*IsabellaRoth* Thanks so much for your review! Creo que tus halagos me sobrevaloran, pero los acepto muy gustosa xD Creo que es mas nostálgico por el estado en el que lo escribí, y bue, creo que se me seco la imaginación para continuarlo mas y por ende este será el cap final. En realidad lo termine de escribir ayer y no estaba muy radiante que digamos, así que si este final tristón no te satisface por completo, mis disculpas de antemano… gracias por haberme leído!

*Bjlauri* Lamento que el cap anterior haya sido muy corto, pero es que aun no me acostumbro a escribir mas y… no se, lo de Arella fue de improviso por qe no tenia planeado ubicarla ahí, pero me gusta que te haya gustado. Este es el final, dudo mucho que te guste al 100% pero ten en cuenta que me esforcé ^^… graxx` por tus reviews!

*Deestiny* Que bueno que te deje perpleja, lamentablemente mi pequeña imaginación ya se acabo y este será el final. Espero que con este capitulo pueda aclarar todas tus intrigas y claro esta, que también lo disfrutes. Gracias por haberte pasado por aquí n.n

*JD* Seria genial tenerte aquí como "cliente" jajaja… al parecer tendré que decepcionarte con lo de "hacerla larga" por que como veras, este es the end chapter… no olvides leer la dedicatoria ¿eh?


Capitulo III: Espíritu ¿Libre?

- ¿Por qué me valoras cuando ya me fui? ¡Debes mantenerme siempre presente! – me sobresalte un poco al oírla, estaba alegre, dando saltitos de un lado para otro, y no dejaba de reír

- ¿Disculpa? – inquirí, confundida

- Tienes que encontrarme en las pequeñas cosas ¡En la belleza de una flor! ¡En una nube blanca! ¡En la sonrisa de un amigo! Tienes que encontrarme, y no solo eso ¡Debes conservarme!

Se dirigía a mi enérgicamente, caminando de un lado a otro, tan entusiasta. No pude evitar recordar a Starfire, mi mejor amiga. Que por peculiaridades de la vida, a pesar de ser tan diferentes nunca me dio la espalda y siempre trato de acercarse a mí…

- ¡Debo irme! – grito, aun sonreía

- Espera… ¿Qué debo hacer?

- ¡Sé feliz! – y salio corriendo, segundos después su risita había dejado de escucharse a lo lejos

Si. Este mundo podía ser una mierda en ocasiones, bueno, la mayor parte del tiempo. Pero aun existían en él situaciones que eran dignas de recordar, personas que no quería olvidar, que no quería dejar. Oh, como extrañaría a mis amigos… ¿En serio puedo ser tan estúpida?

Echaría de menos tantas cosas. Había luchado tanto… solo para rendirme ahora? Claro que no, definitivamente no. Pude ser fuerte antes, pude levantarme en el pasado. Puedo hacerlo ahora también. Como dicen por ahí, la esperanza es lo último que se pierde.

- No creas que todo vaya a ser cierto

- ¿Qué?

- Todo podría ser falso, una mentira… una abominable ilusión – su voz denotaba seguridad, como si fuese indiscutible que en verdad mi esperanza no era más que una ilusión

- ¿Quién miente?... ¿Quién es honesto? – pregunte, mas para mi misma

- No seas ingenua. No por que creas en ello debe ser cierto. No siempre es así

- La esperanza es eterna, lo es mientras yo crea en ella… - decía esperanzada, esperando tener razón

- Claro que si – esa voz. Yo la conocía – Yo siempre estaré contigo, pase lo que pase – su voz apacible y calmada recupero mi fe

- … Gracias

- Hay muchos en contra tuya, buscando destruirte. No te dejes vencer, destrúyelos antes de que acaben contigo – Intriga fue clara, inmediata. No tenia intenciones de que le creyera, solo decía las cosas por que si.

Si no le importaba que le creyera quizá estaba siendo honesta. Pero ¿de quien debía cuidarme?

- No debes estar aquí, será mejor que desaparezcas, ahora yo ocupare tu lugar – expresó Esperanza dirigiéndose a Intriga

- Es tu problema, solo espero que no te destruyan – me dijo para luego desaparecer en la penumbra de la oscuridad

- No la escuches, ella solo…

- ¡Para ya! ¡Todos diciéndome que hacer y como sentirme! ¡Basta! ¡Aléjate! – grite de una forma como nunca lo había hecho antes

Tantos sentimientos y ninguno servia para nada. Me confundían aun mas con cada presencia que aparecía. Cada uno tenia su ley, cada uno me decía sus reglas, cada uno me daba advertencias… Pero que hacia yo ¿Qué hacer? ¿A quien escuchar? ¿Cómo empezar?

En ocasiones la soledad era mucho mejor. Ser humana era demasiado complicado, ser demonio era peligroso. Y yo era la mixtura perfecta para el caos y la destrucción en ambos mundos.

Mi vida era como un círculo vicioso, empezaba y terminaba en el mismo lugar. Así que estoy aquí una vez más, en el punto de partida o quizá en el final. Quisiera que alguien me llevara de regreso a donde… alguna vez sentí algo de paz. Cuando podía controlarlo todo, cuando yo era mi dueña, cuando cumplía con mi deber… o mejor dicho, cuando SABIA cual era mi deber.

Si, había perdido todo rastro de control sobre mi misma, pero eso, por alguna extraña razón, me tranquilizaba. A decir verdad, era bastante reconfortante. Cuando me hube calmado caí en que me había quedado abstraída por un momento. Esperanza seguía ahí, mirando con atención. De repente hubo un cambio en sus serias facciones, su rostro se relajo un poco y me mostró una sutil sonrisa. Como si…

- Sigues aquí… Sabias que reflexionaría… - no era una pregunta, lo afirmaba por que, después de todo no solo era Esperanza si no también Sabiduría presentada bajo diferente forma

- Ya no necesitas de mí para saber que la esperanza es tuya. Y recuerda, aunque el valor y el miedo estén de la mano, debes saber en que momento dejar el miedo para seguir adelante con el valor

Solo asentí. Había entendido el mensaje… al fin

- Sé que necesitas tiempo a solas. La soledad en ocasiones ayuda a especular mejor, pero no quieras depender de ella todo el tiempo, por que dejaras de lado eslabones importantes – calló por unos minutos - Tómate tu tiempo, que aquí estaremos para cuando decidas regresar

"Estaremos"… Mire con detenimiento, y en efecto, cercanas a nosotras, se hallaban sus demás compañeras. Todas con miradas furtivas, sin embargo demostrando su alegría de manera única y peculiar dependiendo de quien era.

Todas eran parte de mí, todas se sentían bien por el simple hecho de que volvería al ruedo. Simple, no. No había sido para nada simple tomar esta decisión, pero que más daba. Tome mi decisión, ahora solo hacia falta concretarla.

Mientras pensaba en esto mis demás espíritus habían desaparecido. Estaba sola, en medio de esta oscuridad, pero ya no me abrumaba. Siempre había sido una criatura de las sombras, y este era mi hogar, debía saber utilizarlo como mi protección y no como desamparo, como un precipicio abismal puesto que así lo había visto desde hace mucho. Pero estaba equivocada.

Me senté e intente levitar, pero no pude. No le di mucha importancia, me coloque en posición de loto y comencé a pronunciar mi mantra… Azarath Metrion Zhintos… Era extraño puesto que no sentía energía a mí alrededor, me sentía… humana. Trate de que no me afectara creando explicaciones como que debería estar muy débil, o por el hecho de seguir en mi forma astral. El tiempo en este lugar era ininteligible, podrían haber pasado horas como días, nada cambiaba y no podía notar nada. Deshice mi posición y me levante, ansié con todas mis fuerzas estar con mis amigos, cerré los ojos y trate de teletransportarme con ellos.

Al abrirlos, me hallaba en el living. Estaban todos

- Se nos va Robin… - decía entre sollozos Starfire, estaba… llorando ¿Por qué?

- Iré a ver como sigue – voltee a verlo, Cy se frotaba la cabeza, se veía frustrado. Se levanto del sofá y salio

Al ver a Cy también vi al Chico Bestia que había estado sentado a su lado, se le notaba desmejorado. En realidad, todos se veían demacrados. No era para tanto, solo había estado inconsciente no mas de 24 horas ¿cierto? Yo no podía…

Un ruido me desconcentro, Robin se acerco a la pantalla y presiono algunas teclas

- ¿Cómo está? – era Bumblebee quien hablaba desde el otro lado de la pantalla, su voz se oía fúnebre, aunque en apariencia definitivamente se veía mejor que mis amigos

- Se que mejorara, yo lo se, pronto será la misma – dijo insistentemente Starfire acercándose a la pantalla, el desconsuelo en sus palabras dolía

- Debemos ser realistas Star – Robin le puso una mano en el hombro y miro fijamente a la líder de los titanes Este – No hay mejoras, cada día está más débil, no sabemos cuanto más pueda resistir – trato de ocultarlo pero yo lo note, su voz estuvo a punto de quebrarse en la ultima palabra

¿Días? Eso… no puede ser cierto, yo acabo de despertar.

- No se supone que debería usar sus poderes para recuperarse – pregunto Bee casi en un reproche

- Se supone… pero al parecer, ella ni siquiera lo intenta – Robin…

- ¡No digas eso! ¡Ella jamás dejaría de luchar! No ella… - todos miramos al Chico Bestia quien hasta el momento había estado en silencio

No podía seguir aquí, tenia que despertar, tenia que vivir. Corrí hasta llegar a la enfermería, la vista era deplorable, estaba toda vendada y llena de cables. Cy estaba sentado al lado de mi camilla tomándome de la mano

- Vamos Rae… no he perdido la fe en ti, se que despertaras, vamos hermanita… - enterró su rostro a mi lado

Todo este daño lo había causado yo, había dañado a las personas más importantes en mi vida. Me sentía tan mal, podría jurar incluso que lloraba, pero no había ninguna lágrima en mis mejillas.

Me acerque a la camilla y toque mi cuerpo inerte, estaba casi helada

- Vamos despierta ¡Despierta! – me sentía impotente, no sabia que hacer para recuperar mi energía. Me arrodille en el suelo - ¡Azarath Metrion Zhintos! – no había rastros de mi poder. ¿Era cierto? ¿Acaso era humana? ¿Justo ahora?

NO. Si era humana yo… No podía ser cierto, no es verdad. No podía morir, no ahora que vivir era una opción tan decorosa. ¡Debía haber alguna solución!

Me levante y la sacudí de los hombros, debía despertarme, debía hacerlo ahora. Oí un ruido a mi espalda, cuando regrese la mirada a la camilla, ya no estaba. La habitación se fue oscureciendo, mire a todas partes

- Tu tiempo ha terminado – una voz ronca hablo con severidad

- Pero yo…

- Tardaste mucho en decidir, ahora tu decisión ya no tiene validez, desperdiciaste una oportunidad, todo termino – voltee en toda dirección, pero no hallaba el lugar de donde provenía aquella voz, se oía en todo el lugar, y yo… yo estaba asustada

- …No – mi voz salio en casi un susurro, un tembloroso susurro. Un portal se abrió a mi lado…


Cyborg aun se hallaba al lado de Raven, un pitido llamo su atención. Levanto la mirada hacia una de las tantas maquinas a las que estaba conectada, su ritmo cardíaco descendía rápidamente. Encendió el altavoz y llamo a sus compañeros. Cuando estos llegaron vieron a Cyborg con las paletas aun sobre Raven, él continuaba dándole electroshocks a pesar de que su corazón se hubiera detenido ya hace más de 3 minutos. Su rostro bañado en lágrimas hizo que la expresión de sus amigos cambiara en una centésima de segundo, y asociando aquel sonido desgarrador concurrente concluyeron en la fatídica noticia…

Transcurrieron muchos minutos más hasta que el joven líder tuvo que detener a Cyborg de su tan desesperada acción ya sin sentido ahora. Éste se dejo caer al suelo echándose de espaldas lanzando a un lado las estúpidas paletas que de nada habían servido. El Chico Bestia apoyado en la pared se fue resbalando por el muro hasta quedar en el suelo y apoyar su rostro entre sus rodillas para ocultar sus facciones del terrible dolor. Starfire se aferro a Robin abrazándolo buscando consuelo enterrando su rostro en el pecho del chico no pudiendo creer aun lo que sucedía. El petirrojo miraba impávido la escena, estaba quieto, ni siquiera sentía el abrazo de la extraterrestre, solo estaba ahí, vacío, como si su alma se hubiese ido con ella.

Y la oscuridad dejo de ser solo parte de ella para coexistir en los espíritus de personas tan queridas, ahora ensombrecidos por aquella pérdida tan siniestra y amarga.

"Equivocarse es la única prueba de ser libre, la única prueba de ser hombre"

Epicuro –


Bueno, así concluyo con este cortísimo fanfic, mi único deseo es que lo hayan disfrutado. Gracias a todos los que leyeron y sobre todo a los que dejaron review. Un saludo!

Con dedicación para J*D:

"Eres una persona especial e importante en vida, aunque claro, eso ya debes saberlo. Siempre presente la fortaleza en todas tus acciones, se que caerás muchas veces, pero nunca olvides que puedes levantarte y mas aún, que me tienes contigo y que no te desharás de mi tan fácilmente xD"

Sayo y que tengan un buen día c:

¿reviews?...