Bien, dije que lo continuaría ^^

Cumplí mi cometido! Jaja

Bueno, el comienzo de la historia estuvo narrado por sakura, pero esta vez es vista desde el punto de vista de shaoran, mucho tiempo después.

Espero la disfruten! Y dejen sus reviews, onegai

-.-.-.-.-.-.-.-.

El viento golpea mi rostro.

Estoy en el mismo lugar que hace cinco años.

Donde hace tiempo la vi partir.

Es la misma época del año en que se fue. Tal vez debí seguirla ese mismo momento?

Es lo único que llenaba mis pensamientos desde ver el tren partir aquel día.

Antes no tenía nada que perder, al igual que ahora.

Mil y un veces había venido a este lugar, tan solo para salir caminando de vuelta a casa con su rostro afligido en mi mente.

Soy el peor idiota del universo, y lo peor? Ella no estaba allí para negarlo.

Mi precioso ángel se había marchado hace tanto… de seguro ya no recordaba si quiera mi nombre.

Aquel día, aun llevaba la sortija que le había dado.

No había razón para que aun la conservara, cierto?

Apreté mi pequeño equipaje con mi mano izquierda y el ticket con la derecha.

Las personas empezaron a abordar el tren, yo no sabía si moverme o volver corriendo a casa.

Para que volver?

Después de todo, nadie me esperaba de regreso.

"pero… tampoco nadie me espera en la estación donde me quedaré"

Pensar en voz alta no era realmente algo que yo hiciera.

Ella solía hacerlo todo el tiempo.

Mi preciosa sakura…

Mis días se habían vuelto repetitivos cada vez.

"vas a entrar o no?"

"si"

Conteste al hombre de gorro gracioso y subí.

El silbato retumbó en mis oídos y las ruedas empezaron a moverse.

Los arboles perdían su forma conforme el tren aumentaba velocidad.

La sombra del bosque que dejaba atrás se llevó toda memoria de mi niñez.

Era totalmente imposible el que la encontrara; y si lo hiciera, que se suponía que le diría? Con que excusa estúpida la convencería de volver a ser mía.

"tickets, por favor"

Le enseñé mi identificación y él la marcó.

El tren estaba repleto de personas. No me molesté en mirar mucho a mi alrededor.

Frente a mí, en el asiento que me quedaba viendo, había un muchacho de ojos oscuros escondidos detrás de su flequillo largo.

Su mirada estaba perdida en la ventana. Parecía no haber dormido por días, sus ojos estaban rojos, tal vez de llorar…

Tan solo por un segundo creí verme a mí mismo reflejado en él.

Horas pasaron.

El recuerdo de los ojos verdes de sakura ahogados en lágrimas la última vez que la vi fue lo único en mi mente todo el viaje.

El silbato volvió a sonar.

Me encontraba solo y acompañado al mismo tiempo.

La estación de aquella enorme ciudad era mucho más movida que la de donde venía.

Miré a mi alrededor y apreté mi equipaje en las manos.

Era de noche.

Donde iría ahora?

Realmente no me importaba ya.

Debería dar vuelta y regresar?

Era lo que sonaba más razonable.

Después de todo, nunca la volvería a ver.

Todo este viaje había sido producto del insomnio. No había manera alguna de encontrarla en un lugar tan enorme.

Me alejé de la estación caminando sin rumbo destino.

Me senté en un parque.

No había nadie alrededor. Frente a mi había una enorme fuente encendida.

El agua me salpicó varias veces la cara.

Me acerqué mas para ver mi reflejo…

No pude verlo.

Lo que si pude ver fue la luna llena dibujada en el agua corriente.

De un momento a otro la fuente se apagó.

El reflejo de la luna era más claro ahora.

Tan claro como mi visión del mañana… Tan solitario como los pasados 5 años.

"sakura…"

-.-.-.-.-.-.-.-.-

Apuesto a que miran la pantalla de la compu con cara de: "que #$%!& fue eso?"

xD

Bueno, les tengo noticias: habrá tercera parte!

-Esta historia esta media confusa hasta para mí misma, pero me ha encantado escribirla ^^-

Pronto el próximo capi.