DIA X

Ya no necesitaba nada.

Ni el cielo ni su salto de dioses, ni su sonrisa encantadora y su risa pacífica. No necesitaba amigas ni halagos reconciliadores, ya no importaba su marca ni que esta haya sido superada cuando alguien más del club haya saltado más alto que ella.

Porque ya nadie la entendía. Se había desvanecido. Ella ya no era "ella".

Porque Rika Saginuma había desaparecido en el encanto del receso y los días sin escuela, en los momentos con estrellas y pláticas amigables. Porque ella ya no hablaba como antes y no mostraba esa sonrisa siempre.

Porque Rika ya no era Rika, ahora ella era 11 y jamás se sintió más libre con eso. Se había desvanecido, para ahora solo ser ella misma, como siempre tuvo que haber sido, ella por dentro.

Y seguiría así, hasta que el X-Day, el de alguien más, quiera arruinarla. Porque siempre hay alguien quien piense en ese día, justo como ella lo hizo.

FIN