Titulo: La odisea de la boda.

Disclaimer: Ni Digimon, ni Sora, ni Yamato (LAMENTABLEMENTE) me pertenecen.

Summary: Yamato y Sora piensan que es el mejor momento para casarse pero lo que no tenían en cuenta era la cantidad de problemas por los que tendrían que pasar para lograrlo, incluyendo preparativos, amigos imprudentes, confusiones y mucho mas. SORATO, también Takari y un poco de Michi.

Nota: Los dejo con el epilogo y así termina oficialmente este fic!


EPILOGO. Dos años después:

Sora sonreía con total satisfacción mientras su esposo la imitaba y al mismo tiempo acariciaba el ligeramente más abultado vientre de su esposa que ya contaba con tres meses de embarazo.

–Nos alegramos mucho por ustedes, chicos. –dijo la futura madre.

–Así es, qué bueno que ya se casan en cuatro meses. –agregó Yamato Ishida que había comprendido que aquella mirada de su esposa solo significaba una cosa.

Había llegado el momento de cobrárselas todas a Takeru y Hikari, en especial una escena de unos anillos que tuvieron que recorrer todo el intestino de Gabumon para llegar a los dedos de los novios.

–Gracias, hermano. –dijo TK de la mano de su ahora futura esposa. –Para ese entonces ya estarás enorme, Sora. Mi sobrinito crece rápido. –murmuró el rubio acariciando el vientre de su cuñada.

–Sí, quisimos decírselos primero a ustedes. –añadió Hikari. –Estamos empezando ya a planearlo todo.

– ¡Qué bueno! –exclamaron el matrimonio a unisonó. –Saben que cualquier cosa que necesiten pueden pedírnosla. –dijo Sora con un brillo maligno en los ojos.

Hikari, que no era tonta y ya se esperaba que su amiga no se olvidaría fácilmente de todo lo que ella tuvo que pasar simplemente asintió prometiéndose que ella se ocuparía de todo por mas que le costase sangre, sudor y lagrimas. Sin que nadie más pudiera decir algo el timbre de la recién adquirida casa de los Ishida sonó indicando que tenían más visitas así que el hombre de la casa se dispuso a abrir.

–Mimi, Taichi, que gran sorpresa. –dijo Matt. –Aquí están TK y Kari que de hecho nos están dando buenas noticias.

– ¿Enserio? Que coincidencia. –comentó Tachikawa. –Nosotros también les traemos noticias y muy buenas. –dijo mientras que de la mano de su novio se acercaba a los otros tres. – ¡Nos casamos en cuatro meses!

El rostro de sorpresa de Hikari y Takeru solo fue comparable con la sonrisa malévola que se formó en los labios de Sora y Yamato. Apenas empezaba la cosa y ya había problemas en la puerta, sin embargo Tai y Mimi lucían radiantes abrazados y mirando a todos como si esperaran pacientemente por una mejor cara de alegría.

– ¿Ni una felicitación? –preguntó Taichi desilusionado. –Me decepcionas, hermana.

Pero Hikari, con el rostro un poco pálido había arrebatado a Mimi de los brazos de su hermano y la había tomado de las muñecas mirándola fijamente a los ojos un poco desquiciada pero es que no era para menos pues para una mujer su boda es lo mas especial y lo último que quería era compartir el mismo mes con tu mejor amiga y tu hermano.

– ¿Qué día de Abril te casas? –preguntó la más joven de los Yagami.

– ¿Te sientes bien, Hikari?

– ¡Solo responde!

–El quince. –dijo Mimi confundida.

Pero ya era obvio por la cara de Takeru y el grito de Hikari que ese día era el mismo elegido por la parejita de ángeles para contraer nupcias, mientras TK le explicaba a sus amigos el porqué de su comportamiento Matt y Sora veían la escena, muy alegres en su sillón.

– ¡Cambia la fecha, Hikari! –exclamaba Taichi.

–No. –negó su hermana. –Cámbiala tu, hermano.

– ¡Ni en sueños! –aseguró Mimi frenéticamente.

–Sean comprensibles. –pedía Takeru mientras rogaba a su novia calmarse un poco. –Nosotros ya hemos visto salones y…

– ¡Y la mayoría solo tiene fecha para ese día, ya lo sabemos también hemos ido a ver! –completó Mimi que no iba a ceder por nada, pero Hikari tampoco lo haría.

– ¡Yo conseguí el ramo en la boda de Sora! –gritó Kari.

Ante esto Sora intercambió una mirada con su esposo un poco asustada notando como empezaban a ser incluidos en esta pelea así que los dos se pusieron de pie lentamente del sillón y trataron de alejarse lo más posible de aquella pelea.

– ¡Pero yo atrape la liga! –recordó Taichi.

–El ramo vale más que la liga, todos lo saben. –replicó Takaishi.

El matrimonio Ishida casi había conseguido su cometido, salir ilesos de esa pelea sin verse entre la disputa de sus amigos hasta que el grito furioso de Mimi Tachikawa mandó todo por el caño.

– ¡SORA, YAMATO! –llamó esta. – ¡DECIDAN USTEDES!

Y ante esta nueva perspectiva Yamato no pudo evitar preguntarse porque siempre cuando se trataba de bodas, aunque no fuera la suya, tenía que terminar mal parado o metido en aprietos mientras Sora se dejaba caer al sillón resignada a una larga sesión de gritos de parte de las dos parejas enojadas que se encontraban en ese momento alterando el orden de su casa nueva. Salvados por la campana, literalmente. El celular de la antigua elegida del amor sonó.

Tras una corta plática la pelirroja colgó pálida mirando a toda la gente que había ahí sudando nerviosa y por consiguiente todos sabían que tenía algo que decir.

–Miyako se casa. –pronunció de pronto, despacio, con miedo a los gritos. –En abril.

Esto iba a ser el apocalipsis y los Ishida, con su conocida mala suerte para las bodas, tendrían que ir a conseguirse un refugio bajo tierra pronto.


Nota Final: Muy corto pero espero que les haya gustado, así concluye finalmente este fic. Quiero agradecer a todos aquellos que leyeron y comentaron cada capitulo, gracias por su apoyo y por seguir esta locura. Al principio el epilogo iba a ser la noche de bodas pero... jaja no me salía nada decente y me dije a mi misma ¿Porque no intentar otra cosa? Y así salió esto.

Tal vez algún día haga la secuela basada en estas tres bodas y ¿Porque no? en el embarazo de Sora. Pero para eso faltaría mucho. Ultimamente apenas tengo tiempo e inspiración pero eso no significa que dejaré de publicar cosas (en especial comedia que es lo que mejor me sale ultimamente) Porque ya tengo varias cosas en mente..

Una vez mas un agradecimiento por seguir este fic y espero que les haya gustado y sacado al menos una sonrisa (A mi me sacó varias cuando releía y decía..¿Que tengo en la cabeza xD) En fin, un gran saludo a todos y nos estaremos leyendo!

Un besooo!