. Atado a un sentimiento .

De: PRISS

02-ENE-08

28-MAY-08

Capítulo I: "Su incierta voluntad."


Él quería tenerla prisionera, solo para él y el que terminó siendo sometido y prisionero no fue otro sino él. . . atado. . . a su amor por la chica de ojos negros.


El joven de largos cabellos estaba simplemente fastidiado. Su vuelo había sido retrasado dos horas, ya ni caso tenía enojarse.

~ Nota personal: comprar un jet privado.

Susurró para sí el moreno, mientras caminaba con desgano por los pasillos del aeropuerto, deseoso de llegar a casa.

Entonces la vio. . . una chica de dorados cabellos y un par de gemas negras como ojos. Quiso abordarla, pero ella pasó sin siquiera notarlo.

Al castaño le daba la impresión de que esa preciosura acababa de llegar a la ciudad y por sus rasgos, era fácil deducir que era extranjera.

Hao sonrió irónico, pues el cansancio pareció abandonarlo, igual había notado que la chiquilla era realmente joven, a duras penas y con suerte, tendría los dieciocho años.

El Asakura siguió su camino, convencido de que jamás volvería a ver a esa linda jovencita.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

El Asakura ojeaba el "catalogo" que le llevara Tao Ren, sin prestarle atención realmente, ni a este ni a aquel. Hao odiaba estar relacionado con ese hombre pero no había remedio, fue su padre el que se involucró con esa mafia, lavando dinero y obteniendo algunos cuantos favores de ellos.

"No hay vuelta de hoja, aun cuando mi papá murió, yo…"

Los pensamientos del Asakura se vieron interrumpidos por una de las fotografías del vendito catalogo que le llamó la atención.

~ Q-quién es ella?.

El joven chino miró fijamente la fotografía que el moreno señalaba.

~ Ah, buena elección, aunque me temo que aun no la tenemos físicamente.

¿Físicamente?, a qué se refería con eso?. El pelilargo siguió mirando la foto, no había duda, era ella, la chica que vio en el aeropuerto.

Anna Kyouyama, eso leyó en los datos generales, inglesa pero de abuelos japoneses, de entre diecisiete y diecinueve años, si, ella no era más que una jovencita y sin embrago. . .

~ Cu-cuándo la tendrías para mí?.

El Tao miró sorprendido a su amigo. Él JAMAS había aceptado adquirir una de las chicas que Ren vendía. Así es, pues las secuestraba y las vendía al mejor postor, lo que hicieran con ellas no era de su incumbencia, pero era obvio que el Asakura la deseaba para su propio deleite.

~ Un mes.

~ La quiero antes.

Ren sonrió complacido con el reto, más que nada porque el precio simplemente sería duplicado.

El chino se fue apenas acordaron la operación, dejando al castaño con un mal sabor de boca, acababa de cometer, no!, de provocar una locura abominable y sin embrago. . . tembló ansioso por tener a su merced a esa jovencita rubia, atrapada a su incierta voluntad.

.

.

.

.

. . . . Continuará.


Este fic es, para variar, HAOxANNA.

Lo anterior viene siendo más bien un prologo, prueba de que esto va a empezar con el pie izquierdo.

Este fic es parte de mi etapa "forzando a Anna".