Bueno, acabo de escribir esto –estaba aburrida y con frio, no se me ocurrió nada mas- y no tiene mucho sentido ni historia (tal vez, algún día, lo continúe… no se ilusionen -.-U)

Por fis! Reviewsssssssss

Si quieren dejar críticas, son bienvenidos! Pero si van a dejar comentarios que puedan herir a cualquier persona, por fa, guárdenselos (el otro día me deprimí bastante al ver un comentario en una de mis historias en un foro T^T)

*LOS PERSONAJES NO ME PERTENECEN…BLA, BLA, BLA… ESTO ES DE LAS CLAMP… BLA, BLA, BLA XD*

-"que frio!"

La hermosa chica de ojos verdes se abrazó a si misma tratando de calentarse un poco.

La nieve cubría la calle y la acera estaba realmente resbalosa por el hielo.

Los arboles no tenía una sola hoja encima. El cielo estaba gris.

Aquel sábado le tocaba hacer la cena. Algo caliente estaría bien.

Tenía en su brazo izquierdo la bolsa con lo que necesitaba para el estofado que planeaba cocinar.

En la esquina de la calle un muchacho alto de pelo castaño alzaba la vista.

Estaba yendo a su casa. Había pasado la mañana en la biblioteca.

Sus ojos color ámbar se fijaron en aquella chica de silueta delineada y sonrisa brillante.

Se conocían?

Si, eran compañeros en la escuela.

El nombre de la chica era Sakura, Él era shaoran.

No era que se la pasaran hablando todo el rato durante la clase o en el receso.

Era una de esas situaciones "si te he visto no me acuerdo".

Ellos se cruzaron sin decir palabra.

Después de todo, no tenía caso, cierto? No era que tuvieran una relación especial.

Una brisa repentina azotó las ramas secas de los árboles.

Sakura trato de cubrirse; llevaba una falda color pastel.

Su bufanda rayada salió volando frente a sus ojos y quedó atrapada en la rama de un árbol.

-"hoe!"-shaoran había visto lo ocurrido.

Miró su reloj, no es que tuviera nada que le esperara.

Volvió en sus pasos y la miró.

Ella mostro un rostro sorprendido, al parecer no lo había reconocido antes.

-"necesitas ayuda?"-dijo señalando la bufanda fuera del alcance de la ojiverde.

-"si"-su voz estaba algo cortada. El frio ya la afectaba lo suficiente como para haber perdido su bufanda.

El ambarino trató de alcanzar la prenda de sakura, pero estaba demasiado alto y el árbol no resistiría su peso si se subía a él.

-"lo siento, no puedo"

Ella suspiró decepcionada.

Shaoran la miró frente a él. Tan frágil y dulce.

Una sonrisa leve se formó en sus labios.

-"toma"-ella levantó la vista y vio sorprendida como shaoran le cedía su propia bufanda-"puedes usarla, no tengo tanto frio"

Ella la tomo en sus manos, insegura.

-"estas seguro?"-el asintió-"pero, cuando podré devolvértela?"

-"te veo el lunes"

Solo eso dicho y él empezó su caminata hacia su casa.

Ella se puso la bufanda color verde oscuro y sonrió.

Se sentía caliente y suave, además de tener impregnado el olor tan suave y peculiar de la colonia que shaoran llevaba puesta.

-"si… el lunes"-dijo ella, retomando su caminata.