Amor fraternal

Primavera, los hermosos cerezos en flor embellecían Tokio y mucha, mucha gente iba a pasar el tiempo en los parques, disputando los buenos lugares bajo los mejores árboles.

Pero apartados de eso, bajo un pobre árbol que no debía sobrepasar dos metros, Yoite y Miharu compartían unos gohan sentados sobre una manta, observando a Kouichi y Raimei que perseguían a Shiratama, quien se robó una bolsa con dulces.

Yoite recostó su cabeza sobre el regazo del niño, pensando que, tal vez le tratara mal, pero la samurai le tenía mucho cariño al cuatro ojos, en el poco tiempo que tenía desde que escapó del Kairoshu se pudo dar cuenta.

—Raiko una vez dijo que su hermana era su persona más preciada —dijo el portador del Kira.

—Eso es amor fraternal —especificó Miharu sonriendo levemente, él también se había dado cuenta de los sentimientos de Raimei, pero quizás Yoite estaba malinterpretando el amor que ella correspondía a su hermano al que sentía por el inmortal.

—¿Existen otros tipos de amor?

—No lo sé.

Responde luego de un momento el Shinrabansho, aún cuando no solía pensar mucho en ese tema, la pregunta lo había molestado anteriormente.

Yoite cerró los ojos sintiendo una fresca brisa revolverle los ya largos cabellos. Amor era una palabra algo complicada a sus oídos, hacer recibido el nombre de Yoite, junto a las ocasionales palabras de aliento de Yukimi eran las únicas muestras de cariño que recordaba antes de conocer a Miharu. Porque simplemente no se sentía merecedor de ellas, alguien como él que sólo ocasionaba dolor a las personas no podía ser reconfortado.

Incluso así Miharu se quedó a su lado, dispuesto a cumplir su deseo aún si la amenaza de matar a todos se había vuelto una correa gastada.

Y Yoite… cuando Miharu fue capturado él hubiera hecho lo que sea para salvarle, tal y como Raiko lo hizo. Para corresponder a todo lo que quería hacer por él se hubiera quedado en esa alcantarilla para recibir su tan temida pero bien merecida (o eso consideraba él) muerte, si era por Miharu que él estaba intentando vivir ahora mismo.

¿Eran cosas como esas las que debían ser consideradas amor?

Se incorporó sentándose al lado de Miharu, tomándole de la barbilla, observando esos hermosos ojos verdes, logrando que se perdiera en los suyos.

Si, le quería.

Quería tenerle con una pasión y ternura que no entendía, se preguntaba si era lo mismo de lo que hablaba Raiko.

—Amor fraternal —musitó.

Pero Miharu no pudo escuchar bien sus palabras pese a estar tan cerca, él solo cerró lentamente los ojos y acercó sus labios.

"Trash" el sonido de objetos cayendo los hizo separarse, aunque no muy rápido, Thobari dejó caer las cosas que traía para comer, demasiado sorprendido; Hana les miró con ternura, Kouichi, Raimei y el recién llegado Gau estaban sonrojados, casi en el mismo estado que su sensei.

Sin embargo la rubia le miró con reproche.

—¡¿Por qué no los dejó terminar sensei?

**~*~Fin~*~**

A/N:

¡Koban wa!

¡Soy Koko!

Wii, este fic tiene por fecha 10-Febrero-2010, ya tiene mucho que lo escribí en mi celular en la fila de la farmacia del seguro social.

Jaja, Yoite confundió el amor fraternal con el romántico en TODO este FanFic, pienso que Raiko era el único en Kairoshu que estaba ahí sufriendo como consecuencia de su amor, fraternal por Raimei y tal vez romántico por Gau; era algo que todos podían ver, incluso Yoite. Ah… quizás pronto escriba algo de él y Gau, jeje.

¡Si les ha gustado manden un review!

¡Aceptaré cualquier felicitación, crítica constructiva o reto a que escriba cualquier FanFic que me pidieran!

KuKuKuKu

¡Oyasumi!