Espero que disfrutéis con este nuevo fic, el personaje principal, será Yumi, pero también aparecerán Ulrich, Odd, Aelita, Jeremy… No tiene nada que ver con la academia, ya que está situado en una época un poco antigua y al principio los personajes no se conocen de nada.

Capítulo 1- La huída

Yumi´s P.O.V

Todavía recuerdo la noche en la que mis padrastros me recogieron de una calle abandonada, cuando apenas tenía 8 años, al principio pensé que ellos me darían un buen hogar y una familia que me quisiera, pero desde entonces no hicieron nada mas que tratarme como a una asquerosa y sucia rata, todos los trabajos de la casa los tenía que hacer yo.

Mi madrastra Akiko era la que me obligaba a trabajar para ellos, mientras que ella se pasaba el día tumbada en el sillón.

Mi padrastro Takeo no era muy diferente a ella, solo que hasta que me pusieron una cerradura en la puerta de "mi cuarto" (Yumi dormía en el camarote) me pegaba cada vez que venía ebrio.

Y por último, mi hermanastro Hiroki, el cual a pesar de ser más pequeño que yo, no se cortaba ni un pelo. A veces me robaba cosas o incluso disimuladamente intentaba tocarme el culo. ¿Aunque que puede hacer una sirvienta como yo ante una situación así?

¡Ni siquiera llegué a conocer a mis padres!

Pero eso ahora no importa, lo primero es lo primero, debo largarme de aquí cuanto antes.

Fin Yumi´s P.O.V.

Una chica de unos 16 años de edad se recogía en un moño su larga melena de color azabache, su piel pálida se podía distinguir entre la oscuridad que se mecía por toda la "habitación". Su figura bastante delgada, por falta de alimento, se movía de un lado a otro sigilosamente, al parecer metía una especie de trapos en un viejo saco.

Todos parecían estar dormidos y una vez estando preparada abrió la puerta y bajó las escaleras, solo le faltaba bajar unos pocos escalones más para salir por la mugrienta puerta y ser libre. Pero un paso en falso hizo que la madera crujiera y en cuestión de unos segundos alguien apareciera detrás suyo.

-¿A dónde crees que vas?- esa pregunta la sobresaltó, pero ella no respondió, prefirió quedarse callada.

A Hiroki solo se le pasaban dos ideas por la cabeza, la primera era que tenía la ligera sensación de que ella quería escaparse, si eso pasaba ¿Quién limpiaría la ropa, prepararía la comida y recogería la casa? Seguramente le obligarían a él a hacer todas esas tareas, y no podía permitir eso, así que la cogió de las muñecas y la puso contra la pared obstruyendo cualquier movimiento de la chica.

Hiroki solo contaba con 14 años, pero era bastante fuerte y alto para un chico de su edad.

-¿Seguro que no pretendes nada?, entonces ¿porque saldrías a estas horas y con ese saco en tus manos?- le preguntó.

-Bueno yo… suéltame- le rogó, si no salía en ese momento de ahí, su hermanastro se chivaría y seguramente la vigilarían constantemente para que no volviera a intentar escaparse.

-¡Ja!, me lo imaginaba, estas harta de vivir aquí y bla, bla, bla… pues se siente hermanita, esto es lo que hay y tendrás que conformarte porque no pienso permitir que te vallas de aquí- cada vez apretaba mas sus muñecas.

-Suéltame, me haces daño- zarandeándose para deshacerse de aquellas manos, pero sus intentos no parecían funcionar en absoluto, solo consiguió que la otra idea volviera a pasar por la mente de Hiroki, y es que esa noche, a él ella le parecía muy hermosa a la luz de la luna, que atravesaba las viejas ventanas del salón y se proyectaba sobre Yumi. En ese momento empezó a acercarse lentamente a ella- ¿qué haces?- preguntó pero él parecía hechizado, y no la oía. ¿Acaso estaba intentando besarla? Nunca había llegado a tanto, y por supuesto no se lo permitiría, por lo que en el último segundo giró la cabeza hacia un lado y los labios de él impactaron contra su mejilla.

Este movimiento tan brusco dejó a Hiroki un poco aturdido, y Yumi aprovechó eso, para encoger una de sus piernas entre ellos dos, darle una patada en el estómago a su hermanastro y derribarlo.

No había tiempo que perder, cogió el saco y salió corriendo por la puerta antes de que la volviera a atrapar.

Se que este capítulo es un poco cortito, pero antes de proseguir la historia quería saber que os parece esta pequeña introducción. Espero vuestros comentarios. :D