Seduciendo al enemigo

A ShikaTema Story

By

Erotic-Sensei & Nonahere

ADVERTENCIA: Ni Erotic-sensei ni Nonahere nos hacemos responsables por posibles hemorragias nasales y/o ataques cardiacos, este capitulo contiene algo de lemon, lo lees bajo tu propio riesgo ya que estas dos son unas pervertidas de lo mas pervertidescas, lo mismo va para las próximas escenas de lemon

Tampoco aceptamos reclamos por parejas no de su agrado ^^

Disclaimer: los personajes le pertenecen al maestro masashi kishimoto, solo se los robamos por un rato, la historia es totalmente nuestra de erotic-sensei y mia, espero que les guste.

**-Capitulo 1-**

2006

-…en la balacera murieron tres personas identificadas extraoficialmente como Sabaku no Sojiro, Nara Shikaku y Uchiha Fugaku; cbe mencionar que Sabaku no y Uchiha eran los jefes de los bandos encontrados, aunque se desconoce el motivo por el que…

-argh…basta -dijo ella apagando con furia la televisión, se puso de pie y le dio la espalda a sus dos hermanos, Kankuro sollozaba levemente y Gaara tenia la mirada perdida y con un suspiro ella también limpio sus lagrimas, debía ser fuerte por ellos.

Inspiro hondo y se dio la vuelta, dos pares de ojos se fijaron en ella y entro en el salón la persona en la que ahora dependía su futuro: Baki, el mejor amigo de su padre los miro con ojo critico y ella se dejo caer en el sillón.

-No se preocupen, todo esta bien… nada les pasara cuando estén a mi lado, el accidente de su padre no los pone a ustedes en peligro -les dijo, cruzando los brazos.

-a si? Apenas y nosotros lo conocemos -dijo Temari defensivamente y reprimiendo los sollozos.

-Basta ya con eso, lo que pasa es que están demasiado traumados por los sucesos tan aterrorizantes que han pasado en la familia, pero entiendan que en ustedes depende el grupo de los No Sabaku.

-y eso a mi que? -dijo Temari con la voz quebrada -por ese maldito grupo papa esta muerto, por culpa de esta asquerosidad de cosas… -un sollozo emergió de su garganta, evitando que pudiera seguir hablando, el labio le temblo y sostuvo la respiración para controlarse.

-Sabes…tu me puedes servir…tienes tantos deseos de acabar con los culpables de que Sojiro muriera -Temari apretó los puños -sabes que harías lo que fuera por evitar que existiera esto, la Mafia, las peleas entre familias…

-Nunca tuve a papa…nunca tuvimos un padre -dijo Kankuro abriendo la boca por primera vez -pero no digo que por eso queramos tomar venganza por lo que paso.

-Vámonos… -dijo el tomando a Temari del codo -tu padre también lo hubiera querido asi…que te convirtieras en su Princesa de la Mafia

-que? Pero que? -dijo ella intentando soltarse -suélteme!

-Tranquila, nada malo pasara…solamente tendrás una mejor oportunidad que ellos… -la comenzó a arrastrar hacia la puerta

Kankuro y Gaara se habían puesto de pie y miraban algo horrorizados como aquel hombre se llevaba a la fuerza a su hermana. Cerro la puerta tras el y aun escuchaban los gritos desesperados de Temari por regresar con ellos.

-…YO NO QUIERO IR CON USTED…

-Cállate niña -los dos corrieron a la ventana y vieron como el la levantaba en brazos y la metía a su auto, Kankuro corrió hacia afuera.

-TEMARI… -grito Gaara desde la ventana, tenia el rostro descompuesto por el dolor y parecía sentirse impotente

-…TRANQUILO KANKURO…REGRESARE CON USTEDES…NO LOS DEJARE…LO PROMETO… -fueron las ultimas palabras que Sabaku no Temari les dijo a sus hermanos y esas palabras quedaron resonando en sus oídos por muchos años mas.

1 de julio 2010

Apago aquella motocicleta tan escandalosa y bajo de ella al tiempo en que se quitaba el casco, dejando libre su cabellera rubia que refulgía bajo el sol, si bien los presentes la habían volteado a ver por su escándalo, ahora la miraban como encandilados por su belleza. Agito la cabeza para acomodarse el cabello y con un suave contoneo de caderas que hipnotizaban a cualquiera se dirigió a la reja blanca, que bordeaba aquella enorme y lujosa casa, sentía todas las miradas por lo que compuso una sonrisa cínica y echo una ojeada por encima de su hombro, donde todos los hombres volvieron a sus labores abruptamente al sentir la mirada penetrante como el color de sus ojos y la espesura de sus pestañas.

Aun sin quitar la sonrisa, toco el timbre y la reja enseguida se abrió sin preguntar nada. Con su mismo andar siguió el sendero bordeado de roca blanca y una pequeña charca, simulaba un perfecto jardín japonés.

-vaya ironía… -pensó Sabaku no Temari -Japón en N.Y bueno…ya que…hay de todo un poco en esta ciudad.

Observo su reflejo en la puerta completamente polarizada y se felicito a si misma por el perfecto y ardiente cuerpo que había logrado mediante las arduas sesiones de ejercicios a las que era sometida.

Entro en la casa y escucho música clásica, se río pensando que tal vez Baki ya se creía Lex Luthor, el mayor villano conocido por ella. Sus botas de tacón de aguja resonaron en el corredor y escucho sus pasos bajando rápidamente la escalera y su vello se erizo, la presencia de ese hombre la asqueaba totalmente pero tenia que soportarlo, no tenia que dar muestras de debilidad frente a los demás.

-mi querida -le dijo el, llegando hasta ella y dándole un beso muy cerca de su oreja y después aspiro su aroma -me gusta tu nuevo perfume…brisa marina o algo así? Por que cambiaste el de Sakura? -añadió sin quitar los labios de su oreja.

-demasiado dulce para mi -dijo ella, alejándose y poniéndole una mano sobre la boca -dime para que me querías, muero de hambre y tengo que ir a comprar unas cosas -su mente vago por la barata de Vicotria's Secret, tenia un problema de compras, solo que de lencería sensual.

-vamos arriba -le dijo el -aunque debo decirte que estoy impresionado de la manera que entraste a la oficina de esa tipa de la CIA, pensé que Yuhi Kurenai tendría mas seguridad -le dijo mientras subían por las escaleras.

-Fui entrenada casi como una ninja…se adentrarme como una sombra -dijo en un tono seductor y se mordió el labio inferior -miau… -imito a un gato, por que sabia cual era uno de los apodos que les decían entre ellos decían que sus movimientos eran iguales los de una gata.

-tu padre si que estaría orgullosa de ti, Princesa de la Mafia -le dijo el, sentándose detrás de un gran escritorio, Temari tenia la vista en el suelo y la levanto rápidamente, casi con algo de furia y también con un dejo de pánico.

-lo se…y no hace falta que lo repitas -le dijo lanzándole una mirada asesina, se quito la daga de la espalda y la clavo en la madera para después tomar asiento en la silla frente a el, Baki la miro algo asustado y al verla cruzar la pierna y dejar ver su muslo a pesar del pantalón de mezclilla que llevaba , un brillo frenético cruzo sus ojos y se relamió -yo se que estas teniendo miles de pensamientos pervertidos conmigo, pero solo ve al grano, quieres?

-recuerdas a Nara Shikaku? -le pregunto el, apartando la vista regañadientes de sus perfectos pechos.

-Si, no lo conocí en persona pero se quien es -dijo ella con la mirada perdida y una nota de amargura en la voz.

-fue, como bien sabes…

-el que murió con papa hace cuatro años -atajo ella con frialdad.-que hay con el?

-Si recuerdas lo que te dije de: "ojo por ojo, diente por diente"

-si, que hay con eso? -dijo sin mudar la expresión.

-que te encantaría vengarte del asesino de tu padre, no es así, Temi-Chan? -le dijo el con un leve ronroneo, como si la idea le causara excitante.

-ya te he dicho que no me llames así! -le gruño tomando la daga del escritorio -que hay con ese bastardo?

-bueno, resulta que Nara Shikaku es el que asesino a tu padre -le dijo el recargándose levemente en el escritorio, Temari abrió los ojos como platos y luego logro controlarse -no te encantaría verlo retorcerse en la tumba de dolor? No te gustaría hacerlo sentir ese dolor que tu y tus queridos hermanos sintieron?

-explícate! -exclamo, poniéndose de pie y golpeando el escritorio con las manos.

-Nara Shikamaru, su hijo -le dijo tendiéndole una foto del muchacho ella apenas y la miro -deshazte de el…pero primero necesito que hagas algo mas…sacale cierta información, parece ser que el es un tipo de genio con memoria fotográfica -frunció un poco el entrecejo -parece ser que hay alguien que no respeto la alianza y esta vendiendo parte de los cargamentos de droga a una banda Mexicana, narcotráfico, no el arte de la mafia.

-y como se supone que lo hare? Lo secuestro y lo torturo hasta que hable? -menciono ella como quien no quiere la cosa, aventando la fotografía a un lado.

-No, no te estoy diciendo que el es demasiado inteligente? Es un hombre, por lo que debe de tener una sola debilidad.

-y cual es?

Baki señalo el cuerpo escultural de ella a lo que ella respondió frunciendo el entrecejo, pero al cabo de un rato de estarlo pensando, esbozo su sonrisa cínica de siempre.

-Haz lo que te pedí, deshazte de el, después de sacarle la información desde luego y cuando estés a punto de matarlo, recuerda el día en que viste a tu padre morir y recuerda quien lo mato, Nara Shikaku. -pronuncio el nombre lentamente y algo se avivo dentro de Temari, era la llama de la venganza que se había apagado dos años atrás, pero ahora ardía con mucha mas fuerza -Y solo piénsalo, Temari, y cuando mates a su bello hijo, el se estará retorciendo en la tumba de dolor, sintiendo lo mismo que tu y tus hermanos ese día. Entonces, que dices Temari? -le pregunto, sonriendo con satisfacción y juntando las manos a la altura del estomago.

-Ojo por ojo, diente por diente -susurro ella y camino casi como si se deslizara y mientras ella desaparecía por la puerta, la fotografía de ese hijo de puta, cayo al suelo.

25 enero 2010

El sonido de las explosiones retumbo en sus oídos, corrió tratando de escapar por las oscuras calles por las oscuras calles no sabia a donde iba, ni siquiera si era la dirección correcta, siguió corriendo descalza y con los tacones en la mano, escuchando el sonido de los disparos a sus espaldas, no sabia que pasaba pero las palabras de su padre estaban bien grabadas en su mente "escapa" le había dicho el.

Escucho a varios sujetos corriendo tras ella y se apresuro mas, una bala se impacto en un bote de basura justo al lado de ella y por poco le da en la pierna.

-Que mala puntería tienes Naruto! -escucho decir a sus espaldas.

-no la quiero lastimar, solo hacer que se detenga -se defendió otra voz.

Corrió tanto como pudo hasta llegar a una esquina en la cual dio vuelta y se detuvo al toparse con una barda de cemento de uno o dos metros de alto, regreso y justo cuando daba la vuelta saliendo de ese callejón unos fuertes brazos la detuvieron, quiso gritar pero no funciono, no tenia aire en sus pulmones ni para gemir.

-Es nuestra -dijo alguien con tono triunfal.

Vio como se acercaba una camioneta a gran velocidad y los hubiera arrollado de no ser por que se detuvo a escasos centímetros frente a ellos, la metieron en ella, estaba oscuro pero escucho el gimoteo de varias personas mas. La camioneta arranco y uno de los hombres que la perseguían se sentó junto al conductor.

-Te habías tardado, Shikamaru -resoplo.

-gomen…tenia que recoger mas mercancía.

-larguémonos de aquí -dijo el otro de ellos.

-que sabes de las explosiones? Pensé que seria limpio y rápido -pregunto la primera voz.

-Era el plan, pero alguien nos delato, la policía llego y mientras iba por las demás chicas a Kiba se le ocurrió jugar con fósforos y gasolina. -respondió el conductor.

Los dos hombres siguieron conversando y en ocasiones el tercero opinaba algo. Hinata alcanzo a ver por una ventanilla, vio varias patrullas volteadas y prendidas en fuego, unas ambulancias y a varias personas corriendo en la calle, escuchaba las balas al ser detonadas y cada que se oían explosiones las demás chicas y ella gritaban un poco después de minutos que se hicieron eternidad las explosiones dejaron de retumbar y solo se escuchaba el sonido de otros autos pasar, ella aun asustada escuchaba a su corazón y el de las otras chicas latir a rápidamente; la camioneta se detuvo y el piloto salio junto con el copiloto.

-cuídalas -dijo el copiloto.

-tu no eres mi jefe, Sasuke!

-Pero yo si, Naruto, espera aquí, vigílalas y que no se escapen!, no tardaremos -dijo la primera voz.

-Uy si, nada mas por ser Shikamaru me creo el jefe, uy si… -susurro el tal Naruto.

-te escuche! -bramo el de por nombre Shikamaru.

Después hubo silencio, los dos hombres se acercaron y el otro que se había quedado encendió la luz de la camioneta, iluminando apenas sus rostros. Un chico rubio bastante bien parecido de ojos azules, que gracias a la poca luz se veian azul marino acerco su rostro al de las chicas mirándolas a todas una por una deteniéndose mas en Hinata.

-eres linda, todas los son. Humm…no se preocupen, si cooperan con nosotros no les haremos daño, mi nombre es Uzumaki Naruto, les preguntaría sus nombres pero ya se quienes son ustedes, no por nada están aquí, en fin, Shikamaru y Sasuke no tardaran y nos podemos ir, así que tranquilícense.

-a-a donde vamos? Que harán con nosotras? -pregunto una tímida voz, una chica con extraños cabellos color rosa y unos impactantes ojos jade temblaba de arriba a bajo, quizá por el miedo, quizá por la fría noche de enero.

-pues cada una esta aquí con un propósito especial, ya les explicaran por que, pero les aseguro que no les agradara -tercio una fría voz, viendo especialmente a la de cabellos rosados.

-Sasuke, dobe, las asustaras!

-cállate, Naruto Baka, si se quieren enterar pues que se enteren de una vez, están aquí para hacer lo que nos de la gana.

-Eres un idiota!

-ya basta los dos, vámonos de aquí, Itachi nos espera.

Los tres subieron y la camioneta dio marcha, en silencio sintieron las horas pasar, ya debería de ser mas de media noche, las chicas se quedaron dormidas y los tres siguieron el camino. Sasuke no cesaba de voltear hacia atrás viendo en especial a la chica de ojos jade.

-estas segura de que es ella? -hablo el moreno con coleta alta, dirigiéndose a Sasuke.

-por completo, la reconocí de inmediato, su padre mato al mío y ella lo va a pagar con lagrimas, pero con lagrimas de sangre. -dijo Sasuke.

-Creo que exageras demasiado -le replico Shikamaru.

-que tu no quieres ver muerto al desgraciado que mato a tu padre? No le harás venganza?

-eso fue un accidente. La explosión fue bastante fuerte y accidental, por supuesto. -dijo el Nara apretando el volante de la camioneta, claro que quería vengar a su padre eso era lo que mas deseaba, eso y…haber estado ahí, haber podido salvarlo, pero solo era un chaval de quince años y apenas conocía ese mundo, su mundo, el misterioso y apasionante mundo de la mafia.

-pero quien dio aviso a la policía, Shikamaru? -insistió Sasuke -si ese alguien no hubiera avisado, la policía no hubiera llegado, no hubiera iniciado la balacera, no hubiera habido explosión, tu papa estaría aquí…

-deja de decir eso! -gruñó Shikamaru, pisando mas fuerte el acelerador.

-haz lo que quieras, pero yo tomare mi venganza.

Dicho esto el Uchiha guardo silencio, lo cual Shikamaru agradeció profundamente, estaba cansado, bastante, había conducido mas de tres horas lo único que quería era entregar la "mercancía" a Itachi y regresar a casa con su novia, que de seguro ya lo estaba esperando y por lo tanto también le esperaba una buena reganiza y algo como "no me dedicas el tiempo suficiente" pfff…a veces Ino era tan…problemática.

Al llegar al lujoso estacionamiento de la Mansión Uchiha, abrió la puerta corrediza de la camioneta y la luz dio en todas las caras de las chicas por lo que se despertaron, excepto Naruto que seguía roncando levemente, hasta que Sasuke lo despertó, dándole una patada en las piernas.

-aahh…ahhh…ahh…si a las armas yo'ttebayo! Eh? Que pasa?

-que ya llegamos, idiota. Bájense ya -les dijo el Nara, todas se miraron entre si y Naruto les hablo.

-Clámense, irán a descansar a otro lugar, vamos.

Una a una, Naruto ayudo a bajar a todas las chicas, la puerta se abrió y apareció Itachi, seguido de Anko, Kakashi y Gai.

-muy bien, Shikamaru, ya puedes irte que Ino llamo buscándote -dijo el primeo, entregándole una paca de billetes.

-que le dijiste? -le pregunto Shikamaru, contando el dinero.

-que estabas ocupado, mejor ve y cúmplele o se molestara mas y nos volverá a todos locos -dijo Itachi, sin mutar la expresión seria mas que para dedicarle una sonrisa burlona a Shikamaru, todos se mofaron de la suerte de Shikamaru -y en cuanto a tu paga, esa es solo una pequeña parte, cuando se las lleven te daré el resto. -dijo, mirando a las chicas.

-OK, hasta luego -dio media vuelta y salio de ahí en su deportivo negro.

Mientras Shikamaru se alejaba, Itachi observo a las chicas una por una, eran siete en total, todas hermosas, con características únicas que las hacían ver bellas poseedoras de un cuerpo envidiable, provocadoras aun sin desearlo, pero solo había un cuerpo y una mujer que Itachi deseaba…

-Anko, llévalas a las habitaciones, que se bañen, coman y duerman, mañana les explicaras la rutina de aquí.

-Lo que digas, Itachi -respondió ella y con brusquedad les ordeno -vamos, síganme.

-Naruto, acompáñalas, harás guardia esta noche con ellas, después de todo Anko tiene que ir a descansar -le dirigió una mirada de complicidad a Kakashi, el cual soltó una risa ególatra.

-pero yo también tengo que descansar! -replico el rubio.

-ya lo harás después, ahora, ve!

Y sin mas fue detrás de las chicas. Anko las apresuraba gritándoles e insultandolas, ellas, mas asustadas, no sabían si seguirle o intentar correr, una de ellas, quizá por miedo o con un poco de valor comenzó a correr hacia la puerta que pensaba que era su salida mientras gritaba, un sonido retumbo, un disparo y la chica se derrumbo, las demás asustadas miraron a la mujer escultural que había delante, Anko había matado a una chica y sonreía con cinismo.

-para otra que ni se le ocurra escapar, ahí están las consecuencias, aquí están encerradas y no salen si el jefe no se los permite, entendido? Ahora, camine! -les grito.

El resto de las chicas siguió a aquella cruel mujer, mientras veían como dos hombres levantaban el cuerpo de la chica.

Estaciono el deportivo afuera de su casa y miro la ventana, la luz de su habitación estaba encendida, de seguro Ino lo estaría despierta, esperándolo, la verdad el también se moría de ganas de verla, por mas problemática que fuera.

Entro y subió rápidamente las escaleras de su cómodo, pero lujoso, duplex que compartía con su novia, podría tener una casa mas grande pero a el siempre le había gustado lo cómodo, practico y sencillo en vez de una gran mansión en la que podías perderte fácilmente, a diferencia de Ino que siempre había sido mas exigente.

Al llegar a su habitación, retiro la puerta que estaba entre abierta, su chica estaba tendida sobre la cama con apenas una tanga roja y un sostén a juego, estaba dormida bocabajo, dejándole ver la maravillosa parte trasera de su cuerpo. Subió a la cama después de quitarse la ropa hasta quedar solo en boxers que dejaban notar el gran paquete del chico, acaricio la espalda de Ino bajando y subiendo lentamente, mientras su boca se encargaba de chupar su cuello.

-te extrañe, Shika

-y yo a ti, Ino

-hazme el amor…-suplico

-estoy cansado, será después -dijo el, tumbándose boca arriba.

Ino se recostó junto a el, lo beso en el cuello bajando lentamente hasta que sus besos llegaron a su ombligo, Shikamaru jadeo un poco y sostuvo la cabeza de Ino con una mano mientras que con la otra acariciaba su espalda.

-Ino, detente…

-esto me quiere decir que siga.

Ino comenzó a tocar el miembro de Shikamaru por encima de su boxer, mientras besaba su ombligo y bajaba poco a poco e intentaba retirar la molesta tela del boxer con su boca, estaba a punto de lograrlo cuando el la detuvo, la jalo hacia si y le dio un simple beso.

-dije que no, Ino, buenas noches…

Y sin mas se giro en la cama dándole la espalda a la rubia, que salio de la cama molesta , y el lo noto, pero el sueño pudo mas con el y lo venció.

Un pequeño sonido se escucho y la rubia se acerco su celular, la luz de mensajes brillaba y ella sonrío.

Sai.

En el interior de la mansión Uchiha, Sasuke e Itachi disfrutaban de una copa de vino tinto, hablaban de todo nada a la vez, hasta que el menor se atrevió a hablar.

-Itachi, quiero quedarme con una chica.

-Valla, al fin demuestras que tienes sangre en las venas, Sasuke, cual se te hace buena?

-quiero a la chica de ojos jade, su nombre es Sakura. -respondió el como quien no quiere la cosa.

-si tu lo dices, pero…alguna razón en especial? -le pregunto frunciendo el entrecejo debido a la curiosidad.

-se me antojo -simplemente dijo, no pensaba decirle a Itachi lo que tenia en mente con la Haruno, Itachi no pregunto mas, escucho unos pasos cerca de ellos y una mujer se acerco a ellos, sentándose en las piernas del mayor de los Uchiha.

-te esperaba en la habitación, Itachi…oh, hola Sasuke.

-Hola Konan, bueno los dejo a solas, buenas noches -suspiro el levantándose de donde estaba.

-buenas noches -respondieron los amantes, Sasuke se fue, tan pronto el se alejo Konan sintió las manos de Itachi cerca de su intimidad tocándola por sobre las bragas pero no paso mucho tiempo para que el metiera su mano dentro de ellas tocando su húmedo sexo, mientras su boca subía y bajaba por su escote, defendiéndose en uno de sus pechos besándolo y acariciando su pezón con la lengua lo cual de inmediato la hizo gemir.

-Itachi…aquí no…

-es mi puta casa, si quiero coger en la sala lo hare, no me importa si me ven -gruño el.

-pero a mi si! -replico ella, cubriendo sus labios con la mano -en mi habitación o no lo haremos.

-Vámonos pues -suspiro el. La jalo dela mano y subieron las escaleras corriendo hasta llegar a su habitación, en cuanto cerraron la puerta se tiraron sobre la cama, el no la dejaría dormir en toda la noche y ella estaría feliz de permanecer despierta.

19 de Julio de 2010

Movía el pie con algo de nerviosismo, no tenia ni la mas minima idea de cómo iba a lograr hablar con Shikamaru para poderlo seducir no tenia ni la mas minima idea de su paradero, o si no se había regresado a Japón, por que Baki no le había dado mas información?

Termino de morder la unía de su dedo pulgar y se puso de pie, se acerco al refrigerados y lo abrió, sabia que podría pensar mejor cuando tuviera el estomago lleno e alguna porquería.

Suspirando se puso a freír unas cuantas papas a la francesa, y abrió una lata de soda, no sabia por que, si comía tan grasoso, por que nunca engordaba? Estaba mal, de verdad.

You were once my one companion, you were all you mattered

Tomo rápidamente su móvil algo, alzo las cejas algo extrañada al que viera el numero. Haruno Sakura casi nunca la llamaba a menos que fuera algo sumamente importante.

you were once a friend and a father, then my world was shattered

como nunca soportaba esa frase saco el móvil con algo de dificultad del bolsillo de sus apretados pantalones y contesto.

-diga?

-hola Temari-San! -la saludo alegremente, aunque Temari sabia todo el trauma que ella pasaba en esa mansión del demonio ella nunca lo demostraba -como estas? Que tal andas de…tu sabes…trabajo.

-libre -mintió ella mordiéndose el labio y pensó que tenia que dejar de hacer eso o algún día alguien la descubriría -por que pasa?

-bueno, me encargaron que le hablara a las personas invitadas a la fiesta de cumpleaños de Sasuke-Sama -dijo ella y la voz le sonó algo forzada cuando menciono el nombre del heredero de la familia de los Uchiha.

-Oh, genial… -dijo ella, fingiendo algo de entusiasmo, no le hacia ninguna gracia el pensar tenia que estar en esa mansión, odiaba a todos los de la otra familia, no sabia ni siquiera por que se habían aliado si aun así seguían peleando uno en contra del otro.

-Sasuke-Sama cumple el viernes, por lo que ese día será la fiesta, de verdad quieren que vayas y yo también -le dijo ella con un dejo de suplica -iras? Sasori desea verte ahí .

-bueno, supongo que si iré, me hace falta algo de "relajación" -dijo ella mordiéndose el labio, ya le hacia falta desestresarse y ejercitar ciertos músculos con Sasori -Nos vemos ahí.

-Arrasaras con todas nosotras -dijo Sakura con una risita y colgó. Temari sonrió, bueno, no era su culpa ser la Princesa de la Mafia.

Konnichi wa and hajimemashite!

Bueno, así empezamos con esta historia algo complicada pero que no por lo mismo este tan genial ^^ (si tengo orgullo, discúlpenme)

Se preguntaran, por que cambie de nombre? Bueno, yo, antes Akkiotakugirl, era denominada así (Ero-Sensei) por Naara-no-Temari, y decidí que ese nombre me quedaba mejor que otra cosa (lean mis historias con rating M xP) y que ocasión mas perfecta que esta historia llena de justamente eso LEMON, repito, ninguna de las dos nos hacemos responsables por hemorragias nasales y/o ataques cardiacos.

Sin mas los dejo y esperamos reviews ^^

Erotic-Sensei

P. D. la cancion del tono del movil de Temari es "Wishing you were somehow here again" de "Emmy Rossum" sale en el fantasma de la opera por si quieren buscarla aunque claro, es opera ^^

Sayo

Nonahere:

Pues yo simplemente les digo que aqui comienza esta maravillosa historia (el ego no es pecado, si lo es, pues ire al infierno), que erotic-sensei y yo decidimos comenzar, no esperamos mas de ustedes que comentarios al que le guste bueno y al que no, pues ¿que hace aqui?

En fin, ahi esta el primer capitulo y conforme avanze habra mas lemon que para eso vivimos hahahaa,

Sayonara.