Descargo legal: no poseo ni afirmo poseer ningún derecho sobre los personajes y canciones presentadas aquí, y cuyos derechos están registrados. Las canciones aquí publicadas están amparadas por derechos de autor, y su presencia aquí tampoco es con fines de lucro, sino para ilustrar y acompañar la historia, y de hecho se recomienda que lean el capítulo escuchando la música. Si aparece un personaje que sea de mi propia imaginación, tampoco reclamo ningún derecho sobre él, ya que esta obra es acerca de rendirles un homenaje tanto a los creadores de estos personajes como a los creadores de la música, sin intención de obtener ganancia alguna. Solamente es por diversión.

N. A.: Otra vez yo a las andadas y a los experimentos mentales del tipo '¿Qué pasaría si...? El siguiente fanfic es un crossover/fusión que me ha estado inquietando desde hace un tiempo. Hasta donde sé, no se han escrito fanfictions de este tipo en español, así que aquí les presento...

"—Chino—"

"japonés"

— Inglés —

# Letreros de cualquier tipo #

Gente pensando

EFECTOS DE SONIDO

Conexión al Cielo

Fanfiction.

Por gatodepatasblancas

(1)

Se alternan imágenes de Ranma-kun y Ranma-chan, en el tejado de la casa Tendo o debajo de uno de los puentes en el canal, reflexionando, con un gesto de tristeza en su rostro, que luego se convierte en una mueca de desafío y rebeldía, retando a los cielos.
De noche, insomne en su futon y mirando hacia el techo, Ranma recuerda su infancia, y esas memorias parecen reanimarle.

I'm not looking for answers to the questions in my head
but I wish I remember all the wise words I've prayed
When the fire was over and the angels put to ground
the rain on lonely streets can never bring me down

Ranma mira con fastidio un caleidoscopio de imágenes que giran a su derredor donde se ve a Kodachi, Shampoo, Ukyo y Akane, todas utilizando algún método de violencia variable para llamar su atención; Kuno, Ryoga, Mousse y Tsubasa están ahí, utilizando sus propios métodos violentos para vencerlo y conquistar a alguna de las chicas, que lo rechaza a golpes o simplemente lo ignora; Cologne, Soun y Genma están ahí, la matriarca amazona buscando obligarlo a volver a China como el esposo de Shampoo, y Soun junto con Genma usando algún estúpido esquema para obligarlo a casarse con Akane. Las imágenes giran y giran alrededor de Ranma, que mira como si dudara de la inteligencia de todos a los que está observando.

They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns

Se ve a Ranma en algunas de sus batallas más difíciles, Herb y sus guardaespaldas, Saffron y el pueblo fénix, enfrentándose prácticamente a solas contra oponentes que debieron aplastarlo como a un insecto..., pero él sobrevive y permanece para volver a luchar y a vencer.

With no one to guide me through this wilderness of poors
I take my chances, I don't play by the rules
And this prone alone the way, didn't bring me down
I kept my head cool when the circles came to town

Otra vez el caleidoscopio de imágenes ahora girando alrededor de la figura de Ranma-chan, pero la mirada de incredulidad es la misma.

They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns

En el caleidoscopio de imágenes se ve a Ranma, en cualquiera de sus dos formas tratando de razonar con sus oponentes, recibiendo golpes, palizas o insultos por su esfuerzo.

Hey here it comes the sense
here come the sense and they all it complains
They all running around in a circle of clowns

Las imágenes muestran a Ranma en sus peleas, como hombre o mujer, usando su inteligencia para vencer a esos enemigos, que parecen más poderosos que él o ella, no solo utilizando fuerza bruta.

With no one to guide me through this wilderness of poors
I take my chances, I don't play by the rules
And this prone alone the way, didn't bring me down
I kept my head cool when the circles came to town

Al gesto de Ranma donde demuestra que duda del sentido común de todos los que le rodean, se une una mirada de franca tristeza y hastío.

They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns

Kasumi le habla mientras le cura sus heridas y trata de animarlo. Nabiki simplemente mueve su cabeza mientras balancea su contabilidad.

Hey here it comes the sense
here come the sense and they all it complains
They all running around in a circle of clowns

Ahora el gesto de Ranma ante el caleidoscopio de imágenes que lo rodean es de simple fastidio.

They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns
They all running around in a circle of clowns

Lo último que se ve son unos ojos azules que contemplan el todas las imágenes con una chispa de esperanza de que todo va a estar bien.

Circle of Clowns
- Cornucopia

1.- ¡Oh! ¡Y así comienza!

Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio,
De las que puedes soñar en tu filosofía
.

- William Shakespeare.
- Hamlet I.

En este vasto universo de universos, donde la vida se difunde, se desarrolla y crece, donde la conciencia nace y se desarrolla, los destinos de las entidades vivientes se desarrollan y culminan de modo ordenado.

(oO\oO\o)

En un lugar sin las ataduras del universo donde la Tierra estaba contenida, una Inteligencia contempló con interés el tiempo...

...felicidad...

...tristeza...

...esperanza...

...valor...

...dolor sin fin.

Esa inteligencia, completamente llena de amor, no podía permitir ese tipo de dolor...

...dolor sin fin...

Un movimiento en el hilo del destino, y muchos caminos se entrecruzan.

Además iba a ser muy divertido.

Una mano se corporizó entre la luz y tomó el auricular de un teléfono rojo que no había estado ahí un momento antes.

"Ya determiné el punto de intersección. Es necesario retrasar la agenda cinco años."

Espera mientras recibe respuesta.

"Claro que sí, lo he visto, y sé que tu también, y sabes que no podemos permitir que esa dolor se eternice. Rompería el equilibrio."

Otro instante mientras le responden.

"Si, también traerá equilibrio de tu lado, y estoy dispuesto a apostar que tendremos una demostración en vivo que, tanto tu como yo, teníamos razón desde el principio."

Del auricular surge un sonido sospechosamente parecido a una carcajada.

"Si, yo también te amo."

(oO\oO\o)

El pequeño de 7 años vestido con el atuendo tradicional de artista marcial hizo una mueca al salir del pequeño dojo en una de las calles que miraban hacia el mar en la ciudad de Kushiro, en la isla de Hokkaido.

¡Qué pérdida de tiempo!, pensó disgustado. ¿Qué le hizo pensar al viejo que aquí había algo que valiese la pena aprender? Kempo... su pequeño y adorable rostro se contrajo en una mueca de desprecio. El alumno más avanzado de ese sensei no aguantó ni 10 segundos contra mí, hizo un mohín.

En su inocencia e inexperiencia, el niño no había podía ver a través de las mentiras de su padre, quien le habìa dicho que lo había llevado a esa ciudad y lo había dejado como estudiante residente con el pretexto de que aprendiera una nueva disciplina de artes marciales, cuando en realidad lo estaba dejando encargado en calidad de sirviente, mientras él se escondía de la policía en la zona pantanosa del parque nacional Kushiro Shitsugen (2).

¿Pero cómo podía un adulto forzar a un niño a realizar trabajos de sirviente si este era capaz de levantarlo del piso sin hacer esfuerzo (por no mencionar que podía volverlo a depositar en el suelo en forma muy dolorosa)?

Así que el pequeño se encontró con alojamiento y comida a cambio de enseñar defensa personal a los alumnos pequeños del dojo.

Pero la clase era de 07:00 a 09:00 de la mañana.

Lo que dejaba al muchacho con casi todo el día libre, dado que no estaba inscrito en la escuela...

...por obvias razones...

...así que entrenó por su cuenta y empezó a explorar la ciudad.

...Lo que lo llevó a realizar largos paseos.

Aunque ese día no tuvo que caminar más que 200 metros para encontrar algo interesante.

¡CLICK!

¡BROOOOMMMMMmmmm! ¡DO-DO-DO-DO-DO-DO!

El muchacho parpadeó y miró la fachada, donde un sencillo letrero anunciaba que era un taller artesanal de vidrio soplado.

¿Se supone que se escuche ese sonido de motor como ese en un sitio como este?

Porque era un sonido poderoso, sin el innecesario y molesto estruendo que normalmente acompaña a las máquinas que el pequeño artista marcial había visto funcionar, sino con un ronroneo de potencia que decía 'no necesito el escándalo'.

Asomó su cabeza al patio del negocio.

Varios aprendices y trabajadores se movían por entre los hornos, preparando el material que más tarde se convertiría en hermosos jarrones, vistosas y estilizadas figurillas decorativas, juegos de jarras con vasos y diversos objetos de vidrio, que pronto estarían en algún hogar de la localidad, o en camino a algún sitio lejano en el equipaje de un turista.

Pero el ruido no provenía del taller en sí, sino de un rincon del patio, junto a un portón trasero, ahí, un hombre delgado, con lentes redondos de alambre y cabello grisáceo revisaba con atención y delicadeza el motor de una motocicleta.

(oO\oO\o)

Las experiencias de vida que el Orden impone pueden empezar siendo lecciones sencillas, pero que marcan al individuo para el resto de su existencia.

Y si el individuo es sensible al bien inherente a la naturaleza, si esas lecciones de vida conllevan orden y bondad.

(oO\oO\o)

"¡Oi!", dijo el pequeño a modo de saludo, "¿Qué haces, oji-san?"

El hombre se dio la vuelta, sorprendido, como si no pudiera creer que un niño se hubiera podido acercar tanto sin que él se diera cuenta. Miró curiosamente al niño y le sonrió. "Le doy mantenimiento a mi motocicleta."

El niño sonrió, aceptando a ese hombre extraño como alguien de confianza, y su carita pareció iluminarse. "Mis amigos me llaman Ran-chan."

El hombre miró el karate-gi con el que el niño iba ataviado, y miró esos honestos ojos azules.

"Mis amigos me llaman Keima-san..."

El muchacho le dedicó una educada inclinación de cabeza, sin perder la sonrisa. No era algo que hiciese normalmente, y sobre todo, ya no lo hacía con su padre, al que le estaba empezando a perder el respeto. Había muchas cosas que no comprendía, pero sus instintos eran algo que no le habían fallado, y si esos instintos decían que este hombre merecía respeto, Ran-chan iba a ser respetuoso con este hombre. "Gusto en conocerte, Keima-san"

Keima-san captó la mirada interesada del niño y sonrió, y recordó las mismas miradas en su hijo y su hija; no pudo menos que sentir agrado por el niño, que tendría unos cinco años menos que su hijo mayor. "¿Te gustaría aprender, Ran-chan?"

El niño lo pensó un instante muy breve.

Era mejor que aburrirse en ese tonto dojo, y esto prometía ser interesante.

(oO\oO\o)

Así, el orden marca el modo que tienen los individuos de ver el mundo, en un sentido o el otro...

...como debe ser.

Destino.

O como se llame a la serie de eventos y decisiones que se toman a lo largo de la vida y que forman el eterno presente de los individuos (y eso sin mencionar la intervención del mundo espiritual).

(oO\oO\o)

El día de las luces hermosas y terribles, el negocio de Keima-san se saturó con un pedido muy grande de floreros, vajillas y centros de mesa para la fiesta de graduación de una de las grandes universidades cercanas a la ciudad de Tokio...

...en la isla de Honshu...

...lo que hablaba de la calidad del trabajo de Keima-san.

Pero eso dejó a un pequeño artista marcial con todo un día de aburrimiento.

(oO\oO\o)

Y a veces, el Destino lleva magia hasta la vida de aquellos que el Orden determina que merecen encontrarla.

(oO\oO\o)

Como muchas veces en su corta vida, Ran-chan se encogió de hombros y decidió que una vuelta por la ciudad estaría bien. Tal vez más tarde podría volver y terminar de armar los cambios del scooter que Keima-san pensaba regalarle a su hija para que pudiera transportarse hasta la escuela.

Así que su paseo llevó al pequeño Ran-chan hasta las afueras de uno de los templos budistas a las afueras de la ciudad, en los límites de la ciudad.

Fue entonces que vio la primera luz...

...la luz que prometía paz, armonía, descanso...

...aquella hermosa columna iluminada.

Movido por la curiosidad, se movió rápidamente hacia el punto entre los árboles, más allá del templo, donde la luz había tocado la tierra.

Vino entonces la luz terrible...

...pero no era terrible como cuando un enemigo acecha entre las sombras...

...era terrible por la atrayente sensación exaltada y caótica que provocaba.

La luz hermosa, por la belleza, la paz y serenidad...

La luz terrible por la agitación, el caos...

...pero ninguna de las dos daba miedo...

...no que algo (más allá de los gatos) le diera miedo al pequeño Ran-chan...

...ambas luces lo revitalizaban, lo atraían, lo acariciaban, lo tranquilizaban y lo animaban al mismo tiempo.

De alguna manera supo que todo iba a ser grandioso.

(oO\oO\o)

El orden, llegado el momento, alcanza un estado que podría ser llamado de 'masa crítica', donde, si solamente se delimita a los individuos en el Orden, la creación podría estancarse, oxidarse y degenerar.

En el Destino de los seres inteligentes, el mismo Orden reclamaba el cambio, como una manera de desarrollar a los seres inteligentes más allá de sus limitaciones, instándolos a elevarse sobre el resto de la creación, vigorizándose y creciendo.

El Orden utiliza al Caos como elemento de desarrollo.

Pero si el Orden del Universo incluye al Caos, ¿no significa eso que hay un Plan?

Y si hay un Plan, ¿no significa eso que hay Inteligencia?

Y si existe una Inteligencia, ¿no significa que hay algo inteligente 'más allá'?

¿No significa eso que todo lo que se ve como realidad es resultado de la inteligencia?

(oO\oO\o)

En el sueño, Ran-chan está de pié, en medio del bosque, y dos personas de su mismo tamaño están delante del él; una viste de color azul y blanco, la otra de negro y rojo. Ambas acaban de decir que deben regresar a casa.

"Te pro...", intentan decir las dos figuras al mismo tiempo.

Con gentileza, el niño pone un dedito calloso, pero a la vez delicado sobre los labios de ambas personitas.

"No, amigas", dice él, niega con la cabeza y sonríe con ese gesto encantador que lo acompañará por el resto de su vida, y que le atraerá muchas admiradoras y muchos rivales; "conociendo al viejo idiota, seguramente me iré pronto, y no quiero que prometan nada... Porque puede ser que yo no regrese, y no soportaría que se sintieran tristes por mi", la sonrisa llega a sus ojos, "pero yo si puedo prometerles algo", sus manos se abren, y en cada una hay un anillo barato de fantasía, de los que se consiguen en los carnavales ambulantes que se mueven por todo el país, uno tiene una piedra barata azul y el otro un trozo labrado de vidrio rojo; "mi corazón siempre estará con ustedes."

Dos manitas diferentes toman un anillo cada una. Las figuras en azul y blanco, y en rojo y negro se lanzan hacia el pequeño vestido de karate-gi y lo abrazan con fuerza. "¡Ran-chan!", exclaman dos vocecitas llorosas.

(oO\oO\o)

No había soñado con ellas desde hace mucho, pensó el muchacho de 16, casi 17 años, con los ojos cerrados, fingiendo dormir.

En esta ocasión es solamente ese sueño, o más bien, el recuerdo de ellas, lo que lo anima a salir de su cama y enfrentar al mundo por la mañana.

El día de Saotome Ranma podía empezar de dos modos.

Modo 'Ataque del Panda Idiota', donde Saotome Genma se levanta y lanza al joven de la trenza por la ventana rumbo al estanque decorativo con peces en el jardín del hogar Tendo. Al contacto con el agua fría, se activa una maldición transformacional adquirida en China, convirtiendo al atractivo joven de cabello negro en su versión femenina: bajita, perfectamente proporcionada, increíblemente hermosa y pelirroja. De ahí se derivaba una pelea dizque de entrenamiento, que para todos los efectos se había vuelto inútil para el joven Saotome, ya que, con las habilidades adquiridas desde su llegada a la casa Tendo, ahora le bastaba un golpe para noquear al idiota.

Antes había sido un juego, un modo de convivir con su padre y maestro.

Después del asunto de las prometidas, de demostrar una y otra vez su falta de honor, de la promesa seppuku, de haberlo engañado cuando ocurrió lo del bigote de dragón (3), de su cobardía, de sus mentiras...

Ahora, entrenar con Genma era un fastidio.

Modo 'Ataque del Marimacho Feo', donde Tendo Akane abre la puerta, sin importarle la privacía de los demás, y de Ranma en particular (una ocasión, Nabiki-san había comentado con Kasumi-san, cuando creyó que él no la escuchaba, que parecía que, inconscientemente, Akane quería ver a Ranma-kun desnudo, o con poca ropa), armada con una cubeta llena de agua helada, misma que procede a vaciar sobre la figura aparentemente dormida de su prometido.

Hoy, aparentemente, era turno de Akane, ya que el panda de tiempo compartido no había iniciado el Ataque Sorpresa Matutino (dado que uno podía sincronizar un reloj con el grito de batalla del Saotome mayor, la parte de 'Sorpresa' había perdido su significado hacía mucho tiempo). "¡Despierta idiota o llegaremos tarde a la escuela!"

¿Pensará el marimacho que el futon, los cobertores y las sábanas se secan por obra y gracia de los dioses? ¿Alguna vez habrá pensado en el trabajo que esto representa para Kasumi-san?, pensó el muchacho-convertido-en-muchacha mientras veía a la chica Tendo más joven darse la vuelta con su nariz muy en alto...

...sin darse cuenta de que Ranma no está siguiendo el libreto, ya que no se ha levantado del empapado lecho escupiendo insultos y reclamos.

Ranma se limitó a suspirar.

Uno pensaría que después de todo lo que habían pasado juntos, la chica debía haberse ablandado, cuando menos con su prometido que siempre salía al rescate.

Después de su casi muerte en China, Akane pareció cambiar, y Ranma trató de acercarse a ella, trató de hacer que la relación evolucionara para hacerla funcionar.

Luego habían vuelto de China, y tras la boda fallida, todo volvió al punto de partida, como si la casi mortal aventura en que se habían embarcado no hubiese significado nada.

Como si Ranma no significase nada para Akane, excepto tal vez una molestia o una obligación.

Y el muchacho de verdad había sentido algo por ella...

...y la palabra operativa era 'había', en tiempo pasado.

La sonrisa, la expresión alegre y el gesto dulce de ella cada vez significaban menos para el joven Saotome.

Era una pena realmente.

Enfrascada en su enojo, Akane no se dio cuenta de que el Saotome mayor no había iniciado el Ataque Sorpresa Matutino por haber abusado del sake la noche anterior, sino porque estaba sentado sin sentido, reclinado contra la pared en un rincón de la habitación, con un enorme chichón inflamándose en la parte más alta de su cabeza, y un bate de beisbol, partido a la mitad, a su lado en el piso.

En realidad, Ranma le había hecho un favor, el golpe con el bate había sido más suave que si el muchacho le hubiera propinado un puñetazo.

(oO\oO\o)

El desayuno fue un evento extraño.

Ranma comía lentamente, con aspecto meditabundo.

Akane comía, insultaba y refunfuñaba, en ocasiones todo al mismo tiempo, completamente aislada del resto de la humanidad por su ira.

El señor Tendo se ocultaba detrás del periódico de la mañana, tratando de escudarse de la realidad.

Solamente Kasumi y Nabiki contemplaban la escena con la misma expresión de aquel que ve cómo se va a producir un accidente, incapaces de evitarlo y sin poder apartar la mirada.

Ranma simplemente siguió con su desayuno, saboreándolo sin realmente escuchar a su prometida, pensando en otro comedor, con una pareja y sus dos hijos, que por unos meses habían sido su familia, y pensando en el juego de escondite y los paseos por la ciudad con sus dos mejores amigas...

Se volvió a mirar a Akane...

...¿quieres que seamos amigas?...

...es diferente cuando una muchacha ve a un muchacho...

...¡pervertido!...

...¡fenómeno!...

...¡idiota!

...sintió una irracional y abrumadora necesidad de apartarse de ella.

"Terminé", anunció, vaciando a toda velocidad su plato y poniéndose de pie; "me voy a la escuela, hoy no estoy de humor para lidiar con el idiota de Kuno", se inclinó ante Kasumi; "muchas gracias, estuvo delicioso", y de un salto estuvo fuera de la casa.

Akane abrió la boca para emitir otro insulto, que se le quedó atorado en la garganta. Por un momento pareció desconcertada, e inmediatamente decidió volver al terreno donde estaba más cómoda: su enojo. "¡Hey! ¡Baka! ¡No me dejes atrás!"

Las dos hermanas Tendo mayores habían notado la actitud del joven Saotome y se miraron con preocupación.

El patriarca Tendo salió de tras de su periódico con ríos de lágrimas en sus mejillas. "¡OOOOOHHH! ¡MI BEBITA NO PUEDE ESTAR LEJOS DE SU PROMETIDO! ¡LAS ESCUELAS SE UNIRÁN!"

Después de despegar sus respectivas caras de la mesa, ambas jóvenes miraron a su padre, Kasumi con su acostumbrada sonrisa plácida (aunque un poco forzada), y Nabiki con una nada disimulada incredulidad.

Ciertamente, a pesar de sus protestas, a pesar de sus negaciones, no obstante que gritara a los cuatro vientos que nunca se casaría con Ranma, Akane quería estar cerca del joven artista marcial.

Lo que preocupaba a las chicas Tendo mayores era si todavía Ranma-kun quería estar cerca de Akane.

Y el patriarca Tendo se negaba a ver la realidad, aunque se la embarraran en la cara como un pastel de crema.

(oO\oO\o)

¿Cuánto caos puede soportar una entidad inteligente?

En respuesta a lo anterior, ¿cuánto puede desarrollarse un ser inteligente?

(oO\oO\o)

"¡RANMA, PREPÁRATE A MORIR!", fue la única advertencia que salió de la boca del muchacho Hibiki, mientras el paraguas hacía su aproximación final hacia el cráneo de su blanco. "¡POR HACER ENOJAR A AKANE, VAS A PAGAR!"

¡CRIEEEEEKKKKK!

El metal y el bambú del paraguas de combate rechinaron bajo el apretón de la mano del joven de la trenza, que había estirado su brazo casi casualmente y había interceptado el arma de Ryoga, parándolo en seco.

A varios de los muchachos que también iban temprano a la escuela y a varios transeúntes se les abrieron mucho los ojos...

...Ranma estaba ahí, de pie, con un brazo estirado...

...sin demostrar esfuerzo alguno...

...sosteniendo un extremo de la sombrilla...

...a Ryoga, suspendido en el aire, sostenido en el otro lado del paraguas...

...a la mochila de Ryoga, que está sujeta a la espalda del colmilludo (expresión no usada para expresar su astucia, sino la longitud de sus dientes caninos) muchacho.

"Hoy no es buen día para esto, Ryoga", dijo el joven Saotome con tono aburrido.

"¡PARA EL MUNDO SIEMPRE SERÁ UN BUEN DIA PARA QUE MUERAS!", volvió a gritar el muchacho Hibiki.

"¿Sabes qué?", ahora Ranma parecía fastidiado, "dale mis saludos a Akari cuando la veas..."

El rostro de Ryoga se llenó de desconcierto ante la respuesta de su contrincante. "Uhh... Si, seguro, de tu parte..."

Y Ranma, usando la sombrilla de combate como jabalina, mandó a volar (literalmente) a Ryoga, en la dirección general de la granja Unryuu.

(oO\oO\o)

Cuando los primeros alumnos entraron a aula, y se encontraron a un aburrido Saotome Ranma ya en su pupitre, leyendo uno de los libros de la escuela nada más para distraerse, todos empezaron a buscar la siguiente señal del apocalipsis.

Cuando se tranquilizaron, y todos estuvieron en sus respectivos lugares...

...incluida Akane, que llegó justo a tiempo, aunque todos vieron la mirada iracunda que le dirigió a su prometido.

Kuonji Ukyo sonrió. ¿Otra pelea? Bieeeeennn.

Aunque la alegría de la joven chef se ensombreció al notar que Ranma ni siquiera se daba por enterado si ella estaba presente o no. De todos modos, estaba absolutamente segura de que Ranma iba a darse cuenta de que su verdadera elección tenía que ser su 'linda prometida'. Seguramente Genma era el culpable de que su Ran-chan no hubiese ido a su restaurante.

(oO\oO\o)

Akane miró disimuladamente, y con preocupación, a su prometido.

¡Oooohhh! ¡Es que me hace enojar tanto!

Pero aún así, no podía evitar mirarlo, admirando su rostro atractivo y varonil, su cuerpo que parecía esculpido por un artista, sus brazos increíblemente fuertes y a la vez gentiles, sus manos...

...un cosquilleo en su nariz, anuncio de una inminente, y vergonzosa, hemorragia nasal, la hizo desistir de ese tren de pensamientos, y ella recurrió nuevamente a su ira, tratando de mentirse a sí misma diciéndose que no estaba teniendo pensamientos pervertidos acerca de su prometido...

...porque el pervertido era él, no ella.

(oO\oO\o)

Conforme al Plan, durante su periodo de vida, un ser inteligente se enfrentaría y superaría muchos retos, de manera que esos obstáculos lo impulsasen a desarrollarse.

Pero esos mismos obstáculos podrían quebrar la voluntad de ese ser inteligente, convirtiéndolo en un ser amargado y frustrado.

(oO\oO\o)

Ninomiya Hinako-sensei, profesora de inglés, encargada de la disciplina, con la habilidad (aprendida del pervertido Happosai) de absorber el aura de batalla de los que ella consideraba delincuentes, lo que ocasionaba que ella cambiara de tener el aspecto de una preadolescente de 11 ó 12 años, a tener el escultural cuerpo de una mujer a poco más de la mitad de su segunda década de vida...

...por primera vez, desde su llegada a la escuela Furinkan, estaba desconcertada.

Y era culpa de Saotome Ranma.

Y no podía hacer nada al respecto.

Todo ese día había parecido distraído, aunque eso no era lo extraño...

...lo raro era que había puesto atención a todas sus clases...

...e incluso había contestado correctamente cuando algún profesor lo había cuestionado, lo que era un record sin precedentes...

En el patio de la escuela se había desatado una pelea entre las jóvenes Tendo y Kuonji, discutiendo por algo relacionado con el muchacho Saotome. A la confrontación se habían unido esa chica extranjera llamada Shampoo y la hija del director Kuno.

Otra pelea había empezado cuando el hijo del director Kuno había intentando abrazar a la joven Tendo, siendo bloqueado por ese delincuente Hibiki, que había llegado preguntando por la granja Unryuu, después, Kuno-san había dicho algo ofensivo hacia la amazona china y el gaijin llamado Mousse se había unido a la confrontación, defendiendo a Shampoo.

Ninomiya-sensei había salido al patio, armada con una moneda, dispuesta a terminar la confrontación y a entregarle una detención al joven Saotome por provocar esa pelea...

...para encontrarse con que el motivo de la pelea se encontraba de pie en el umbral del portón de la escuela a mas de 25 metros de la confrontación, mirando a los combatientes con algo parecido a la tristeza, el agobio y a la decepción...

Y vaya que eso había sacudido su paradigma.

El director Kuno había sido muy claro al contratarla, diciendo que su objetivo era el chico Saotome, el peor alumno del país, un bravucón que no dudaba en golpear a los más débiles...

...mismo que en ese momento se estaba dando la vuelta, alejándose de la escuela, dándole la espalda a un pleito donde su nombre era mencionado cada dos frases.

La pelea estaba ahí, todos reclamando por y contra Saotome Ranma, todos culpándolo de ser un maligno hechicero, o un pervertido, o un deshonorable, o un cobarde, o un esposo, o un Ran-chan, o...

...pero la figura que usualmente estaba en medio de todo, tratando de defenderse o tratando de contenerlos, ahora estaba conspicuamente ausente.

La batalla campal dejó por resultado dos muros derribados, los vidrios de todas las ventanas de la fechada estrellados, el patio principal lleno de cráteres, la cancha de baloncesto destruida, varios de los muchachos y de las chicas que solamente miraban tuvieron que ir al hospital a que les curaran las heridas provocadas por metralla de roca resultante de la técnica Bakusai Tenketsu que el muchacho Hibiki usaba sin importarle si algún inocente resultaba lastimado; Kuno Tatewaki empezó a escupir mala poesía shakesperiana mezclada con insultos hacia Saotome Ranma y fue blanco de varios ataques de las admiradoras del joven de la trenza, que lo mandaron al hospital con ambas piernas fracturadas.

Destrucción y heridos, y el culpable acostumbrado no había estado presente para recibir la culpa y el castigo.

De hecho, la profesora notó con alarma, que al no estar presente Ranma-san para contener a los rijosos, el daño había sido excesivo.

Por primera vez, la profesora Ninomiya empezó a cuestionar lo que el director Kuno le había dicho acerca de Ranma, porque ahora que pudo ver una pelea sin el muchacho, se dió cuenta de que el joven Saotome siempre había tratado de limitar los daños.

(oO\oO\o)

Pero, ¿y si ese ser siguiera teniendo firme su voluntad y no perdiera esa bondad intrínseca?

(oO\oO\o)

El grito de miedo...

...el sonido de una mano impactando contra una mejilla...

La escena era la pesadilla de toda mujer: cinco vagos que encontraban valor y hombría en el número de integrantes de su grupito, depredando como perros callejeros sobre presas fáciles, arrastrándolas a callejones mal iluminados donde hasta los policías temían entrar.

¡PRACK!

Un trozo de ladrillo impactó contra la pared del fondo del callejón. Reflexivamente, los cinco pandilleros se volvieron a mirar hacia el origen del sonido, preparándose a pelear como perros callejeros por conservar su presa. En la tenue iluminación del callejón destellaron las hojas de cinco navajas de las llamadas de mariposa (4).

Una figura de cabello negro vestida de rojo y negro descendiendo ágil, elástico y silencioso como un felino.

La mujer había retrocedido, arrastrándose de espaldas sobre el piso, buscando escapar de los maleantes, así que fue testigo excepcional de los hechos.

La figura rojinegra pareció girar, en una silenciosa danza, los cinco matones parecieron bailar y sacudirse al ritmo de un sonido en staccato irregular antes de derrumbarse, inconscientes, sobre el piso, las manos que sostenían las navajas rotas en las falanges o en la articulación de la muñeca, sus cuerpos empezando a adquirir una interesante mezcla de colores en rojo, azul, verde y negro.

Los ojos de la mujer se abrieron como platos soperos cuando la figura de su salvador se definió entre las sombras como un joven adolescente de cabello negro y los ojos más azules y más profundos que jamás había visto.

La mujer sabía bien quien era él, todos en Nerima conocían bien al ángel guardián del distrito. El joven Saotome, futuro pilar de la comunidad, llevando honor a su clan, para compensar el que su padre insistía en manchar. El adolescente le sonrió nerviosamente, tratando de darle ánimos, aunque sin saber qué decirle.

Ella le sonrió, y supo que todo iba a estar bien.

(oO\oO\o)

Contra lo que muchas religiones y otras creencias dicen, los seres inteligentes son naturalmente buenos.

Si toman a un bebé (de cualquier especie) en brazos, ¿pueden encontrar algo malo en su interior? ¿Se ve algún vicio? ¿Se ve si en el futuro tendrá intenciones de cometer un crimen? ¿Se puede distinguir esa estupidez del 'pecado original'?

Claro que no.

Todos los seres empiezan siendo inocentes, nacidos en el bien, sin importar el origen, ideología o comportamiento de los padres.

El salto lógico siguiente ha llevado a muchos ideólogos y teólogos a agrias y acaloradas discusiones: el comportamiento incorrecto es aprendido durante el crecimiento.

Por lógica natural, sabemos que cualquier comportamiento puede corregirse...

Pero cuando, a pesar de todo lo vivido, de las malas experiencias, de la frustración, de la tristeza, ese ser inteligente conserva pura y completa la bondad de su alma, es entonces que el Orden interviene.

(oO\oO\o)

Desde lo alto del edificio, observó a la mujer declarar ante una pareja de policías que habían llegado en una patrulla.

Ambos oficiales sonrieron, esposaron a los presuntos criminales, sin prestar atención a los miembros fracturados, y los apilaron en la parte de atrás de su vehículo como troncos de árbol rumbo a la maderería.

Para ese momento, una pequeña muchedumbre estaba observando, y todos aplaudieron animados cuando vieron que los vagos se iban a la cárcel.

Una camioneta marcada con el logo de un noticiario se detuvo junto a las patrullas, los camarógrafos y reporteros procedieron a filmar los rostros de los pandilleros y a realizar entrevistas a los testigos.

Emitió otro suspiro y decidió darse la vuelta para alejarse saltando por los tejados de las casas y edificios.

(oO\oO\o)

Una llovizna intempestiva, de unos cuantos minutos de duración que tuvo como resultado a una pelirroja muy molesta.

Al volver al dojo, Ranma-chan ni siquiera se molestó en anunciarse, ni en pensar en cambiar de forma. En realidad no quería confrontarse con nadie...

En la cocina, se oía a Kasumi tarareando una canción; escaleras arriba, se oía música desde la habitación de Nabiki, y desde el dojo...

"¡BAKA!"

¡THUMP!

"¡BAKA!"

¡CRACK!

...sin palabras...

Ranma meneó tristemente la cabeza antes de asomarse a la cocina. "Hola, Kasumi-san", saludó, "voy a llamar a mi mamá para ver si la puedo ir a ver mañana", y sin esperar respuesta, retrocedió por el pasillo para dirigirse a la mesita donde estaba el teléfono.

Kasumi se puso rígida al sentir las emociones de la pelirroja, tomó la tetera llena de agua caliente (no hirviendo) y se asomó al corredor para ofrecerle un cambio de género, como una manera de animarla.

El sonido de la voz de Ranma-chan atrajo de inmediato la atención de todos, aunque a ella pareció no importarle. Se acercó al aparato, e hizo una pausa para recordar el número del hogar Saotome, descolgó el auricular, comprobó que había tono de marcar y su mano se acercó al teclado.

(oO\oO\o)

"¡Jeez...!", refunfuñó Morisato Keiichi mientras colgaba el auricular del viejo teléfono de disco del dormitorio estudiantil cercano a la Universidad Tecnológica de Nekomi, después de anotar el recado de la persona que acababa de llamar preguntando por Tamiya. "Me gustaría que se consiguiera una condenada máquina contestadora, o que se consiguiera un teléfono celular."

El rostro rudo de Tamiya-senpai se dibujó claramente en su mente, mirándolo desde lo alto y mascullando '¡Asegúrate de tomar mis llamadas telefónicas, muchacho!'

El joven universitario se burló de sí mismo. "Si claro", tomó el otro teléfono, el modelo más nuevo con teclado que estaba delante de él, "¡Ups! Me dijo que lo llamara si había algún mensaje." Descolgó el auricular, comprobó que había tono de marcar y su mano se acercó al teclado.

(oO\oO\o)

Con la misma delicadeza con la que alguien hubiera transportado un frasco de nitroglicerina, pero con la velocidad necesaria para romper la barrera del sonido, los dedos de Saotome Ranma volaron sobre los botones numéricos del aparato.

(oO\oO\o)

Morisato Keiichi aprovechó que el aparato era más moderno y marcó el número desde la memoria del teléfono.

(oO\oO\o)

Dos series de números se transmitieron por la línea telefónica casi al mismo tiempo.

Una iba una cienmilésima de segundo más atrás de la otra.

Una serie de relés y ruedas giratorias hechas de luz se movieron diez dimensiones más allá de la realidad local, interceptando y decodificando las señales electrónicas.

Ese brevísimo instante de diferencia bastó para que la Inteligencia que controlaba la central telefónica multidimensional desviara una de las llamadas para que ambas pudieran ser atendidas simultáneamente.

(oO\oO\o)

¡BRRRRRIIIIINNNNGGGGG!

¡CLICK!

(oO\oO\o)

"¿Mamá?"

(oO\oO\o)

"¿Senpai?"

(oO\oO\o)

"Hola", dijo una voz femenina del otro lado de la línea, "está usted llamando a la Línea de Ayuda Técnica de las Diosas..."

(oO\oO\o)

"Hola", dijo una voz femenina del otro lado de la línea, "está usted llamando al Centro de Ayuda de la Tierra..."

(oO\oO\o)

"Oh, perdón, número equi...", trataron de decir.

(oO\oO\o)

Ambas voces femeninas dijeron: "Estaremos ahí en un momento para atender su pedido."

(oO\oO\o)

Dos voces dijeron: "¿Qué...? ¡Hey!, espere, yo..."

(oO\oO\o)

Un espejo se iluminó desde adentro, como si fuese el cristal de una ventana.

Un par de delicadas manos se apoyaron en el marco del espejo y el torso delicado de una joven atractiva de rostro gentil se asomó desde el interior de la superficie reflejante. Su ropa fluía, y los lazos, listones y solapas largas ondulaban como las alas de un ave majestuosa y serena.

(oO\oO\o)

El lente de una cámara fotográfica sobre una mesita se iluminó desde dentro como si una lámpara se hubiese encendido desde su interior, proyectando un poderoso haz de luz hacia el techo.

Del círculo de luz proyectado en el cielorraso empezó a bajar, flotando suavemente, el cuerpo de una mujer vestida con una especie de bikini negro, con un cinturón de cuero en su cintura donde se sujetaban unas bandas del mismo material que iban sobre sus hombros y otras bandas que colgaban por su espalda terminadas en punta como si fuesen alas...

...y lo primero que había aparecido fueron unas piernas de campeonato.

(oO\oO\o)

"¡Ara! (5)", exclamó Kasumi.

(oO\oO\o)

"Buenas tardes", dijeron dos muchachas al mismo tiempo, separadas por varios kilómetros. "¿Cuál es su deseo?"

(oO\oO\o)

Keiichi retrocedió asustado, impactado por la forma en que la hermosa joven había entrado a la habitación. "¡¿Qu-qu-qu-quién es usted?"

(oO\oO\o)

Ranma-chan parpadeó ante la visión de la joven, notando de inmediato las marcas en su rostro...

...un anillo de de fantasía con un cristal azul en el anular de su mano derecha...

...hubo un destello, un recuerdo atesorado como algo sumamente precioso, guardado en lo más profundo de su mente, preservado para no perderlo...

"¿Tenshi-chan? (6)", exclamó, una enorme sonrisa cabalgando en su rostro.

(oO\oO\o)

La joven de sonrisa seductora giró sobre su eje, todavía flotando en el aire, desplegando su atractivo cuerpo para ser admirada. Miró en dirección de la persona junto al teléfono y notó la actitud sorprendida. "Hola, my dear", lo saludó, y sonrió. Su rostro pareció iluminarse.

(oO\oO\o)

La joven de gentil rostro y dulce voz se desplazó flotando hasta que todo su cuerpo estuvo fuera del espejo. Miró en dirección de la persona junto al teléfono y notó la actitud sorprendida. "¡Ara!", exclamó, y sonrió. Su rostro pareció iluminarse.

(oO\oO\o)

Alrededor del enorme planeta Júpiter flota en aparente tranquilidad, la luna Io.

Una vez, la primera máquina robótica enviada desde el tercer planeta más cercano al sol se había acercado a tomarle fotografías. Una de las ingenieras de la misión observó en una de las fotografías una curiosa protuberancia que al principio creyó era otra de las lunas asomando por detrás, y que al final resultó la pluma de una erupción volcánica.

Io pasó a formar parte del selecto grupo de los 4 cuerpos en el sistema solar, geológicamente activos, con aproximadamente 150 volcanes en erupción.

Lo que la humanidad no pudo ver en sus fotografías y mediciones fue al ser incandescente que había anidado ahí.

Era un elemental muy viejo...

...era un elemental muy feo...

...y entre erupciones ardientes estaba esperando el término de su incubación.

(oO\oO\o)

(1)

No estoy buscando respuesta a las preguntas en mi cabeza
pero deseo recordar todas las sabias palabras que he orado
Cuando el fuego se termina y los ángeles bajan al suelo
la lluvia sobre calles solitarias nunca pueden hacerme caer

Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos

Sin nadie para guiarme a través de esta espesura de pobres
Me arriesgo, no juego siguiendo las reglas
Y este postrado solo en el camino no me hace caer
Me mantengo tranquilo cuando los círculos vienen al pueblo

Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos

Hey, aquí viene la sensatez
aquí viene la sensatez y todos ellos se quejan
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos

Sin nadie para guiarme a través de esta espesura de pobres
Me arriesgo, no juego siguiendo las reglas
Y este postrado solo en el camino no me hace caer
Me mantengo tranquilo cuando los círculos vienen al pueblo

Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos

Hey, aquí viene la sensatez
aquí viene la sensatez y todos ellos se quejan
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos

Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos
Todos ellos corren por ahí en un círculo de payasos

Circle of Clowns (Círculo de Payasos (7))
- Cornucopia

(2) Datos reales, se pueden encontrar datos de la población en Intenet.

(3) Para los que no recuerden o no sepan. Ranma, recién maldecido en Jusenkyo, iba por un camino en una montaña de China, entrenando en forma de muchacha, cuando encontró a un hombrecillo sin pelo escapando de un cocinero con una olla de sopa. Hambrienta, Ranma-chan le quitó el recipiente y se comió el quiso. El que había cocinado la sopa le habló entonces de las propiedades únicas de esa sopa, que estaba hecha de bigotes de dragón, y que servía para curar la calvicie en los hombres; en su forma femenina el joven artista marcial era inmune, pero cuando Ranma usa agua caliente para recuperar su forma natural, el cabello le crece como la proverbial planta de habichuelas del cuento; dada su edad, Ranma podría quedarse calvo si no se controlaba el crecimiento hasta que pasase el efecto de la sopa; el cocinero, para que el pelo no le creciera hasta la calvicie, le regala un cordón de bigote de dragón que funciona como 'sello', evitando que el pelo le siguiera creciendo, el muchacho usa ese bigote de dragón para atar su característica trenza. Ya en Japón, un grupo de calvos trata de robar el bigote de dragón de Ranma, resultando en un enfurecido muchacho que los noquea sin esfuerzo, acción que repite con Happosai cuando también intenta tomar el cordón. Al enterarse de las propiedades del bigote de dragón, Genma le roba el cordón al Ranma fingiendo que le da un abrazo cariñoso, buscando recuperar su pelo, y sin importarle si su hijo se queda calvo. Por suerte para Ranma, el efecto de la sopa termina ese día y su pelo no crece desaforadamente hasta terminarse. Ranma recupera su 'sello', que sigue usando más por razones sentimentales, ya que incluso las propiedades anti-calvicie del bigote de dragón se han agotado. El sentimiento de decepción que Ranma experimentó hacia su padre fue más que evidente.

(4) Navaja mariposa o navaja de abanico. En este tipo de navajas el mango está dividido en dos partes que pueden girar a ambos lados en la base de la hoja de la navaja; se puede abrir por inercia, haciendo girar rápidamente en círculo la mano que sostiene el arma.

(5) Exclamación de sorpresa utilizada en Japón, principalmente por las mujeres (los hombres prefieren decir 'Oro'), en la traducción al idioma inglés lo sustituyen con 'Oh, my!' o con 'Oh, dear!'. En español equivaldría a '¡Oh, cielos!'

(6) Tenshi significa 'ángel'; con el honorífico 'chan' podríamos traducirlo libremente como 'angelito'. Siguiendo esa misma lógica, el apodo 'Ran-chan' significaría tal vez 'revoltosito' o 'pequeño salvaje'.

(7) Traducción literal, pero podría traducirse como 'Círculo de Tontos', que transmite más el verdadero sentido que trata de expresar la canción.