Mi Primer Fic, Aviso, lo más seguro es que haya quedado un poco OOC…

Espero críticas ^^

Y Te Amare…

(Matt X Mello)

CAP 1:

El pelirrojo cerró los ojos, un torrente de emociones invadían su ser y su corazón ya no podría soportarlo mucho mas.

Mello, mi amado Mello estaba frente a mí, comiendo su adorado chocolate mientras leía atentamente el informe en su notebook… y yo, sin poder describirle mis sentimientos a ese chico rubio.

Todo sería tan fácil si pudiera…Tan fácil…

- ¿Matt? , ¿Estás bien? – Pregunto el rubio extrañado por el silencioso comportamiento de su compañero.

-¿Ah? Ah! Sí, estoy bien.- Respondí tristemente, no podría decirle la verdad...El que lo amo…

-¿Seguro?...bueno, acuérdate de que tienes que hacer la cena, mientras me iré a dar una vuelta.

Mello se paro del sillón, en el que había estado toda la tarde y pareció dirigirse a la puerta entonces sonó su celular. No le preste atención, seguramente sería alguno de esos idiotas con los que trabajaba. Colgó y pareció contrariado, agitó la cabeza para seguramente sacarse algún pensamiento de encima, y luego noto que el pelirrojo no se había percatado de nada; miro a los ojos esmeraldas de Matt y se le acerco.

-Matt… ¿Seguro estas bien?

-Ah…Ehm…si –respondí ruborizándome levemente y agrege muy bajito – Te amo-

-¿Ah?¿ Dijiste algo?

-No…-No me atreví a mirar a Mello, seguramente volvería a ruborizarme y esta vez el se daría cuenta….

Y sin decir nada mas el rubio salió de la habitación. Suspire… y Aceptando lo que en mi mente me hacia sufrir, me pare a hacer la cena.

Mientras la hacía me deteste a mí mismo, a todo mi ser, ¿Por qué? ¿Porque no podía decirle a la cara mis sentimientos? No pude evitar mirar al lugar por donde él había salido y suspirar .Deje la cena sobre la mesa de la cocina y me fui a dormir, no podría mirarlo a la cara hoy sin ruborizarme más.

//

Ya en la cama me dedique a pensar, decididamente debía de hacerle llegar mis sentimientos a Mello, pero, sonaría demasiado idiota si lo decía en cualquier momento, debía de hacerlo en al momento exacto, Antes de que él se consiguiera una novia; una zorra que pudiera dañarlo. Pero, Yo no quería que me rechazara asique antes yo debía de estar preparado. Pero ¿Cómo lo tendría que hacer? No quiero que Mello me diga que no, eso, creo que me podría afectar tanto como para tomar una decisión sin analizarla, algo así como matarme… N-No debía de pensar así… Va a salir bien porque yo estoy dispuesto a…

-¿Matt…? – Era Mello, Al parecer ya había vuelto de su "salida", me gire a verlo y me quede pasmado.

Mello Había traído a su "amiguita" de siempre. Lo mire irritado, como siempre el seguramente querría que los dejara solo por esta noche.

-Matt… ¡Matt respóndeme!– parecía contrariado por algo -¡Hazme el favor de irte a otro lado por esta noche!

Lo mire de mala gana y accedí, me puse mi chaqueta y me pare de la cama con ganas de vomitar, y omitiendo todas las más que evidentes ganas de mandar a esa zorra al demonio, les ofrecí una enorme sonrisa forzada.

Salí de la casa apresuradamente, no quería que me vieran llorar, mi dolor en ese momento era tan grande como para empezar a pensar en idioteces. Ya lejos de casa, Me senté en una piedra y me puse a llorar, no me pude controlar y desee estar muerto, porque debería de aguantar? , entonces me di cuenta de que había alguien a mis espaldas, Refregué mis lágrimas, dejando mis mejillas irritadas. Me volví rápidamente, esperando ver a Mello, Pero mi asombro fue grande cuando vi a Near mirándome con una sonrisa ¿malvada?

-¿Near? ¿Qué haces acá? Ah, si buscas a Mello está adentro, pero yo que tu toco antes de ent…- No alcance a terminar la frase pues un flash destello ante mis ojos. Mire entre desconcertado y asustado al lugar de origen del flash y para mi sorpresa vi a Near con una cámara y riendo malvadamente.

- ¿Qué haces? , ¿Near?- Lo mire con una mezcla de inferioridad y miedo, quizás que haría con eso.

-Mira qué lindo te ves, tan indefenso Matt, porque… ¿No querrás que Mello te vea llorando así verdad?- No podía ser, Near que siempre me había parecido tan tierno y ahora me mostraba su lado oscuro. Le mire con miedo y un rubor tiño mis mejillas.

-¿O me dirás que a Mello le agradara tenerte de su lado sabiendo que has llorado? No me digas que no te acuerdas, porque creo que ambos recordamos perfectamente que

Detesta la debilidad, acuérdate, ¿no dijo acaso que nadie que llorara estaría con él?

Lo mire con odio, Si, el había dicho eso. Si Near le mostraba esa foto a Mello, querría decir que él lo echaría de su lado, Maldito Near, ahora lo quería separar de su querido Mello, mi razón de existencia. Suspire

-¿Qu-Que vas a Querer? – Le pregunte atemorizado, Sabia que ese bastardo me pediría algo con lo cual chantajearme aun más, pero no se lo podía negar. Todo porque mi obstinada cabeza me negaba a separarme de Mello.

Vi atemorizado a Near acercándose peligrosamente a mí y con una extraña sonrisa en su cara, entonces, el muy desgraciado acaricio mis mejillas e incitándome a jugar; me besó. Entonces vio mi expresión y miro hacia atrás.

Lo que yo estaba viendo, con horror, era el cómo Mello parecía venir. Mirando a todos lados sin preocuparse, y al darse cuenta de nuestro "beso" puso una cara de incertidumbre.

-Ehh…. Matt, había venido a buscarte porque saliste corriendo pero veo que ya estás en compañía asique me iré - su voz sonaba quebrada.

Al escucharlo pronunciar esas palabras mi mente se quebró para dar paso a el dolor de mi corazón y apenas logre divisar a Near, diciéndole algo que no entendí, para luego mirarme y volver a intentar besarme.

-Sí, Mello… Nosotros estamos bien juntos…Así que, ¿podrías irte, y dejarnos jugar? – Yo solo estaba a sollozando en voz baja, pero cuando escuche a Near decir eso, mi impulso fue demasiado.

Empuje bruscamente a Near, el cual ya prácticamente estaba arriba mío, y vi como Mello se alejaba. Una solitaria Lágrima corrió por mi rostro, la cual, al verla el peliblanco, sonrió juguetonamente y la lamio.

Eso fue el colmo de mi desesperación, corrí de aquel lugar y, llorando me fui a refugiar a los brazos de Mello, el cual me miro extrañado, no me importaba lo que pasara, solo quería estar con él…