...

Respiración

Para que se vive, ahora las espinas de aquella rosa duelen más, y no es lo peor, si hay algo terriblemente maravilloso que hace que cualquier persona se doblegue ante él. Y la verdad siempre ha sido de esa forma aunque muchos nieguen su existencia.

Hoy soy yo la que se doblega la que se rinde después de ser el frio más cruel, la roca más dura, la peor de las tormentas, cerrando sus puertas a toda aquella persona que quisiera acercarse, sin embargo sin forzar la puerta lograste entrar, no fue un minuto de visita viviste siempre ahí, lograste lo que nadie había logrado y sin embargo no lo acepte intente sacarte pero mi fallido intento me aventó a tus brazos.

En verdad ahora me doy cuenta de que fue un error, y sin embargo no me arrepiento, pocas veces lo he hecho pero en esta ocasión mi mente se confunde, algo horrible oprime mi pecho y ciento ahogarme, ahora veo que fue lo mejor, no debí dejarte entrar, no debí mirarte, pero entonces no hubiese sido feliz, pero tampoco no hubiera llorado.

Dejarte fue lo mejor, tal vez nuevamente vuelva a sentirme sola y sin embargo lo acepto, y si me encontrara nuevamente en esta situación tomaría la misma decisión. Es difícil pero ahora es definitivo, mi vida por un momento se llena de paz y no pienso cambiar eso durante mucho tiempo, y mucho menos por otro error.

Por: Konei Ray

...