Los personajes no me pertenecen son de Stephanie Meyer a mi solo me pertenece esta historia

Cap 21

- Rose, nos vamos- le gritamos a nuestra amiga.

- Bien chicas- dijo saliendo de la cocina en pijama y removiendo su cafe.

- Te traere todos los apuntes- le dijo Alice- ¿te e dicho alguna vez que te estas volviendo adicta a eso?- dijo señalando a su taza.

- Alguna- dijo rodando los ojos.

- Bueno enanas ¿nos vamos?- dijo mi hermano agarrando mi mochila.

- Emmet puedo llevarla yo sola- dije agarrandome al brazo de Alice.

- Tu ya tienes suficiente con sostenerte sobre esas muletas- dijo señalandolas- ¿como no te has caido todavía?- dijo frunciendo el ceño.

- Muy facil- dije sonriendole- siempre hay alguien a mi lado para evitarlo- dije ensanchando mi sonrisa.

- Que tierno- dijo Alice llevandose una mano al corazón- pero como no nos demos prisa, no vamos a llegar a clase- dijo tendiendome las muletas.

- Si pasa algo nuevo, mandarme un mensaje- dijo Rose- no mejor no, si no voy a pasarme todo el dia mordiendome las uñas esperando a que volvais.

- Rose, lo siento- dije en un pequeño susurro.

- Otra vez no Bells- suspiro- ademas puedo unir estos quince dias que me quedan de expulsión con las vacaciones de navidad- dijo con una sonrisa.- Tu solo concentrate en el concurso ¿cuando te quitan la escayola?

- Hoy- hace una pequeña mueca- mama va a venir antes de que acaben las clases a buscarme.

- Bien- dijo bebiendo de su cafe- ¿ya has hablado con la señorita Meyers?- negue- Bells, tienes que decirla que te presentas al concurso- dijo apoyandose en el marco de la puerta.

- Es que, no se- dije haciendo una mueca.

- ¿De que tienes miedo?- dijo frunciendo el ceño.

- Chicas si no nos vamos ya...- dijo mi hermano desde la puerta.

- Que si, que si- dijo Alice suspirando- que ya vamos hombre- dijo ayudandome con las muletas.

- Portate bien fierecilla- dijo Emmet guiñandole un ojo a Rose, la cual se sonrojo. ¿Mi amiga sonrojada?- pongamonos en marcha enanas.

Con la ayuda de mi hermano y de Alice me acomode en el asiento trasero del coche de Emmet, Alice iba delante, asi que tenía toda la parte de atras del enorme jeep para mi sola.

- ¿Te sientes culpable Bells?- me pregunto Alice.

- Si- dije suspirando- me parece muy injusto.

- Estoy contigo enana- dijo mi hermano sonriendome por el espejo retrovisor- esa perrilla de Heidi tambien deberia de haber sido expulsada.

- ¿Vas a hablar con la señorita Meyers?- me pregunto Alice, yo me encogi de hombros- Bella, tienes que presentarte.

- No lo se Alice- dije suspirando- despues de todo lo que a pasado no se si me apetece presentarme a nada que me haga competir con ellas.

- Sabes que nosotras estaremos apoyandote en todo- dijo girandose en su asiento- tu eliges la canción y yo me encargo del vestuario- dijo dando palmaditas- ¿que dices?

- Le podemos decir a las chicas tambien- le dije.

- Claroooo- dijo sonriendo- nos lo vamos a pasar en grande- dijo girandose para mirar a mi hermano- esas perras van a enterarse.- No recuerdo en que momento desconecte de la conversación de mi hermano y de Alice, me llegaban palabras sueltas, sexys, perras, se van a morir... Yo solo podia ver el paisaje pasar a camara rapida, mi hermano iba a una velocidad de infarto.

- Hemos llegado enanas- dijo abriendo mi puerta para ayudarme a bajar.

- Hola chicos- dijeron Alec y Felix- ¿como te encuentras Bella?- dijo Alec ayudando a Alice a coger mis cosas.

- Bien- sonreí levemente- hoy me quitan por fin la escayola.

- Eso es estupendo- dijo Felix abrazandome. Los abrazos de mi amigo me recordaban a los de mi hermano, me dejaban sin respiración.

- ¿Se puede saber por que intentas matar a mi novia con semejante abrazo de oso?- sonrei a Nathan.

- Lo siento- dijo separandose de mi.

- Hola cariño- dijo besando mis labios.

- Hola chicos- dijo Tanya apareciendo junto a Demetri- ¿Emmet puedo pedirte un favor?- mi hermano asintio- ¿puedes acercarme luego a casa? Es que Demetri tiene que llevar a su madre al medico.

- Sin problema- dijo sonriendole.

- Puedo acercarte yo si quieres- dijo Felix.

- No- respondio Tanya friamente- preferiria que lo hiciera Emmet.- Mi mirada se encontro con la de Alice, las dos estabamos sorprendidas por la manera fria y cortante de Tanya, nunca la habiamos visto hablarle asi a ninguno de nuestros amigos.

- Creo... creo que deberiamos ir entrando- dijo Alice- ¿te importa si ayudo yo a Bella, Nahan?- le pregunto.

- No... no hay problema- dijo un poco sorprendido- te veo en clase cariño- dijo besandome. Vimos a los chicos marcharse y me gire para mirar a mi amiga, pero no me dio tiempo de hablar, ya que Tanya nos sorprendio.

- Dame la mochila Alice- dijo quitandosela de las manos.

- Pensaba que te ibas con los chicos- le dije.

- Vamos Bells- dijo echandose mi mochila al hombro- por muy buenos reflejos que tenga Alice, cuatro ojos ven mas que dos- enarque una ceja.- No se si te has fijado, pero Heidi esta allí al fondo- dijo señalando en su dirección.

- Por cierto Tanya ¿donde esta Irina?- pregunto Alice mientras me ayudaba a caminar.

- Vendra mas tarde con Kate- dijo usando otra vez ese tono cortante y frio. Alice y yo nos miramos y no dijimos nada, para ninguna de las dos paso desapercibido el tono de Tanya.

Me acompañaron hasta la puerta de mi primera clase, en ella ya me estaba esperando Nathan, se encontraba nervioso, cuando me vio vino corriendo hacia mi y cuando me tubo entre sus brazos me analizo detalladamente.

- ¿Te encuentras bien?- dijo clabando sus ojos en mi.

- ¿Me tendria que encontrar peor?- pregunte mirando a mis amigas que se encontraban con la misma cara de sorpresa que yo.

- A entrado Heidi riendose y bueno he pensado...- dijo rascandose la cabeza.

- Has pensado que me habían vuelto a hacer algo- dije negando con la cabeza.- Deberias de tranquilarte un poco cariño- dije acariciando su cara- ademas, iba con las chicas- dije apuntando a mis amigas.

- No te preocupes Nathan- le dijo Alice- no vamos a permitir que esas guarrillas se acerquen a Bells- Tanya asentia con una sonrisa.

- De acuerdo chicas- dijo suspirando- vamos a clase amor, el timbre va a sonar.- Asenti y me despedi de las chicas.

Las clases pasaron mas rapido de lo que creia, cuando me di cuenta de la hora que era me encontraba en la clase de musica de la señorita Meyers. Se paso casi toda la hora hablando del concurso que iba a ver al final del semestre, casi toda la nota se iba a decidir ese día.

- Señorita Swan ¿podría hablar un momento con usted?- asenti.

- Te esperamos fuera Bells- me dijo Alice llevandose mi mochila con ella.

- ¿Qué tal se encuentra?- dijo la señorita Meyers sentandose delante de mi.

- Bien, hoy me quitan ya a escayola- ella asintio.

- ¿Y la señorita Hale, como se encuentra?

- Bien- suspire- no quiero ser maleducada señorita ¿pero hay algo que me quiera preguntar?

- ¿Por que no te has apuntado al concurso?- me sorprendio su pregunta.

- No creo que sea apropiado que me presente- dije aclarandome la garganta.

- Mira Isabella, voy a ser franca contigo- suspiro- estoy de estos concursos hasta el moño- abri mis ojos como platos- es que siempre es lo mismo- dijo alzando las manos- que si Britney Spears, las Spice Girls... siempre es lo mismo- dijo poniendose en pie.- Pero tu- dijo señalandome- se que me vas a sorprender.

- ¿Yo?- pregunte incredula.

- Si- dijo sentandose de nuevo- e visto tu actuación de Beyonce y es la leche- dijo riendose.- Necesito que te presentes Isabella.

- Vera señorita- dije removiendome en mi asiento- no creo que sea lo mas acertado.

- ¿No sera por la idiota de Heidi verdad?- abri la boca alucinada por lo que había dicho la profesora.- ¿Qué? No me mires asi- dijo pasandose la mano por el pelo- todos sabemos que es una idiota arrogante. Se cree que es la tia mas buena de la escuela y no os llega a la suela de los zapatos- suspiro- que pena que Rosalie no la pego un poquito mas fuerte- dijo soñadora.

- Creo... creo- no me salian las palabras.

- Vamos Isabella- dijo rodando los ojos- todos opinan lo mismo. Ella está en esta escuela porque su padre dono una suma bastante grande de dinero- suspiro.- No te tropezastes en las escaleras ¿verdad?- negue con la cabeza- te empujo ella- asenti.- ¿Quieres contarmelo?

- Digamos que a estado bastante interesada en mi novio- dije encogiendome de hombros.

- Tu novio es Nathan Evans- dijo pensativamente, yo asenti- se que habeis tenido algunos problemas con ellas, pero no me imaginaba que eran por un chico.

- Digamos que ella se a encaprichado de mi novio- dije suspirando.

- Cuentame todo- dijo cruzandose de brazos.

- Esta bien- suspire- que esto no salga de aqui por favor- ella asintio.- Todo empezo hace dos meses...

Flashback

Me encontraba en clase de español, sentada junto a Nathan, no paro de lanzarle miradas furiosas a Heidi durante toda la clase. Cuando ella se giraba siempre le guiñaba un ojo, yo apretaba el cuaderno todo lo que podia ¿de que va esta vibora? El timbre sono y Nathan se puso en pie rapidamente.

- No te muevas- dijo besando mis labios- tengo que hablar con ella- dijo señalando a Heidi.

- No es necesario- dije intentando agarrarle del brazo, pero no tube exito, ya estaba caminando hacia ella. Pude ver como Nathan discutia con ella, Heidi le ponia ojitos, pero creo que aún no le a entrado en la cabeza que eso no hace efecto en mi novio. Yo me quede sentada en mi sitio sin moverme, cuando Nathan acabo, volvio para recoger sus cosas, pude ver como Heidi me lanzada cuchillos con la mirada.

- Creo que no va a molestarte mas- dijo recogiendo sus cosas.

- Yo no estaria tan segura- dije mirando hacia ella. Puede ver como salia dando fuertes pisotones, la esperaba en la puerta su amiga Megan, vi como le decia algo al oido y como se giraban las dos para lanzarme miradas furiosas.

Las clases fueron todas muy parecidas, me tenía que presentar en todas las clases, como odiaba eso, todos clavando sus ojos en mi, por lo menos tenía siempre la dulce mirada de Nathan, aunque se le notaba divertido. Estaba disfrutando de lo lindo con todo esto.

Así pasarón los meses, desde que Nathan la llamo la tención no se separo de mi en ningún momento. Una mañana, en mitad de clase de biologioa entro la señora Mcarthy.

- Nathan, el director quiere hablar contigo en su despacho- dijo desde la puerta.

- Si no e venido para cuando haya terminado la clase, encargate de mis cosas- dijo besando el tope de mi cabeza mientras se ponia en pie.

- Claro- dije viendo como caminaba hacia la puerta.

La clase se me hizo eterna sin Nathan, de vez en cuando Heidi me miraba disimuladamente, eso era ya habitual en ella.

Cuando sono el timbre, Nathan aún no había llegado asi que recogi nuestras cosas y me encamine hacia mi siguiente clase, me cruce en el camino con Alice y Emmet, querian acompañarme a clase debido a lo cargada que me veian, pero les hice cambiar de idea.

Cuando estaba por bajar el primer escalón para bajar al siguiente piso, una voz llamo mi atención.

- Vaya, vaya- dijo Heidi parada frente a mi- por fin te encuentro sola Swan- me miro de arriba a abajo.- Aún no puedo entender que a visto alguien como Nat en ti- dijo chasqueando la lengua.

- Se llama Nathan- dije apretando sus libros contra mi pecho- creo que no deberias de tomarte tantas confianzas Heidi.

- Tranquila Swan- dijo riendose- pero vete haciendote a la idea de que Nathan y yo estamos hechos el uno para el otro- dijo caminando hacia mi.

- Tu estas enferma- dije sorprendida- ¿como vais a estar hechos el uno para el otro, si él te evita?- dije alzando una ceja.- Entiendelo de una vez Heidi, Nathan pasa de ti.

- No te puedes hacer una idea de cuanto te odio Swan- dijo frente a mi- eres tan simple- dijo agrrando un mechon de mi pelo, yo le aparte la mano de un manotazo.

- No vuelvas a ponerme un dedo encima- dije ya un poco enfadada.

- Y tu no vuelvas a darme manotazos.

Lo vi todo a camara lenta, Heidi me empujo y yo cai roando las escaleras, cuando llegue al final pude ver una sonrisa satisfactoria en ella. Antes de caer, de que todo se volviera nego, me parecio oír la voz de Alec.

- Bella cariño- ¿esa era la voz de mi madre?- despierta mi niña- ¿y estaba llorando?.

- Tranquila amor- ¿Phil?- Bella es una chica fuerte, seguro que despierta.

- Como la pase algo- y rompio a llorar.

- Mama- dije con voz pastosa- ¿estas llorando?- dije intentando abrir los ojos. Aunque no los podía abrir del todo, pude fijarme que me encontraba en una habitación blanca en la cual había un enorme sofa y había alguien tumbado allí.- ¿Donde estoy?

- Estas en el hospital cielo- dijo Phil acariciando mi mano.

- Nos has dado un susto de muerte Bella- dijo mi madre sentandose en la cama a mi lado.

- ¿Qué a pasado? Me duele todo el cuerpo- dije haciendo un pequeño gesto de dolor.

- Alec te encontro tirada en el suelo- dijo mama sacando su telefono- debiste de caerte por las escaleras.- Iba a decirla que mas bien fui empujada por ellas, pero en eso se abrio la puerta y aparecieron por ella Rose y Alice con caras de agotamiento. Chicas- las llamo mi madre- ya a despertado.- Alzaron sus miradas hacia mi y no pude evitar darles una pequeña sorisa.

- Bella- dijo Alice abrazandome fuertemente- no vuelvas a darme un susto como este- dijo secandose los ojos.

- Bella- dijo Rose- ¿te encuentras mejor?- asenti ante la actitud distante de mi amiga.- Bien- dijo dandose la vuelta y saliendo otra vez por la puerta.

- Vamos a decirle al medico que ya as despertado- dijo mama poniendose en pie- vamos Phill- vi como salian por la puerta, me gire para mirar a mi amiga.

- ¿Qué le pasa a Rose?- pregunte aturdida.

- No la pasa nada- dijo mirando hacia otro lado.

- Alice- dije agarrando su mano- ¿qué le pasa a Rose?

- ¿Como te caíste?- dijo la aludida desde la puerta.

- Hola a ti tambien Rose- dije.

- Te lo volvere a preguntar ¿como te caíste?- se estaba enfadando.

- Creo... creo que tropece- dije mirando como apretaba sus manos.

- Yo no soy Renne, Bella- dijo caminando hacia mi.- Estas mintiendo ¿quien te empujo?- si le contaba que Heidi me habia empujado, iria a por ella sin dudarlo.

- No quiero que tengas problemas Rose- dije agachando la mirada- dejalo asi.

- Isabella Marie Swan- grito.

- Rosalie- esa fue Alice - si no quiere contar lo que paso dejala tranquila- me sonrio- cuando este preparada nos contara todo.

- Tu sabes tan bien como yo, que no va a salir nada de su boca- dijo Rose cruzandose de brazos- no sabes mentir Bells- dijo sonriendome- ¿de que tienes miedo?- dijo cariñosamente mientras se acercaba hasta mi cama.

- No quiero que tengais probemas- suspire- por favor Rose, si me quieres un poquito, dejalo pasar.

- Bella, porque te quiero no puedo dejarlo pasar- dijo sentandose en la cama- para mi sois como unas hermanas, sois mi familia Bella- dijo apretandome la mano- y yo protejo a los mios.

- Que bonito Rose- dijo Alice limpiandose unas lagrimas.

- Heidi- susurre.

- ¿Qué has dicho Bella?- pregunto Rose frunciendo el ceño.

- Heidi fue quien me empujo- dije viendo como la cara de mi amiga se ponia roja de furia.

- ¿Estas segura Bella?- me pregunto Alice, yo solo asenti, no queria apartar la mirada de Rose- ¿pero por que?

- Quiere que me aparte de Nathan- dije rodando los ojos- segun ella, son el uno para el otro- no puede evitar soltar una risilla.

- Si claro- dijo Alice uniendose a mis risas. Rose en cambio, no dijo ni una palabra. En ese momento entro mi madre seguida del medico.

- Hola Isabella, soy el doctor Rivers- dijo dandome una pequeña sonrisa- me gustaria hablar a solas con Isabella- dijo mirando a mis amigas. Ellas asintieron y salieron por la puerta.- Te hemos hecho unas radiografias nada mas ingresaste- asenti- tienes fracturada una costilla y en la pierna un hueso roto debido a la aparatosa caida- jadeé de la impresión- no te preocupes Isabella, ahora vendra una enfermera para ayudarme a enyesarte la pierna.

Una enfermera regordeta fue la que ayudo al doctor Rivers, despues de enyesarme la pierna, me dijo que debia de estar en reposo absoluto durante quince días.

Y eso fue esactamente lo que hice, durante quince días me pase de la cama al sofa y siempre con la ayuda de alguien. Por lo general era Emmet el que me cargaba de un sitio a otro, cuando me tocaba la hora del baño me dejaba en la puerta y entre mis dos amigas me ayudaban, una vez que terminabamos mi hermano estaba en la puerta esperando por mi para llevarme de nuevo a mi habitación.

Los chicos tambien venian a verme, cuando salian de clases venian directamente a mi casa, muchas veces las chicas se quedaban a dormir. De vez en cuando solian hacer bromas, me solian llamar patosa o cosas a así, yo me unia a sus risas, la unica que se mantenía callada era Rose. Cuando salía el tema, ella se ponia en pie diciendo que tenía que ir al baño, o se iba a la cocina a hacer cafe, creo que se estaba volviendo una adicta a la cafeina. Nathan intuía algo por el comportamiento de Rose, pero en ningún moemento me lo hizo saber.

Pasados los quince días volvi a la escuela, todo el mundo tenía puesta su mirada en mi y en la escandalosa escayola de mi pierna. En la escuela era Nathan quien me ayudaba, decia que en casa Emmet no le dejaba hacer nada, asi que queria sentirse util aqui.

Los primeros días en la escuela fueron un poco agobiantes. La gente se acercaba para preguntarme y a darme un poco de su apoyo. No vi a Heidi hasta mediados de semana. Estaba comiendo con los chicos en nuestra mesa de siempre, ella se acerco hasta nosotros seguida de esas arpias que tiene por amigas.

- Ya me e enterado que te caiste Isabella- dijo con una penqueña sonrisa en su rostro- debes de mirar donde pones el pie- dijo chasqueando la lengua.- Nathan, e pensado que como Isabella tiene para largo con eso- dijo señalando a mi pierna- puedes venir a recogerme por las mañanas- dijo sonriendole- puedo ser una buena compañia.- Creo que todos se quedaron con la boca abierta al igual que yo. Nathan iba a contestarla pero alguien se le adelanto

- Bueno ya esta bien- dijo Rose sorprendiendonos a todos- no pienso aguantarlo mas- dijo poniendose en pie.

- Rose por favor- le suplique.

- Ni Rose ni nada- dijo parandose frente a ella- no e hecho nada por que tu me lo has pedido Bella, pero no voy a permitir, que una guarrilla de tres al cuarto, se le insinue a tu novio delante mio- Heidi iba a contestar pero Rose no la dejo.- Te lo voy a decir una sola vez- le dijo con tono amenazador- como se te ocurra acercarte a Nathan o le vuelvas a poner la mano encima a Bella, te parto los dientes.- Fuego. Eso era lo que le salia a Rose de los ojos.

- No te tengo miedo Rosalie- le dijo Heidi con voz altanera.

- Yo que tú lo tendria- le dijo Alice- Rose tiene demasiada furia contenida y eso no es bueno- dijo chasqueando la lengua.

- Me importa una mierda- dijo dandolas la espalda- a la salida te espero Nathan- dijo guiñandole un ojo.

- Te lo adverti- todo lo que paso lo vi a camara lenta. Vi como el puño de Rose impactaba en la cara de Heidi y luego solo se escuchaban gritos.

- Estas loca- gritaban sus amigas.

- Bella es demasiado buena para romperte la cara- dijo apuntando a Heidi con un dedo- y si no dejais en paz a nuestros chicos- dijo ahora apuntando a Megan y a Jane- os pateare el culo tambien vosotras.

- Y no estaras sola- dijo Alice poniendose a su lado.- Ya esta bien de tanta tonteria ¿quereis un novio? Estupendo- dijo aplaudiendo- pero que no sean nuestros chicos- nunca había visto a Alice tan seria.

- ¿Qué es todo este alboroto?- pregunto un profesor que pasaba por ahi en ese momento.

- Esta loca, le a pegado a Heidi- dijo Megan mirando a Rose con odio.

- ¿Es eso verdad?- pregunto el profesor, nadie contesto- ¿señorita Hale?- volvio a preguntar.

- Si, es verdad- dijo alzando la barbilla.

- Venga conmigo por favor- Rose le hizo caso y camino detras del profesor.

Fin del Flashback

- Y bueno creo que ya sabe el resto- suspire- Rose fue expulsada durante una semana.

- Pero luego vieno el señor Brawn y se alargo hasta un mes la expulsión- termino la señorita Meyers por mi.

- Eso es- asenti con la cabeza.

- Esa chica no se da cuenta que no lo unico que esta consiguiendo es que Nathan y tu os unais mas como pareja- asenti.- Pobre Heidi, en el fondo me da pena- dijo poniendose en pie.

- ¿Qué le da pena?- pregunte sorprendida, ella se giro y me miro con su ceño fruncido.

- Si...- dijo cautelosamente- me da pena.

- No...no... no lo entiendo- me pase la mano por el pelo nerviosamente.

- Me da pena porque la envidia no es nada sana- creo que se dio cuenta de la cara que puse.- Vamos a ver Isabella- suspiro- tienes al chico mas guapo del instituto como novio, ademas es un amor- dijo guiñandome un ojo- unos amigos para quitarse el sombrero. Se nota la complicidad que teneis y eso es muy dificil.

- Señorita Meyers- dijo Alice asomando la cabeza- siento interrumpirlas, pero la madre de Bella a venido a buscarla para llevarla al medico.

- Perdoname Isabella- dijo la señorita ayudandome a ponerme en pie- piensate lo del concurso por favor- me suplico.

- Esta bien- suspire- mañana tendra mi respuesta.- Ella asintio y me acompaño hasta la puerta.

Alice me acompaño hasta el final del pasillo, no pudo acompañarme mas porque la siguiente clase ya había comenzado y yo insistí en que podía continuar sola. Cuando estaba ya llegando a la puerta de salida, escuche unas voces, habría continuado mi camino si no me fueran familiares.

- O hablas hoy mismo con ella, o me vere obligada a hacerlo yo misma- le decia Tanya a la persona con la que hablaba.

- Tanya no me hagas esto- ¿Felix? Esta mañana Tanya era de lo mas cortante con él ¿qué hacian hablando escondidos en los pasillos? Me acerque todo lo que pude, pero sin que me descubrieran.

- Me da igual- dijo alzando la voz- por tu bien, mas vale que hables hoy mismo con ella y le cuentes la verdad- ¿de quien estaban hablando?- ¿y tu dices que la quieres?

- La quiero- dijo cuadrando los hombros ¿acaso estan hablando de Rose?- hoy intentare hablar con ella.

- No me vale con que lo intentes- pude notar como estrujaba en sus manos los libros que cargaba.- Solo te voy a decir una cosa, Rosalie es una de mis mejores amigas, como la vea soltar una miserable lagrima por ti, ten por seguro que pienso estrangularte yo misma.- Y con esa ultima frase dejo a Felix solo en mitad del pasillo. Yo me quede estatica tambien ¿que es lo que Felix a hecho para que Tanya se enfade tanto?

Renne estaba ansiosa esperandome, la verdad que a veces esta bien que mi madre sea una loca al volante, en menos de diez minutos llegamos a la consulta del doctor. Tambien hay que decir, que unas amables enfermeras tuvieron que sacarme del coche, decir que me encontraba mas blanca que un folio seria quedarse corta. Creo que jamas podre acostumbrarme a ir con Renne en un coche.

Por fin me quitaron la odiosa escayola, podia volver a caminar sin la ayuda de nadie, el unico inconveniente que me puso el doctor era, que no hiciese muchos esfuerzos con el. Le comente que en nada tenía un pequeño concurso, me dijo que mientras no bailase, no había problema.

Renne me dejo en casa, en vez de llevarme de vuelta a la escuela. Cuando entre, llame a Rose, pero no contestaba, habría salido. Mientras me preparaba algo para comer, sono el telefono.

- Casa de los Dwyer, Swan, Cullen y Hale- dije.

- ¿Siempre contestas así al telefono?- esa voz, me quede congelada en el sitio- parece un trabalenguas- dijo mientras se reia- hola Bella.

- Ho... hola Edward- dije aclarandome la garganta.

- ¿Esta Emmet?- pregunto.

- No... no, esta en la escuela- conteste.

- ¿Y como es que tu estas en casa?

- He tenido que ir al medico y luego Renne me a dejado directamente en casa- bebi un pequeño trago de agua- ¿quieres que le diga a Emmet que has llamado?

- No te preocupes, le llamare mas tarde ¿tenías algo grave para ir al medico?- se le notaba preocupado.

- No tranquilo, solo tuve que ir a quitarme una escayola- dije encogiendome de hombros, como si pudiera verme.

- ¿Una escayola? Vamos Bella, cuentame que te a pasado- le conte todo, desde que llegamos todo lo que nos había pasado. Las viboras detras de nuestros chicos, la obsesión de Heidi por Nathan, la expulsión de Rose por defenderme, el concurso...- Vaya- dijo silbando al otro lado de la linea- no me esperaa menos de Rose- dijo riendose- ¿Y que vas a hacer con lo del concurso? Por lo que me has contado, debes de presentarte.

- No lo se- dije suspirando- es que todo el mundo espera que haga una actuación epica- dije rodando los ojos- pero el medico me a dicho que debo de hacer reposo, que aunque me haya quitado ese aparatoso yeso, no debo de hacer esfuerzos- suspire.

- ¿Y por que no presentas un tema tuyo?

- ¿Mio?

- Claro- dijo riendose- si quieres yo podria ayudarte- si Edward estuviera frente a mi podria asegurar de que se habria sonrojado.

- Eso suena bien- dije sonriendo al telefono- ¿pero como vamos a hacerlo?

- ¿Que te parece si vas escribiendo algo? Mañana te llamo sobre las siete y me lees lo que tengas y mediante esa base puedo buscar la melodia.

- Me parece bien- dije alegre.

- Entonces te dejo descansar, hasta mañana Bella- me dijo Edward alegremente.

- Hasta mañana- dije colgando. Me quede un rato mirando el telefono, aún no me creia que hubiera hablado con Edward, no solo eso, si no que se había ofrecido a ayudarme con el concurso.

Me fui a darme un baño, la verdad que me apetecia darme un baño relajante, llevaba unos meses duchandome con medio cuerpo fuera, esto seria la gloria.

Despues de pasar como una hora en el baño, pude escuchar voces del piso de abajo. Me vesti y baje a ver a mis amigos.

- Podrias haber mandado un mensaje- dijo Alice señalandome con el dedo- si no es por Nathan, me quedo en el instituto hasta mañana- dijo dejandose caer en el sofa.

- ¿Y Emmet?- pregunte mientras me acercaba a mi novio- hola cariño- dije besandole.

- Hola amor- contesto susurrando sobre mis labios.

- Tu hermano no tengo ni idea de donde se a metido- respondio Alice.

- ¿No iba a llevar a Tanya a casa?- dije mirando a Alice.

- ¿Alguien me a llamado?- dijo mi amiga saliendo de la cocina- es bueno verte sin eso- dijo señalando a mi pierna.

- ¿No te iba a acercar Emmet?- pregunte frunciendo el ceño.

- Ese era el plan, pero su coche no estaba y Nathan me a traido con Alice- dijo sentandose al lado de Alice- ¿Y Rose? Me gustaria hablar con ella- dijo intentando buscarla con la mirada.

- No tengo ni idea- conteste mientras llevaba a Nathan a uno de los sofas- cuando e llegado no había nadie en la casa.

Pasamos la tarde viendo unas peliculas, de vez en cuando Nathan me robaba algún beso y se me escapaba una risilla. Nos encontrabamos tan concentrados en la pelicula que no nos dimos cuenta que alguien había entrado hasta que no oimos la puerta cerrarse fuermente.

- Hola Rose- le saludo Alice- ¿que te a pasado?- dijo poniendose en pie, yo me gire para ver a mi amiga. Tenía los ojos llorosos y las mejillas rojas.

- Yo...yo...- se quedo parada frente a Alice y rompio a llorar.

- Rosalie ¿que demonios te a pasado?- dijo abrazandola fuertemente, nunca había visto a Rose tan mal. Yo me puse en pie y corri hacia mis amigas, le pase la mano suavemente por la espalda.

- Creo que sera mejor que me vaya- dijo Nathan poniendose en pie- ¿quieres que te lleve Tanya?- se quedo parada mirandonos y nego con la cabeza.

- Me quedo, ahora es cuando necesita a sus amigas- dijo parandose a mi lado.

- Puedes quedarte a dormir si quieres- dije agarrando su mano.

- Sera lo mejor- suspiro- creo que va a ser una noche muy larga.

Acompañe a Nathan hasta la puerta y me despedi de él con un beso, el cual empezo siendo lento pero empezo a subir de intensidad, tuve que separarme porque me estaba empezando a faltar el aire. Me quede parada como una tonta en la puerta, esperando a que partiera, cuando ya era una pequeña mancha a lo lejos, volvi a reunirme con mis amigas.

- Y... y... y... luego... el...- decia Rose hipando- me a... me a ... dicho... que...que ya no siente lo mismo por... por mi- decia rompiendo a llorar.

- ¿Pero no te a dado mas explicaciones?- preguntaba Alice sorprendida. Rose negaba con la cabeza.- No entiendo nada, Bella ¿tu entiendes algo?- dijo girandose hacia mi.

- La verdad que yo tampoco lo entiendo- me sente frente a ellas en el sofa- puede que alla conocido a otra persona- Tanya me miro sorprendia.

- Pero que dices Bella- decia Alice- eso es imposible,- negaba con la cabeza- Felix esta enamoradisimo de Rose, tiene que ser por otra cosa- Tanya no apartaba sus ojos de mi. Oímos como cerraban la puerta principal con un fuerte golpe.

- Pense que no había nadie- decia Emmet enfadado- ¿que es lo que pasa?

- Felix a dejado a Rosalie- contesto Tanya.

- A mi me acaba de dejar Irina- dijo dejandose caer al lado mio- me a dicho que ya no sentia lo mismo por mi y no se que chocrradas mas- bufo mientras lo decia. Parecía como si un angel acabara de pasar, nadie decia nada, yo mire a Tanya y ella asintio. ¿Felix con Irina? Parece que no fui la unica que llego a esa conclusión, Alice me miraba a mi y a Tanya, despues de quedarse unos segundos manteniendo mi mirada le asenti.- ¿Qué es lo que soleis hacer en estos caso?- preguntaba Emmet- ¿no soleis comer chocolate?

- Decirme que os pasa a vosotras tres- dijo Rose poniendose en pie- se que me ocultais algo- dijo mirandonos- puedo notar la tensión.

- Yo lo siento mucho de verdad- decia Tanya.

- ¿Qué quieres decir?- pregunto Rose frunciendo el ceño. Tanya miraba a Emmet y a Rose.- Dime que no es verdad Tanya- chillaba Rose.

- Rosalie lo siento- deica poniendose en pie- cuando me entere le dije que hablase contigo.

- ¿Desde cuando lo sabes?- pregunto un tanto alterada.

- Me entere el otro día de casualidad- dijo Tanya pasandose las manos por la cara- escuche un coche que aparcaba en la puerta y me asome para ver quien era. Les vi despedirse y te puedo asegurar que no es una imagen que quiera recordar, el novio de una de mis mejores amigas con mi hermana- dijo poniendo cara de asco.

- ¿Me explicais de lo que estaís hablando?- pregunto Emmet mirando a las chicas.

- Muy sencillo Emmet- dijo Rose un poco furiosa- nos la han pegado pero bien. Tu novia y mi novio se entendian- Emmet se quedo paralizado- vamos, que nos han dejado para vivir su amor sin esconderse- decia Rose mientras gesticulaba con las manos.

Emmet se puso en pie y no dijo nada, pero por lo roja que tenía la cara estaba que echaba humo.

- Lo voy a matar- dijo corriendo hasta la puerta.

- Chicas creo que deberiamos de seguir a Emmet- dijo Alice poniendose en pie.

- Voy contigo- dijo Rose mucho mas tranquila.

Montamos las cuatro en el coche de Rose era la mas rapida al volante, aunque en estos momentos se la notaba que estaba ausente. Llegamos a la casa de Felix y Emmet ya se encontraba allí, estaba sacando a Felix a golpes de su casa.

Esto no pintaba nada bien ¿qué es lo que hace una en estas situaciones?

Buenooooooooooooooooooooooo se que muchas me odiaran, otras igual han hecho budu conmigo... En fin... aqui estoy otra vez. Se que hace mucho que no actualizo esta histroia y no se que les parecera el cap.

Ya a aperecido Edward jejeje y a partir de ahora lo hara mas a menudo, lo prometo ejje.

Me encanta saber que es lo que opinais, ¿que creeis que va a pasar? Tengo una pequeña idea jejeje

Un besazo muy grande a todas las que seguis esta historia, no estoy pasando por mi mejor momento , pero quiero que sepais que JAMAS VOY A ABANDONAR NINGUNA DE MIS HISTORIAS.

Prometo no tardar tanto en el siguiente.