Disclaimer: Black Rock Shooter no me pertenece.

.:: Nadie ::.

.

Y entonces ellas se fundieron en un beso, en el beso más apasionado que podía haber bajo su propio mundo. Porque se amaban aunque ella no podía entender el sentimiento aún. Se amaban como amigas y quizá como algo más, de eso podían estar seguras. Desde ahora sólo existiría su mundo y nada más, todo quedaría de lado y se volvería negro. Todo desaparecería y ella también.

Yuu podía entenderlo. Podía presentirlo, pero no quería aceptarlo. No podía.

Y mientras las miraba besarse ligeramente, ante su incredulidad y rabia, aquella negrura se expandía por su corazón y le hacía odiar más y más a aquella chica de ojos verdes. La odiaba. Porque ella le había quiado a Mato. Porque cuando todo marchaba bien, cuando por fin podía estar cerca de aquella chica que sólo existía para ella, Yomi tuvo que acabar con todo lo que había construido. Aquella amistad que pensó duradera ahora no existía como antes.

El rencor crecía, la oscuridad la alcanzaba más, pero nadie se daba cuenta. Nadie notaba aquella chica que temblaba de rabia, se bañaba en sus propias lágrimas y se hundía en su propia oscuridad. Nadie. Ni siquirea ellas, sumidas en su propia realidad y tan felices que apenas y podrían notar lo que pasaba a su alrededor. Porque en ese momento, sólo era Mato y Yomi.