KgomeCaptor: Este fic no fue escrito ni traducido por mí, es uno de mis fic favoritos y la pagina donde lo encontré la cerraron y el sitio del fic original no la encuentro por este motivo decidí publicarlo en mi fanfiction para que tengan la oportunidad de leerlo, solo corregí la ortografía un poco de resto dejo los comentarios de la autora y traductora tal y cual.

El Amor al Arte

Capítulo 1 - Huelga de Hambre

Notas de Autor: Estaba en clase de dibujo hoy y unos estudiantes universitarios de arte entraron y uno de ellos hacía dibujo artístico. Nos enseñó un grupo de dibujos de gente desnuda. No sé por qué pero eso me dio la idea para esta historia. ¡Disfrutarla!

Kagome se levantó en esa mañana de lunes con un sentimiento de pavor.

'Hoy es nuestro primer día dibujando un hombre en dibujo artístico. ¡Me voy a ruborizar en un vivo rojo lo sé! ¡Nunca antes he visto a un hombre desnudo!'

No le molestaba que tuviera dieciocho años y fuera virgen. En realidad le parecía normal pero todos se asombraron cuando lo descubrieron. Como lo descubrieron, no estaba bastante segura de cómo lo hicieron. Todo lo que sabía era que parecía que la edad media en la que la gente perdía su virginidad estaba rondando los dieciséis, quizás incluso menos.

"¿Quizás pueda saltármela?"

Su pregunta sonó absurda incluso para sí misma. Cada nota en la universidad contaba. Cada una. Reticentemente se deslizó de su cama, inmediatamente perdiendo el calor de sus sábanas y deseando simplemente poder volver de vuelta debajo de ellas y dormir unas pocas horas más.

'No. A clase'

Después de darse una ducha caliente ató su pelo en una coleta alta, permitiéndole secarse y entonces se vistió. Siempre era difícil encontrar algo que ponerse para esta clase. Tenía que cruzar el campus para llegar al edificio donde estaban los cuartos de arte pero el cuarto en sí era acalorado así los modelos desnudos no se helarían.

Finalmente la chica de pelo negro cuervo decidió ponerse una clara camiseta rosa sin mangas y unos apretados vaqueros. Entonces se puso encima una camisa de rayas con botones que solía pertenecer a un amigo de ella. Colgaba hacia abajo unos pocas pulgadas antes de sus rodillas. Kagome la abotonó toda excepto el botón de arriba del todo y enrolló las mangas a la altura de sus codos. Entonces soltó su pelo; sacándolo fuera de la camisa y secándolo con una toalla antes de recogerlo en un desordenado moño.

Después de mirar su reloj Kagome se dio cuenta que tenía veinte minutos hasta que la clase comenzara. Bien. Esto le daba suficiente tiempo para correr a la casa de Sango para conseguir un bollo de miel antes de ir a clase.

"¿Sango estas despierta ahí?" llamó Kagome, tocando en la puerta de Sango.

No hubo respuesta.

"¿Sango?"

Cuando la puerta se abrió Kagome se sorprendió al encontrarse a un adormilado alto, hombre de pelo oscuro en la puerta. No tenía camisa y su pelo era corto, negro y suelto, volando desordenado alrededor de él. El chico bostezó y se frotó sus ojos, entonces se quedó mirándola fijamente. Le echó una brillante sonrisa.

"Bueno… hola ahí"

"Um… lo siento me debo haber equivocado de cuarto"

El chico miró desconcertado.

"¿Vale?"

"Adiós," chilló Kagome, antes de marcharse con prisa.

Cuando estaba cerca de la esquina frunció el ceño y cogió una profunda respiración. ¿Ahora qué? Su clase empezaba dentro de solo diez minutos y no tenía tiempo de correr y conseguir nada. Su estómago gruñó a la vez que se daba cuenta que no iba a ser alimentado. La clase de arte duraba tres horas con un descanso de diez minutos de intervalo entre horas. No tendría tiempo de comer entonces.

Suspirando y dándose cuenta que este sería probablemente el comienzo de lo que iba a ser un día muy malo. Kagome se encaminó a clase.

"De acuerdo clase," anunció el señor Tanma, "como sabéis hoy es el día en el que dibujamos al modelo masculino. Debe estar al llegar de un momento a otro así que por favor sacar vuestros materiales. Él elegirá una posición y permanecerá así durante veinte minutos. Dibujar rápidamente pero proporcionalmente. Quiero que éstos sean buenos. Primero serán bocetos del cuerpo en diferentes posiciones que hemos practicado antes, de frente, de perfil, flexionado y todo eso. Entonces después haremos el dibujo de la pose. ¿Alguna pregunta?"

Kagome estuvo tentada de levantar la mano y preguntar si tenía que estar aquí pero una vez de nuevo descartó la idea.

"Finalmente un modelo masculino, Kagome" rió su amiga Eri, cerca de ella.

"Como si cualquiera de los modelos que ha venido fuera guapo" resopló Kagome.

Eri puso una cara de disgusto.

"Todos ellos han sido chicas antes Kagome." Ella se pausó. "Tú no eres…"

"¡No!" saltó Kagome, un poco sonrojada. "Eso no es lo que quería decir lo sabes"

Eri rió un poco más.

"Lo sé, sólo estaba tomándote el pelo"

"Clase, nuestro modelo ya esta fuera, en la puerta. Por favor estar preparados"

Todos se colocaron alrededor así tendrían una clara visión del centro del cuarto donde el modelo permanecería de pie.

"Espero que no sea un viejo," murmuró Eri, antes de moverse aparte de Kagome.

Arrugó su cara, esperando lo mismo. Tomando una profunda respiración Kagome se abrazó así misma por lo que iba a venir.

"Clase," introdujo el señor Tanma, "Este es InuYasha."

'Que nombre más raro,' pensó Kagome.

Los estudiantes le dijeron hola, saludando con su mano y diciendo sus nombres. Normalmente no serían tan familiares con los modelos pero aparentemente InuYasha iba a trabajar con ellos durante más de una semana.

"Señorita Higurashi" Tanma aclaró su garganta, "Está siendo grosera"

"Oh lo siento," ella se sonrojó, levantando la mirada. "Soy…" su voz murió en su garganta cuando sus ojos grisáceos se encontraron con unos ámbar. Podía sentirse ahogándose en esas piscinas de oro líquido. Era hermoso. El pelo de InuYasha era de un blanco plateado, fluyendo hacia abajo pasados sus hombros hasta la mitad de su espalda. Vestía unos pantalones sueltos color caqui y una camisa roja prensada. Ésta perfilaba perfectamente cada uno de sus músculos. El hombre era una vista digna de verse. "Kagome," ella finalmente acabó. Entonces chilló. "Hola."

El chico sonrió.

"Hola"

Una vez que las introducciones acabaron, a InuYasha se le dieron instrucciones de quitarse la ropa. Rápidamente, se quitó los pantalones y el calzoncillo, en el cuál Kagome se fijó que tenía perros blancos dibujados en él, y después su camisa. Kagome sabía que se estaba sonrojando. No podía remediarlo. ¿No había visto nunca a un hombre desnudo y ahora tenía que dibujar uno? Simplemente estaba contenta de que él estuviera con la cara hacia otro lado al de ella.

Después de unos pocos minutos dibujándole en una pose él se movió a otra y la clase bosquejó esta. Kagome se dio cuenta que no tenía tiempo para ruborizarse; cada boceto tenía que ser hecho bien y en tres minutos. Su sonrojo desapareció en el momento que ella se centró en su trabajo, y apenas pudo creer que el tiempo había pasado tan rápido. Estaban casi en su primer descanso.

"Estamos yendo a un buen ritmo" dijo Tanma, "Creo que unas pocas poses más estarán bien, InuYasha"

El modelo asintió casi mecánicamente, como si hubiera distanciado su mente de su cuerpo y estuviera sencillamente pasando a través de los movimientos.

"¿Cómo te gustaría señor Tanma?"

El profesor le dijo de tomar una pose e InuYasha la hizo como era indicado. Finalmente el primer descanso llegó. Kagome suspiró y se sentó con un suave thump en la silla más cercana.

"Oh, ¡Vaya Kagome! ¡Qué semental!"

Kagome sonrió débilmente.

"Si"

Su estómago la estaba matando y rugía fuertemente. Apenas había comido la noche anterior, al haber tenido un gran almuerzo antes de su cena. No había desayunado esta mañana y nada durante las dos próximas horas significaba que estaría aproximadamente doce horas sin comer desde su última comida. El pensamiento parecía hacer a su estómago rugir más fuerte.

"Hey, ponle un silenciador a esa cosa ¿Vale?" se burló Eri.

Kagome se sonrojó y sonrió avergonzada.

"Cállate"

Después del descanso de diez minutos llegaron al paso final de la clase, dibujar a InuYasha en la pose. Kagome había sido afortunada hasta el punto de que no tenía que dibujarle encarándole. Bueno, ahora la Señora Suerte parecía mearse en ella.

"De esta manera InuYasha" indicó Tanma.

Él estaba ahora directamente enfrente de Kagome. El color de su cara rivalizó con un tomate. Sintió que su cabeza estallaría en llamas, sus mejillas estaban muy calientes. La chica mantuvo sus ojos pegados a la nueva hoja de papel, simplemente con la esperanza de que cuando mirara hacia arriba para dibujar no corriera gritando fuera del cuarto.

Cuando miró hacia arriba se encontró con un par de piscinas fundidas devorándola, diversión bailando en ellas. Kagome se sonrojó profundamente pero con curiosidad. ¿Estaba ella loca o estaba él… estaba él riéndose de ella por dentro?

"De acuerdo clase. Comenzad"

Kagome se deslizó débilmente en la silla. Su estómago estaba dándole vueltas ahora y no el tipo bueno de vueltas cuando ves alguien que te gusta. Oh no. Lejos de eso.

"¿Kagome estas bien?"

"Si," murmuró ella, sin apenas la suficiente energía para hablar."Bien…"

"Quizás no deberías acabar hoy." Dijo Eri, preocupada.

"Tengo que hacerlo. No he acabado mi dibujo"

"Él vuelve mañana"

"Para una pose distinta. Estoy bien. No te preocupes por mí"

Kagome deseó no tener que mentirle a Eri pero sobre todo deseó no tener que mentirse a sí misma.

'Quizás debería decírselo al señor Tanma. Quizás…'

"Está bien clase. Queda una hora."

Kagome volvió a su papel y miró hacia arriba para empezar. El par de ojos ámbar ya no estaban llenos de diversión pero si de preocupación.

'¿Preocupación?'

"Y comenzad."

Los ojos se enfrentaron con un aburrido amarillo a la vez que InuYasha mantuvo la misma pose y permaneció de esa manera. Kagome continuó dibujando. Había conseguido dibujar el cuerpo desde la cintura hacia arriba y luego los pies y parte de las piernas. Había intentando mantener su atención aparte de su zona privada pero para acabar el dibujo…

Kagome dio un paso hacia atrás cuando se encontró tambaleándose.

"Qué demonios…"

Su frente se frunció y cayó al suelo, perdiendo el conocimiento.

Continuara…

Notas de autor: ¿Debería continuar? Me gusta. ¡Aunque os lo digo ahora! ¡Será corto! Sé que he dicho eso como para "Padre" y éste acabó con treinta y siete capítulos pero ¡esta vez lo digo en serio! =P mandadme vuestros comentarios para decirme que pensáis… ¿quizás qué queréis que pase también? ¡Gracias!

Notas de Traductora:

Pues eso, acabando uno y empezando otro, aquí estoy de nuevo embarcándome en otro fic ^_^ y este me ha encantado, es más o menos facilito de traducir y me pegué 8 capis en un día :D me gustan cuando son cortitos no se me hace tan pesado… y cuando hay mas diálogos que descripciones detalladas de todo, el del templo del perro se me está haciendo un pelín pesado, aún voy por el 2º capi pero se me hace eterno nunca acaba XD pero dentro de poco lo tendré también, si no me engancha demasiado este y lo termino antes ^_^ ¡ espero q lo disfrutéis! A propósito, las notas del autor del fic son acordes a cada día que iba sacando un capítulo, así que leeréis los retrasos que tenía y esas cosas, me pareció divertido traducirlas para q conocierais un poco más a quien hizo el fic. ¡Hasta la próxima!

Autor: angelbabe17

Dirección del fic: .org/fanfic/view_/47469

Mi correo: