Los personajes no son mios! (como quisiera) pero son de S. Meyer, la canción es de Maná pero la trama.. esa si que me la fume yo solita xD


Bendito el lugar y el motivo de estar ahí
Bendita la coincidencia
Bendito el reloj que nos puso puntual ahí
Bendita sea tu presencia
Bendito dios por encontrarnos en el camino
Y de quitarme esta soledad de mi destino

Bendita la luz
Bendita la luz de tu mirada...desde el alma (bis)

Benditos ojos que me esquivaban
simulaban desde que me ignoraban
Y de repente sostienes la mirada

Bendito dios por encontrarnos en el camino
Y de quitarme esta soledad de mi destino

Bendita la luz
Bendita la luz de tu mirada (bis)

-Así fue como nos conocimos tu padre y yo

-Wooow, mama en verdad, ustedes sufrieron, pero por fin fueron felices, es una digna historia de amor

-Cada historia es digna y hermosa, por ejemplo, la tuya con Marie es muy bonita.

-Madre, ya… por cierto tengo que ir a verla, nos vemos y gracias por darme todos esos datos, te amo mama

-También te amo hijo, ve con cuidado y salúdame a Marie

-Así será, nos vemos

Habían pasado ya 18 años, desde que Edward y Bella se habían casado, y habían pasado ya 17 desde que su primogénito Anthony había llegado a este mudo llamado tierra y les había alegrado al existencia a estas dos personas; para después llegaran otros pos pequeños retoños a la vida de ellos: Reneesme y Belled. Tony –como le decían sus amigos- siempre quiso saber la historia de amor que su padre y madre habían tenido, pero se lo negaban ya que ellos decían que a cierta edad lo sabría y, cumplieron la promesa; él sabía la manera en que se había conocido y quedo totalmente conmocionado.

Todo era tan perfecto para ella, tenía un marido increíble, tres hijos a los cuales amaba desmesuradamente y vivía en un lugar que a ella le parecía perfecto: La playa. Cuando Anthony salió de la casa a ver a su novia Marie, Bella se levanto de aquel sofá gris y se dirigió al patio trasero de su ahora nueva casa. Y ahí estaban tres personitas importantes para ella, acostados en la arena. Cuando Bella se acerco pudo ver a sus dos pequeñas gemelitas dormidas sobre el torso desnudo de Edward.

-Me gustaría estar en el lugar de ellas- susurro tratando de no despertarlas

-Cariño, puedes estar aquí las veces que lo desees-dijo su marido con los ojos cerrados

Entonces, con cuidado, Bella y Edward se llevaron a sus dos pequeñas hijas, o bueno ni tan pequeñas –tenían 12 años- a sus respectivas habitaciones, las arroparon y las observaron en silencio un momento.

-Son iguales a ti- dijo Edward- Tan frágiles, hermosas, lindas, tiernas, con tu mismo cabello y tus ojos.

-Una réplica de mí, pero en niñas- contesto ella

-Exacto

-Pero Anthony, es idéntico a ti- dijo abrazando a su marido- Y eso me hace recordarte cuando nos conocimos

Oh gloria divina de esta suerte
Y de encontrarte justo ahí en medio del camino
Gloria al cielo de encontrarte ahora llevarte mi soledad
y coincidir en mi destino en el mismo destino

Bendita la luz
Bendita la luz de tu mirada (bis)
Bendita mirada oh oh
Bendita mirada desde el alma

Tu mirada oh oh
Bendita bendita bendita mirada
Bendita tu alma y bendita tu luz
Tu mirada oh oh

Tu mirada oh oh
Bendita bendita bendita mirada
Bendita tu alma y bendita tu luz
Tu mirada oh oh

Ambos tomados de la mano, salieron a dar una vuelta por la playa, caminaban tranquilos, en silencio y tomados fuertemente de la mano, solo ellos, el mar y el crepúsculo de aquel día. Cuando decidieron, regresar a su hogar, se acostaron en una hamaca* que tenían en la parte trasera de su casa, se abrazaron y observaron las estrellas.

-Te amo Edward- le susurro bella

-También yo amor, te amo, soy muy feliz contigo, con nuestros hijos, con nuestros trabajos, con todo, y gracias a ti

-No, gracias a ti, por hacerme vivir una vida que, pensé que nunca tendría por mi profesión.

-Te amo

-Je't Aimé

-Tú me sorprendes cada día mas- le dijo sonriendo Bella

Era tan bonita la vida que tenían, Edward, era uno de los mejores y más famosos pianistas que existían en todo el planeta, muy famoso por sus canciones inspiradas en su esposa e hijos, era famoso y prospero; mientras que Bella, termino sus estudios y siguió con la carrera de gastronomía y ahora ella trabaja para las personas más importantes del país. Y aunque a veces ambos tenían trabajo de más, siempre tenían tiempo para ellos y para sus hijos.

- Io ti amo mío angelo bello- dijo Edward

- Je t'aime mon parfait gentleman - contesto Bella

Y ambos se fundieron en un beso, tan dulce y delicado, que con cada fibra de su ser; sentían e amor que ambos emanaban por los poros, por cada célula, cada respiración, cada latido. Porque ahora ambos estaban conectados, eran una sola persona; y tratarían de ser felices hasta donde la vida y Dios se los permitiera.

Ella una exitosa Gastrónoma

El un exitoso Pianista

Ella en su pasado, una Vendedora de Caricias

El un hombre lastimado que fue curado por ella, su propia Vendedora de Caricias.

FIN


Que les pareció el epilogo? Espero y haya sido de su agrado, disculpen la tardanza, pero la imaginación se me fue de viaje y regreso apenas el dia de hoy xD

FELIZ AÑO NUEVO A TODOS! MIS MEJORES DESEOS Y GRACIAS POR LEERME :D

Comenzare unas nuevas historias, se llamaran Coleccionador de Princesas; La papelería & posiblemente hare una, llamada… hmm todavía no tiene nombre xD, pero por si le sinteresa, dense una pequeña vueltecita :D

Merezco un Review?

Kisses Andyy'

PD: la narracion la hice en tercera persona porque crei que era lo mas conveniente, ahora si baaaeep!