Para quienes dejaron review en TCI I. Siento que se los debía. Y acá está, tal como les prometí. Sí, se que he demorado horrores, pero bueno.. más vale tarde que nunca. :D

Lean, y si les gusta comenten, sino, pues que se le va a hacer.

Gracias a mi mom, , por ser la primera en opinar, y corregir todos mis horrores ortográficos. Y gracias a mi dad, TG, por soportar esta hija tan.. tan.. tan yo..! :D Este capítulo también va para ustedes.

Disclaimer: La historia no me pertenece (por desgracia, porque si Edward fuera mío, jm!). Todo lo que conozcan es obra de la gran Meyer. Lo demás es producto de mis musicales neuronas-.

Ahora sí.

Muchos años después.

- Está segura, señorita Alice, que no desea que llame un taxi para usted. – preguntó el amable portero del edificio donde vivía.

- No, Steve. Gracias. Prefiero ir caminando. Supongo que el aire me vendrá bien para calmarme.- contesté, mientras me colocaba la bufanda… y salía corriendo del vestidor del edificio, rumbo a las atestadas calles de la gran manzana.

- Buena suerte – gritó Steve, antes de que saliera al exterior.

- Gracias, respondí. Voy a necesitarla.

La mañana estaba bastante fría. Quedarse aovillado bajo el edredón no parecía una mala idea… pero tenía que trabajar. Si quería cumplir aquel sueño tan vívido que tuve hacía pocos días, dónde me convertía en una reconocida diseñadora, no podía permitirme cometer errores.

Puesto que salí amplia de tiempo, decidí hacer una rápida visita a un Starbucks, y así poder tomar algo de desayuno antes de llegar a la universidad.

Un expresso no parecía mala idea. Pagué lo que el atento joven de la caja me pidió, y tomé también alguno que otro dulcecillo, que aproveché para ingerir en el momento. Un día, era un día.

Volví a salir al exterior. Mientras más avanzaba, más nerviosa me ponía. Apenas y podía respirar.

-Cálmate, Alice, … - me decía a mi misma, intentando que funcionara. – Es solo el primer día. No es como si fuera tan malo.

Saqué mi teléfono del bolso, mi mejor amiga, Bella, o mi mamá, como quieran llamarla, siempre sabía que decir para calmarme-. Sí, lo sé, suena patético..

Marqué su número y al segundo timbre, respondió.

-Hola mom. Buenos días..

-Hola pequeñita. Qué tal estás hoy? Cómo comenzó el primer día de universidad? – preguntó, y por su tono de voz, supe que irremediablemente, luego de colgar, iba a llorar.

-Estoy bien, ... es decir, estoy muy nerviosa. Apenas puedo respirar, me tiemblan las manos. -me reí.

- Quieres que papá vaya a buscarte y te adelante?.

-No, mamá. Gracias. Prefiero hacerlo por mi sola.- contesté.

-Claro, se nos olvidaba que nuestra pequeña niña ya es una mujer. Como pasa el tiempo. Y parece que fue ayer que estábamos en el hospital, y que la enfermera te trajo a nosotros... y papá lloraba de alegría junto a mí cuando te vio toda pequeñita y sonrosada.. Nuestra pequeña Alice.

-Mamá, gracias a ti estoy a punto de llorar.- reímos juntas. – Querrías contarme como conociste a papá, de nuevo?- y aunque sabía que no podía verme, en mi cara se dibujo aquel puchero que tía Rose me había enseñado para conmover a alguien. Bonito, no?

-Pero pequeña, no es que vas caminando a la universidad? – preguntó.

-Sí, pero me haría bien oírla.

-De nuevo la misma historia?-preguntó papá al otro lado.

-Sí, sabes que ese es su cuento de "hadas" favorito – ambos reímos a la vez.

-Suerte, princesa. Te amo. –murmuró.

-Yo también, daddy. A ti también, mom! –contesté de vuelta. Sigues ahí? ... estoy esperando.. y casi llego.

-De acuerdo. Pues cuando era más joven que ahora, no es que sea vieja- aclaró, y yo me reí, típico de mamá- trabajaba de editora jefe de la editorial de tía Rose, … y pues un día iba corriendo hacia el trabajo porque tenía una reunión importante, y después de comprar un café para desayunar, caminaba tan distraída que no vi a tu padre, y el café terminó…

-Mierda. –exclamé cuando sentí que el vaso plástico de Starbucks, que casi ni recordaba que llevaba, se resbaló de mi mano derecha, y el líquido oscuro y ya frío, se expandió por mi pulcra camisa blanca.

-Alli, que pasa? –preguntó preocupada.

-Mamá, tengo que colgar. Después te llamo. Te quiero. Y a papá también.

Enseguida levanté la vista, para ver al posible causante de este desastre, y en todo caso, disculparme.

Y entonces le vi.

Justo cómo si el sol estuviera saliendo justo en ese momento.

Olvidé el café derramado, la camisa sucia, la universidad de artes gráficas; lo único que podía ver en este momento eran sus ojos azules. Y sonreí.

Porque mi visión se había cumplido.

- Me ha hecho esperar mucho tiempo, caballero.

Y él agachó la cabeza, como arrepentido, y murmuró, sonriendo ladinamente.

- Lo siento mucho, señorita.

Talvez el café era la clave. A partir de hoy, sin duda tendría que hacerle un pedestal al bendito Starbucks.

Sí, ya sé lo que estarán pensando.. pero y esta cómo se atreve a aparecer por acá, después de tanto tiempo? Y con una nota de autor más grande que el propio cuento.

Sé que he fallado a la promesa a quienes me leían, y de seguro ya se habrán aburrido de esperar noticias que nunca llegaron, pero bueno, digamos que fue una causa ajena a mi voluntad.

La verdad es que he estado todo este tiempo sin poder conectarme a FF, como les digo, causas ajenas a mi voluntad, es por eso que no he podido subir más nada de mis historias.

Me tomaré mi tiempecito para reeditar ambos cuentos, pues he notado algunos desvarios e incoherencias que me gustaría corregir. También subiré alguna pequeña nota explicativa, a petición de algunas personas, sobre por qué murió Bella en el fic Mi Esposa, aunque la verdad, mi intención siempre fue dejar el final abierto y que ustedes lo interpretaran como desearan; pero supongo que eso también me ha hecho pensar que talvez un escrito en 3ra persona, o un POV Bella, jm, pudiera aclararnos un poco la situación.

Decirles, este tiempo no ha sido tan yermo, la verdad, he sacado trama para varias historias, aunque principalmente pienso concentrarme en los oneshots. Todavía no me siento lo suficientemente preparada para estrenarme en una historia más larga, aunque sí me han pasado por la cabeza varias ideas.. que pienso continuar a largo plazo.

Espero le guste, y el tiempo haya valido la pena. Gracias a quienes han leído, a quienes han comentado, a quienes me han agregado a favoritos, en fin! Gracias por las alertas, por todo! ^.^ Es el mayor precio para quienes escribimos.

En fin, espero que les haya gustado. Disculpen la nota tan extensa. Ya no hablo más.. Bip!

Pd. Les dejo mi correo, pues como no puedo acceder muy frecuentemente acá, siempre podrían comunicarse conmigo.

isabella506 (arroba) yahoo (dot) com

Ya saben, eliminen los espacios, … :D

MisSVulturI, o como me conocían antes, LaLaCullen200690.