Ella estaba durmiendo pacíficamente. Parecía un ángel que emitía un aura de paz y felicidad. Me quede despierto para contemplar su belleza, pero algo me perturbaba. La verdadera razón por la que no logro conciliar el sueño es porque desde mañana tendré que dejar mi vida de espadachín e ir a vivir con Otsu, aunque es algo que me llena de felicidad siento que verdaderamente no seré feliz.

A que se debe mi inseguridad, será que verdaderamente no amo a Otsu; no, eso no es cierto de verdad la amo, pero lo que realmente me mortifica es el hecho que tener que dejar mi espada. El arma, que por más de 20 años me ha acompañado; no es simplemente un arma, en verdad es la razón de mi existir. Estos últimos años he aprendido a manejar su arte, he comprendido sus más grandes secretos, he arrebatado tantas vidas con ella. Siento que es una parte más de mi cuerpo, algo de lo que no puedo desprenderme, ya que siempre estaré atado a ella. Si decido ir a formar una familia con Otsu, tendré que despedirme de mi compañera que me ha acompañado todo este tiempo…..tendré que tomar una decisión.


Ya había amanecido, en ese momento Otsu se despertó, había dormido plácidamente, pero se sorprendió al ver que Takezo no se encontraba a su lado, así que salió a buscarlo, pero no lo encontró por ningún lado. Cuando regreso, se dio cuenta que había una carta debajo de su almohada. La abrió y era de Takezo y la empezó a leer.


Querida Otsu

Siento tener que dejarte, créeme que de verdad te amo, me enamore de ti desde que éramos pequeños y al saber que por fin estaríamos juntos me puse muy feliz.

Pero no puedo quedarme contigo, ya que no puedo dejar mi vida de espadachín. He sido un ronin por más de 20 años, y siento que no puedo dejar de serlo ahora, ya que aun no he llegado a mi objetivo, y para lograrlo tengo que seguir mi camino junto a mi espada, a la que siento parte de mi cuerpo y que tal vez nunca podre desprenderme de ella.

Por eso, Otsu espero que me entiendas y no me odies, porque eso es lo que menos deseo. Tal vez nunca nos volvamos a encontrar, pero si llega el momento de un reencuentro, tratare de estar a tu lado para siempre, algo que no puedo hacer en este momento. Si me amas como yo a ti, puede que el destino nos vuelva a juntar…recuerda Otsu siempre te tendré en mi corazón.


Al terminar de leerla, de los ojos de Otsu salieron un sinfín de lágrimas, tenía un gran dolor en su pecho, sentía que el mundo se le venía abajo, pero al mismo tiempo tenía fe de que se volverían a encontrar, para que puedan disfrutar de una vida llena de amor, así que sonrió y se dijo a sí misma:

No importa cuánto tiempo pase, siempre te estaré esperando Takezo, ya que al igual que tu, siempre estarás en mi corazón…


Un fic del mejor manga que he leído: "Vagabond"