Un día genial en navidad

Edward Pov.

Estábamos en mi cuarto besándonos sin ningún tipo de pudor. Habíamos regresado a Forks dos días atrás, luego de nuestro primer semestre en la Universidad.

Nuestros padres no habían dejado de hacernos preguntas sobre como nos estaba yendo, lo que provoco que no pudiera tener un minuto a solas con mi linda novia. No aguantaba más, estaba desesperado por tomarla. Se que dos días sin sexo no eran mucho, pero después de habernos mudado juntos, digamos que nuestra vida sexual se había vuelto más activa.

En estos momentos agradecía que mis padres se hayan ido a comprar los regalos de navidad a otra ciudad y que mi suegro se halla ido de pesca con Jacob y Billy.

-¡Dios Bella!. Mi amor no sabes las ganas que tengo de hacerte mía, estos dos días de abstinencia me estaban matando.

-Ni lo menciones bebe. Creo que si seguíamos de esa manera iba a sufrir una combustión espontánea.

Nos fuimos quitando la ropa y quede solo con mis boxers.

-Mmm amor, no se porque pero cada día que pasa me gusta más ver tus lindas tetas y tu sexy coño. Tu cuerpo me excita hasta la locura.

-¡Hay bebe sabes como me pones cundo me hablas de esa manera!.-Comencé a restregar mi ya prominente erección con el húmedo sexo de Bella, lo que provoco un ronco gemido por parte de ambos.

Bella llevo sus manos a mis boxers y me los quito de un tirón, quedando ambos desnudos por completo.

-Nena no aguanto más, tengo que estar dentro tuyo ya.

-Yo también lo necesito, pero quiero probar de otra manera.

Dejándome sorprendido mi caliente novia me aparto de encima suyo y se coloco en cuatro sobre la cama, dejándome una gran vista de su sexy trasero.

-Bells sabes que me encanta hacerlo por detrás, pero eso ya no es nuevo para nosotros.- Le dije con la voz más ronca que nunca.

-Lo se Edward, pero quiero tener otro tipo unión contigo.-lo que dijo me dejo sorprendido, estaba entendiendo a lo que se refería, últimamente hemos estado hablando de eso, pero sinceramente no espere que se decidiera tan pronto.-Quiero que me metas tu linda polla por atrás, quiero que tengamos sexo anal. Claro si tu estás de acuerdo.

-Mi vida, no podría estar más de acuerdo con nada en este momento. -Lentamente me fui acercando a ella posicionando mi miembro por su entrada trasera. Con sumo cuidado la fui penetrando porque sabia que podía llegar a dolerle.

-Ahhhhh

-¿Estas bi-bien amor?- le pregunte jadeante por la excitación.

-¡Si, si!, no te detengas por nada del mundo mi amor.- le hice caso y pronto tomamos el ritmo de la situación.

-Ahhh…Mmm. Bella que rico se siente metértela por el culito bebe.

-¡Dioos! Sii… esto es genial. Te siento más grande que nunca mi amor.

-Ahhhhh ahhh. ¡Jamás creí que esto fuera tan placentero!

-Sigue, sigue mi amor!. Ahhhh- No podíamos dejar de gemir y gritar, hacerle esto a mi Bella, es lo más caliente del mundo.

-¿Te gusta que te la meta por el ano bebe?

-¡ Me encanta mi amor! ¡me encanta!.-seguí penetrándola con toda la pasión, el amor y deseo que le tengo a ésta mujer. Cada ves la embestía con más fuerza ya que ambos estábamos por llegar a nuestro orgasmo.

-¡Ed-Edward!. Ya estoy por llegar amor, no-o pares- Ya podía sentir como las paredes de Bella apretaban mi polla.

-¡Edward!-

-¡Bella!-

Habíamos gritado nuestros nombres al mismo tiempo luego de haber alcanzado nuestro preciado orgasmo. Una vez que nuestras respiraciones se habían normalizado, salí del interior de Bella y me recosté a su lado abrazándola.

-Eso fue una de las cosas más placenteras y calientes que hemos hecho.

-No podría estar más de acuerdo contigo amor- le conteste con una sonrisa de "bobo enamorado después de haber tenido una gran follada con su novia"- Fue un gran regalo de navidad adelantado.

-Jajaja, eres un tonto. Gracias a Dios que nuestros padres se fueron, estoy segura que no nos volverán a dejar solos hasta que nos vayamos.

- Puede que tengas razón. Pero prepárate, porque cunado regresemos a nuestro departamento en la Universidad, no te voy a dejar salir de la habitación hasta que comiencen las clase.

-No es algo de lo que me vaya a oponer. Pero podríamos aprovechar que todavía no han regresado.

-Me encanta que mi novia aparte de ser tan sexy y linda sea inteligente.- No le di tiempo a que me contestara nada ya que me tire a devorar sus labios. Dios amaba a esta mujer más que a nada en el mundo.

Y así nos pasamos toda la tarde aprovechando que nadie se encontraba en la casa. Después de todo pasamos un día genial. Y muy, pero muy placentero.

¡Hola de nuevo!. Parece que Bella y Edward se vuelven cada vez más insaciables con el tiempo.

Muchas gracias por los RR y los favoritos, espero que este también les haya gustado….y que no tenga tantos horrores ortográficos como antes. Me gustaría saber que les pareció este capitulo :D

Deseo que estén bien…Besos!