Guilty as judge.

Abrió los ojos todavía adormilada al escuchar su nombre: -Trace…, Trace despierta o llegaremos tarde- Evie recién salía de bañarse y, apurada, buscaba en los cajones ropa interior, dándole la espalda a Tracy.

Era miércoles por la mañana, faltaba menos de media hora para que comiencen las clases, y la primera hora tocaba inglés; la profesora las odiaba, no les convenía tardarse mucho.

La rubia, por otro lado, fue incapaz de responder ante la magnífica visión que se le presentaba; el cuerpo de Evie, aún mojado, cubierto con una pequeña toalla que apenas tapaba lo necesario.

-Tracy…- Evie se volteó a verla, y Tracy puedo apreciarla mejor; perdiendo la cabeza, tratando de imaginarse qué pasaría si le quitara la toalla. La miraba con deseo, y lo sabía, no podía evitarlo; Evie era su placer culpable, su más peligrosa tentación. Lo sería siempre.

Muy corto, lo sé; pero la idea la tengo desde mitad de año, y es la primera vez que llego a acercarme a lo que esa escena representó para mi ser. Basada en hechos reales.