Summary: ¿Qué sintió Cho la primera vez que besó a Harry debajo de ese muérdago? –Drabble/Cho-Harry

Disclaimer: ¡Los personajes son de J.K. Rowling que es una fucking awesome mujer!


Bajo el muérdago.

Cho, no podía más; estaba ajetreada, asustada y acongojada. Todo dentro de ella se removía y no sabía si debía correr o entregarse a lo que sentía. Vio los labios de Harry y supo que no podría detenerse. Él la miraba de una manera especial, única… como si fuera la mujer más bella del planeta. Ella sabía perfectamente que estaba remota a serlo… pero así es como el chico que sobrevivió la hacía sentir. Estaba confundida, mucho más que si alguien le hubiese arrojado un "confundus", era una sensación de soledad y compañía, todo mezclado. ¿Se estaba volviendo loca?

Mientras seguía pensando en disparate y medio su cuerpo se estaba acercando al de Harry. Podía sentirlo, cada una de sus terminaciones nerviosas le imploraban por juntarse a él. Apagó su mente por un momento y fue en ese preciso instante cuando sus labios se pegaron a los de Harry. El regocijo interior hizo que su estomago se revolviera y lo único que pudo hacer fue regodearse en los brazos de Harry Potter y seguir con el instinto de mover los labios contra los suyos. Jadeó sin aliento mientras se pegaba un poco más a su cuerpo. Sonrió contra su boca. Sólo había sentido lo mismo con otra persona… Cedric Diggory.

Al recordar el nombre de Cedric, las lágrimas comenzaron a mojarle el rostro. Harry se percató de ellas pero siguió besándola, como dándole a entender que sabía que estaba con ella en su dolor y confusión. Cho, se sentía como una traidora, porque aunque Cedric, hubiese muerto en manos del-que-no-debe-ser-nombrado, ella lo sentía vivo en su corazón, como cada noche que cerraba los ojos y se recordaba bailando en el torneo de los tres magos a su lado. Lo echaba tanto de menos, pero tenía que seguir adelante. A Cedric le hubiera gustado que ella fuese fuerte.

Se aferró a los sentimientos que Harry le estaba haciendo sentir, porque como ella misma había pensado… tenía que salir adelante y tenía que superar lo de Cedric para poder ser feliz… y sí que se sentía feliz debajo de ese muérdago besándose con Harry Potter, el elegido, el niño que vivió.


Escribí este pequeño drabble, porque a pesar de todos odien a Cho, yo no puedo odiarla, siento que fue víctima de las circunstancias y aunque me maten me gusta más Cho que Ginny XDD Nunca lo había publicado por pena —tenía siglos ahí rezagado— le tengo un poco de miedo a este fandom, pero a ver si me animo a escribir más por aquí. Mil besos mordelones.

Kokoro Black.