-Declaimer: Naruto y sus personajes no me pertenecen.

-Dialogo-

-"Pensamientos"-

...


EQUIPO 7


Haruno Sakura de doce años, con su pelo rosa largo y ojos jades se dirigía hacia la academia. Ella vestía una blusa roja sin mangas ceñida que dejaba ver sus desarrollados pechos con un círculo blanco detrás en su espalda, unos shorts negros y sobre este una falda negra y roja que le llegaba por encima del muslo. Delante en la falda el círculo blanco está entrelazado con otro más pequeño. Su hombro derecho se encuentra vendado, solo una pequeña parte. Finalmente unas sandalias con un leve tacón.

Hoy día sabe que los equipos serán formados, ella es la única que lo sabe. Sakura entra en la academia ignorando a todos los chicos que la miran – acosan – con la mirada puesta al frente sin cambiar su rostro inexpresivo. Llegó a su aula y fijó su mirada en los asientos libres dándose cuenta de que solo hay algún chico sentado allí.

-Genial, si me siento con alguno de ellos querrá sacarme charla o en el peor de los casos tocarme.- pensó la pelirosa haciendo una pequeña mueca de desagrado. Sus ojos se posaron en el tumulto de chicas que rodeaban un lugar. No tenía que pensar mucho para saber de quien se trataba, aun así se dirigió hasta allí.- Uchiha.- llamó al chico más popular de la academia entre las chicas. El pelinegro de ojos ónice profundos le devolvió la mirada, escuchándola.- ¿Puedo sentarme?- señala a su lado yella sabía que no le diría que no, después de todo ambos sufrían lo mismo.

Sakura se sentó al lado de Sasuke cuando el chico asintió con la cabeza antes de volver a su anterior posición. Sakura suspiró antes de apoyar sus codos sobre la mesa entrelazar sus manos y apoyar la barbilla sobre ellas cerrando sus ojos, ignorando a todo el mundo.

-¡Frentona!- grita una niña de cabello azul y ojos marrones. Sakura no tiene que abrir los ojos para saber que es Amy la que grita.- ¡¿Quién te crees que eres para sentarte al lado de Sasuke-kun?! ¡Nosotras llegamos primero, por ende una de nosotras debería sentarse con él!- reclama la niña molesta y la otras chicas comienzan a mostrarse de acuerdo con la niña.

Sakura no abre los ojos, ella no muestra haber oído nada de lo que ha dicho la niña de pelo azul, pero piensa que es patético que compitan por un asiento y por un chico que de hecho no les da ni una mirada.

-¡¿Estás escuchando lo que digo?!- grita Amy al ver que Sakura no hace nada. El grito atrae a los demás alumnos que empiezan a acercarse y los chicos empiezan a quejarse de como Sakura está sentada al lado del Uchiha.

-Piérdete.- respondió una voz fría y seca. Sakura no se molestó en abrir los ojos por lo que dejaba en claro que no quería se molestada.

-¡¿Cómo te atreves?!- replicó furiosa. Al ver como Sakura la ignoraba levantó el puño y trató de golpearla.- Uhg.- se quejó cuando su puño se vio atrapado por la mano de Sakura.

Todos los estudiantes se quedaron sorprendidos, pues Sakura seguía sin abrir los ojos, sin embargo su frente se había formado una arruga debido a la impaciencia que empezaba a sentir. Sasuke que había estado observando de reojo, miró aún más interesado a la chica de cabellos rosas.

-¡Suéltame!- reclamó Amy haciendo una mueca de dolor cuando Sakura apretó su agarre.

Sakura abrió finalmente los ojos y miró de forma penetrante a la chica que había intentado pegarle. Amy hubiera querido retroceder de miedo al ver su mirada llena de frialdad. La pelirosa la apartó y Amy dio dos pasos atrás ante la fuerza del empujón y se sobó la muñeca una vez se vio libre.

-¿Qué está pasando aquí?- se oyó la voz de otra chica. Sakura no tuvo que girarse para saber de qué se trataba de Ino. Ella tenía los ojos azules y el pelo rubio que estaba recogido en una coleta alta, un mechón caía sobre su ojo. Y ella había sido la mejor amiga de Sakura.

-Ino… ¡Eso pasa!- la apunta Amy, mirando molesta a Sakura. A su lado Sasuke bufa fastidiado y Sakura se contuvo de hacer lo mismo.

-¿Qué hay de malo?- peguntó Ino cuando vio el problema.- Si Sasuke-kun la ha dejado no podéis hacer nada. Además…- alzó una ceja y puso sus manos en la cintura.- ¿No habéis llegado un poco demasiado lejos? Seguramente Sakura se ha sentado aquí solo porque Sasuke-kun es el único que no la molesta y Sasuke-kun dejó que se sentara porque Sakura es la única que no está obsesionada con él.

Sakura y Sasuke sabían que Ino también estaba enamorada de él, pero ella no iba a tales extremos como las demás acosadoras. Ella era por lo que sabían normal.

-Sakura-chan ¿Porque no te sientas a mi lado?-interrumpió una nueva voz. La voz de Uzumaki Naruto, un rubio de ojos azules con extrañas marcas en la cara. Sakura sabe que se debe por el Kyuubi. Todos le tratan mal, realmente muy mal, es por eso que es una de la personas que me caen algo bien, aunque nunca podré tener una amistad con el, con nadie. También era el autoproclamado rival de Sasuke.

-¡No, conmigo!-

-¡Siéntate conmigo Sakura-chan!

-No sé qué te ven los chicos, tienes una frente muy ancha.- dijo Amy mirándola con desprecio.

-¡Sasuke! ¡Sasuke! ¡Porque siempre Sasuke! ¡'Ttebayo!- pensó el rubio molesto al ver como Sakura le estaba ignorando. Miró al Uchiha que había vuelto a ignorar a todo el mundo tal y como hacía Sakura. Saltó sobre el escritorio quedando en cuclillas frente a Sasuke.

-¿Qué estás haciendo?- inquirió Sasuke; saltaron chispas de rivalidad cuando sus ojos se encontraron.

-¡Naruto, apartarte de Sasuke-kun!- gritaron algunas niñas molestas.

-¡Patéale el trasero, Sasuke-kun!

-¡Sakura-chan se sentará conmigo!- dijo otro chico sin mirar la escena.

-¡Eso lo veremos!- dijo el otro chico con el que peleaba, empujó al otro niño que empujó a Naruto quedando más o menos en una situación comprometedora.

-¿A-acaso…?- pensaron todas las féminas al ver como Naruto prácticamente estaba encima de Sasuke. Una toma más de cerca vieron como una mano tapaba la boca de Sasuke.- Uff…- suspiraron aliviadas, todas querían ser el primer beso de Sasuke.

-¡Gracias, Sakura-chan! ¡Me has salvado de algo horrible!- exclamó Naruto alegre de que la chica que le gusta le hubiera salvado de besar al Teme desagradable.

-¿Cómo lo hace?- se preguntó Sasuke, mirándola cuando Sakura retiró la mano sobre su boca.- Siempre reacciona antes que las cosas sucedan.- sus ojos negros no despegaron la vista de la pelirosa la cual seguía con los ojos cerrados, apoyando su barbilla en su mano derecha.- Aunque salvarme de ser humillado ahora mismo, acaba de conseguir mi gratitud.- sonrió arrogante el chico.

En ese momento Iruka entró por la puerta.

-Bien chicos, sentaros todos.

-Al fin tranquilidad.- fue el pensamiento de Sasuke y Sakura.

-Desde hoy sois ninjas de verdad, pero sólo sois unos Genin novatos… la parte dura acaba de empezar.- comenzó Iruka su discurso.- Ahora… pronto os asignarán tareas de ayuda a la villa. Se crearán grupos de tres y cada grupo tendrá un Jounin como sensei.- continuó el sensei.- Deberéis seguir las órdenes de vuestro sensei si queréis completar las misiones.- sonrió un poco, sabiendo que todas las féminas querrían ir con Sasuke y todos los chicos con Sakura. Si supieran…

-Pff… ¿Equipos de tres? Solo más gente en mí camino. Solo espero que uno de mis compañeros sea Sakura. Ella es la única decente por aquí.- pensó el joven Uchiha, sabiendo que la pelirosa era la más fuerte de su año, incluso, a pesar de que le molestaba un poco, de él.

-Aquí va…- fue el pensamiento de la pelirosa, que estaba esperando el momento.

-El primero será Sakura-chan… el otro… cualquiera menos Sasuke.- pensó Naruto que estaba sentado al lado de la pelirosa apoyando su mentó en su mano con expresión aburrida.

-Hemos intentado equilibrar los equipos según vuestra fuerza.- continuó Iruka sacando un papel.

-¡¿Qué?!- exclamó la mayoría del salón, disconforme.

-Equipo 1…- comenzó diciendo los equipos.- … Equipo 7, Uzumaki Naruto,- el rubio presta atención.- Haruno Sakura…

-¡Sí!- exclamó el rubio feliz, alzando los brazos por la emoción de estar con la chica que le gusta. Sakura no se inmuto. Y Sasuke a pesar de que no se veía su boca hizo una mueca de desagrado al ver la reacción del rubio y la atención especial que estaban mostrando los otros chicos.

-¡Y Uchiha Sasuke!- finalizó Iruka, Naruto bajó la cabeza desanimado de estar en el mismo equipo del chico que era su rival y todos los fans tanto de Sasuke y de Sakura bajaron los hombros derrotados al no estar en su equipo.

-Eso no me lo esperaba.- Sasuke miró de reojo a Sakura, pero ella no había cambiado de expresión.- ¿Qué debe de pensar sobre esto?

-¡Iruka-sensei! ¿Por qué un ninja tan bueno como yo tiene que estar en el mismo grupo que este imbécil?- protestó Naruto apuntando con el dedo al Uchiha quien se mantuvo impasible.

Iruka suspiró.- Las notas de Sasuke fueron las segundas mejores de los veintisiete graduados…- contestó Iruka, poniendo sus manos en la cintura.- Naruto, tú… fuiste el último. Naruto, ¿Lo entiendes? Tenemos que hacer equipos equilibrados.

-Uh… ¿Quién fue el primero?- pregunta Naruto extrañado. Muy a su pesar sabe que Sasuke fue el mejor de su generación.

-Sakura.- respondió Iruka mirando a la chica que no se inmutó.

-Bah, no te metas en mí camino, dobe.- dijo Sasuke sin siquiera mirarlo, algo molesto de que Sakura le hubiera superado en todo.

-¡¿Qué me has llamado?!- Naruto tembló enfadado.

-¿Quieres pelea, dobe?- continuó Sasuke.

-¡¿Dobe?! Porque tu…-apretó los puños molesto.

-Silencio.- susurró Sakura. Su voz había sido baja pero lo suficientemente clara para que todos la escucharan. Había un tono implícito de advertencia que los obligaba a callar si no querían que ella los obligara.

Todas las chicas la miraron con molestia por hacer callar a su Sasuke y los chicos sonrieron burlones porque Sakura no tenía interés en ellos. Naruto parece asustado y Sasuke un poco molesto, ninguna chica lo trata así, pero sabe que Sakura es la única excepción.

-Lo siento, Sakura-chan.- se disculpó Naruto, sentándose en su asiento un poco intimidado.

-Hmp.- respondió Sasuke. Tuvo que admitir que cuando Sakura hablaba, en algunas ocasiones llegaba a intimidar.

-Vaya… no ha mostrado estar sorprendida sobre esto. Ni siquiera la vi molesta como Sasuke.- pensó Iruka mirando a la chica con cierta preocupación.- Bueno, esto debería funcionar… incluso con Naruto.- miró al rubio que miraba a la chica de reojo.- Bien, esta tarde se os presentará a vuestro sensei.- dijo sonriendo con algo de nerviosismo y los ojos cerrados.- Tomaos un descanso hasta entonces.

Todos los estudiantes se levantan, y Sakura salió de allí ignorando los gritos que le llegan por todas partes invitándola a salir en una cita o a almorzar. Tenía algo que hacer y no podía entretenerse.

-¡Sakura-chan!- Naruto la alcanzó cuando ya estaba fuera de la academia. Sakura se giró no mostrando la impaciencia que sentía.- He pensado… ya que estamos en el mismo equipo… ¿Por qué no comemos juntos?- sugirió sonrojado y nervioso.

-No tengo tiempo para esto, Naruto.- dijo Sakura fríamente antes de volver a caminar.

Naruto la observó irse con desilusión, pensando que tal vez ella buscaba a Sasuke.


-¡Maldito Sasuke! ¡Mierda! ¡Mierda!- maldijo Naruto molesto, estaba sentado en un tejado comiendo y quejándose.- ¿No hay nada bueno por aquí, eh?- una sonrisa traviesa se formó en su rostro.- Jeje, ya sé.- se dijo cuándo algo capto su atención.

Sasuke se encontraba apoyado fuera en una ventana de la academia comiendo tranquilamente una bola de arroz.

-El único momento en que Sasuke se despista es cuando come.- pensó Naruto dentro del aula, agazapado y con una cuerda en mano.

Sasuke notó la cuerda demasiado tarde y soltó una exclamación de sorpresa cuando lo empujaron dentro del aula.

-¡Maldito, Naruto!- exclamó Sasuke furioso. Dentro se oían sonidos de forcejo.

-¡No te resistas!- gritó Naruto, luego se hizo el silencio.

-Silencio.- fue la voz de 'Sasuke'.- Eres… idiota.


Sakura llegó delante de la oficina del Hokage. Tocó la puerta y pasó en la estancia cuando el Hokage le dio permiso. El hombre mayor se encontraba firmando algunos papeles.

-Hokage-sama.- saludó Sakura inclinando levemente la cabeza con respeto.

-Ah, Sakura-chan, ¿Qué te trae por aquí?- cuestionó dejando de lado la pluma y mirando curioso a la chica.

-Usted me dijo que viniera aquí cuando terminaran de decir los equipos.- Sakura respondió con indiferencia.

-Sí, ¿Verdad?- contestó con una pequeña gota de sudor en la nuca. Lo cierto es que había olvidado ese pequeño detalle.- Bueno yo te dije quiénes serían tus compañeros pero nunca te dije quién sería tu sensei.- Sakura alzó una ceja expectante y el Hokage sonrió levemente.- Hatake Kakashi.

Sakura alzó la otra ceja sorprendida.- El ninja copia.

El Hokage asintió.- ¿Qué piensas hacer? Kakashi es muy inteligente, se dará cuenta de tu potencial enseguida.

Sakura se encogió de hombros.- Estoy ocultando mi chakra haciéndolo pasar por alguien normal.- el hombre alzó las cejas y Sakura suspiró.- Mi chakra es superior a la media. Él no va a sospechar si yo no le doy motivos.

-Sabes que no estuve de acuerdo con todo aquello, pero tu tomaste esa dedición de protegerlo.-Sarutobi la miró con seriedad notando como fruncía los labios con molestia.

-Yo puedo enseñarle lo que aún debe aprender.- contestó la pelirosa.- ¿Quiere que vigile a Naruto o eso ya lo hará Kakashi?- preguntó unos segundos más tarde.

-Hazlo. Kakashi también lo hará.- Sakura asintió y esperó más órdenes pero el Hokage suspiró.- Puedes irte.

Sakura se retiró, pensando en su futuro sensei. No lo conocía personalmente pero en el pasado había oído hablar mucho de él. Impuntual, adicto a los libros eróticos y con un ojo Sharingan.

-Esto puede ser interesante después de todo.- Sakura sonrió un poco. No fue una sonrisa, solo fue la comisura de sus labios.


-¡Maldita sea!- pensó Sasuke furioso. Y como no estarlo. Se encontraba amarrado y con un pañuelo que tapaba su boca.-¡Ese bastardo de Naruto utilizó el Henge no jutsu para transformarse en mí! ¿Qué demonios estará haciendo?

Con un poco de esfuerzo logró soltarse de las cuerdas, se quitó el pañuelo de la boca y molesto se dispuso a buscar a ese idiota. Mientras caminaba se preguntó desde cuando podía Naruto hacer clones, pero clones reales. Si no recordaba mal ni siquiera era capaz de crear un simple Bunshin. Eso solo lo puso más molesto.

-¡Sasuke-kun!- hizo una mueca de molestia al ver como Amy se acercaba a él con lo que parecía ser de manera coqueta.- Sasuke-kun…- joder, creo que van a gastarme el nombre si siguen con Sasuke-kun, Sasuke-kun pensó el pelinegro con fastidio.- ¿Has visto a Sakura?- su nombre prácticamente lo escupió.

Sasuke solo la miró con frialdad y volvió a caminar con la intención de ignorar a la chica.

-Esa maldita frentona, solo por el hecho de que viene de un gran clan, se cree la mejor.- siguió la chica sin percatarse que el chico se estaba alejando.- Aunque ahora mismo ella está sola.

Y aquello definitivamente llamó su atención haciéndolo parar en seco. Sasuke sabía que Sakura había tenido una hermana y que toda su familia estaba muerta. Ella era igual que él y ese comentario lo puso furioso.

-Al igual que ese idiota de Naruto. Son tal para cual.- siguió la chica ignorando que Sasuke empezaba a estar molesto.- No tiene padres. Ha hecho siempre lo que ha querido. Si yo actuara así mis padres se enfadarían conmigo.- Amy sonrió arrogante.- Tiene suerte de estar sólo, sus padres nunca se meten en su vida.

Y si bien Naruto y él no se llevaban bien, sabía que el rubio tampoco tenía padres y que eso para él chico era algo delicado a pesar de que siempre se mostrase sonriente. ¿Qué sabía esa idiota de la soledad? Miró a Amy con desprecio, pero la chica se sonrojó cuando sintió la mirada penetrante del Uchiha en ella.

-¡Ja! ¡Lo tengo en el bote!- pensó Amy engreídamente con las mejillas sonrojadas.

-¿Qué sabes tú de la soledad?- inquirió Sasuke soltando esas palabras con tanto desprecio que hasta Amy lo notó por lo que lo miró sorprendida.- Tan sólo… La tristeza porque un padre te castigue no es nada comparado con lo que él sufre.

-¿Qué significa eso, Sasuke-kun?- preguntó Amy confundida.

-Tú… eres despreciable.- la miró con desprecio y antes de volver a caminar una nueva voz lo interrumpió.

-Has hablado de mi como si supieras algo.- la voz venía desde la rama de un árbol y Sasuke y Amy miraron hacía allí, encontrándose con Sakura la cual estaba sentada descuidadamente sobre una rama.

-¿Desde cuándo está aquí?- se preguntó Sasuke viendo fijamente a la pelirosa. Ni siquiera la había sentido llegar.

-Solo digo la verdad.- se defendió Amy una vez recuperada del shook de las palabras de Sasuke y de la entrada de Sakura. Aunque su voz tembló un poco, ella tiene miedo, no es la primera vez que tiene un encontronazo ella.- Me dirás ahora que no mataron a toda tu familia y que ahora estás sola…

Sakura se dejó caer, cayendo suavemente en la acera, una brisa hizo que removiera sus largos cabellos haciéndola ver más hermosa mientras se acercaba a Amy con parsimonia,- pasando al lado de Sasuke en el proceso que volteó a mirarla.- Quedó frente a ella y con brusquedad, cuando Amy pensó que no le haría nada, la agarró del cuello alzándola un poco sin dejarla respirar.

-No hables de lo que no sabes.- dijo cortante apretando su cuello,sabe queSasuke está mirando, pero no parece tener intención de intervenir. Él no quiere intervenir, alguien que dijo algo como aquello se merece algún castigo y si Sakura es quien se lo va a dar, por el perfecto.- Uchiha acaba de decirlo. La soledad, tú no sabes lo que es eso, no es lo mismo que separarse de tus padres.- la acercó a su rostro y la próxima vez que habló su voz son baja, fría y mortal.- Tal vez debería matar a tus padres, solo así sabrás lo que se siente.- Amy la miró horrorizada y Sasuke la miró sorprendido por la crueldad de sus palabras.- Podría hacerlo, ¿Sabes?- Amy supo que no mentía al ver la malicia y crueldad en sus ojos.

-Sakura, déjalo ya.- irrumpió otra voz. No era Sasuke. Sakura pudo ver como Ino se acercaba a la ignoró y apretó más fuerte su cuello, pero alguien le cogió del brazo, miró a su derecha, sus ojos se encontraron con los de Sasuke, Él negó con la cabeza, y soltó a Amy con brusquedad haciendo que cayera al suelo. Ella empezó a toser y se sobó el cuello adolorido- No te entiendo, Sakura.

-No necesito que me entiendas. No lo necesito.- Sakuraempezó a caminar, solo dio dos pasos antes de detenerse y mirar a Amy.- Hn,dices querer a esa persona pero en realidad no sabes nada de ella, Amy.- fijó su mirada en Sasuke el cual abrió levemente los ojos al comprender el significado de sus palabras.

-Ella lo sabe.- pensó mirando cómo se alejaba. Todo el mundo sabía lo de la masacre Uchiha sí, pero nadie parecía recordarlo realmente. Lo que si había quedado en secreto era la persona que lo había hecho. Él se preguntó si Sakura lo sabría y si era así, como lo sabía.

-¿Qué crees que estás haciendo?- la voz de Ino le sacó de sus pensamientos y se volvió para ver como la rubia miraba molesta a la chica de cabello azul que apenas se levantaba del suelo.- Esta vez te pasaste, ¿Cómo te atreves a hablar de eso?- inquirió mirándola furiosa.

-¡Estuvo a punto de ahogarme!-exclamó enojada.

-¡Te lo mereces!- replicó con ojos llameantes por la furia.- ¡Tú siempre la provocas, no esperes que se quede callada!

-¿Porque siempre intentas defenderla?- pregunto Amy molesta.

-Es mi amiga.- respondió la rubia decidida.

-Ella rompió su amistad contigo hace tiempo. ¡Ella misma te lo ha dicho!- replicó Amy.

-Eso no importa. No es algo que tú puedas entender.- Ino siguió defendiéndola con ferocidad. Sasuke estaba un poco sorprendido por eso.

-¿Y tú si puedes entenderla?- replicó Amy con clara intención de dejarla mal.

Ino abrió la boca para decirle que sí, que entendía a Sakura, pero su boca se cerró. En realidad no la entendía. ¿Por qué se alejó de ella? Esa era la única cuestión que tenía sin responder. Amy sonrió triunfante de haberla callado. Fue entonces que Sasuke decidió a intervenir.

-La próxima vez guárdate tus comentarios para ti.-dijo con frialdad, dirigiéndose a Amy metiéndose la manos en los bolsillos.-Porque, Sakura tiene razón, no tienes idea de lo que es la soledad.- hizo una mueca de desprecio, la barrió de arriba abajo y volvió a mirarla con asco.- Antes dije que eres despreciable… ahora creo que eres repugnante.- y con eso se alejó por el mismo camino que había tomado Sakura.

Amy se quedó con los ojos abiertos de par en par y las lágrimas se agolparon en sus ojos. ¿Por qué le había dicho eso?

-Ups. Creo que Sasuke-kun te odia.- se burló Ino con maldad.- Pero bueno, ve el lado bueno…- Amy la miró.- al menos te miró y sabe que existes. Aunque…- puso un dedo sobre su mentó pensativa.- te vio con asco.- la miró con burla y Amy soltó un chillido furiosa.


Sakura se encontraba sentada en la banca que había cerca de la salida de la aldea, comiendo unas bolas de arroz. Comería algo más elaborado, pero nunca tenía demasiada hambre. Terminó el último bocado, suspiró y cerró los ojos relajándose.

Podía sentir el chakra de Ino y Amy en el mismo lugar y se sorprendió un poco de que Sasuke todavía estuviera allí. Se encogió mentalmente abriendo los ojos encontrándose de lleno con ¿Sasuke? Estaba apoyado en un árbol frente a ella mirándola fijamente y sonriendo. Se concentró, Sasuke estaba en otro lugar, no podía ser él… entonces, esa firma de chakra… Naruto…

-Al fin la he encontrado.- pensó él. Había estado buscándola desde que se transformó en Sasuke.- Tienes una frente preciosa…- dijo acercándose a ella.- hace que quiera besarla.-

-¿Qué se supone que debo decir ante eso?- se preguntó Sakura alzando las cejas.

-Jaja, sonaba como algo que diría Naruto.- se rio quedando frente a Sakura.

-Acaba de delatarse él solo.- pensó la pelirosa.- ¿Porque se habrá transformado en Sasuke?

-Hay algo que quiero preguntarte, Sakura.- la pelirosa alzó una ceja en su dirección, esperando.- ¿Qué piensas sobre Naruto?

-Oh, con qué era eso. ¿Por qué no me lo pregunta directamente?- Sakura alzó las cejas y luego suspiró.

-¿Por qué no me lo preguntas tú mismo, Naruto?- el azabache abrió los ojos sorprendido empezando a sudar frío.

-¿D-de que estas hablando, S-Sakura?- pregunto tratando de sonar normal fallando miserablemente.

-Deshaz este Henge, Naruto.- ordenó Sakura mirándolo seriamente.

Un 'puf' se escuchó y la imagen de Sasuke pasó a la de Naruto el cual se rascaba la nuca, nervioso.

-¿Cómo supiste que era yo, Sakura-chan?- pregunto curioso el rubio.

-Tu firma del chakra.- respondió escuetamente la pelirosa.

-¡¿Puedes sentir el chakra de los demás?!- exclamó Naruto sorprendido.

Sakura asintió, indiferente.

-Además no tengo mucho de haber visto a Uchiha. Entonces… ¿Por qué te has hecho pasar por él para preguntarme sobre ti?

-Pues… verás…- se interrumpió haciendo una mueca de dolor agarrando su estómago cuando este empezó a sonar.- Mi… estómago…- se alejó corriendo hacia dentro de la academia.- ¡En… seguida vuelvo!

Sakura lo miró retirarse con las cejas alzadas, antes de encogerse de hombros y volver a cerrar los ojos, buscando tranquilidad.

-Seguramente comió algo en mal estado.


Sasuke caminaba buscando a Naruto pero pensando en Sakura. Ella le intrigaba, siempre lo hizo. Algunas de las veces que sus ojos se encontraban, siempre veía pura indiferencia, otras veces veía frialdad y a veces los veía vacíos. Ellos eran iguales, pero de alguna forma sentía que eran diferentes. Paseó su mirada por el lugar y se encontró con la dueña de sus recientes pensamientos. Tres encuentros en tan poco tiempo. La miró sentada con una pierna cruzada sobre la otra y un codo apoyado en esa pierna sosteniendo el mentón con los ojos cerrados con tranquilidad. La suave brisa movía su cabello y Sasuke deseó – no por primera vez – acariciar ese pelo, enterrar sus manos en él y saber si era tan suave como parecía ser. Hizo una mueca ante esos molestos pensamientos. ¿Desde cuándo Uchiha Sasuke pensaba en acariciar a alguien? Entonces recordó lo que quería preguntarle.

-Oe- la llamó mientras se acercaba a la pelirosa. Ésta abrió los ojos fastidiada. ¿Es que hoy era el día de 'fastidiemos a Sakura'? Y si, aunque hacía rato que lo había sentido pensó que pasaría de largo.- ¿Lo sabes?- inquirió molesto al ver la mirada que le había echado. No precisó en lo que estaba preguntando, consideró que no hacía falta cuando notó el reconocimiento en el rostro de Sakura.

Ella no respondió, solamente asintió.

La miró, evaluando si mentía o no, pero le era imposible de leer.

-¿Cómo?- pregunto y esta vez pudo percibir un rastro de dolor en sus ojos antes de que volviera su expresión en blanco.

-Ella murió esa noche. Mi hermana.- ella desvió la mirada hacia el cielo azul. Hablar de Haruno Nayumi era un tema tabú para ella, pero le complació ver que su voz había sonado indiferente.- Además…- volvió a mirar a Sasuke que la miraba con suma atención.- Nuestros clanes estaban unidos, todo el mundo lo sabe.

-¿Unidos? ¿Por qué yo no lo sabía?- se extrañó el pelinegro, enterándose ahora de ese detalle.- ¿Sabes quién fue?- pregunto esta vez con frialdad.

Sakura lo miró unos segundos antes de responder.

-Si.- respondió cortante.- Y antes de que lo preguntes, lo sé porque conocía algunos Uchiha, entre ellos a él.

Sasuke frunció el ceño curioso. ¿Ella conocía algunos Uchiha? Decidió guardarse las otras preguntas. Tenía la sensación de que si preguntaba ya no iba a obtener respuestas así que continuó con lo que estaba haciendo antes de encontrase con ella; Buscar a Naruto.

-¿Has visto a Naruto?- preguntó a unos pasos alejado de ella.

-Baño, si aún está ahí.- Sakura lo despidió con un ademán de mano, dejando en claro que quería estar sola.

Sasuke se fue sintiéndose repentinamente irritado. Él odiaba ser el centro de atención de las chicas, pero si había algo que odiara más eso era el ser ignorado por Sakura. Resultaba irónico, la verdad, él odiaba a las chicas, la única chica que le interesaba era la que lo ignoraba.

No podía negarlo, Sakura era un misterio. Un extraño y fascinante misterio que estaba dispuesto a descifrar. No se desviaría de su objetivo inicial pero mientras tanto descubriría el misterio que era Haruno Sakura.

-Esto será interesante después de todo.- pensó sonriendo arrogante.


-Al final no pude saber lo que Sakura-chan piensa de mí.- fue lo que pensó Naruto sentado en el retrete.- Aunque… siendo Sasuke hubiera parecido más interesante. Ya no puedo hacerme pasar por él y hacerle quedar mal dado que Sakura-chan lo descubrió. ¿Qué puedo hacer?- Naruto salió del lavabo.- Espero que Sakura-chan siga esperándome.

Corrió por los pasillos hasta que se encontró de frente con Sasuke que caminaba con las manos hacia los bolsillos. Entonces recordó que Sakura le había dicho que lo había visto. Frenó de golpe quedando sentado en el suelo.

-¡Ah! ¡¿Qué estás haciendo aquí?!- exclamó apuntándolo acusadoramente.

-Los ninjas podemos romper cuerdas.- respondió Sasuke mirándolo con superioridad.- Recuérdalo… ¡Perdedor!

-¡Ah!- Sasuke le estaba mirando como si fuera a darle una paliza.

Y de hecho, así fue.


-Así que… ¿Esta es la casa de Naruto?- preguntó un Jounin de cabello plateado y la cara cubierta por una máscara.

-Si.- respondió el Tercer Hokage.

-Esta leche caducó hace tiempo.- pensó el Jounin viendo el cartón de leche que había tomado con la mano.

-Es un crío, pero creo que dártelo a ti es lo mejor, tú tienes un buen ojo para estas cosas.- comento el Sandaime fumando con su pipa.- Además, en tu equipo estará Sasuke del clan Uchiha y Sakura del clan Haruno. ¡Buena suerte, Kakashi!

-Sí, señor.- respondió Kakashi, sin estar seguro de aquello.- Esto puede traer más de un problema.


Contunuará...