Isabel contigo, ¡rápido!", "¿Qué ha pasado Arkarian?", le pregunto intentando saber que pasa, me dice rápidamente lo que pasa, asique desconecto y cojo a Isabel y a Neriah del brazo y las aparto a un lado.

-¿Qué pasa Matt?, ¡te has quedado pálido!-me dice Neriah preocupada

Miro a Isabel y digo en voz baja:

-Charlie.