Los personajes son de Stephenie Meyer, y la autora de esta historia es Muggleinlove, yo solo la traduzco.

Lecciones de Vida

Insomnio

BPOV

Miré al techo dispuesta a dormirme. El reloj solo decía que eran las nueve de la noche, pero era tarde para mi. Pero odiaba dormir sin Edward a mi lado. Simplemente no parecía correcto. Sin embargo, de estaba haciendo más y más común. Nuestros horarios no eran parecidos como antes.

Ahora estábamos en nuestro segundo año de universidad, yo estaba estudiando para obtener una licenciatura en literatura inglesa, mientras Edward estaba estudiando bilogía para entrar en la escuela de medicina, y convertirse en doctor como su padre. Ambos teníamos trabajo que hacer, y no teníamos suficiente tiempo libre.

Yo trabajaba tiempo completo en una cafebrería (cafetería/librería) e iba a la escuela en las tardes. Edward no tenía trabajo, pero era voluntario en el hospital de su papá. También estaba muy ocupado preparándose para tomar el MCAT. Apenas nos veíamos entre semana, y en los fines de semana era cada vez más difícil encontrar tiempo.

Odiaba tener que dormir temprano, pero no tenía otra opción. Cuando empiezas a trabajar a las cinco de la mañana, aprendías que tenías que dormir, sino estarías malhumorada y cansada al día siguiente. Durante nuestro primer año y medio, Edward me entretenía leyéndome mientras me dormía. Me acurrucaba en él, y el jugaba con mi cabello. No teníamos tanto que hacer, y algunas noches solo hablábamos o hacíamos el amor.

Ahora casi todas las noches Edward estaba forzado a quedarse en la biblioteca hasta la media noche. Él no lo había querido, pero yo entendía su necesidad. ÉL tenía grupos de estudio, y por mas que odiara admitirlo nos distraíamos el uno al otro.

De verdad estaba desesperada por las vacaciones de navidad, por que eso significaría dos semanas en las que no tendríamos que preocuparnos por la escuela. Pero estábamos en pleno octubre; aún teníamos que esperar tres meses.

Me giré a su lado de la cama para respirar su esencia. Extrañaba que me sostuviera en sus brazos, y sus caricias. Habían pasado dos meses desde la última vez que habíamos intimado. Oficialmente odiaba la escuela. Amaba mis clases, pero odiaba todo el trabajo que traía. No era justo.

Deje de tratar de dormir, aunque sabía que me arrepentiría a la mañana siguiente. Tomé un libro de mi buró, sin prestarle atención al titulo. En realidad no importaba; era un clásico de cualquier manera. Un libro que había leído al menos cinco veces. Iba a esperar a Edward, como era jueves sabía que no sería demasiado tiempo.

Mi cabeza estaba llena de un millón de cosas. Mi profesor me había puesto en una competición de análisis literario al poner un escrito mío. No me había dado todos los detalles, pero me había asegurado que tenía oportunidades de ganar. El premio cambiaba cada año, pero siempre valía la pena.

La verdad no creía tener oportunidad de ganar. Trabajaba sin descanso para hacer cada ensayo y trabajo perfectamente sorprendente. Pero tenías que ser un genio para ganar esas competiciones. No tenía oportunidad, pero todos me habían dicho que lo intentara. Solo estaba esperando los resultados.

"Sigues despierta." Dijo Edward sonriendo cuando entro con las manos llenas de libros.

"Te extrañé." Respondí con una enorme sonrisa cuando él tiró todo al piso antes de saltar a la cama conmigo.

Nuestros labios se encontraron en un profundo beso. Sus manos estaban en mis mejillas y las mías desaparecieron en su cabello. Había pasado mucho tiempo desde que habíamos podido besarnos así. Todo mi cuerpo cantaba de placer al sentir su cuerpo contra el mío.

"Te amo, Bella." Susurró dejando besos por toda mi cara. "Nunca lo olvides."

"Edward." Logré decir antes de que sus labios volvieran a encontrarse con los míos, uniendo nuestras lenguas.

Quería más, quería mucho más. Pero sabía que no podíamos, eran casi las once y mañana me tenía que levantar a las cuatro. Edward alentó los besos, sus hermosos ojos verdes viendo los míos.

"Te he extrañado." Susurré tocando su cara.

"Perdón, mi amor." Respondió poniéndose a mi lado con un suspiro. "Desearía que tuviéramos más tiempo."

"Yo también." Dije en el silencio.

"¿Trabajas este fin de semana?" preguntó esperanzadoramente.

"El sábado, pero no el domingo." Respondí, pero no hacía ninguna diferencia. El tenía grupos de estudio todo el domingo.

"Tienes el turno de la mañana el sábado, ¿Verdad?" inquirió mirándome. Sabía que su cabeza trataba de encontrar ideas.

"De las cinco a la una." Respondí.

"Te recogeré a la una, y saldremos el sábado en la noche, y pasamos el domingo entero juntos." Añadió con una sonrisa enorme. "Solo nosotros dos. No libros ni horarios. Solo tu y yo."

"¿Pero que pasa con tu grupo de estudio?" pregunté amando la idea, pero sabía que el MCAT estaba solo a unos meses. "Tu examen es en enero."

"Puedo perder un día. Además, tu eres más importante que cualquier examen, Bella." Continuó pasando sus dedos por mi cabello.

"Si estas seguro." Declaré.

"Positivo. Ahora duérmete." Urgió antes de empezar a tararear mi nana. Suspiré contenta cerrando mis ojos. Se sentía increíble estar en sus brazos.

EPOV

Parecía que el único tiempo que pasaba con Bella era cuando estaba dormida. Llegaba a casa muy tarde, pero siempre me tomaba unos minutos para verla dormir. La amaba inmensamente, y odiaba que tuviéramos tan poco tiempo juntos.

Ella había insistido en encontrar un trabajo, y estaba decidida a compartir los gastos de la casa. Mis padres no aceptaban el dinero, pero ella siempre se salía con la suya comprando comida. No era mucho como contribución, o eso pensaba ella, pero decía que necesitaba pagar algo. También siempre ayudaba a mi mamá a limpiar la casa.

Se despertaba casi todos los días a las cuatro (lo que era un crimen) para ir a trabajar a las cinco. Le gustaba estar rodeada de libros, y se negaba a renunciar. Había dejado de insistir, porque sabía que la estaba molestando. Ella quería contribuir con la familia.

Me estaba yendo muy bien en la escuela, pero eso tomaba mucho trabajo. Me estaba preparando para tomar el MCAT, y tenía muchos proyectos para mis clases. Tenia que completar horas de laboratorio e ir a grupos de estudio algunos días a la semana. Entre todo eso, estaba de voluntario en el hospital. Tenía un horario lleno.

Sin embargo, supe desde que entre en el cuarto que algo tenia que cambiar. No sabía como reacomodar nuestros horarios, pero no podía soportar estar cerca pero a la ves tal distante. Iba a cancelar el grupo el domingo, y recoger a Bella en su trabajo. Aun me daba tiempo para hacer mis horas voluntarias en la mañana.

Iba a ser difícil lograr hacer todo el fin de semana, pero estaba determinado. Necesitaba pasar más tiempo con Bella. Extrañaba solo estar hablando y riendo. Extrañaba pasar tiempo con ella. Extrañaba todo de ella. Era casi doloroso.

Bella se había quedado dormida con una sonrisa en la cara. Gentilmente me solté de su agarre para cambiarme. Estaba exhausto, y tenía que ir a la escuela temprano. Iba a terminar algunos trabajos temprano-

Me quite la ropa solo quedándome en boxers y me lavé los dientes antes de acostarme en la cama. Mis brazos rodearon la cintura de Bella instintivamente. Tenía puesta una de mis camisetas, y tomo todo mi auto control no hacerla mía en ese momento. Se veía increíblemente sexi cuando usaba mi ropa.

La besé suavemente cerrando los ojos. El fin de semana no llegaba lo suficientemente rápido.


¡Ahí esta!¡ Listo! ¡El primer capitulo de esta increíble historia! Díganme, ¿Qué les pareció? Aunque no lo crean, me siento como ellos dos, tampoco tengo tiempo de nada, aunque ellos están más pesados que yo, jeje.

Chicas, no saben lo feliz que estoy de empezar esto, ¡Nuevo proyecto! ¡Si! ¡Amo las cosas nuevas!

¡Nos leemos pronto! Espero poder subir el miércoles o jueves! Pero no esperen demasiado, sino, ¡prometo el sábado y domingo seguro!

¡REVIEW! :D

*Una autora/traductora se alimenta de… tus reviews. :)