Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Rick Riordan.

Summary: Luke ha regresado al campamento y su único deseo es pedirle perdón a Thalia, pero el miedo lo invade como no lo hizo cuando tuvo que combatir a los dioses. Luke/Thalia.

Playlist: The poison —The All-American Rejects, Fearles — Taylor Swift, Hero —Sterling Knight.

Nota: (No tiene spoilers en sí, pero recomiendo leerlo después de todos los libros & eso). Bueno, esto lo escribí después de The Titan's Curse, y pierde un poco bastante sentido para después de The Last Olympian, aunque tampoco tiene lógica después de TTC porque ya Thalia se había unido a la cosa de Artemisa. So, es un Universo Alterno :D ¡yay! Además de que no shippeo ni un poquito el Thalia/Luke, pero lo shippeaba cuando pensé que era algo que sí pasaba en los libros y eso.

Segunda nota: Hace tiempo que no le dedico uno de mis PJO fics. Este va para Anna, porque este fue el fic que dije en twitter que había escrito y tú me dijiste que lo subiera y eso, aunque probablemente no te acuerdes :D


It's fearless

Los niños de Apolo hacen que el sol brille con intensidad mientras tocan la lira, las niñas de Afrodita soplan burbujas en forma de corazones y Luke espera con un nudo en la garganta y una rosa entre las manos que le facilitó Persefone. Nunca se había sentido tan nervioso. Ese momento no tiene comparación con combatir a los dioses del Olimpo y sentía que esta vez cargaba el peso del mundo en verdad, y no cuando lo hizo literalmente. Respira profundo y Percy le envía una sonrisa de ánimo desde los campos de fresas.

En eso, aparece ella. La cura al veneno que corre por las venas de Luke. Thalia. Ella mira admirada como todos los campistas han hecho algo para que el día se vea perfecto. Annabeth le sonríe y Thalia sabe que la niña trama algo. Se acerca y Luke la sorprende por la espalda.

—Thalia —murmura aplacando el nudo en su garganta.

—¿Luke? —pregunta ella sorprendida porque nadie le habla al chico desde que regresó al campamento.

—Sí —sonríe él entregándole la rosa. Y las liras suenan a su lado.

Thalia lo mira confundida.

—Quería pedirte perdón…básicamente por tratar de matarte. En verdad…En serio creí que te unirías a mi causa y no tendría que combatirte a ti…

—¿Te arrepientes de traicionar al Olimpo?

Luke torció el gesto.

—Oh… ya veo que estás arrepentido.

—Vamos, Thalia. El Olimpo nos odia. Somos sus juguetes, y debí saber que serías una de las armas que usarían para combatirme. Lo que lamento es haberte traicionado a ti —dijo él con el alma devastada. Pensaba que si había logrado que todo el campamento lo ayudara y lo perdonara, Thalia también lo haría.

—No sé… yo…

—De verás lo siento —alego él.

—Y yo siento que no te dieras cuenta antes, Luke. Quisiste destronar a mi padre. Y ni siquiera te arrepientes de ello, eso… sólo me hace pensar que lo harías de nuevo.

—No lo haría. Cometí un error y quiero que tú me perdones, antes que los mismos dioses.

—¿Significo tanto para ti?

—Thalia, eres mi vida. Y quiero ser tu héroe, no el villano que tienes que vencer.

Ella sonrió automáticamente. Nunca nadie le había dicho eso. Y parecía ser con absoluta sinceridad.

—No necesito un héroe —dijo ella sonrojándose —pero creo que te necesito a ti.

Miró a sus lados y notó a las hijas de Afrodita alentándola a perdonarlo. Entonces lo hizo.

—Te perdono, Luke —aseguró Thalia con una sonrisa.

Luke la abrazó inmediatamente. Thalia miró al cielo e hizo una silenciosa oración a su padre. La lluvia comenzó a caer sobre ellos, sólo sobre ellos dos, entonces Luke alcanzó los labios de su chica y en ese beso se unieron para decir perdón, gracias y te amo. El miedo se esfumó de ambos al estar en los brazos del otro.


Ñañañañ I love Luke...

Robin