Me veo al espejo y todo impecable, como deberia ser, sera un gran dia para mi y mas para mi hija, por dios me consumen los nervios, mi vestido me queda aun bien y a pesar de tener 40 años la edad no me hacia verme.. tan vieja, aun que mi pelo ya tiene canas, detras mio veo a mi esposo arreglando su traje color negro y con una rosa roja.

-Te vez hermosa bombon, no me hagas sentir celoso, te arreglas demasiado todos te veran.- decia mientras me besaba la mejilla y se iba a acostar a nuestra cama.

-Seiya eres un tonto, todos veran a nuestras hijas y tengo que lucir perfecta para esto.

-Bah.- se limito a decir, estaba molesto aun.
La hora que teniamos libre se paso rapidamente y presa de los nervios le tome a la mano a Seiya mucho mas fuerte, mientras pensaba si no faltaba nada en el salon o si algo estaba fuera de lugar, tenia que ser perfecto todo, absolutamente todo.

-Me estas arrancando la mano...

-Lo siento.
-Reina esta todo listo.- Dijo detras una sailor de traje parecido al de Mars mientras hacia una reverencia. Tenia una cola de caballo muy alta y con muchas decoraciones, su pelo rojo fuego brillaba y sus ojos del mismo color me miraban con gran respeto.

-Gracias Sailor Ves-Ves.- le dije mientras le daba una sonrisa. -¿Donde estan las demas sailors?.- Ahora ella era la guardiana del planeta marte.

-A.. ellas estan buscando... a... se... no fue nuestra culpa ya sabe como es Reina, no puede estar quieto y ... perdon.- miro hacia el suelo avergonzada.

-Dios, ese niño.- decia detras mio Seiya mientras se disponia a buscarlo y soltaba mi mano.

-Espera, aparecera, ya sabes como es, pero tu tienes que quedarte conmigo, por favor.- lo mire suplicante y como ya sabia se quedo conmigo.

-Esta bien.- me tomo de la cintura y vio a la sailor frente a nosotras.- No te preocupes, mejor preparense para esta celebracion.

-Gracias.- Se fue mientras nosotros seguiamos por el camino para llegar a la habitacion de Chibi-Usa.

Despues de que llegara a la Luna la reconstrui e hice de nuevo a el palacio que tuve una vez en mi vida pasada, al llegar fue mucho esfuerzo pero gracias al apoyo de Seiya, Chibi-Usa y Kousagi lo reconstruimos y pues no creo que haga falta pero como quiera lo dire, goberne este reino aun que hubo problemas por que nadie creia la historia de mi vida y desconfiaron, poco a poco me gane de nuevo su confianza y Seiya me ayudaba, aun que la verdad es que nunca le gusto el puesto de Rey decia que era muy ostentoso y que siempre sera un guerrero, mis hijas ayudaban y trataban de divertirse aun que Kousagi por un tiempo fue rechazada por todo el reino cosa que me molesto y claro que la defendi, aun que pronto fue olvidado pero yo se bien que para ella fue una marca dificil de olvidar.

Tocamos la puerta y esperamos a que nos respondiera, pero mejor nos abrio la puerta mientras corria por su habitacion, su vestido no estaba arreglado y sus coletas ya un poco mas largas estaban desordenadas y una casi cayendose.

-Ese niño me matara, en serio no podian...
-Ven aca te pienare.- interrumpi la frase que ultimamente repetia mucho: "en serio no podian quedarse con solo nosotras dos" valla que no tenia mucha paciencia, a veces le digo que es un poco enojona, entramos y mientras que me acercaba vi una sombra dirigiendose hacia mi con mucha velocidad pero Seiya lo sujeto con un abrazo.

-Alto ahi pequeño demonio.- decia mientras abrazaba al pequeño Seiko, nuestro tercer hijo de apenas 3 añitos, para su edad era demasiado inquieto y eso venia de Seiya, por dios era demasiado rapido y nuestras sailors no podian.- Ven iremos a cambiarte y avisar a las chicas que te encontramos. Las veremos en un rato bombon.

-BOMBON- grito mi niño mientras salia y decia adios con su pequeña manita. Era el vivo retrato de Seiya solo que tenia mis ojos, cosa que su padre alabo, era el mas mimado del palacio pues era el bebe.

-Me matara, si eso hara, perdio mis pendiente y vendrá Helios y no quiero que me vea tan desordenada.- mi pequeña dama ya no era una niña, ahora con sus 18 años tenia a su pretendiente.

-Ya viste en la cama mi pequeña.-decia contranquilidad.

-No estan ahi.

-En serio.

-Si... he, ahi estan... de seguro las puso aqui.

-Alistate se te hara tarde.- me sente y ella conmigo para poderla peinar.- No te enojes Seiko es solo un poco desordenado, tu sabes que no lo hacer por maldad mi niña.

-Si, solo que... me saca de mis casillas mama.- me decia mientras se expresaba frustrada con las manos.

-Ya, ya, no es bueno para una princesa comportarse asi.

-Lo se.

Despues de una rapida inspeccionada con ojo critico aprove la imagen de Serenity y salimos juntas hallandonos con Seiya y Seiko ya preparados para ir al salon y recibir a los invitados de honor. Los primeros en llegar fueron Amy y Taiki ellos estaban casados pero no tuvieron hijos optaron por adoptar, un niño Yuji de 8 años, muy inteligente, muy caballeroso, hacia un año que no nos veiamos ya que se encargaban del hospital y su niño dejandolos sin tiempo, despues de unos minutos llego Lita con su esposo de hace 5 años, Motoki, hacian tan linda pareja desde que empezaron su noviazgo y aun lo seguian siendo ellos tenian unos hermosos gemelos Li y Kori oji-verdes aun que el pelo era como el de su padre, ellos junto con Seiko hacian un torbellino y creo que mi pequeñin era el lider a pesar que los otros tenian un año mas que el mio. Cuando estabamos charlando nos anunciaron al Rey de la Tierra, Endymion con su señora esposa Rei fue tan agradable verlos con su bebe recien nacida, Nanako, era una niña de pelo negro y unos ojos violetas igual a los de su madre, me hacia tan feliz verlos juntos, para variar como siempre Minako llego tarde ya que su linda niña no queria venir, ya que Mina peleaba mucho con Seiko y se habia escondido. Todos juntos al fin y era algo digno de recordar.

La noche callo y el palacio estaba lleno esperando el acontecimiento tan ansiado... Sailor Ves-Ves estaba recibiendo a los invitados mientras que Sailor Para-Para intentaba mantener todo en orden con la comida y los asientos, Sailor Jun-Jun custodiaba el lugar ya que no le gustaba mucho las fiestas y Sailor Cere-Cere cuidaba a mi pequeña; las niñas que un dia fueron nuestras enemigas ahora eran las sailors junto con la nueva Sailor Moon y Sailor Star Moon, mis niñas ellas eran las nuevas Sailor Scouts sin contar que Hotaru tambien lo era, todas ellas eran las nuevas guerreras.
Nosotras ya no eramos jovenes para cuidar el planeta y creo que no nos veriamos bien de sailors pero si un dia fuera necesario regresariamos o al menos yo con el poder del crital de plata; Haruka es una gran corredora de autos y Michiru una gran violinista, Setsuna una diseñadora y nos hace vestidos para ocasiones especiales, como esta. Estaba feliz de que ya venian aun que no hablaran con mi Seiya del todo al fin habian aceptado algo...

Las tompretas interrumpieron mis pensamientos y rapidamente gire a las escaleras principales donde Peruru esperaba a mi Kousagi (Peruru era el novio oficial de mi hija desde hace una semana) no pude evitar mirar de reojo a Seiya que estaba enojado por el pobre muchacho, de nuevo me concentre en mi pequeña y se veia hermosa con su vestido blanco con pequeñas orillas doradas, sus coletas seguian igual, y estaba tan sonrojada por toda la atencion. Al terminar las escaleras la recibio Peruru mientras ella se sonrojaba aun mas, me dio risa al pensar que asi era yo pero en ella se veia tan tierno.

Nos acercamos y con voz clara y alta para todos tenia que dar mi discurso mas importante en la vida... o para mi lo era...

-Gracias por venir queridos amigos en este dia tan especial para mi hija Kousagi, como ya saben cumplio sus 20 años el mes pasado y ahora he decir que yo la Neo Reina Serety le cedo el trono a mi hija..- escuche murmuros por mi accion de algunos pocos pero los ignore. -Creo que ya es capaz de dirigir a nuestro imperio lunar y mantener esta hermosa calma.

-¿Como confiar en una hija que nunca se conocio durante 16 años?- cuestiono una voz de un hombre algo lejos, me hizo enfurecer y a Seiya tambien, todos sabian la historia de Endymion, Seiya y yo. -No seria mejor confiar en nuestra princesa Serenity.- se referia a Chibi-Usa.

-Por que la heredera es mi hermana, confio en ella y se que no haria nada para traicionar a su querida Luna, yo no soy la indicada a ese puesto.- antes de hablar yo fue mi hija la que intercedio por su hermana mayor, ya que ella se puso triste por los comentarios y solo se abrazo del brazo de su novio.

-La decision fue tomada y no habra marcha atras, la coronacion sera hoy.- sentencie, no escuche voces quejandose solo un silencio muy incomodo.

-Yo no haria nada por traicionar a mi querida Luna, amo a mi gente, por favor no desconfien de mi.-decia Kousagi. -Prometo llevar el reinado asi como lo ha llevado mi madre. Confien en mi.

Escuche a alguien aplaudier y vi que era Haruka, despues se unieron las exteriores y luego fue un gran ola de aplausos que me hicieron sonreir y emocionarme por la aceptacion. Seiya y yo nos acercamos a Kou para abrazarla mientras Peruru se mantenia al margen.

-Ven tu tambien...- le decia al pobre chico.

-Si... no hay remedio.- decia Seiya aceptando la relacion de mi hija, ya que hace una semana hizo un berrinche como un niño cuando Peruru dijo que era el novio de Kou.

-Gracias papas, los amo...- decia mientras lloraba.

La noche fue larga y la coronacion fue todo un exito para mi fue algo muy lindo ver a mi hija con esa sonrisa, se que Chibi-Usa no se enojaria por no ser ella la reina pero la verdad es que Kousagi era la merecedora al trono, tambien ese dia nos tomo de sorpresa Peruru pidiendo su mano, Seiya casi muere y mas por que despues de unos minutos vendria Helios, para mi no era nuevo ya que sabia su historia pero mi querida estralla no asi que que para los dos esa noche llena de emociones.

-.-.-.-.-

Ya han pasado 6 años desde que mi madre me cedio el la corona, hace 5 desde que me case y ahora estoy esperando a mi primer hijo con Peruru, por dios soy tan dichosa aun que extraño a mis padres, ellos se fueron a viajar por que mi mama tuvo la loca idea de conocer las galaxias cercanas y mi pobre padre la siguio en la locura, ahora ellos regresaran en 4 semanas mas al palacio unos dias mientras su casa esta lista, estara a las afueras de aqui no lejos, eso me hace feliz ya que con la despedida a mi hermana me decai, ella se fue con Helios ya que se acaban de casar hace 17 meses, mis padres se fueron despues de eso y el demonio Seiko se quedo pero no podia platicar como con mama o con Serenity aun que ahora mi hermano ya no era tanto problema, ya que seguia como loco a Mina, hija de mi tio Yaten y tia Minako, jajajaja pobre en la que se mete con esa niña tan autoritaria como su madre, intento levantarme de la cama pero me detiene algo... mi gran panza.

Si ahora yo era la que esperaba un bebe el futuro gobernante de la Luna, nuestro futuro y su nombre sera Usagi, ya que sera niña. Aveces pensamos que el destino juega contigo y se burla pero no es verdad cada quien es dueño de su propio destino y sabra como manejarlo. Todos decidimos si en verdad queremos sufrir o luchar por nuestra felicidad, esto lo he aprendido gracias a ella, mi madre y a mi padre que no nos a dejado caer y siempre nos a aconsejado para ser mejores personas, ahora lo que debemos hacer es agradecerlo de la mejor manera: dando lo mejor de nosotros.


Termine, perdon por el retraso pero se me fueron las ideas cuando las tenia y no tenia una pc cerca para escribir, bueno espero que les halla gustado y si no perdonen, di lo mejor pero hay veces que no puedo jeje, siento que faltaron muchos cabos sueltos pero los deje por que mi equilibrio emocional se ha ido haciendome perder todo tipo de locas ideas que tenia. Por cierto el monstruo del capitulo pasado fue solo un relleno para intentar juntar a Seiya y Usagi.