Disclaimer: Bleach no me pertenece, el dueño es Tite-sensei, a quien agradezco mucho.

.:: Shiro-chan ::.

.

.

«¡Shiro-chan!», ella grita de nuevo. Él le lanza su típica y acostumbrada mirada irritada, mientras le suelta el cansino «Es Histsugaya-taicho». Lo ha hecho a propósito, él lo sabe y ella también. Ella sonríe mientras no puede evitar echar una carcajada pesar de la molesta y fría mirada que le lanza el capitán del décimo escuadrón. Hinamori sabe cuánto le molesta que le llamen así, sin respeto alguno y sin embargo ella lo seguía haciendo. Sin duda si fuera otra persona la que estuviese recibiendo esa mirada, ya se habría quedado corto.

Pero él no podía intimidarla. Nunca podría hacerlo.

Porque ser uno de los capitanes más intimidantes, porque muchos podían temerle a aquella gélida y grave mirada turquesa. Porque él podía seguir lanzándole esas miradas severas y enojads todo el tiempo, mientras le diría por enésima vez con esa enérgica voz que no le llamase así y ella seguiría haciéndolo. Porque a ella no le intimidaba.

Porque para Hinamori él siempre sería aquel chico obstinado y rezongón. Aquel chico que se dedicaba a quejarse y maldecir sin parar mientras devoraba sandías y escupía los granillos con tal despreocupación que ahora le sorprendería. Porque él siempre sería su mejor amigo, aquel que conoció años atrás y que a pesar de tantos cambios que hay ahora mismo, siempre sería él. Shiro-chan.

N/A:

+Resulta que tenía más o menos esta idea y tenía muchas ganas de escribirla, pero creo que a la mera hora se me fue la inspiración y bueno, no me gustó mucho el resultado porque no hay gran sentido, pero lo publico de todas formas. A ver que día puedo escribirlo como pretendía desde un principio. ¡Cómo odio que de repente se me vayan las ideas! U.u

Leon.