Disclaimer: Todos los personajes son de Rick Riordan (y míos). Y la canción de Eminem (aunque es la parte de Rihanna).

Summary: Ella sabe que él miente, pero le encanta la forma en la que lo hace, porque la mira con los ojos brillando. Silena&Luke. —The Last Olympian.


Love the way you lie

»Just gonna stand there and watch me burn
But that's alright because I like the way it hurts
Just gonna stand there and hear me cry
But that's alright because I love the way you lie«

—Salvarás a muchos —susurra con una voz aterciopelada mientras la mira directamente a los ojos. Silena traga con fuerza y suelta el aire en un soplido delicado; su corazón se agita y sus mejillas se confunden con los campos de fresas. Sube la mano para arreglarse un mechón de cabello, pero la mano de Luke ataja la suya y la guía hasta su oreja para reacomodar las hebras negras —. Te lo prometo, Silena.

Él sigue con la mano tras su oreja, a ella le palpita todo el cuerpo y le vuelan mariposas que no había descubierto. Es la forma en la que él menciona su nombre, haciendo énfasis en la S, o tal vez es en la A, tal vez no sea nada de eso. Pero es como si él susurrara que la ama al mencionar su nombre.

—Nadie debe romper sus promesas, Luke.

Él baja la mano de su oreja a su cuello y acaricia los diminutos vellos de su nuca. Un escalofrío recorre a la hija de Afrodita. Luke esboza una media sonrisa y acerca a Silena hacia él.

—Sigue siendo tu decisión. No te obligaré —susurra tan bajo que a ella le cuesta oírlo; lo hace adrede, es una voz seductora que sólo se puede emplear en un tono muy bajo.

Ella baja la mirada y abre la boca para decir algo. Se queda callada, con la boca entreabierta y él aprovecha para besarla. Es un beso extraño. Como si ninguno de los dos supiera besar. Sólo se unen sus labios, pero para ella eso es suficiente.

—Lo haré —murmura sobre los labios del chico.

La sonrisa de Luke adquiere otro tono, se mezcla entre su cicatriz y una mirada oscura y Silena está a punto de arrepentirse, entonces él le coloca el brazalete de plata en la muñeca, y lo hace prestando atención a rozarla más de lo necesario. Se inclina hacia ella y le besa los nudillos, como si fuera una princesa.

—Salvarás a muchos —repite el sirviente de Kronos y es cuando Silena se da cuenta de que ama…ama la manera en que le miente.


Ñañañañ I love Luke... (, de nuevo digo lo mismo)

Robin