Al día siguiente del que te fuiste, sentí un agujero en el pecho… tan grande que casi no podía respirar, no dormí, no comí, por que así me regocijaba en mi dolor…

DOLOR…

Ese palabra tan poderosa, nadie quiere sentir dolor, pero sin el no somos felices…

Tal vez y solo tal vez me encanta vivir sueños… pero sueños sin final feliz, así ha sido mi vida… sin final feliz. No pretendo uno por que se que no lo merezco, ¿y por qué no? Por que así lo decidí, se que es malo y mas cuando tienes las armas y personas correctas para ser feliz, para después de tanto sacrificio, tanto sufrimiento no me permita la felicidad…

Pero que es felicidad?


Saluditos! solo son mis pensamientos de dias locos :)