Nota del autor: este Fan Fiction se desarrolla después del OVA y después del último episodio de la serie Lucky Star (justo en ese orden). No sale Akira ni su ayudante. No digo más. Se abre el telón.


Mucho después de la actuación final de las animadoras, termina el Festival Cultural del instituto caída la noche.

Durante la tarde -y después de la actuación de las animadoras-, las chicas estaban ordenando y limpiando todas sus respectivas clases. Algunas estaban motivadas y animadas, otras como Konata y Misao estaban en el "factor pereza" y no querían hacer nada -aunque estaban ayudando, no paraban de quejarse.

Mientras estaban limpiando sus clases, las chicas comentaron lo bien que les ha salido la actuación que realizaron hace horas, por eso estaban tan animadas de hacer limpieza en sus clases... aparte de porque sus clases estaban desordenadas, claro.

9:30 de la noche. La limpieza había terminado.

Kagami estaba con su hermana Tsukasa en clase solas, ellas estaban recogiendo y ordenando sus maletas para volver a casa.

"Onee-chan... ¿Sabes dónde está el diccionario de inglés?" le preguntó Tsukasa a Kagami.

"¿Ya no te acuerdas que te lo di, o qué?" le respondió al instante Kagami.

"Ehhh... ¡Oh!" exclamó Tsukasa "Ya me acordé que se lo dejé a Konata."

"Pues pídeselo ya, no vaya a ser que se lo quede como si fuera suya." Kagami aconsejó.

"¡Uyy! ¡Yo no quiero eso! ¡Voy para allá!" Tsukasa salió de la clase corriendo para ir a buscar a Konata.

"Tsukasa... Tan olvidadiza como de costumbre..." Kagami pensó y suspiró con aires de superioridad.

Poco después, Miyuki entra en la clase de Kagami.

"Enas, Miyuki. ¿Qué hay?" Kagami saludó.

"Hola, Kagami. ¿Viste a Tsukasa?" preguntó Miyuki.

"En estos momentos estará pidiéndole mi diccionario de inglés a Konata..." respondió Kagami frustrada.

"Pues no se vayan del instituto todavía. Kuroi-sensei nos ha pedido ir a la sala de profesores." Informó Miyuki.

"¿Para qué?" preguntó Kagami.

"No lo sé, pero nos pidió que nos presentáramos las 10 a las 10 de la noche." Miyuki respondió.

"¿Las diez?" preguntó Kagami, incrédula "¿Te refieres a todas nosotras, las que actuábamos en el Festival como animadoras?"

"Sí, eso dijo ella."

"Vaya... Qué casualidad..."

En ese mismo momento, Konata y Tsukasa entraron en la clase donde estaban Kagami y Miyuki. Tsukasa traía un libro en sus manos.

"Buenas, chicas." Konata saludó "Tsukasa me pidió el diccionario de inglés y me ofrecí a acompañaros a vuestra casa."

"Pues va a tener que esperar, porque Miyuki me informó que debemos pasarnos por la sala de profesores para ver a Sensei." Kagami respondió.

"¿Eh? ¿Nosotras?" preguntó Tsukasa mientras guardó el diccionario de inglés en su maleta.

"Nosotras y las otras 6 que participaron con nosotras en el Festival." Miyuki añadió.

"¿Y dónde están las otras 6?" Konata preguntó "Porque como se hayan ido del instituto..."

"4 de ellas están esperando ahora mismo en la sala de profesores; de las otras 2 no estoy segura..." afirmó Miyuki.

"Bueno, vámonos a buscarlas antes de que..." Kagami comprueba la hora en su móvil y en su rostro deja una evidencia de desesperación "¡Son las 9:55! ¡Qué rápido ha pasado el tiempo!"

"Eso pasa por esperar a quien me pidió tu diccionario..." Konata dijo con una sonrisa.

"¡A callar!" Kagami respondió con ira "¡Ya hemos perdido bastante tiempo! ¡Vámonos!"

Las 4 salían de la clase y se dirigieron a la ruta de camino a la sala de profesores; cuando pasaron de una clase con la puerta abierta, encontraron a Yutaka y a Minami en ella. Las 4 decidieron entrar.

"¡Eh! ¿Seguís aquí todavía?" Kagami preguntó deprisa.

"Yutaka pilló un resfriado..." respondió Minami "Pero... No es nada grave..."

"Pues tenéis que venir con nosotras de todas formas. Sensei nos espera en la sala de profesores a las 10 de la noche, ¡y ya casi es la hora!" Kagami informó.

"Está bien, está bien." Yutaka respondió.

"¿Y para qué?" Minami preguntó.

"No lo sabemos. Creo que nos quiere decir algo ella misma." Miyuki afirmó.

"Pues vamos, ¿no?" dijo Yutaka.

Las 6 salían de la clase -dejando la puerta abierta. Ya estaban cerca de la sala de profesores, y vieron en la lejanía a Patricia, Hiyori, Ayano y a Misao, todas al lado de la puerta. Ellas saludaban con las manos. Las otras 6 caminaron deprisa para hablar con ellas.

"¡Konichiwa!" saludaron Patricia y Misao.

"Bueno, ¿sabéis por qué Sensei nos manda ir aquí, o qué?" preguntó directamente Kagami, algo cansada.

"Responder antes de saludar... típico de Kagami-sama." Konata afirmó riéndose.

"¡A callar! ¡Quién sabe si lo que nos va a decir es importante o no!" Kagami gritó.

"Buenoooo... En realidad no lo sabemos." Hiyori respondió a la pregunta de Kagami "Sólo Kuroi-sensei nos pidió que viniésemos aquí a las 10 de la noche..." miró su reloj a través del móvil "Ya debe estar al llegar."

"Seguro que está viciada al MMORPG..." Konata bromeaba.

"Te he oído." Decía una mujer detrás de Konata y acto seguido le dio un "golpecito" con la revista que llevaba a la cabeza de Konata.

Efectivamente, era Nanako Kuroi, la profesora alta, rubia que no necesita presentación alguna.


Todas ellas ya estaban dentro de la sala de profesores. Nadie más estaba en ella.

"¿Para qué nos ha hecho venir aquí, Sensei?" Kagami preguntó, algo alterada.

"Os explicaría la versión larga, pero como es algo tarde, os explicaré la versión corta." Explicó Kuroi-sensei "Básicamente os ofrezco un 'premio' por limpiar y ordenar todas vuestras clases voluntariamente y como es debido. Nadie más ha hecho lo que vosotras."

"¡Yaaaayyy! ¡Al fin soy recompensada por realizar ese aburrido trabajo!" Konata exclamó de alegría.

"Voy a hacer como si no te hubiera oído..." Kuroi-sensei dijo con frustración.

"¿Y cuál es el premio?" preguntó Patricia.

"Un viaje a la playa de Kamakura, en Tokio, y unas entradas para el hotel que hay cerca de su estación de tren." Respondió directamente Kuroi-sensei.

Al escuchar esa respuesta, todas las chicas tuvieron diversas reacciones. Algunas estaban alegres, otras ilusionadas, y Kagami y Minami estaban indiferentes.

"Tengo para vosotras los tickets del viaje y del hotel, para que os alojéis allí. La fecha de salida está marcada en los tickets del tren" Kuroi puso en la mesa los tickets de tren y del hotel.

"Esto... Tampoco es para tant..." Kagami respondió, pero Konata le tapó la boca para evitar que ella continuara la frase.

"¡Shhh! Kagami, ¿quieres reventar nuestra fiesta?" susurró Konata a Kagami.

"Sin embargo, aparte de descansar, también tendréis que poner a prueba vuestras habilidades en la vida cotidiana por si vais a vivir de forma independiente en la Universidad." Kuroi afirmó.

"¿Eh? ¿Qué quieres decir...?" Yutaka preguntó algo asustada.

"Básicamente, al llegar a vuestro destino, tendréis que entregar los tickets al recepcionista del hotel en donde os vais a alojar." Explicó Kuroi "Únicamente 'viviréis' en el hotel durante todo el verano, pero no tenéis derecho a comida gratis sólo con esos tickets, así que algunas de vosotras tendrán que trabajar para conseguir dinero para comprar comida, al final lo que importa es cómo os vais a organizar en vuestra estancia en el hotel."

"Entonces... Podría no participar, así que lo siento..." Miyuki decidió no ir a ese viaje.

"Una pena, porque así no lograréis un buen bonus de nota en vuestra futura universidad..." Kuroi respondió, con una sonrisa maléfica.

"Ah... En este caso, iré..." Miyuki accede algo avergonzada.

"Genial. El resto os lo dejo en vuestras manos. Los tickets del tren y del hotel están en la mesa, así que repartidlo. Me voy ya, que es tarde. ¡Buena suerte!" Kuroi se despidió y se marchó de la sala, dejando sin palabras al resto de las chicas.


Las chicas estaban en la calle por la noche, evidentemente, comentando el tema del viaje.

"Así que... Vamos a ir en tren, ¿verdad?" Tsukasa preguntó.

"También tenemos que llevar mochilas con todo lo que nos haga falta." Kagami añadió.

"Pero Sensei no dijo nada sobre llevar mochilas..." Misao replicó.

"¿Crees que nuestro premio sólo por limpiar las clases es pasarnos todo el verano en un hotel de cinco estrellas?" Kagami respondió "¡En un hotel no hay nada de ropa, libros, ordenadores o manga! Tendremos que llevar lo que nos haga falta."

"Seguramente a Sensei no le dio tiempo a explicarlo todo, ya que era un poco tarde." Afirmó Ayano.

"A lo mejor voy a ser una molestia para todas vosotras..." Yutaka dijo.

"No, no lo serás. Tranquila." Minami animó a Yutaka con una mano en su hombro.

"En fin, vale. Haré lo que pueda." Yutaka asintió con una sonrisa.

Hiyori vio esa "escena" entre Minami y Yutaka y sacó su bloc de notas y su lápiz de su maleta y empezó a escribir en su bloc. Patricia se acercó a ella disimuladamente.

"Una escena comprometida, ¿eh, Tamura-san?" Patricia le susurró al oído de Hiyori con una sonrisa.

"Ag... ¡No puedo seguir así siempre! Tengo que controlarme..." Hiyori pensó y acto seguido guardó su bloc de notas y su lápiz en su maleta.

"Bueno, pero habrá que ver quiénes van a trabajar en ese lugar." Kagami planteó.

"Jooo... No hay motivación para trabajar..." Konata se entristeció.

"Pero si puedes trabajar de camarera de cosplay..."

"No. En la playa de Kamakura no hay trabajos de cosplay."

Todas las chicas se quedaron en un silencio irónicamente peligroso.

"Bueno. Me ofrezco voluntaria para trabajar." Dijo Ayano.

"Pero, ¿de qué irás a trabajar?" Kagami preguntó.

"Recuerdo que allí había trabajos sencillos, pero no los recuerdo muy bien. Tengo Internet y podría ir a investigar." Ayano respondió.

"Mmm... ¡Entonces me voy contigo!" Misao se animó.

"¿En el mismo trabajo?" Ayano preguntó.

"¡Síp! ¡En el mismo trabajo!" Misao respondió.

"Vaya. Muchas gracias." Ayano agradeció.

"Pues... Me junto con vosotras..." Kagami se animó, aunque a regañadientes.

"¿Eh? ¿Por qué, Kagamin?" Konata preguntó con inquietud.

"He estado con ellas desde el instituto, y ninguna de nosotras está más capacitada para soportarlas mejor que yo." Kagami explicó, mientras miraba a Misao "Eso y para ganar más dinero todavía. Y dos trabajadoras sólo no pueden mantener a diez personas contando con ellas."

Después de ese discurso, algunas chicas aplaudieron a la decisión de Kagami.

"Pero eso sí. ¡Que todo el mundo se traiga su propio dinero!" Kagami advirtió "¡Una cosa es utilizar dinero para comprar cosas que se quiere y otra cosa es utilizarlo para comprar comida! Que nadie se olvide de ese detalle, especialmente tú, Konata." Kagami señaló a Konata.

"Vaaaya. Me pillaste." Konata respondió.

"¡¿Acaso ibas a hacerlo?" Kagami exclamó.

"No. Era una broma." Konata se rió.

"Vaya por Dios..."

"Bueno, pues en eso quedamos. ¿Vale? Ahora mismo, cuando lleguemos a casa, me pondré en contacto con Ayano y Misao para comprobar las ofertas de trabajo. ¿Entendido, chicas?" Kagami explicó.

"¡Cuenta con nosotras!" Misao y Ayano respondieron a la vez.

"Venga, pues nos vemos a..." Kagami iba a decir la fecha de salida, pero se acordó de haberse traído consigo los tickets del tren y del hotel; los saca del bolsillo y mira la fecha marcada en los tickets "Dentro de dos días... En el instituto a las 10 y media de la mañana, ¿vale?"

"¿Y por qué en el instituto?" Konata preguntó.

"Porque es allí donde está la estación de tren más cercano, y que además estará en ruta hacia la playa de Kamakura." Kagami dividió los tickets del hotel y del tren en 10 por partes dentadas y se los dio a cada una "No los pierdan, ¿eh?"

"Tranquila, no lo haremos." Patricia guiñó un ojo.

"Bueno, ahora vamos a casa. No olviden que mañana hay que hacer las maletas. ¿Vale? Venga, hasta luego."

Y en esto, las chicas siguieron sus propios caminos de ruta de vuelta para sus casas, reservando fuerzas para el día de mañana...