Hola chics aquí estoy con una nueva historia pero debo decir que esta no es mía, es de una chica que escribe fenomenal, me encanto la historia y le pedir permiso para adaptarla a los personajes de crepúsculo por lo que yo me quito el merito. Espero que os guste tanto como a mí me gusto. Voy a poner capítulos los martes y los sábados, ya casi la tengo adaptadada del todo por lo que no os preocupéis de que la deje a medias, eso no pasara. Me despido y espero vuestros reviews.

Los personajes pertenece a Stephenie Meyer y la historia a Noelit.

Ataque de ambición, era la manera más clara de describir lo que acababa de hacer. Mike Newton, gerente general de mercadeo de la publicitaria más grande y de más renombre de Latinoamérica acabada de ser despedido gracias a la ambición de Edward Masen. O más bien gracias a las pruebas falsas de espionaje corporativo que implantó en su contra para que lo despidieran y le dieran el puesto a él.

Él, y nadie más, era el indicado para ocupar el lugar de Mike. Se había graduado de Mercado, hizo maestría en publicidad y aunque reclamaba que la fotografía era solo un pasatiempo sus trabajos eran bastante buenos.

Viéndolo de lejos Edward era el hombre perfecto 29 años, brillante y atractivo hasta el pecado. Con una carrera que prometía, situación económica estable y grandes posibilidades. Amante de la música y la fotografía. Pero viéndolo de cerca, muy de cerca era un ambicioso manipulador que no se detenía ante nada.

Para él el fin siempre justificaba los medios. Creció en el seno de una familia muy bien acomodada hasta que se padre, o el hombre de cuya semilla le dio la vida como prefería llamarlo, era un jugador sin arreglo que los dejo casi en la calle. Se rehusaba a trabajar y su madre se las tuvo que ingeniar como pudo para administrar lo poco que dejó su padre al morir para guardar las apariencias y pagarle una buena educación, aunque podía decir con orgullo que desde su último año en la preparatoria no necesitaba dinero de su madre.

Ahora esperaba que el reloj marcara las 14:55 disimulando su sonrisa de triunfo para dirigirse a la oficina del señor Charlie Swan, dueño y presidente de Eclipse, la publicitaría más exitosa de la región. Sabía que no le entregarían el puesto en bandeja de plata, ese no era el estilo del señor Swan. Seguramente le asignaría un proyecto difícil, tal vez algo con esa empresa japonesa tan exigente, algo en lo que tendría que demostrar todas sus habilidades… pero cuan equivocado estaba.

"Discúlpeme. ¿Me acaba de pedir que le de clases de fotografía a su hija?" preguntó al borde de un ataque de risas. No podía estar hablando en serio pero la cara del señor Swan no tenía señales de humor

"O lo tomas o lo dejas Masen. Puedo pedírselo a otra persona, solo que como es tu pasatiempo pensé que no sería carga para ti"

"Lo siento señor, pensé que trataríamos otro tema"

"Se a cual tema te refieres y te confieso que no he tomado una decisión". Maldito viejo. Se estaba aprovechando de que él quería desesperadamente el puesto de Gerente general de marketing y haría lo que sea para conseguirlo, incluyendo hacer de niñero con la mojigata de su hija. Acababa de salir del colegio y quería entrar a estudiar Fotografía de moda en Bellas Artes. En cualquier otra escuela el dinero de su padre le hubiese podido comprar la entrada pero no en Bellas Artes. Para entrar ahí necesitaba verdadero talento. Lo primero sería presentar un proyecto con sus fotografías tomadas para ser considerada. Después seguían rigurosos exámenes de aptitud y disciplina académica. Gente de todo el mundo quería entrar a esa escuela y el señor Swan quería asegurarse de que Isabella o Bella como se hacía llamar lo lograra, que aprobara su proyecto de admisión.

"Espero que no le tome mucho tiempo tomarla entonces" le sonrió fríamente "Dígale a su hija que estaré encantado de ayudarla a preparar su proyecto"

"Bien. Le informare. Mañana estará todo el día en el centro, está empeñada en decorar un piso que compré soñando en que la deje vivir sola ahí…" puso los ojos en blanco como si Bella quisiera vivir en la luna "Aquí está la dirección" le pasó un papel escrito a su puño y letra.

"Iré mañana después del almuerzo"

"Perfecto. Una cosa más"

"Si?" preguntó in excito en disimular su irritación.

"Conozco tu reputación Masen, aunque intentes ocultarla se que eres un mujeriego empedernido y no quiero que le pongas un dedo encima a mi hija"

"No me acaba de decir que recién cumplió los 18? Lamento decepcionarlo señor pero las prefiero más maduras"

"Confiare en eso" dijo con una mirada amenazante y protectora.

Este capi quizás os parezca cortito pero los demás serán algo mas largos, espero que os haya gustado, decidme si debo seguir poniendo los capis o no. Besosss.