Disclaimer: Gantz no me pertenece, jamás podría crear algo tan interesante.

.:: Sin piedad ::.

.

.

La besas mientras ella gime y arquea la espalda queriendo acercarse imposiblemente hacia ti. Ella te pide más y más, tú se lo das sin pensar. La besas con fiereza, con pasión, pero sin amor. No la amas. Sabes que jamás la amarás. Jamás pasará más allá de esa extraña atracción que sientes por esa famosa ídola. Ella lo sabe.

Sin embargo, a ella no parece importarle. Porque sólo quiere que la beses hasta el cansancio, sólo quiere que la beses hasta dejarla sin aliento, sólo quiere que la tomes una y otra vez, sin importar que no la ames. Y tú, tú sólo quieres besarla, quieres besarla sin piedad, sin poder evitar imaginarte que la estás besando a ella. A la chica que de verdad amas, pero que ya no puede estar contigo.

Porque necesitas convecerte de que todavía está ahí, aunque no puedes hacerlo de una peor manera. Ella se ha ido y todo por tu culpa. Acaricias sus pechos, no son los de ella, lo sabes de inmediato. Estás acostumbrado a aquellos pequeños montículos, pero ya no están. No es ella. Sigue sin ser ella. Pero simplemente seguirás besándola sin piedad, sin piedad hasta saciar esa amargura y desesperación que llevas por dentro.