De alguna manera Yaya pensaba que las cosas cambiarían de ahora en adelante, después de lo que sucedió entre ella y Hikari es obvio que las cosas cambiarían. Lo que Yaya desconocía es que las cosas cambiarían pero no por el bien de ella o de su amada Hikari…

Decisiones

Capítulo 3

"Persiguiendo a un Conejo"

Yaya giró un lápiz entre sus dedos. Miraba aburridamente por la ventana de su clase. No prestándole ni la más mínima atención a la profesora. Ni a sus compañeros de clase que secretamente se lanzaban pequeños notas entre ellas o se susurraban. Solo estaba ahí perdida en sus propios pensamientos. Giró hacia su derecha para ver el pupitre vacío en el que normalmente su amiga se sentaba.

Cuando llegó esa mañana a clase lo primero que la maestra hizo fue preguntarle por Hikari. Ella simplemente respondió "No lo sé" y pensó que le encantaría saber dónde se encontraba. Así es; Yaya no sabe sobre el paradero de Hikari. Esa mañana antes de salir a clase ni siquiera se hablaron, muchos menos se miraron. Después de lo de anoche se creó un nivel alto de incomodidad entre ambas. Es como si ambas no se conocieran, cada quien por su lado. Sin decir hola o buenos días. Como unas completas desconocidas.

Aun así Hikari no es de las personas que se saltan clases así tan fácil, ¿que podría significar eso? Esta y más preguntas le provocaban un intenso dolor de cabeza, así que mejor decidió poner atención a lo poco que le faltaba de su clase y saliendo iría a buscarla.

El sonido del timbre de fin de clases sonó como la más bella melodía que hubiese escuchado. Por fin podía buscarla. No perdió tiempo y guardó sus cosas rápidamente. Salió de su clase y comenzó a caminar los pasillos de Spica sin rumbo. Buscando en cualquier lugar que pudiera estar como la enfermería, los baños, la estancia principal pero sin suerte alguna. Después pensó que pudiera estar en el comedor, aunque fuese poco probable que Hikari se saltara clases solo para tomar una merienda. Aun así es un lugar frecuentado por las tres escuelas así que valía la pena intentarlo. Se encaminó hacia el comedor a paso lento pero seguro. Trataba de no correr tanto por los pasillos para que la hermana Hamasaka no la reprendiera.

Después de 10 largos minutos de caminata llegó al comedor, visualizo todo el comedor pero no vio a Hikari, solo las pocas estudiantes de las tres escuelas que llegaban temprano para las comidas. Suspiro por su fallido intento" Solo mi suerte" Se susurró a sí misma.

"¿Ara?¿Yaya-chan?" Una voz conocida se escuchó detrás de ella casi haciéndola pegar un brinco. La voz era Susumi Tamao, quien era acompañada por Aoi Nagisa quien traía una sonrisa resplandeciente, típico de ella. Ambas pertenecientes a la escuela Miator pero aun así amigas cercanas con quienes frecuentaba fiestas de té por la noche.

"Tamao-san,Nagisa-san buenas tardes" Saludo, las superiores dieron una leve reverencia en contestación"

"¿Estás aquí para comer?¿Quieres sentarte con nosotras?" Pregunto Tamao. Yaya estaba a punto e contestar cuando Nagisa la interrumpió.

"Viniste por el nuevo pastel de frambuesa?" Pregunto ilusionada.

"Uhh…no, solo buscaba a alguien" Respondió Yaya a la alegre Nagisa.

"Ya veo" Contesto Nagisa con tono menos enérgico.

Tamao miró a su alrededor" No veo a Hikari-chan" Mencionó después de buscar rápidamente." ¿Estás buscándola?"

Tan perspicaz como siempre." No, busco a Kazama Ushio, Hikari ya se fue a la habitación." Mintió. No quería que sus amigas se preocuparan por sus problemas y preferiría no involucrarlas.

"¿En serio?" Pregunto Nagisa"Se encuentra bien?" Pregunto preocupada.

Hacia lo mejor que podía para continuar con su pequeña mentira." No se preocupen, ella está bien solo que no tenía mucho apetito" respondió sintiéndose mal por tener que mentirle a sus propias amigas.

"Ya veo" mencionó Tamao. "No es un alivio Nagisa-chan?" Dijo a su mejor amiga. Nagisa asintió sonriendo. "Bueno Yaya-chan será mejor que encontremos asientos, buena suerte buscando a Kazama-san"

"Gracias" Contestó

Con eso las dos superiores se retiraron. Yaya no perdió tiempo y salió. Saco su celular de su mochila para ver la hora 6:20.A las 7 es el toque. No hay manera de que Hikari se quede hasta tarde allá afuera o al menos eso Yaya creía, aun así probablemente estaría en el establo del "Príncipe de Spica"

Salió por la puerta principal hacia el establo cuando en su trote tan solo un instante alcanzó a ver un pequeño resplandor de unos cabellos rubios entre los árboles. Cambio rápidamente su dirección hacia la persona entre los árboles. "°!Espera!¿Hikari?"Gritó tratando de alcanzarla. Alcanzo ver los rubios rizos de su amiga pero se alejó de ella como un gato asustado. "!Espera!" Volvió a gritar. En su persecución poco le importaba sus alrededores, solo quería alcanzarla, quería una explicación de por cómo estaba actuando recientemente, que termino tropezando con una raíz de un árbol, trato rápidamente de sostenerse con una rama del árbol que había provocado su caída pero era demasiado pequeña rompiéndose al instante. Cayo sobre sus rodillas primero, después termino con el cuerpo entero en el suelo raspando ambas de sus manos por intentar minimizar el golpe. Suprimió una mueca de dolor e intentó levantarse pero no pudo, en su intento de levantarse quedó sobre sus dos manos y rodillas. Su cara estaba llena de polvo y sucia por la caída. pequeñas gotas de líquido comenzaron a derramarse sobre el suelo. Le dolió…pero no las heridas de su rodillas o manos. "¿Doushte?"Hikari…" Se mencionó a si misa dejando derramar aún más lágrimas. Todo lo que ella quería era hablar las cosas, sobre los sentimientos de ella. Pero simplemente no le da una simple oportunidad.

Yaya sintió una mano posarse sobre su cabeza, tan suave y pequeña como la de Hikari. Pensando en que podía ser ella levanto su cabeza pero se decepcionó al ver que no era ella.

"¿Estas bien?" Pregunto la chica que aún tenía su mano sobre Yaya. Yaya por su lado parte se hincó rápidamente y empezó a limpiar los trazos de lágrimas de su rostro. No le gustaba que otras personas la vieran llorar. La chica intento detenerla "Ah…no tienes por qué hacerlo" Aunque fue en vano ya que yaya como pudo quitó las marcas pero ahora dejando su cara más sucia por esparcir el líquido. Ahora parecía una niña de preescolar que acababa de jugar con lodo. Intento levantarse y la desconocida chica nuevamente intervino "Déjame ayudarte" Mencionó. Yaya asintió levemente y se sostuvo sobre ella con su brazo derecho, haciendo un poco de fuerza logró levantarse pero sus rodillas ardían por la fricción de la media y su herida. "El lago está cerca, vamos a limpiarte" nuevamente Yaya asintió pero esta vez con un casi inaudible 'hai'.Lentamente juntas caminaron un poco fuera del bosque y se toparon con el lago. Se sentaron en la orilla y Yaya bajó un poco ambas de sus medias para poder ver las heridas. La chica misteriosa la miro cuidadosamente. "Mmm..no es tan grave como parece" Menciono aliviada. "Espera un poco,ok?" Adhirió levantándose y regresando por el mismo camino que llegaron. No pasaron ni tres minutos y regreso con una bolsa café con bastantes adornos adheridos, al menos desde el punto de vista de Yaya. La chica saco un frasco y una venda enrollada. "No te preocupes, no va a doler" Menciono mientras atendía las heridas de Yaya.

"Umm...gracias por todo" Mencionó Yaya a lo que la chica asintió sonriente mientras limpiaba la herida con agua del lago. Yaya se preguntaba cómo es que tenía un frasco de mercurio y vendas en su bolsa.

"Raro ¿verdad?"

"¿Qué cosa?"

"Que tenga un kit para este tipo de cosas en mi bolsa" Dijo semi riendo.

"Ah..no bueno me ayudo, así que no es para nada raro" Menciono nerviosa. Yaya ahora se preguntaba si esta chica podía leer la mente de los demás.

La misteriosa chica rió por lo bajo mientras vendaba la herida "Minamoto Chikaru" Dijo presentándose.

"Tercer año, Nanto Yaya" Contesto también mencionando su nombre.

"Mucho gusto Yaya-san, puedes llamarme Chikaru" Dijo gentilmente mientras sus manos terminaban de dar los últimos ajustes a las vendas de Yaya.

Yaya asintió levemente. Permaneció en silencio y notó que sus manos estaban sucias y algo raspadas por la caída. Hundió lentamente sus manos en el lago limpiándolas. Volvió su mirada con la chica notando sus facciones. Tenía cabello largo y negro al igual que ella, solo que a diferencia de Yaya, tenía dos grandes adornos en el pelo en forma de rosa, acompañado con el uniforme de Lulim. Yaya pensó que probablemente se tratara de una alumna de curso superior.

"Está terminado" Menciono alegremente la chica de Lulim separando sus manos de las heridas de Yaya.

"Arigatou" Agradeció Yaya nuevamente pero esta vez dando una leve reverencia.

"No te preocupes, ahora dime...¿qué fue lo que te hizo caer de esa manera?" Pregunto curiosa. Los destellos en sus ojos casi gritaban por si solos el nivel de curiosidad que tenía.

"Ah...bueno" Respondió Yaya, insegura de si decirle que perseguía a una chica, aunque Yaya sabía que en Astrae Hill había precedentes de relaciones chica a chica no sabía si esta persona en especial estaba familiarizada con ello.

"Lo tengo" Comento sacando a Yaya de sus pensamientos. "¿Estabas persiguiendo un verdad?" Mencionó segura de lo que decía.

'¿Un conejo?' Se preguntó en sus pensamientos. ¿De verdad creía que era eso? Yaya no creía que esta chica fuera tan ingenua, por qué para empezar en Astrae no está permitida la entrada de animales. Decidió verlo desde otra perspectiva. Probablemente al referirse a conejo se refería a alguien así de que el hecho de que sepa la razón por la cual cayó es cierta, es seguro que se refiera a conejo a la chica pero metafóricamente para no agobiarla mucho. Yaya confirmó esta teoría al ver la sonrisa de Chikaru, así que, decidió seguirle el juego. "Hai, logró escapar". Comentó.

"Ya veo...es una pena, pero estoy segura que volverás a verlo" Comentó tratando de animarla.

Yaya dudó unos segundos pero decidió preguntar "¿pero,y si no me quiere volver a ver?" Decidió profundizar esta metafórica conversación.

Chikaru colocó su dedo índice en su boca pensativa "¿Alguna razón por la cual no quiere verte?"

"Bueno...digamos que yo acaricie al conejo" Remarcó acariciar para que Chikaru entendiera el verdadero significado detrás de sus palabras. Aunque ya la chica era demasiado perceptiva así que tal vez no era necesario. "En ese momento el conejo se dejó acariciar y mimar pero a la mañana siguiente escapó y yo siento que ya no me quiere ver" Concluyó esperando ansiosamente la respuesta de la chica de Lilum.

"Ya veo...veras Yaya-san, los conejos son bastante territoriales, siempre cuidan su propio espacio, normalmente no permiten que se les acerquen tan fácilmente, y bueno si acariciaste al conejo muy probablemente ese conejo quiera saber la razón por la cual lo acariciaste"

"Pero,y si no quiero que el conejo deje de hacer lo que normalmente hace como dormir, brincar y comer?" Preguntó ahora inquiriendo sobre las actividades diarias de Hikari.

"Entonces ese conejito necesita estar solo por unos días, dale espacio para que se calmen las cosas, muy probablemente querrá estar a tu lado, si lo piensa detenidamente y con calma"

"Ya veo..."Menciono Yaya por lo bajo. Yaya no se había dado cuenta que ilusa había sido. Hizo algo que podría haber destruido su amistad y aun pensaba y quería saber los sentimientos de Hikari hacia ella a la mañana siguiente. Suspiró y sonrió levemente. Una genuina sonrisa que contagio a Chikaru y la imito. "Que pésima soy cuidando conejos" Dijo bromeando a lo que Chikaru rió por lo bajo.

"No te preocupes, de los errores se aprende" Mencionó todavía con una sonrisa aun mas cálida que la anterior. Dirigió su mirada hacia el cielo unos segundos. "está oscureciendo". dijo. Volvió con Yaya. "Deberíamos volver, no quiero recibir otro sermón de la hermana Hamasaka por llegar después del toque" Bromeó.

"Cierto, además tengo cosas que hacer" Comento Yaya. Para sorpresa de Yaya pudo levantarse sin ningún problema, dolía un poco pero podía caminar. Se sacudió un poco el uniforme pero aun así se veía muy manchada, aunque eso podía esperar. Chikaru ya había terminado de guardar sus cosas y juntas se encaminaron a los dormitorios.

NA: Así que,aquí lo tienen, no es tan bueno pero le tengo ir dando forma a la relacion Yaya-Hikari,SI,DOS AÑO para actualizar(12/18/10 para ser exactos, en verdad que no tengo buena actitud para terminar lo que empiezo..(Además de que me han sucedido tantas cosas que empeora mi tiempo para escritura), pero de verdad que yo si quisiera ver esta historia terminada. Bueno, sin más que decir los veo para el próximo capitulo. R&R! Onegai :3

Disclaimer: No me pertenece la historia de ¡Strawberry Panic!, si me perteneciera Amane hubiera muerto en el primer capítulo de la serie (Muahahaha)