El ultimo capi de ***Una Guerra de Distancia***

Espero les haya gustado ^^

-Pronto mas fics-

Sakura estaba sentada en la silla de siempre en aquel pasillo de la pequeña y silenciosa clínica.

Masticaba esa goma de mascar sabor cereza que tanto le gustaba mientras leía la revista de la semana.

Había un cambio en la imagen de todos los días, y era que un viejecito todo arrugado leía el periódico imperturbable en una silla junto a la de sakura.

La ojiverde apartó los ojos de su revista y leyó los titulares, estaban en letras enormes diciendo:

¡TERMINA LA GUERRA!

Se firma tratado de paz

Ella parpadeó 3 veces y bostezó,

El anuncio no le sorprendió; es que ese periódico era de hace 2 meses.

Sip, eso que leyeron.

Hacia 2 MESES completos de que la guerra había terminado y no habían rastros de shaoran.

Todos habían celebrado el fin de la masacre, pero a la vez sufrían la perdida de cientos de soldados que habían perdido la vida antes de que el tratado se firmara.

Sakura sufría cada día que pasaba pensando en que shaoran podía ser uno de los desafortunados.

Pero eso no era imposible…

Él lo prometió… le aseguró que volvería junto a ella… cierto?

-"cierto"-dijo en un suspiro mientras se paraba de la silla y avanzaba unos pasos al centro del pasillo.

Miró la puerta de entrada, siempre abierta de par en par, y creyó volver a vivir el momento en que ese jeep camuflado frenó de golpe frente a la puerta.

Cuando eriol y meiling prácticamente saltaron del vehículo y llevaron a shaoran al edificio.

Ella cerró los ojos tratando de recordar el rostro de shaoran, pero le costó bastante trabajo el construir su imagen en la mente.

Ella se dio la vuelta dándole la espalda a la puerta justo cuando eriol y meiling entraron.

-"sakura chan!"

-"como estas?"

-"hoe… bien, que bueno verlos de nuevo"

La bella chica de largo pelo negro se enganchó del brazo de eriol y sonrió simpáticamente.

-"te vez desanimada"

"por que lo dices?, eriol kun"

-"Es que… se te nota"

Sakura trató de sonreír pero sus esfuerzos fueron en vano.

Meiling puso su mano en el hombro de sakura tratando de animarla.

-"cada día que pasa t es mas difícil, cierto?"

Sakura se sorprendió de que ella le comprendiera.

La ojiverde miró a la puerta de nuevo y suspiró mientras sonreía irónicamente.

-"debí obligarlo a quedarse, verdad?"

-"mi primo es mas terco que una mula ciega, no lo hubieras convencido por mas que intentaras"

Eriol haló un mechoncito del largo cabello de meiling y le dijo algo al oído.

-"discúlpanos sakura, pero tenemos que irnos, solo veníamos de paso"

-"entiendo, adiós"

Meiling volvió a engancharse del brazo de su novio y se fueron.

Sakura empezó a caminar por los pasillos de la clínica en silencio.

Todo estaba desierto y los cuartos estaban vacios.

Ella recorría los pasillos rozando las paredes con la punta de sus dedos hasta llegar frente a la puerta…

Esa puerta.

Donde tuvo que aprender a lidiar con aquel desquiciante soldado de ojos ambarinos.

El mismo soldado del que, tiempo después, se terminó enamorando.

Ella giró la perilla lentamente y entró al cuarto en silencio.

Miró como todo estaba desierto, arreglado y listo para el próximo que entrara.

Ella abrió las cortinas y la ventana.

En seguida el aroma de los tulipanes inundó la habitación.

Sin darse cuenta, y en menos de un segundo, ella ya estaba en el valle. (Si, había salido por la ventana)

Ella avanzaba caminando sin prisas, el viento acariciaba su rostro suavemente.

Llegó al cerezo sin percatarse y miró a su alrededor, casi ausente de razón. Se sentó bajo el árbol y cerró los ojos mientras apretaba el dije de su collar con su mano.

-"shaoran"

Sintió que se movía, que estaba moviéndose bajo la lluvia.

Las gotas mojaban su rostro pero ella no le hizo caso.

Siguió sintiendo como algo o alguien la tenia suspendida en el aire.

Creyó ori una voz conocida… una voz…

-"HOE!"

Sakura abrió los ojos de repente al imaginar su rostro.

-"ya despertaste, sake-chan"

-"Tomiie-kun?"

-"el mismo"

Elk chico de ojos grisáceos y pelo oscuro sonrió.

Había sido amigo de sakura desde los 8 años y vivía en una casa antigua junto a la clínica.

-"que pasa? Por que me cargas?"

-"te vi dormir desde el jardín trasero de mi casa y cuando empezó a llover pensé en que no te agradaría mojarte, cierto?"

-"jeja, cierto"

Ellos entraron al edificio por la ventana (raro, no?) mientras hablaban.

-"estoy al borde, Tomiie"

-"vamos, no te aflijas así por ese muchacho"

-"no puedo evitarlo"

-"ya olvídalo! Ya pasaron 2 meses de que terminó la guerra, me dijiste que el volvería, o no?"

-"si lo hice"

-"entonces?"-sakura quedó en silencio-"saku-chan… tu sabes lo mucho que te aprecio y lo menos que quiero que pase es que sufras"

El chico alto se cercó a ella y acarició su cabello.

-"no puedo, no quiero y no debo olvidar la promesa…el me prometió que iba a volver… y yo le creo"

-"vamos! Vas a seguir creyendo en él aunque haya pasado tanto tiempo?"

-"si"

-"solo pierdes tu tiempo, no lo hagas!"

PAF!

Un puño con vendas en una pequeña cortada apareció de la nada dando justo en la cara del chico de pelo oscuro.

-"hazlo"

-"SHAORAN!"

Sakura no creía lo que veía… sería una alucinación, aunque, las alucinaciones no golpean a los muchachos, cierto?

-"perdón por tardar tanto, sakura"

La ojiverde se abalanzó sobre el castaño que, tal vez era su imaginación, pero ella lo veía más alto y apuesto que antes.

-"oigan!"-el chico en el suelo llamó la atención de los dos-"acabo de ser golpeado! No vas a hacer nada por mi, sakura?"

La ojiverde vio el puño de shaoran.

-"que te pasó?"

-"solo fue un rasguño, no me impidió golpear a este tonto"

-"hay!"

Sakura besó a shaoran de improviso, que le respondió el beso casi hambriento de sus labios.

-"regresaste… al fin"

Ella recostó la cabeza en su pecho.

-"hey! Tomiie se levantaba del suelo-"dejen de ignorarme!"

*****EPILOGO*****

El sonido del despertador retumbó en sus oídos haciéndolo despertar bruscamente.

El extendió su brazo y apagò el aparato.

Se restregó el cabello mientras bostezaba.

-"hoy es el día"

El apuesto ambarino miró a su lado y sonrió.

Acostada en el futon junto a él, Sakura dormía imperturbablemente.

Parecía una muñeca hecha a mano

Shaoran acarició su cabello y la miró por un segundo.

-"despierta Sakura"

-"m… 5 minutos más, prometo portarme bien"

El ambarino rió y la movió un poco.

-"vamos, no seas perezosa"

La chica abrió los ojos con dificultad y luego sonrió.

-"buenos días shaoran kun"

-"hasta que al fin despiertas, olvidas que día es hoy?"

Sakura giró la mirada, sin moverse de su posición en el futon color purpura y miró el calendario.

-"jueves?"

Shaoran besó la frente de la chica con quien vivía y se levantó un poco, le señaló unas maletas.

-"hoy es el día"

La chica de ojos esmeralda se sentó en el futon y bostezó.

-"que vamos a desayunar?"

-"pon tus cosas en la maleta y luego t digo"

-"hoe! Pero me da flojera!"

El ambarino cargó a la chica mientras ella reía.

-"hazlo o verás!"

-"jajá, ya bájame"

-"yo hago el desayuno mientras tu haces tus maletas"

-"ok"

Él la bajó y ella lo besó, luego empezó a hacer sus maletas.

Habían pasado tres años desde el regreso de shaoran.

El pueblo estaba más desierto que nunca.

Cada día se iban mas personas y la mayoría de los negocios habían cerrado, siendo uno de ello la única clínica del lugar.

Meiling y eriol habían decidido dejar el pueblo y viajar por todo el mundo… ya llevaba la mitad.

Sakura había convencido a shaoran de irse de aquel lugar y de mudarse en una gran ciudad; tanta paz ya la tenía más que aburrida.

-"listo!"

-"que? Tan pronto?"

-"solo tenia que meter las cosas en la maleta, cierto?"

Shaoran miró la enorme montaña de ropa y demás sobre la maleta que no dejaba que siquiera se cerrara. Una gota cayó por su cuello.

-"como sea"

-"jipi, oye! Tomiie kun fue muy amable al conseguirnos los boletos del bus a buen precio"

Sip, el pueblo era tan pequeño y despoblado que para tomar un avión primero debías ir a otro pueblo más grande.

-"a mi no me importa, ese tipo no me agrada ni un poco, solo porque dice ser "tu amigo de la infancia", bobadas!, se cree la gran cosa por tener casa propia y ser mas alto que una jirafa… me dan unas ganas de…!"-Sakura besó la mejilla de su malhumorado novio mientras le robaba la tostada que tenia en la mano-"hey!"

-"no seas tan celosín, shaoran"

-"mira quien habla"

-"que dijiste?"

-"nada, nada"

Sentados en el autobús, Sakura acomodó su cabeza en el hombro de shaoran.

El motor del autobús se puso en marcha y shaoran cerró sus ojos un segundo.

Todos los recuerdos desde su llegada a aquel lugar golpearon su memoria pasando como ráfagas por su mente.

-"sabes Sakura? Creo que voy a extrañar este lugar"

Ella lo besó dulcemente y luego le guiñó el ojo en un gesto pícaro.

-"yo no; los lugares en silencio no me gustan… igual que a ti, cierto?"

FIN._

"Nuestro cerezo nunca marchitó"

Espero les haya gustado ^^

Pronto subire mas fics

ONEGAI REVIEWSSSSSSSSSSS!