Disclaimer: Ninguno de estos personajes me pertenece, son de Stephenie Meyer.

.:: Inalcanzable ::.

.

.

Él la mira, él la observa desde lejos sin que ella se dé cuenta. Como aquella muñeca traslúcida inalcanzable. Como aquella estatua perfecta que él jamás podrá tocar. Como aquel amor imposible que el jamás podrá besar.

Sus ojos esmeralda opacos, que alguna vez brillaron, no pierden de vista aquella figura grácil que se mueve. Él la mira y la mira de nuevo. Y se pierde en esas carnes voluptuosas, sus ojos se iluminan de nuevo y se bañan con aquella suave y cremosa piel traslúcida debajo de aquella ropa ajustada.

Ella se marcha y él suspira. Se prepara entonces para esperar, esperar con ansias a que ella vuelva y pueda acariciarla con la mirada. Mientras imagina lo imposible, con aquel amor que nunca podrá profesar. Él imagina estando con ella, tocar la frescura y juventud de aquella piel que él tanto desea. Besar aquellos labios carnosos y decir las palabras que tanto anhela.

Él acaricia esos labios desgastados mientras se imagina aquello. Se siente demasiado bien... demasiado real, pero imposible.

Sabe que nunca pasará. Sabe que ella le es indiferente. Sabe que aunque aquel amor que hay debajo de aquella piel desgastada es tan inmenso, él nunca podrá tenerla. Es demasiado tarde.

Ella es... inalcanzable.

Él sólo la miraría por el resto de los pocos días de su vida. Anhelándola. Acariciándola con la piel. Deséandola. Mientras sus ojos se llenarían de aquella vida que ya no tienen. Mientras mira aquellos ojos achocolatados llenos de esa vida que tanto desea, ese cabello caoba lleno de juventud y esa piel blanca llena de suavidad y pureza.

Todo eso en ella, él adoraría, por el resto de sus días.

N/A:

Aww, ahora se me antojaron escribir cosas sobre esta temática. Para quien no haya captado, se supone que Edward ya es un viejo y la chica que observa es Bella, quien es una adolescente. ¿No es genial? Es algo triste, pero hermoso. Ahora voy escribir unos cuantos más de este tipo. Ya verán.

Saludos,

Leon.

Viernes 17 de septiembre del 2010.

twitter . com / leonannika