Hola, lamento la demora con el capitulo final, solo puedo decir gracias a todas las personas que se tomaron el tiempo para leer o dejar un review a esta pequeña historia que idee hace tiempo n.n es grato saber que mis historias se leen, espero que sigan leyendo mis otras historias =D. ¡Oh! Y se que descompuse la personalidad de Sasuke, pero la historia me obligó a moldearlo xD, pero aun así espero que les haya gustado "Lo que no hiciste II"

Disclaimer: Naruto pertenece a Masashi Kishimoto

Advertencias: Muerte de un personaje

.

.

.

.

.

.

.

Si hay tantas cosas que no hiciste, porque tenías paciencia conmigo y me querías, estabas siempre de mi parte. Había tantas cosas de las que quería pedirte perdón cuando volvieras de tu viaje a Estados Unidos, pero no volviste.

Me recargué sobre la puerta blanca de la habitación que recién había sido decorada, los colores eran suaves, el techo tenía dibujadas cientos de estrellas doradas y una luna, las paredes tenían dibujos de nubes, un sol, arboles, diversos animales como ositos, jirafas, koalas, cebras, avestruces, elefantes, también un pasto dibujado que hacía juego con la alfombra verde que decoraba el suelo. Acaricié mi vientre, tenía 5 meses de embarazo (Aunque más que de 5 parecía de 7 u 8 meses), una sonrisa en mi rostro se formaba cada que pensaba en que faltaba menos tiempo para conocer a mis bebés, una niña y un niño, así es, yo tendría gemelos, , me hacía mucha emoción el hecho de que uno de ellos fuera idéntico a ti y el otro a mí, ni Sasuke ni yo habíamos querido esperar hasta la cesárea para saber que serían, y ni que decir de nuestros padres, ellos se habían encargado de comprar muchas cosas para sus nietos.

-Será mejor que nos vayamos al aeropuerto en este instante o perderé el avión-Me indicó Sasuke al momento de salir de nuestra habitación con una maleta-¿Tienes mi boleto?-

-Si, aquí lo tengo-Le mostré el boleto de avión y su pasaporte para después dárselo-¿Sabes cuanto tardaras en Washington?-

-Tengo que evaluar las propiedades y con el papeleo para la transferencia me tomará 2 o 3 semanas-Sonreí cuando tomo mi mano en la que reposaba mi anillo de matrimonio-No tienes por qué preocuparte, no tardaré tanto como para ausentarme en el nacimiento de nuestros hijos. Debiste ir con tus padres a Londres o con los míos a Akita-

-Mi padre estará asistiendo a muchas firmas de autógrafos por la publicación de su libro y mi madre se ofreció para realizar varias cirugías, creo que suficiente trabajo tengo con mi empleo-Le recordé-Y tus padres están disfrutando de su tiempo a solas, hace mucho que tus padres no se toman unas vacaciones, no quiero hacer mal tercio-

-Tienes algo de razón, ya era tiempo de que mi padre se tomará unos cuantos días libres para descansar-Su tacto era suave-Trataré de regresar lo más pronto posible-

-Aun faltan unos meses para que nazcan-Le dije y reí un poco, se preocupaba por mi y nuestros bebés, le di un beso en la mejilla-No van a nacer mañana-

Nuestra boda se había efectuado 2 meses atrás. Estábamos tan felices, no solo éramos recién casados, sino que también esperábamos 2 bebés. Nuestros padres también estaban felices por los acontecimientos de los últimos meses, la madre de Sasuke y mi madre me habían ayudado a organizar los últimos detalles de la boda puesto que decían que los bebés debían nacer en un ambiente en el que Sasuke y yo estuviésemos casado, puede que nos permitieran vivir juntos sin estar casados pero sin duda el anhelo de ellas era que sus nietos nacieran dentro de un matrimonio.

.

.

La trayectoria de nuestro departamento al aeropuerto fue tan veloz que para cuando me di cuenta, nos encontrábamos frente a la puerta de acceso.

Observe con curiosidad por el gran ventanal que tenía el aeropuerto y que daba al terreno en donde despegaban y aterrizaban los aviones, unas personas bajaban y otros subían para dirigirse a su destino. Un escalofrío terrible circuló mí cuerpo, mis manos sudaban, mi corazón palpitaba y también sentí unas inmensas ganas de llorar, tenía miedo, por alguna razón la idea de perderlo había llegado a mi mente. ¿Por qué pensaba en algo como eso? Tan solo dejaría de verlo por unos cuantos días, no tenía nada por lo cual preocuparme.

-No te vayas, por favor-Solo fui capaz de aferrarme a él lo más que pude-No me dejes sola-

Me separó con lentitud, sin mencionar ni una sola palabra por mi extraña actitud, con su mano izquierda limpió una lágrima que rodó por mi mejilla sin que yo me diese cuenta.

-Te prometo que volveré-Me dio un beso en los labios-Te amo-Se hincó y acarició mi vientre, el cual también beso-A ustedes también los amos, hijos. Cuiden de su madre mientras estoy ausente-Se volvió a poner de pie y me sonrió-¿Lo entiendes? Te amo-

Se separó de mí y se dirigió a la puerta de acceso, me quedé allí parada hasta que la mujer que revisaba los boletos de avión cerró la puerta, él se había ido.

.

.

Los días pasaban y yo ocupaba mi tiempo en el trabajo del hospital o como ahora, que me encontraba conversando con Hinata (Enfermera y novia del mejor amigo de Sasuke) e Ino (Mi amiga de la infancia, actualmente tenía su propia tienda de ropa en la que solo vendía diseños hechos por ella, además tenía una hija de 5 años, me daba consejos ya que yo era madre primeriza que además tendría gemelos)

-Estas hecha un mar de nervios, Sakura-Escuché decir a Ino mientras me daba un vaso de jugo de naranja-Ni siquiera tienes motivos para estar así-Sasuke vendrá en pocos días, y si te encuentra con esa actitud solo harás que se preocupe-

-No lo sé-Respondí con sinceridad-En los últimos días esta sensación no me deja-

-Ino tiene razón-Me dice Hinata con una sonrisa-Solo harás que tú esposo se preocupe sin motivo alguno, ustedes solo deben estar concentrados en la felicidad por la llegada de los bebés, eso es algo para alegrarse, no para tener miedo-

-Tienen toda la razón-Sonreí un poco más relajada, en pocos días regresaría y faltaba muy poco para el nacimiento de nuestros hijos, no había razón para que yo siguiera estresada por algo sin sentido-Lo mejor será que piense en cosas positivas-

Mi celular comenzó a sonar incesantemente y miré el número, sabía perfectamente quien era esa persona.

-Hola, cariño-Saludé con alegría.

-Hola-Me respondió-El papeleo se arregló antes de lo esperado, todo estaba en orden, así que para mi sorpresa solo era cuestión de unas cuantas firma de autorización-Me informó con calma-Regresaré a Japón-

-¡¿Cuándo sale tú vuelo?-Indagué con gran curiosidad-Ya quiero verte-

-Esta misma tarde, de hecho estoy a las afueras del aeropuerto de Washington, mi vuelo es el 382 y llegará a Tokio en 1 día y medio, eso si no hay algún retraso-Guardó silencio por unos segundos antes de volver a decir algo-Te amo, no lo olvides nunca-

-Claro que no-Le contesto-Yo también te amo-

La llamada terminó tan rápido como empezó, lo bueno de esta llamada es que Sasuke estará de regreso dentro de muy poco, agradezco escuchar su melodiosa voz una vez más, no lo sabes, pero solo rezo cada noche para volver a verte.

.

.

Te fui a buscar al aeropuerto aquel día, todos los pasajeros del avión 382 bajaron, excepto tú, eras el único ausente, traté de pensar que tal vez la aerolínea había tenido problemas con el clima o algo por el estilo y vendrías en el siguiente, de eso ya habían pasado 4 días.

Mi peor pesadilla se estaba haciendo realidad, ese maldito presentimiento que tuve el día en que te fuiste pudo haberse hecho realidad, quería ser positiva, sin embargo, el hecho de pensar en que aun no llegaras destruía lentamente mis esperanzas. Quería tenerte a mi lado, que como cada mañana me levantaras con un beso, aquellos detalles que aunque para muchos no fuera más que una rutina para nosotros era lo mejor de cada día.

-Tienes que volver-Suspiré-Lo prometiste, debes cumplir tú promesa-

.

.

Así continué, más y más horas pasaron hasta que por fin divisé una silueta conocida, más no era la persona que yo esperaba, quien se acercaba a mí con un rostro de preocupación era Itachi, el hermano de mi marido.

-Ahora se porque solo podía dejar mensajes en su departamento-Dijo en cuanto estuvo más cerca de mí-Pero tal vez fue lo mejor, tenía que darte la noticia en persona-

-¿Qué haces aquí?-

-Tomé el primer vuelo, quería estar lo más pronto posible aquí-

Mi miedo crecía, lo que estaba por escuchar no me gustaría nada, "Por favor, por favor que no sea sobre Sasuke, que nada le haya sucedido" era lo único que resonaba en mi mente, era en lo único que quería pensar.

-Mi hermano me pidió que lo ayudará con el papeleo, regresé a New York, estaba en casa cuando vi el noticiero, mostraron un video perturbador que se había grabado a las afueras del aeropuerto de Washington-

Un nudo se formó en mi garganta. Mi cuerpo estaba totalmente paralizado, una sensación fría y muy dolorosa me hacía estremecer, jamás había sentido una sensación de ese tipo, no así, no en ese nivel de miedo.

-Unos sujetos se acercaron a una persona, no le dieron ninguna explicación, simplemente le apuñalaron en el abdomen y se lo llevaron, derramó mucha sangre, los expertos dicen que es imposible que haya sobrevivido a un ataque como ese-Suspiró antes de continuar relatándome los hecho-Llamé a la policía para decir que reconocía a la victima-

-¿Era Sasuke?-

-Me temo que si-

Quise gritar, pero no pude, quería correr sin escuchar nada más y sin embargo me quede estática, necesitaba escuchar más, todo se volvía un ruido lastimero. No derrame ni una lagrima frente a mi cuñado, no quería que el viera mi dolor, o al menos, aun no.

-Contacté a tus padres, se ofrecieron para darle la noticia a mis padres-

Me di la media vuelta.

-Sakura…-

-Ve con tu madre y tú padre, ellos te necesitan en estos momentos, mis padres vendrán a verme después, no estaré sola, estoy bien-

-No puedo dejarte sola después de lo que te dije, y no estas bien, acabas de perder a tú esposo, ahora más que nunca necesitas de nuestro apoyo-

.

.

Solo sé que camino lentamente, no me importa nada de lo que esté a mí alrededor, no me importa en lo absoluto, el hermano de Sasuke me sigue en silencio ¿Por qué no me hiciste caso aquella vez, mi amor? Debiste haber dejado que ese avión se fuera sin ti, solo quería que estuvieras a mi lado, yo lo presentía, por eso te abrace y te rogué, no quería que nada malo te sucediera ¿Por qué no puedo regresar el tiempo? Mi sol se apaga y ese cielo azul se oscurece iniciando una dura tormenta, eres indispensable para mí y ya no estas, ¿Cómo estar mejor sin ti? ¿Por qué te alejas de esa forma sin aun teníamos tantas cosas de las cuales disfrutar?

.

.

Itachi se sentó en uno de los muebles de la sala mientras volvía a realizar una llamada, acababa de hablar con su esposa (La cual llegaría en la noche de New York) y ahora conversaba con sus padres, los cuales estaban juntos a los míos, ya habían recibido la triste noticia, se dirigían a este departamento.

.

.

Entré a la habitación que hasta hace unos días compartíamos, apreté mi puño izquierdo y con el derecho azoté la puerta con fuerza, observé todas las fotografías que habíamos puesto en el tocador. Tantos recuerdos se aglomeran en mi mente; como el día en que nos conocimos, éramos unos niños o nuestra primera cita. Tomo entre mis manos una fotografía en la que apareces solo, no puedo creer que jamás te volveré a ver, que nunca más volveré a escuchar tú voz. Arrojo la fotografía contra una de las paredes y notó como el marco de cristal se rompe en miles de pedazos debido al impacto.

-¡Te odio! ¡Te odio!-Las lagrimas comienzan a bañar mi rostro, ya no soporto más el dolor en mi pecho-Te odio tanto-Paso mis manos sobre mi cabello, mi cuerpo tiembla y yo solo dejo que mis lagrimas expresen todos los sentimientos que ahora me abordan-¡Eres un maldito mentiroso!-Mi cuerpo se siente pesado, los sollozos no paran, me recargo sobre la puerta y lentamente me deslizo hasta sentarme en el frío piso-Prometiste que volverías y no lo cumpliste-Quiero que vuelvas, quiero que estés conmigo como antes, que esto no sea más que una horrible pesadilla de la que estoy a punto de despertar-Cuando yo hacía cosas estúpidas esperaba al menos un reclamo tuyo, pero a cambio solo me brindabas entendimiento, ¿Por qué justo ahora? ¿Por qué justo cuando no quiero que no hagas algo que me lastime lo haces?-

No puedo hacerme a la idea de que estas muerto, que ya no sentiré más ese amor que fortalecimos durante tantos años, ¿Por qué la vida es así? Mis lágrimas corren, más no importa cuanto lloré o suplique tú regreso, mi deseo no se puede cumplir.

-¡Dijiste que nunca me harías sufrir!-Abracé mi vientre-¡¿No habías dicho que siempre me cuidarías?-No tenía fuerzas, no creo soportar más sin ti-¿Cómo me cuidaras si no estas a mi lado? Prometiste siempre estar conmigo…Vuelve, vuelve, por favor-

Las estaciones del año pasaran, miraré mi vida pasar, pero nada será lo mismo si no estas, te quiero junto a mí.

No regresaste a nosotros, eso fue…

Lo que no hiciste.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Espero que no me den de jitomatazos por le muerte que anexe O.O No me gusta "matar a los personajes"(al menos los protagonistas como Sasuke XD pero era necesario U.U)

¡Gracias por su visita!