Epílogo.

Los lobos estaban reunidos en casa de Charlie disfrutando de una parrillada al aire libre y celebrándoles una despedida a Jacob y a Renesmee que irían a Londres a buscar a la familia, pues no sabían nada de ellos desde hacía tiempo. Ni siquiera por correo electrónico, que era bastante inusual.

Todos estaban muy animados, pues lo que creían era que los Cullen estaban muy ocupados con los preparativos de su nueva casa. Entonces sonó el timbre y Charlie fue a abrir. En la puerta lo esperaban Kate y Garret.

-¿Puedo ayudarlos?

-Ehm... sí. Somos amigos de Jacob y Renesmee. Queríamos hablar con ellos.

-Pasen por favor, están en su casa.

Los lobos saludaron calurosamente a los vampiros.

-¿Qué les trae por aquí?

-Supimos que planeaban ir a Inglaterra, y queríamos acompañarlos, pues también vamos de camino hacia allá.

-¿Por qué? ¿Tampoco han tenido noticias de Carlisle?

-Ni de él ni de nadie. Perdimos contacto con mis hermanas y hermano. Tampoco responden los otros amigos. Hasta hemos oído rumores de que los Vulturi andan desaparecidos.

-¿Qué?

No pudieron seguir hablando, pues un llanto desgarrador se escuchó detrás de la barda. Los lobos se pusieron tensos al sentir que era otro vampiro, todos menos Jacob, que reconoció el olor. Entonces Alastair saltó la barda con una agilidad que hizo que Charlie soltara un grito ahogado.

-Por favor! Por su propio bien! No vayan a Londres. Si hubiera sabido que Carlisle había ido a instalarse en una residencia fija, le hubiera disuadido de hacer lo contrario.

-¿A qué demonios te refieres, Alastair?

-Hablo de Hellsing. Son una organización que utiliza a los vampiros para matar a otros vampiros. Y estos no son vampiros corrientes, sino seres mucho más poderosos que los Vulturi. Si es verdad eso que he oído que los Vulturi fueron a ayudar a Carlisle a encontrar a Alice, entonces están muertos... MUERTOS! HELLSING HA ACABADO CON ELLOS! LOS HA BORRADO DE LA FAZ DE LA TIERRA!

-Tranquilízate, yo como nómada he oído rumores Alastair, pero no creo que exista algo como Hellsing. Además, ¿Cómo podrían destruir a un clan tan poderoso como el de Carlisle? En especial desde que esa neófita Bella fue transformada, son invencibles.

-Hellsing es real Garret... de lo contrario no sería un nómada... pero amo mi patria y si deseo permanecer con vida, debo de huir de Hellsing.

Los lobos escuchaban extrañados. Nunca habían oído cosa semejante, ¿Qué rayos era Hellsing? ¿Una fantasía paranoica? Por su parte, Sue trataba de calmar a Charlie, que repetía sin cesar, "vampiros, vampiros". Era lógico, el pobre no quería saber nada del asunto.
Entonces los lobos se volvieron a alterar, pues el olor de otro vampiro estaba en el aire, pero este era muy diferente... Finalmente levantaron la cabeza y Seras aterrizó.

-Desgraciadamente, ese tipo tiene razón. Hellsing existe, nosotros somos reales. ¿Quién de ustedes se llama Rensemee?

Nadie le respondió, en su lugar, Sam entró en la fase junto a Jacob, Quil, Embry, Collin y Leah y despedazaron a la sorprendida vampira. Finalmente, Seth prendió fuego a los pedazos dando por terminada a Seras. El segundo punto del día era tranquilizar a Jacob, Alastair, Kate y Garret... pero sobre todo a Renesmee, pues la aparición de Seras confirmaba que su familia había muerto. Por su parte, Charlie estaba demasiado ocupado digiriendo el que su hija sea un vampiro como para darse cuenta que había muerto.
Finalmente Jacob decidió hablar.

-Nada nos garantiza que hallan muerto, por eso iremos a Londres y los buscaremos cueste lo que cueste.

-Yo no haría algo tan peligroso. Si van a Londres, es suficiente razón para que mi amo y yo acabemos con ustedes.

Todos voltearon a ver incrédulos las cenizas de Seras, de las cuales salían murciélagos que pronto formaron una parvada y cuando se dispersaron... la vieron ahí, con su uniforme color rojo sangre y sus ojos, reflejo de la oscuridad del infierno, como dijo Andersen.

-No vuelvan a hacer eso, bien podríamos pelear todos juntos, y yo los mataría a todos en menos de media hora. Además no vine a pelear, sino a hablar; así que repito: ¿Quién se llama Renesmee?

-Yo. ¿Qué es lo que deseas.

-Disculparme contigo. Yo tengo la obligación de matar a cuanto vampiro se aparezca en Inglaterra y... maté a tu padre. Mi creador se encargó de tu madre. He venido a entregarte esto, que fue lo único que quedó de ellos.

Acto seguido, le dio lo que había recogido del suelo el día de la masacre, los anillos de compromiso de Bella y Edward.
Sin nada más que decir, levantó el vuelo transformando su brazo oscuro en alas. Pero no importa cuánto se haya alejado, aún pudo escuchar el llanto desgarrador de Renesmee. Suspiró y aumentó la velocidad. Pronto llegó a su ataúd. Ahí la esperaba Integra.

-Tienes demasiada compasión.

-Es lo único que queda de mi humanidad, déjeme tranquila.

Acto seguido, se metió a su ataúd y se durmió.