1- Accidente.

Bella POV.

Rayos sentía mi cuerpo adolorido al máximo, como nunca, y no recordaba que me podía haber pasado.

Abrí los ojos lentamente, para encontrarme en una habitación blanca, muy mal decorada y darme cuenta de que estaba en el hospital. Algo me había pasado.

Mire hacia todos lados pero no había nadie. Estaba sola. Mire mi cuerpo, a simple vista estaba bien, hasta llegar a mi pierna la cual estaba en alto y vendada.

Me di cuenta de que tenia un dolor en el costado derecho, cada vez que respiraba me dolía.

¿Qué rayos me había pasado? No recordaba como había llegado ahí. Entonces como si una película fuera recordé la última noche.

Flash Back.

Solo tenia que ganar en esta curva y la carrera seria mía, igual que el Mercedes negro. Acelere, gane la última curva y llegue a la meta, donde estaban mis amigos y nuestros contrincantes. Me baje del auto sonriendo.

-Eres una diosa Bella- grito Rose al llegar a mi lado.

-No es para tanto, no tenia como ganarme- me abrazo.

-Acabas de ganar un Mercedes, casi ultimo modelo- grito emocionada.

-No es nada, aparte lo necesitábamos.

-Bravo Bella- me aplaudió Jasper.

-No fue nada.

-Tenemos auto nuevo- dijo pasando su brazo por mis hombros.

-Para que veas.

-Pido la revancha- grito Tanya colocándose enfrente.

-Sabes que eso no pasara- dije.

-No puedo llegar a mi casa sin auto.

-Sabes a lo que te enfrentabas al momento de aceptar.

-Mis padres me mataran.

-Lo lamento, tú apostaste tu auto, como yo el mío.

-Vaya Bella, seria bueno tenerte dentro de mi equipo- dijo James.

-Eso nunca. Ya tengo mi equipó.

-Ellos- indico a Rose y Jasper- ni siquiera corren, tu eres la única que gana.

-Es nuestro problema.

-Vamos Bellita, en nuestro equipo estarías mucho mejor- me tomo de la cintura pegándome a su cuerpo- y tendrás un trato especial.

-Ni lo sueñes- me separe.

-Vamos Bella, te estar perdiendo algo grande.

-Deja de molestarla- se paro Jacob delante de mi.

-No te metas niñito.

-Me meto, mientras Bella sea mi amiga.

-Jake déjalo- tire de el.

-Vamos Jacob no busques pelea- dijo Jasper.

Jacob se giro, me tomo de la mano y caminamos hacia mi auto. James siempre me pedía estar en su equipo, pero eso no pasaría, no mientras tuviera a Rose, Jasper y Jake, el cual no debería estar aquí.

-¿Qué haces aquí Jake?

-Vine a la carrera, me llego tarde el mensaje.

-No deberías estar aquí, si llega la policía estarás en grandes problemas.

-Como si me importara, quiero correr.

-Jake, recién cumpliste dieciséis, no te gustaría perder tu licencia.

-Eso no pasara Bella. Ahora con quien puedo correr.

-No correrás- dije seria- te puede pasar algo.

-Bella, vengo a las carreras contigo desde antes de tener mi licencia y eh ganado varias carreras.

-Como también has perdido algunos autos.

-Si, pero eso no pasara.

-Black- grito James- te reto a una carrera.

-Claro- respondió este sonriendo, olvidando la casi pelea que tiene con el.

-No Jake.

-No pasara nada. ¿Apuestas el auto?- pregunto.

Jake, al igual que todos lo chicos de aquí querían el auto de James, era rápido y tenía mucha potencia.

-Estaba pensando en algo mejor- dijo James sonriendo.

-¿En que?- pregunto Jake.

-Si tú ganas, no vuelvo a molestar a Bella, nunca mas le pregunto si quiere estar en mi equipo.

-Y si ¿Tu ganas?- pregunto Jake.

-Podré molestar a Bella todo lo que quiera, y nadie me podrá detener.

-Jake, no hagas esto- dije.

-Jacob ni se te ocurra- amenazo Jasper, sabiendo lo que podía pasar.

-Acepto.

-Jacob, no.

-No pasara nada Bella.

-Bien coloca tu auto en la partida.

Jacob fue hacia su auto, era un Mercedes, pero no tan nuevo como el que acababa de ganar, tenía más años, aunque aun corría muy bien. Ese auto lo habíamos ganado hace dos meses, aun chico que dijo poderme ganar. Nadie le había ganado a mi Audi.

-Jacob no hagas esto, te puedes lastimar, no sabes como es James.

-Bella no pasara nada, ganare y te dejara en paz de una vez.

-Jacob no.

-Tranquila Bella- se subió al auto.

Yo corrí hasta el lado del copiloto y me subí.

-¿Qué haces?

-Iré contigo.

-Bella…

-Tu no me haces caso, yo tampoco.

-Bien.

Prendió el auto y fuimos hasta la salida, James ya estaba sobre su Porche. Era negro, excelente auto y muy exclusivo, un regalo de su padre. Según el había sido creado para las carreras, pero solo se podía apreciar en estos días, ya que lo normal era verlo, en una moto.

James me sonrió y me mando un beso, algo muy asqueroso.

Rosalie se gano delante de nosotros con el pañuelo, ella siempre daba la partida a los autos. Estaba con una falda roja, una polera blanca, que dejaba ver su buen cuerpo, unos tacos negros de casi 20 centímetros y su cabello rubio sobre los hombros.

Levanto el pañuelo, contó hasta tres y bajo los brazos dando la partida.

Las ruedas de los autos chirriaron en el pavimento y salimos aun gran velocidad. Los dos autos iban a la misma distancia, si uno aceleraba el otro también.

Seria difícil ganarle a James.

La primera curva el quedo delante, pero Jacob lo alcanzo, en la segunda curva íbamos iguales, mientras aceleraban, cada vez más los autos. En un momento Jacob saco mucha ventaja a James, si seguía así le ganaríamos.

Pero nunca lo vi venir, un fuerte golpe nos dio en la cola, Jacob perdió el control del auto, vi pasar a james y después vi la barrera de contención, donde nos golpeamos haciendo que el auto se volcara, solo podía escuchar los fierros retorciéndoles, y como se raspaban con el asfalto.

-¿Jake?- pregunte, pero no respondió.

Comencé a oler sangre y ahí fue cuando todo se volvió negro.

Fin Flash Back.

¿Dónde estaría Jake? ¿Estará bien? ¿Qué más tengo? ¿Cuánto tiempo había pasado? Tenía muchas preguntas en mi cabeza, y quería saber si Jacob estaba bien, era la más importante.

En ese momento se abrió la puerta y un hombre, con delantal blanco, muy guapo entro.

-Que bueno que despertaste- dijo al verme- ¿Cómo te siente Isabella?

-Bien, pero prefiero Bella.

-Bueno Bella, tus signos vitales se ven bien, al parecer solo fue el susto.

-¿Qué tengo?- pregunte.

-Te golpeaste la pierna muy fuerte, se te rompió una costilla y tienes muchos moretones. El mas feo creo yo es el de tu cara.

-¿Mi cara?

-Si, tu mejilla tiene un gran golpe.

-Ah, pero ¿Jacob donde esta?

-Es tu amigo verdad, el que iba en el auto contigo.

-Si.

-Bueno el esta estable, pero aun no despierta. Digamos que a el se le quebraron tres costillas, tiene una mano vendada y una pierna con una quebradura. También un corte en la frente, hice todo lo posible para que no se le notara.

-Pero ¿esta bien?

-Si lo esta.

-Que bien- respire tranquila, pero eso me dolió- disculpe no le pregunte como se llamaba.

-Ni yo me presente- me sonrió- soy Carlisle Cullen.

-Ah, es nuevo ¿Verdad?

-Si, llegue hoy y me toco lo mas complicado.

-Lo lamento- dije.

-No te preocupes me gusta mi trabajo. Pero esto hace que recuerde a mis hijos, no me gustaría verlos en un accidente como el de ustedes. No de nuevo- dijo bajo lo último.

-Nunca había tenido un accidente- dije.

-¿Enserio?

-Si, es la primera vez, nunca había chocado y eso que siempre estoy corrie…- me quede callada cuando me di cuenta de que estaba contando algo privado.

-Tu crees que no se por que llegaste aquí. Estabas en una carrera clandestina.

-¿Cómo lo sabe?

-Cuando llegaron eso decía el informe. Tu padre lo único que decía era que no podías ser tu.

-¿Mi padre? ¡Oh no! El ya lo sabe, estoy muerta.

-Esta un poco molesto, pero no creo que te mate, tú no ibas conduciendo.

-Pero Jacob es como mi hermano, me matara por haberlo llevado.

-Tranquila, no dejare que te mate- me sonrió- ahora descansa, le diré que despertaste, pero no te puedes alterar.

-Ok, gracias.

-De nada y nos veremos despues.

El doctor salio mientras me quedaba ahí sola. Ahora debía enfrentar a mi padre, el que seguro me mataría. Siempre me dice que respete los límites de velocidad y ahora descubre, que por poco soy una corredora profesional.

Como lo dije mi padre casi me mata, por suerte estaba en el hospital y pense que no queria hacer escándalo. Aunque lo hizo, todo el hospital escucho como me gritaba.

Después pasaron Rose y Jasper a verme. Estaba muy preocupado, pero al verme, ya se tranquilizaron.

Rose me dijo que el auto de Tanya, estaba en su casa como los demás. No les conté. El padre de Rose vende autos, de ahí nuestra fascinación. Tiene muchos por lo que un gran garaje ocupa parte de su terreno, ahí estaban los autos del padre de Rose, y nuestros autos ganados. Ya que colocar esos autos frente a mi casa, solo haría que mi padre se preguntara ¿Cómo tengo tantos? Aunque ahora ya sabría el motivo.

Me dejaron para que descansara, y que vendría a verme mañana. Yo asentí y me volví a dormir.

Al día siguiente mi padre me paso a ver, antes de ir a trabajar. El doctor Cullen también paso. Me encontró estable y lo único que le pregunte, era cuando me podría ir. No me respondió.

Rose vino después del instituto con una noticia.

-No adivinas que paso en el instituto.

-No ¿Qué?

-Llegaron nuevos.

-¿De verdad?

-Si, son tres. Un chico de ultimo año, el cual esta muy guapo, se llama Emmett de tercero, después otro chico, llamado Edward y…

-Yo- dijo una chica desde la puerta.

Era bajita, de piel pálida, cabello negro, ojos grises y muy bien vestida. Igual o mas que Rose.

-Hola- la salude.

-Hola Bella, soy Alice Cullen, un gusto en conocerte y lamento lo de tu accidente.

-Gracias, pero…

-La conocí en el almuerzo, es muy simpática y congeniamos al tiro- dijo Rose- por eso la traje debes conocerla.

-Ah, entiendo.

Pasamos la tarde conversando y al final me di cuenta de que era una chica excelente y como dijo Rose muy simpática. También descubrí que era hija del doctor Cullen. Nos contó de sus hermanos, aunque más de Emmett que de Edward y al final se tuvieron que ir dejándome sola.

Las semanas pasaron y ya cuando cumplí, dos semanas el doctor me dio el alta.

Lo único que me quedaba, era la bota de la pierna, el moretón de mi rostro, ya que aun se notaba y otros que tenía por mi cuerpo.

-Bien Bella, ya sabes que te tiene que cuidar, dejar de manejar por un tiempo o mejor dicho, deja las carreras.

-Si Carlisle.

-Bien, tu padre te espera afuera.

-Gracias.

Tome mi bolso, y salí. Antes de irme pase a ver a Jacob, el cual no lo veía desde el accidente. Aun estaba vendado, y tenia que quedarse por varios días, pero como siempre estaba de humor.

Al llegar a la casa, me fui directo a mi habitación. Tenía deseos de recostarme en mi cama. El lunes volvería al instituto y tendría que ver a mis compañeros. Los cuales ya todos sabían lo que me había pasado, por que todos estaban ese día ahí.

Seria humillante, nunca había tenido un accidente. Pero iría con la cabeza en alto, si al final lo piensas bien, yo ni siquiera iba conduciendo.

¿Que Les Parecio? Creen Que Me Ira Bien Con Esta? Espero Que Si :D Bueno Aqui Comienco Otra Historia No Creo Que Sea Muy Larga Pero Eso Se Vera En El Camino xD Las Actualizaciones Seran Igual Que Bebé En Camino Lunes y Jueves Menos Esta Semana Que Volvere A Actualizar El Lunes Por Cosas Personales EL Jueves No Podre u.u Pero Mandare Adelantos Por Cada Review Asi Que Eso Las Puede Motivas Para El Siguiente Capitulo :D Agradesco Que Lean y Saludos :D

PD: Dejen Review Para Que Reciban Su Adelanto y Asi Pueda Subir Siempre :D

Saluditos Las Quiero Mucho Danii :D